2000.01.01.Ruralia. (Varios artículos)

Algunos apuntes sobre la situación de la energía eólica en Alicante. Carlos Arribas. Ecologistas en Acción.

 

Ante la negativa de varios Ayuntamientos (lbi, Castalla, Alcoi y ahora Onil) al emplazamiento en su término municipal de varios parques eólicos las siguientes líneas pretenden esbozar algunos de los problemas con los que se encuentra el desarrollo de la energía eólica en las tierras del Sur del País Valenciá.

 

Impactos inaceptables: “No en mi patio trasero”

Mucha gente crítica con las propuestas de emplazamiento de parques eólicos afirma que está a favor de la energía eólica, pero no en tal emplazamiento, pues la sierra x tiene grandes valores naturales y  el parque eólico los destruiría. 0 sea energía eólica sí, pero emplazamiento x no.  Ese tipo de razonamiento da por supuesto que los impactos que genera un parque eólico son críticos y la destrucción de los valores ambientales definitiva. Además siempre se suele afirmar que el paisaje que rodea la sierra x es único y que los parques eólicos son muy feos y gigantescos, pues son mucho más altos que un edificio de 10 plantas.  Si rascamos un poco en el razonamiento, podremos conseguir de nuestro crítico que acepte el parque eólico, pero con la condición de que sea ubicado en “otro emplazamiento”.

 

Si la lógica que subyace a esos razonamientos se repite en cada emplazamiento propuesto, concluiremos que la energía eólica tiene un futuro muy negro, pues sus impactos son inasumibles e incompatibles con la conservación de las sierras y sus valores naturales.  Es decir la energía eólica es semejante a un monstruo que nadie debería querer en su término municipal pues sencillamente la convivencia con ella debe descartarse.

 

¿A favor de la energía eólica?

Llegados a este punto, deberíamos revisar el punto de partida y concluir que no estamos a favor de la energía eólica-, pues consideramos sus impactos críticos.Para no repetir ese razona -Miento (que los matemáticos llamarían “reducción al absurdo”) debemos revisar los escalones intermedios. No se trata por supuesto de bendecir sin ninguna crítica a la energía eólica.  El impacto nulo en el tema energético es la energía que no es necesario producir, pues se ahorra, es decir se deja de consumir, por mejoras en la eficiencia (máquinas más eficientes como frigoríficas de bajo consumo,. bombillas compactas de bajo consumo, etc) o voluntad de disminución de su consumo, que valoramos como superfluo (cerrar la luz cuando no hay nadie en una habitación, por ejemplo). 

 

Una vez superado esa “fuente de energía”, hay que valorar los impactos de todas las formas de generación de energía eléctrica.  La energía eléctrica consumida en España en 1998 (195 millones de Megawatios.h) proviene en su mayoría de las fuentes térmicas (carbón, gas y poco fuel) en 97,5 millones, 59 millones proviene de la térmica nuclear y 39 millones de la hidroeléctrica. Es difícil valorar los impactos de las térmicas clásicas cuando no se vive cerca de un “monstruo” (aquí si que viene al pelo el calificativo) de ese tipo, y cuando no se ven los destrozos causados por la minería de carbón a cielo abierto, y menos si el carbón es importado y los destrozos ambientales se generan en otros países (Suráfrica, Australia). 

 

La minería a cielo abierto ha destruido de forma irreversible más de 100.000 hectáreas de suelo en León, A Coruña y Teruel.  Pero hay un impacto que si que conocemos en el País Valenciano, y es la lluvia ácida o la deposición ácida que ha destruido grandes extensiones de bosques en las comarcas del Ports en Castellón, debido -a las emisiones de la central térmica de Andorra (Teruel).

 

¿Pero es que además de las que tenemos hemos de aceptar nuevas formas de generar electricidad y nuevos impactos? ¿Cerrarán las centrales nucleares?

 

Cualquier valoración objetiva de impactos coloca a la energía eólica en el escalón más bajo de las formas de generar energía eléctrica. Llegado a este punto es frecuente el siguiente razonamiento; Tenemos toda la colección de fuentes posibles, nuclear, térmica, hidroeléctrica, etc y ahora “encima” hemos aceptar una fuente más, la eólica, con sus grandes impactos medioambientales. Es que además si aceptamos esa fuente nadie nos asegura que las fuentes más sucias (normalmente se coloca en ese nivel a la nuclear o a la térmica) desaparezcan.  Eso significa que es- mejor que me quede como estoy, es decir diremos no a la energía eólica. Los más egoístas encima negarán que su consumo eléctrico genere destrucción ambiental debido a la minería del Carbón o que se destruyan los bosques por la lluvia ácidá. Sencillamente como ellos no ven esa destrucción cercana la negarán, en cambio si magnificarán los grandes “impactos” paisajísticos de las torres eólicas.

 

Para responder a ese razonamiento, debemos saber que por ley – la energía generada por las fuentes renovables tienen en la subasta que en cada momento en Redesa se cuadra la oferta más competitiva y la demanda.  En primer lugar entra la energía eléctrica generada por las centrales nucleares, pues tiene un precio desproporcionadamente bajo, debido entre otras razones a que el coste del tratamiento de los residuos nucleares se ha segregado del precio del precio del kw-h y lo pagamos entre todos los consumidores.  Esa es la la potencia base.  A continuación entran las energías renovables, lo que significa que las energías provenientes de la combustión de energías fósiles y que generan C02 se usan en menor medida. 0 sea un kw.h generado en un parque eólico evita el vertido a la atmósfera de entre 0,2 y 0,3 kg de C02.

 

Respecto al razonamiento de que la energía eólica no cierra ninguna central nuclear, es cuando menos corto de miras.  Nadie puede negar que la energía nuclear ha sido un fiasco histórico y que la decisión de prescindir de esa energía ha de ser eminentemente política.  Suecia ha empezado a cerrar sus centrales nucleares por decisión de su Gobierno.  Austria prescindió de esa energía después de una consulta democrática. Estamos viendo las dificultades que Alemania se encuentra para cerrar sus centrales en el 2025, pues el lobby nuclear es todavía muy poderoso.

 

No voy a analizar las propuestas electorales de alguna fuerza política para las próximas elecciones generales, que incluyen el cierre de las centrales más antiguas Zorita y Garoña).  El razonamiento es mucho más simple.  Si tenemos una buena participación de la eólica en el parque eléctrico español, por ejemplo, de 5. 000 Mw en el horizonte de 10 años, lo cual supone el 10% del total de potencia instalada, y que supone la potencia de 5 centrales nucleares, podemos cerrar varias centrales nucleares, si hay voluntad política. 0 sea, la existencia de esa potencia eólica posibilita que determinadas opciones y voluntades democráticas se puedan ejecutar. En el caso contrario siempre nos pueden decir que nuestras propuestas son un brindis al sol.

 

Pero ¿No servirá la energía eólica para satisfacer un consumo desbocado? ¿Puede la energía eólica frenar los aumentos en la demanda eléctrica?

 

Las respuestas son negativas a las dos preguntas.  En una sociedad donde el aumento del PIB se muestra como ejemplo de que la economía va bien, es difícil demostrar que más consumo significa mayor destrucción ambiental.  Los aumentos del consumo eléctrico de los últimos años están por encima de todas las previsiones- Gran parte de esos aumentos se deben a despilfarros y a nuevas demandas no siempre justificadas- Esa tendencia es insostenible y la tenemos que criticar duramente.  Pero pensar que la energía eólica tiene la culpa de la misma es errar en el tiro radicalmente. Ciertamente es posible que los aumentos de potencia requeridos para los aumentos de la demanda se puedan satisfacer en parte por los parques eólicos que se instalarán, pero se ha de pensar que toda esa energía en otras circunstancias provendrá de la energía térmica clásica (carbón o fuel) o de nuevo tipo que se pretende instalar (ciclo combinado de gas)- Iberdrola prevé construir dos nuevas centrales de ciclo combinado de gas, que tienen una eficiencia energética mucho mayor que las clásicas (50% en lugar del 35%), En cualquier caso nos estamos ahorrando las emisiones de C02 que emiten esas térmicas.

 

Las subvenciones a la energía eólica o verdades a medias.

 

También se critica a la energía eólica por las ayudas o incentivos que tiene por parte de la Administración.  El negocio de la energía eólica, se dice, es de unos listillos cazaprimas, que incluso especularán con los emplazamientos, pues en el futuro no estarán interesados en explotar los molinos de viento, e incluso montarán una urbanización.  Esas críticas se caen por su propio peso de forma rápida.  Las empresas promotores instalan los parques para explotarlos comercialmente y generar electricidad.  Eso está fuera de toda duda razonable.  Las inversiones tienen una amortización de pocos años, pero el capital inicial es considerable, de varios miles de millones por cada parque. La energía eóIica, por suerte (y veremos por cuanto tiempo), recibe ayudas para su promoción. La mayor parte de las ayudas consisten en una prima al kw/h producido de 5,26 pts y que las compañías distribuidores de electricidad tienen la obligación de comprar y retribuir. De esa forma la generación de energía tiene una rentabilidad interesante para los promotores.¿Han pensado esos críticos en las ayudas que tiene y ha tenido la energía nuclear?  Todavía no les he escuchado ninguna crítica a esas ayudas a una energía sucia donde las haya, y que ha demostrado su ineficacia, que ha llevado a la bancarrota a muchas empresas eléctricas en el mundo, y que sin ayuda estatal no se construiría ni una sola central nuclear más.

 

¿Torpeza empresarial o mecanismos perversos del libre mercado?

 

No se puede decir que los primeros intentos de las empresas que promueven la energía eólica hayan sido muy afortunados.  La oposición significativa de parte de la población (en algún caso con campañas de algunos grupos ecologistas que tenían graves déficits de información y de conocimiento de la energía eólica) y de la mayor parte de los Ayuntamientos (con las ideas poco claras y temerosos de que la oposición pública les perjudicara), ha llovido sobre los primeros proyectos, que elegían emplazamientos con grandes valores ambientales (caso de la Sierra de Salinas)o no han sabido explicar a la población las ventajas que iba a reportar, a las comunidades locales y al bien general, ese tipo de energía.

 

También es destacable la torpeza de las empresas que han promovido una verdadera lluvia de proyectos, elaborados sin el más mínimo rigor y fundamento, en una loca carrera por llegar primeros y en una sorda lucha entre las mismas.  El algún caso se intentaba demostrar a la Administración el poderío y la capacidad de inversión, para deslumbrarla y que optara por determinada empresa, cuando un emplazamiento estaba siendo disputado por varias.

 

La Administración Valenciana no sabe ni contesta. En todo este tema hay que destacar la parálisis de la Administración Valenciana.  Para no remontarnos muy atrás, el Conseller Diego Such firmó un convenio- con una empresa del sector (UIPICSA) que prácticamente fue totalmente estéril, pues ni se elaboró el Mapa eólico valenciano prometido ni se llevó adelante ningún proyecto eólico conjunto.  Mientras tanto las empresas estaban preparando la multitud de proyectos que vemos ahora.  Desde diversos foros se pidió una actuación de la Administración que pusiera orden y racionalidad en el sector.  Fundamentalmente se solicitó la elaboración de un Plan de Ordenación de la Energía Eólica, que ordenara la instalación de los parques, teniendo en cuenta tanto la potencialidad eólica que los emplazamientos como su disponibilidad ambiental.  Sería necesario establecer un consenso social sobre la zonas de exclusión a esa energía, desde un punto de vista ambiental.

 

Esas llamadas fueron desoídas y ahora se está elaborando un Plan Eólico Valenciano, que parece que solamente tendrá en cuenta la potencialidad energética, pero con una total ausencia de criterios ambientales.  Para empezar el Conseller de Medio Ambiente Fernando Modrego anunció en Alicante hace a(gunas semanas, que ese Plan sería elaborado por Medio Ambiente en colaboración con Industria.  Ahora parece que solamente es Industria quien elabora el Plan y nos tememos que los criterios ambientales sean los últimos que cuenten,

 

 

Posibles objetivos de la Plataforma en defensa de las energías renovables

 

1)          Difundir las ventajas ambientales de las energías renovables, en especial la reducción en las emisiones de C02 y su influencia positiva de cara al posible cambio climático.

 

2)          Presionar a la Administración Pública, en especial a la local, para la implantación de equipamiento con energías renovables en centros e instalaciones de uso público: bibliotecas, centros municipales, centros escolares, etc.  Se debe priorizar la implantación de la energía solar térmica para la producción de agua caliente sanitaria y calefacción.

 

 

3)          Presiónar a los Ayuntamientos para que dicten Ordenanzas Municipales que extiendan el uso de las energías renovables en el equipamiento doméstico.  Como ejemplo se puede tomar la Ordenanza Municipal de Barcelona, que obliga a todos los nuevos edificios de viviendas la implantación de energía solar térmica.  Un objetivo de la Plataforma sería la edición y difusión de esas Ordenanzas.

 

4)          Crear un estado de opinión favorable a las energías renovables.  Se trataría de que la opinión pública fuera consciente de las ventajas e inconvenientes de las energías renovables en comparación con las energías sucias (fósiles y nuclear).

 

5)          Defensa de la energía eólica.  Petición de una ordenación del sector mediante un Plan de Ordenación y la elaboración de una Mapa de Recursos Eólicos.  Definición de la Conselleria de Medio Ambiente de las zonas excluidas, debido a la magnitud de los impactos de la implantación de los Parques eólicos en lugares con fragilidad y altos -valores ambientales.  Participación social en la elaboración del Plan eólico Valenciano y asunción de criterios ambientales en la elección de los emplazamientos.

 

 

6)          Implantación de Planes de ahorro y eficiencia energética municipales. Auditorías energéticas en las instalaciones de la Administración Pública.

 

Alicante, 10 de diciembre de 1999

 

 

 

 

MÁS REFLEXIONES SOBRE LA ENERGIA EÓLICA. José Larios Martón

 

 

Habría que comenzar diciendo que cualquier actividad humana tiene impacto en el medio, siguiendo a Barry Commoner “No hay alimento gratuito” por lo que a la hora de enjuiciar los efecto del uso de la energía eolica habria que tener en cuenta los impactos de la misma y los impactos evitados. Recientes informes permiten aquilatar estos factores. Para poder calcular el impacto del uso de una fuente de energía es necesario evaluar los impactos debidos  a la extracción y transporte de los combustibles, la instalación de la planta de producción, el mantenimiento de la misma y su funcionamiento,los resíduos producidos y su tratamiento.

 

El debate surgido en el interior del movimiento ecologista entorno a la energía eólica se ha saldado por ahora con acuerdos de mínimos entre los diferentes sectores del mismo, con este articulo se pretende ampliar la información sobre este tema a fin de ir clarificando posiciones. Las buenas condiciones de Tarifa hacen que 1Mw de potencia eólica instala da procuren 2487 Mwh anuales, dados los costes nulos de combustible, esta producción viene a sustituir la aportada por centrales térmicas con lo que las emisiones evitadas, anualmente por este concepto, son las siguientes: SO2 24’4 Tm,, NO2 8 Tm. y unas 3109 Tm de CO2.

 

Con el actual sistema electrico español, habria que tener en cuenta que cada kilowatio hora producido en un parque eólico es un kilowatio hora que no se produce en una central térmica de carbón, evitando por tanto los impactos ambientales de esta. Debemos recordar que el CO2 es el gas que mayor importancia tiene en el cambio climático y que los otros dos  NO2 y SO2 son responsables de la lluvia ácida que impacta negativamente sobre nuestros suelos, aguas y bosques.

 

Otro factor a tener en cuenta, y más en este caso en Andalucía, es el ahorro de agua para el lavado de carbones, que se devuelve fuertemente contaminada, y la empleada para la refrigeración. Los costes externos de la energía, medidos en el número de muertes o enfermos debidos a las emisiones se vienen valorando por diferentes autores entre 0’01 $/kWh y 0’1 $/kWh por lo que el ahorro ambiental de la energía eólica, valorada en estos terminos, vendría a ser entre 3 y 31 millones de pesetas anuales por MW instalado.

    

La ocupación del territorio es otro de los factores que se suelen tener en cuenta a la hora de valorar el uso de una fuente. En el caso de la energía eólica solo el 1% del total del terreno usado esta realmente ocupado por las máquinas, carriles de acceso, centros de transformación, caseta de control y resto de instalaciones. El estudio recogido por Paul Gipe en “Wind energy comes of age” y elaborado por la Universidad de Michigan afirma que una central térmica de carbón necesita unas 140 Ha para la propia planta, a las que se deben añadir 1500 Ha para el transporte por ferrocarril del carbón desde la mina

a la central. La minería para la extracción del carbón requiere 240 Ha/año. Suponiendo un factor de capacidad del 68%, la producción sería 6TWh/año. Para producir esa canttidad de energía se necesitaría un parque eólico, con baja densidad de aerogeneradores que ocupara 38.000 Ha, usandosolo unas 300 Ha.

 

                                   Central térmica             Central térmica                              Parque eólico

                                               mina a cielo abierto       mina subterranea          (5×10 máq.)

1000kWh/m2

 

Mina (Ha/año)                                      240                         120                         –

Central Energética (Ha)                       5                             5                             38200

Ferrocarril (Ha)                                    50                           50

Uso del terreno(%)                                              100                         100                         5

Terreno total ocupado (Ha)                                5240                       8840                       3820

Terreno total usado (Ha)                     5420                       8840                       1910

Terreno usado/TWh                            873                         1473                       318

 

Por otra parte los datos recogidos en diveersos estudios de parques de Europa y Estados Unidos arrojan las siguientes cifras.

 

 

Fuente                                      Superficie

Vestas                                     17 Ha/MW

Taendpibe-Velling Maersk         12 Ha/MW

Winkra’s Henning Holst            11 Ha/MW

EWEA                                     13 a 20 Ha/MW

California                                 12 Ha/MW

 

Aterrizando en nuestro pais, en Tarifa la superficie de influencia por MW instalado se estima en 71’5 Ha/MW y solo realmente utilizados por las instalaciones 1’1 Ha/MW. En la actualidad se sustituyen las antiguas máquinas de 30kW por otras de 500 kW con lo que la superficie de influencia por MW se situa en 34’4 Ha/MW  siendo la superficie estrictamente utilizada de 0’53 Ha/MW.

 

Otro de los elementos, miticos,  que han tenido importancia en la implantación de la energía eólica es el impacto sobre las aves, pues bien el número de colisiones de aves en el Parque Eólico de La Peña, en diciembre de 1992, hasta el 21 de junio 1994, el número de aves muertas ha sido de seis, 6,  y desde esa fecha en la que clausura del vertedero de Tarifa, hasta julio de 1995 solo se ha producido un accidente.

 

Hasta aquí hemos recogido los impactos de los parques eólicos referenciados a las centrales térmicas, ya que no he querido tener en cuenta la referencia a las centrales nucleares, poque entiendo que es obvio que los aspectos negativos de las mismas son muy superiores.

 

Otro aspecto importante a tener en cuenta a la hora de enjuiciar un instalación para la producción de energía eléctrica es la creación de puestos de trabajo por cantidad de enrgía producida aspecto este en el que la energía eolica tambien sale mejor parada que otro tipo de instalaciones, recojo abajo los datos ofrecidos por el Worldwatch Institute en este aspecto

 

Energía            nuclear                         100

Energía geotérmica                   112

Energía carbón inclida extracción          116

Energía térmico solar                248

Energía eólica                           512

 

Luego existe un plus de reparto de riqueza. por la via de creación de empleo, de singular importancia, a lo que deberiamos añadir que la instalación de aerogeneradores, o parque eólicos no necesitan las abultadas

inversiones que tantos las centrales térmicas de combustibles fósiles, como nucleares o grandes hidroelectricas necesitan. Es decir, cooperativas y otras pequeñas y medianas empresas o incluso instituciones pueden acometer las inversiones necesarias para este tipo de instalaciones.

           

 

Otro debate, que debe verse con otros argumentos y reglas de juego, es el despilfarro de energía en nuestro modelo de sociedad y consumo  que dejo para otro momento y que no invalida para nada lo antes expuesto. Ni decir tiene que como cualquier actividad impactante, y todas los son, deben minimizarse sus efectos negativos,  pero entiendo que este no es el principal problema, ni como mucho, que los/as ecologistas tenemos planteado.

 

 

 

 

INFORME CONTRA EL MODELO DESARROLLISTA DE LA ENERGIA EOLICA de la ASAMBLEA CONTRA EL TREN DE ALTA VELOCIDAD (PAIS VASCO)

 

 

La Asamblea contra el Tren de Alta Velocidad (TAV) manifiesta en este trabajo las razones de su contestación muy clara a la instalación de grandes centrales eólicas y anuncia la convocatoria de una marcha montañera para el día 1 de marzo desde el alto de Ezkurra.  El llamamiento esta abierto a la adhesión de todos aquellos grupos y asociaciones que deseen mostrar su apoyo.

 

INFORME CONTRA EL MODELO DESARROLLISTA DE LA ENERGIA EOLICA:

 

Para realizar una especie de resumen de las ideas principales, queremos exponer lo siguiente:

 

1.La industrialización de las montañas por las centrales eólicas:

La instalación de grandes centrales eólicas es una industrialización en toda regla de las montañas y sierras incompatible con el carácter natural de las cumbres de las montañas.  Como ya ha denunciado la Federación Vasca de Montaña, este despliegue sin precedentes de centrales eólicas va a suponer la industrialización de las cumbres de las montañas y sierras de Hego Euskal Herria.

 

2. Energías blandas convertidas en duras, centralizadas y monopolizadas:

Es preciso criticar el propio modelo desarrollista impuesto a la energía eólica por las grandes empresas eléctricas y grupos industriales, basado en la creación de aerogeneradores de gran potencia y en la centralización.  Asistimos a la desnaturaalización absoluta de la dimensión ecológica y alternativa que había caracterizado desde sus orígenes a la reivindicación de la energía eólica.  Una vez más, la lógica desarrollista del gran capital convierte una fuente de energía potencialmente blanda, extensiva y alternativa, en dura, centralizada y monopolizada.

 

3. Las centrales eólicas no son alternativa a nada:

Es importante denunciar las correlaciones de este modelo desarrollista de la energía eólica con la política energética en su conjunto, integrando en el análisis la energía nuclear, el gas natural y el plan eólico como formando parte de un mismo sistema.  El plan eólico de Iberdrola no se plantea como alernativa a nada.  Al contrario.  Resaltamos que un plan eólico de esta naturaleza está asociado colateralmente con los macro-proyectos de centrales térmicas a gas natural promovidos en Bizkaia.  Hay una correlación entre el plan eólico de Iberdrola y los macro-proyectos a gas natural previstos en Bizkaia, como es la creación de la Planta Regasificadora en el Superpuerto de Bilbo.

 

4.Tampoco hay intención de que sustituyan en ningún caso a las nucleares

 

5.El TAV y las centrales eólicas, esos instrumentos emblemáticos del ecocapitalismo: un nuevo modelo desarrollista completamente irracional en su totalidad:

Criticamos también las centrales eólicas en tanto que son instrumentos emblemáticos de la falsa conciencia de la época actual.  Resumen en sí mismo todas las características del ecocapitalismo, que lanza consignas como “desarrollo sostenible” para tratar de impedir cualquier reflexión.  Sobran los motivos para ver que lo que tratan de hacer “sostenible” no es el medio ambiente, sino el crecimiento continuado de la economía.  Vemos las nuevas industrias y las nuevas modalidades de competencia que constituyen las bases de ese nuevo modelo de “crecimiento sostenible”: la biogenética v la producción de alimentos de síntesis, la conquista del espacio, los nuevos medios de transportes como el TAV, las incineradoras basuras, la mercantilización del problema del medio ambiente que se convierte en una nueva oportunidad negocio, la industria de la comunicación, el neoliberalismo y la globalización económica… Todo esto es una aberración.  Así pues, las agresiones a la tierra llegan desde muchos frentes: centrales eólicas, TAV, grandes proyectos ligados al gas natural, canteras, autovías, pantanos… Todas deben situarse en una globalidad.  A través de conflictos de esta clase, vuelve a plantearse de nuevo el problema del modelo de desarrollo económico y social actual, que es irracional en su totalidad.

 

6. Una nueva agresión a los pueblos de la montaña:

 

Luchar contra los macro-proyectos cólicos exige abordar también los problemas que acarrean en el medio agrario v  rural y denunciarlos como una nueva agresión a los pueblos de la montaña.  Las centrales eólicas se sunan a todas esas infraestructuras –autovías, TAV, pantanos. proyectos turísticos…

 

 

7.El modo de producción capitalista salvaje de Gamesa Eólica y otros peligros previsibles para la naturaleza

Denunciamos las draconianas condiciones de trabajo impuestas por Gamesa Eólica en detrimento de los más mínimos derechos laborales y la salud de sus propios trabajadores, así como otros peligros previsibles para la naturaleza: impacto de las centrales cólicas sobre las aves migratorias, masificación de los montes por apertura de accesos viarios y afluencia de “visitantes”, y el impacto de tipo electromagnético que acarrean estructuras electro-eólicas de gran potencia y las redes de Alta Tensión que llevan aparejadas; el impacto sobre ecosistemas, sobre todo la flora endémica de las montañas; sin olvidar el incremento de la contaminación que la realización de un plan eólico de esta envergadura reproduce en otros sectores productivos, al requerir la utilización masiva de metales, sustancias químicas, cementos, etc.

 

8. La lucha exige desmarcarse de toda clase de semi-oponentes:

Pensamos que el desarrollo consecuente de la lucha exige desmarcarse de todo tipo-de sernl-oponentes.  No se puede luchar realmente contra algo si por otro lado se trata de hacer prevalecer una denuncia parcial, partiendo de la aceptación implícita del modelo.  Es preciso hablar a fondo de la equivocación en que consiste el propio modelo desarrollaste de la energía eólica.  Además, pensamos que la situación actual exige tomar una actitud confrontativa, mediante las acciones de denuncia que hagan falta.  Ahora mismo, Iberdrola pretende dar un gran avance a estos planes y paralelamente el sistema se dispone a ofrecer medidas administrativas -plan sectorial, normativas ambientales- para que las protestas se pierdan en ese terreno.

 

9.Por la paralización del plan eólico y por un cambio radical del modelo económico y social que lo propone:

Pedimos la paralización de las nuevas centrales eólicas previstas y el desmantelamiento de los aerogeneradores ya construidos en Nafarroa, asi como un cambio radical de filosofía en lo que a la concepción de la energía eólica se refiere, Ello requiere de un entorno económico v ético totalmente distinto al actual: incidimos en la necesidad de frenar el crecimiento, el desarrollo y la modernización para hacer frente a los aves problemas ecológicos y sociales, locales y globales, que enfrentamos.  Nuestra postura frente al problema energético pasa por la descentralización de estas energías, añadida a un descenso del consumo energético, tanto industrial, en los transportes, como residencial, dentro de un cambio radical de valores en la organización económica, social y política, valorando a Amalurra como un que permite cubrir necesidades humanas y facilita su autonomía, como personas y como pueblos.

 

 

 

 

“Declaración del Ayuntamiento de IBI sobre la no instalación de un parque de energía eólica en la Sierra del Cuartel”.

 

Hace varios meses que se están produciedo noticias de dístintas fuentes informativas relativas al interés de varias empresas en instalar en nuestras montañas o en las de los municipios próximos Parques de Energía eólíca. Es evidente el interés y la apuesta  decidida de nuestro Ayuntamiento por la solución de los problemas medioambientales, así  como por el apoyo explícito a todo tipo de energías alternativas, entre las que se encuentra lógicamente la energía Eólica. Así, proyectos municipales de instalacíón de energía eléctrica en suelo no urbanizable (San Miguel, Torretes, Refugio de montaña etc.) se han ejecutado con programas y subvenciones de la Unión Europea y energías renovables (solar, eólica).

 

Igualmente todos conocen nuestra decidida apuesta por el gas natural, como energía más barata y limpia no solo para los procesos industriales, sino que además de próximamente ínstalarse el doméstico participamos en la sociedad que desarrollará una planta de cogeneración para a partir  del Gas natural producir energía eléctrica

 

Pero desde luego esta Corporacion no está dispueesta a que las energía renovables se instalen a cualquier precio. Todos conocen nuestra oposición a que el gaseoducto Ibi-Xixona discurriese por el Carrascal como solicitaron a este Ayuntamiento.  No solo nos opusimos sino que planteamos un trazado alternativo que discurría a paralelo a la carretera Ibí- Tíbi-Xinona y que no solo fue aceptado sino que será el que se realizará.

 

Ante los noticias de posible instalación de un Parque eólico en los términos municipales de Onil y Biar, concretamente en el Reconco,  a través del Consejo Municipal de Medio Ambiente,  expusimos nuestra oposición a tal proyecto y expresamos nuestro apoyo a todas las organizaciones ciudadanas que se oponían al mismo.

 

Hoy tenemos conocimiento del interés por instalar un parque cólico la sociedad mercantil “Energía eólícas Europeas, S.A. ” en nuestra Término municipal y para ser más concretos en la, síerra de Cuartel. Creemos y así lo expresarnos, que dicha solicitud no puede ser más desafortunada  y lesiva para los intereses medioambientales de IBI y de la Comunidad Valenciana. Es difícil en un texto expresar el valor paisajístico de dicha zona, son pocos los sitos en nuestra Comunidad donde a 1.600 m, de altitud, en días claros se puedan ver las islas de Ibiza y Tabarca así como el litoral comprendido entre Benidorin y Santa Pola. ¿ Por donde se cree que discurrirán las líneas de de distribución de la energía obtenida v los accesos a tales instalaciones?. Seguro que por el Carrascal, multiplicando el efecto devastador de su entorno. Y habrá que hacer saber a quien corresponda que nuestro Ayuntamiento solicitó, hace meses a la Unión Europea la declración de Micro Flora para ese lugar. Y ante la pretensión de los solicitantes de esa instalación cane preguntarse: ¿Pero… conocen estos señores el valor de la fauna y la flora allí existentes con cientos de especies únicas en nuestra Comunidad?

 

Queremos expresar nuestro rechazo unánime, manifestando nuestra opossición ante las Consellerías de Industria y Medio Ambiente a cualquier declaración de interés social para llevar a cabo este proyecto y además, y además añadimos que legalmente entendemos que no es posible la ejecución de dicho proyecto porque antes, y ahora nuestro plan Plan General de Ordenación Urbana tiene calificada la Sierra del Cuartel por sus altos valores paisajísticos, geógraficos, perfiles montañosos, planteaciones arbóreas singulares, hitos naturales, etc como de SUELO NO URBANIZABLE DE PROTECCION ESPECIAL y los usos permitidos en él son únicamente las actuaciones tendentes a su contemplación científica y cultural.Por todo lo anteriormente expuesto PROPONEMOS

OOooOOoRDEooo

  • Dar traslado a las Conselleria de Industria y Medio Ambiente, SubdeIegado del Gobierno y Diputación Provincial de nuestra oposición a dicho proyecto.
  • Dar traslado a los municipios limítrofes de Xixona, Tibi, Castalla y Biar de este acuerdo solicitándoles expresamente su apoyo. 
  • Publicar este acuerdo en los distintos medios de comunicaciónn social para conocimiento de todos los ciudadanos y ciudadanas.

 

 

 

Manifest sobre l’energia eòlica. Colla Ecologista “LA CARRASCA”. Alcoy

Coordinadora Ecologista del Sud del País Valencià. Setembre de 1998

 

 

Les energies alternatives -solar, eòlica, minihidràulica…- han estat reivindicades històricament pel moviment ecologista, tant pel seu caràcter renovable, com pel seu baix impacte ambiental, tant en termes absoluts com, sobretot, si es comparen amb les fonts energètiques convencionals (centrals nuclears i tèrmiques). La necessària reducció d’emissions de diòxid de carboni per a prevenir el canvi climàtic les situa en un lloc privilegiat de qualsevol estratègia per a aconseguir-ho, juntament amb l’estalvi i l’augment de l’eficiència energètica.

 

En moltes zones de l’Estat espanyol s’ha donat un augment espectacular dels projectes d’instal.lació de parcs eòlics, ja que aquesta és l’energia renovable que primer ha assolit les quotes d’eficiència que li permeten estendre’s amb força.

 

El País Valencià no ha estat cap excepció: darrerament han eixit a la llum pública alguns projectes de parcs eòlics (serra del Cid, serres d’Onil i Reconco), que han generat una important preocupació pel seu possible impacte ambiental.

 

Les entitats que firmem aquest manifest donem el nostre total suport al desenvolupament de l’energia eòlica, però considerem que aquest no pot guiar-se atenent únicament a criteris econòmics i -suposadament- tècnics, sinó que ha de sotmetre’s a una regulació de manera que es duga a terme amb transparència, racionalitat i respecte pel medi ambient.

Davant d’aquesta situació demanem:

 

1.- Que s’elabore un vertader mapa de recursos eòlics del País Valencià, utilitzant criteris científics i no únicament la recerca ràpida de possibles emplaçaments de parcs eòlics. Cal que es donen a conéixer els treballs de medició que UIPICSA (filial d’Iberdrola) i la Conselleria d’Indústria han efectuat en 1996 i 1997 en aplicació del conveni firmat.

 

2.- Que s’informe de la metodologia emprada per a l’elaboració del Mapa Eòlic, ja que només consideraríem acceptable la determinació dels llocs tècnicament viables per a la instal.lació de parcs eòlics si s’ha partit d’un estudi en profunditat i amb un mostreig detallat dels recursos existents.

 

3.- Que l’aprofitament de l’energia eòlica al País Valencià es duga a terme establint criteris de racionalització en l’ús del territori. El Govern Valencià té la responsabilitat de seleccionar els emplaçaments adequats per a la construcció de parcs eòlics, de manera que es faça compatible el desenvolupament de l’energia eòlica amb la conservació dels espais naturals i la protecció dels valors culturals i socials. Cal, per tant, l’elaboració d’un Pla d’Ordenació dels Recursos Eòlics que incloga almenys els següents criteris:

 

a)    Declaració com a no aptes per a la instal.lació de parcs eòlics dels espais naturals protegits, en tràmit de protecció o susceptibles de rebre alguna figura de protecció en el futur.

 

b)    Determinació de les zones idònies per a la instal.lació de parcs eòlics sense problemàtica d’impacte ambiental.

 

 

c)    Establiment de les mesures mínimes de correcció d’impacte ambiental que s’haurien d’exigir a tots els parcs eòlics (sense perjuí de les que determine el corresponent estudi d’impacte ambiental). Aquestes haurien d’incloure:

 

–          el soterrament de les línies elèctriques;

–          la restricció de pistes al mínim imprescindible; a més, la circulació motoritzada per aquestes pistes s’hauria de limitar al personal de manteniment del parc i als vehicles d’emergència;

–          la obligació de desmantellar els parcs eòlics en cas que queden fora d’ús, per a la qual cosa s’ha d’exigir el depòsit d’una fiança econòmica que cobrisca les despeses corresponents.

 

d)    Establiment de mesures concretes tendents a la potenciació efectiva de l’energia eòlica no destinada al subministrament a la xarxa, prioritària al nostre entendre pel seu caràcter descentralitzat i pel seu mínim impacte ambiental: petita generació elèctrica per a l’autoconsum, sistemes eòlics de bombeig en sectors productius (agrícoles, ramaders o industrials), generació elèctrica eòlica com energia de suport al consum en centres productius i socials, etc.

 

4.- Que el procés d’elaboració i aprovació d’aquest Pla d’Ordenació dels Recursos Eòlics siga els resultat del consens d’una comissió en la qual participen associacions ecologistes, promotors, administracions i altres entitats cíviques (com ara els grups excursionistes), totes elles escollides de manera que es garantisca la màxima participació. Les entitats signants d’aquest manifest reivindiquem el nostre dret a participar-hi.

 

5.- Que s’evite tota maniobra especulativa lligada a la creació de parcs eòlics, rebutjable tant per raons ambientals i socials, com pel greu dany que causa a la imatge de l’energia eòlica. Amb aquesta finalitat, les concessions per construir parcs han d’exigir del promotor la capacitat tècnica i econòmica necessària i, a més, han de ser objecte de revisió periòdica i revocades si no s’inicien les obres en passar un període de temps raonable. Tant en aquest cas, com en cas de quedar les instal.lacions fora d’ús, la qualificació dels terrenys ha de tornar a ser la mateixa que tenien abans de tot el procés.

 

6.- Que els projectes de parcs eòlics siguen sotmesos al procediment d’avaluació d’impacte ambiental, tal com podria contemplar-se en el punt h) de l’annex de la Llei 2/1989 d’Impacte Ambiental.

 

D’altra banda, no podem considerar realment com a “alternativa” l’energia eòlica si aquesta no es destina a substituir a les energies convencionals, sinó que aprofita només per a cobrir nous augments de l’actual consum energètic del nostre model econòmic, malgastador i insostenible.

 

El desenvolupament de l’energia eòlica i de les altres fonts renovables (entre les quals destaca l’energia solar, tant pel seu enorme potencial en el sud del País Valencià com pel seu escàs impuls i desenvolupament) és necessari però insuficient si no s’engloba en un pla energètic global basat en el tancament de les centrals nuclears i tèrmiques, l’estalvi i la millora en l’eficiència energètica en tots els sectors (transport, indústria, habitatge, etc.) i la reducció del consum.

 

NOTA: Este manifiesto, así como otras informaciones de la Colla ecoogista La Carrasca se pueden consultar en su página web: http://www.xarxaneta.org/carrasca/home1.htm

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.