2008.08.23. Plataforma Gistreo. (La Junta inmoviliza el negocio eólico en León)

http://plataformadefensagistreo.blogspot.com/2009/08/valdesandomino-en-la-omanuela-por.html Sierra de Gistreo y Coto Parque Natural DOMINGO 23 DE AGOSTO DE 2009 La Junta inmoviliza el negocio eólico en León Valdesandomino en La Omañuela por pedrofp La Junta inmoviliza el negocio eólico en León hasta que sus abogados aseguren que es legal El delegado llevará la batalla al Supremo, ordena revisar 17 parques eólicos y anuncia que no se evaluarán más 23/08/2009 Marco Romero | León DIARIO DE LEÓN La Delegación Territorial de la Junta en León ha paralizado la maquinaria administrativa y no realizará, de momento, ninguna nueva evaluación de impacto ambiental sobre proyectos de parques eólicos promovidos en las montañas de la provincia, según anunció el titular de esta institución, Eduardo Fernández, durante una profunda entrevista en la que aborda las claves de la controversia judicial que gravita sobre las autorizaciones que se están concediendo a estas instalaciones industriales. El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León anulaba hace escasas semanas la autorización del parque Murias II, porque consideraba que la fragmentación de proyectos eludía la normativa ambiental y eléctrica, y pocos días después caían en cadena de forma provisional otras tres redes de aerogeneradores previstas en Omaña, La Cepeda y Alto Bierzo en aplicación de la doctrina establecida por magistrados del mismo tribunal. Los servicios jurídicos de la Delegación Territorial concretan ahora los argumentos jurídicos para presentar un recurso de casación ante el Tribunal Supremo contra la resolución dictada por los jueces del TSJ en junio de este año. «Una cosa es la técnica medioambiental, que estamos dispuestos a mejorar si se nos pide, y otra la controversia jurídica. Por eso estudiamos ir al Supremo en interés de ley, es decir, para que unifique la forma de interpretar una norma. […] Aquí lo que merece la pena es la interpretación jurídica de cómo tienen que hacerse esas tramitaciones», indicó Eduardo Fernández, quien desgranó, una a una, las principales incógnitas sobre el futuro del negocio eólico en este momento crítico. Por fragmentar Si la Justicia obliga a la Junta a planificar el negocio eólico se suspenderán todos los expedientes en tramitación Es la clave del asunto. «La ejecución de la sentencia, en lo relativo a la fragmentación ocasiona al menos dudas de cuál debe ser el procedimiento para evaluar estos espacios», admite el delegado territorial. Fragmentación, a tenor de la sentencia del TSJ, es evaluar, uno a uno, los proyectos de nuevos parques sin tener en cuenta el resto de instalaciones que ya operan u operarán en el futuro en ese entorno. «Es complejo solucionar ese asunto». Argumenta que cuando los promotores presentan sus proyectos no se sabe si dentro de un año o de cuatro otra empresa solicitará otra autorización, por lo que interpreta que la sentencia obliga a partir de ahora a la Administración a hacer una planificación previa. «De ser así, habría que parar todos los procedimientos tal y como los tenemos en este momento. No por nosotros, sino tal y como los han pedido los propios promotores». El papel de la Junta, hasta este momento, consistía en comprobar los aerogeneradores, los circuitos hasta la primera subestación y las pistas de acceso. «Todos esos aspectos son los que se miraban en las declaraciones de impacto. Y lo hacíamos parque a parque». Ley para macroproyectos «Es necesaria una ley que guíe a la administración y marque los límites a los promotores» Las tramitaciones de parques eólicos dependen de las consejerías de Economía y Empleo, en lo energético, y de Medio Ambiente, en lo relativo a las evaluaciones de impacto. Lo que han avanzado los servicios jurídicos de la Junta va en esta vía: «Tener en cuenta espacios globales como los que se indican en la sentencia tendría que venir ordenado por una norma con rango legal», opina Fernández. «Una ley -matiza- que nos sirviera, primero, de guía a la administración y, después, que marcase los límites a los promotores, que es el tema fundamental». Ésa es la argumentación jurídica sobre la que la asesoría quiere recurrir. Parques en proyecto El delegado advierte a los empresarios quea acaten las órdenes de paralización para evitar la actuación del fiscal El delegado territorial asegura que la orden de paralización de las obras del parque eólico de Valdesamario fue firmada y notificada a la empresa hace escasos días, aunque la Guardia Civil ha recibido noticias de que las obras continuaron, sólo por unos días. En tono tajante, Fernández dijo: «La empresa debe saber, porque nos pasa con relativa frecuencia, que enviamos una segunda orden de paralización y, si no hace caso, remitimos el caso al fiscal». «De eso hay infinidad de ejemplos, desgraciadamente». La notificación también se hace a los ayuntamientos porque los proyectos están en construcción y es de su competencia, como ocurre a menudo con los cielos abiertos de Villablino. «Si se tratara de una instalación que ya funciona, al tener competencias en materia de inspección, se corta la actividad y punto, pero en este caso tienen que ser los ayuntamientos». El bocyl en los últimos días Medio Ambiente e Industria olvidaron publicar en el 2006 las autorizaciones de Curueña I y Salce. Se publican ahora para evitar su anulabilidad El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) ha publicado dos semanas consecutivas las resoluciones que autorizan dos parques eólicos en Omaña, uno de ellos, el de Salce, suspendido cautelarmente por el TSJ. Según Fernández, tras la sentencia del citado tribunal, se están revisando los expedientes de todos los proyectos en tramitación y es cuando los técnicos de Industria y de Medio Ambiente se han dado cuenta que las resoluciones de Curueña I y Salce, autorizadas ya en el 2006, no habían sido publicadas en el Bocyl, paso obligatorio para evitar la nulidad del expediente. «Me cuentan que esto obedece a una cierta controversia entre la Dirección General de Minas y el Servicio Territorial de Industria, entre los servicios centrales y los periféricos». • Rectificarán todas las evaluaciones de impacto irregulares • «Los funcionarios desobedecieron» • Al delegado no le llegan los papeles Para terminar, un ejemplo de como algunos periodistas entienden el comunicado publicado en la anterior entrada de este blog: • Gistredo, en pos del equilibrio entre las palas y el urogallo De todos modos y ante nuestras quejas, ayer en la sección tribuna fue publicado nuestro comunicado anterior: • Conservacionismo y «ruina eólica» Diario de León 23.08.2009 La Junta inmoviliza el negocio eólico en León hasta que sus abogados aseguren que es legal El delegado llevará la batalla al Supremo, ordena revisar 17 parques eólicos y anuncia que no se evaluarán más 23/08/2009 marco romero | león La Delegación Territorial de la Junta en León ha paralizado la maquinaria administrativa y no realizará, de momento, ninguna nueva evaluación de impacto ambiental sobre proyectos de parques eólicos promovidos en las montañas de la provincia, según anunció el titular de esta institución, Eduardo Fernández, durante una profunda entrevista en la que aborda las claves de la controversia judicial que gravita sobre las autorizaciones que se están concediendo a estas instalaciones industriales. El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León anulaba hace escasas semanas la autorización del parque Murias II, porque consideraba que la fragmentación de proyectos eludía la normativa ambiental y eléctrica, y pocos días después caían en cadena de forma provisional otras tres redes de aerogeneradores previstas en Omaña, La Cepeda y Alto Bierzo en aplicación de la doctrina establecida por magistrados del mismo tribunal. Los servicios jurídicos de la Delegación Territorial concretan ahora los argumentos jurídicos para presentar un recurso de casación ante el Tribunal Supremo contra la resolución dictada por los jueces del TSJ en junio de este año. «Una cosa es la técnica medioambiental, que estamos dispuestos a mejorar si se nos pide, y otra la controversia jurídica. Por eso estudiamos ir al Supremo en interés de ley, es decir, para que unifique la forma de interpretar una norma. […] Aquí lo que merece la pena es la interpretación jurídica de cómo tienen que hacerse esas tramitaciones», indicó Eduardo Fernández, quien desgranó, una a una, las principales incógnitas sobre el futuro del negocio eólico en este momento crítico. por fragmentar Si la Justicia obliga a la Junta a planificar el negocio eólico se suspenderán todos los expedientes en tramitación Es la clave del asunto. «La ejecución de la sentencia, en lo relativo a la fragmentación ocasiona al menos dudas de cuál debe ser el procedimiento para evaluar estos espacios», admite el delegado territorial. Fragmentación, a tenor de la sentencia del TSJ, es evaluar, uno a uno, los proyectos de nuevos parques sin tener en cuenta el resto de instalaciones que ya operan u operarán en el futuro en es e entorno. «Es complejo solucionar ese asunto». Argumenta que cuando los promotores presentan sus proyectos no se sabe si dentro de un año o de cuatro otra empresa solicitará otra autorización, por lo que interpreta que la sentencia obliga a partir de ahora a la Administración a hacer una planificación previa. «De ser así, habría que parar todos los procedimientos tal y como los tenemos en este momento. No por nosotros, sino tal y como los han pedido los propios promotores». El papel de la Junta, hasta este momento, consistía en comprobar los aerogeneradores, los circuitos hasta la primera subestación y las pistas de acceso. «Todos esos aspectos son los que se miraban en las declaraciones de impacto. Y lo hacíamos parque a parque». ley para macroproyectos «Es necesaria una ley que guíe a la administración y marque los límites a los promotores» Las tramitaciones de parques eólicos dependen de las consejerías de Economía y Empleo, en lo energético, y de Medio Ambiente, en lo relativo a las evaluaciones de impacto. Lo que han avanzado los servicios jurídicos de la Junta va en esta vía: «Tener en cuenta espacios globales como los que se indican en la sentencia tendría que venir ordenado por una norma con rango legal», opina Fernández. «Una ley -”matiza-” que nos sirviera, primero, de guía a la administración y, después, que marcase los límites a los promotores, que es el tema fundamental». Ésa es la argumentación jurídica sobre la que la asesoría quiere recurrir. parques en proyecto El delegado advierte a los empresarios quea acaten las órdenes de paralización para evitar la actuación del fiscal El delegado territorial asegura que la orden de paralización de las obras del parque eólico de Valdesamario fue firmada y notificada a la empresa hace escasos días, aunque la Guardia Civil ha recibido noticias de que las obras continuaron, sólo por unos días. En tono tajante, Fernández dijo: «La empresa debe saber, porque nos pasa con relativa frecuencia, que enviamos una segunda orden de paralización y, si no hace caso, remitimos el caso al fiscal». «De eso hay infinidad de ejemplos, desgraciadamente». La notificación también se hace a los ayuntamientos porque los proyectos están en construcción y es de su competencia, como ocurre a menudo con los cielos abiertos de Villablino. «Si se tratara de una instalación que ya funciona, al tener competencias en materia de inspección, se corta la actividad y punto, pero en este caso tienen que ser los ayuntamientos». el bocyl en los últimos días Medio Ambiente e Industria olvidaron publicar en el 2006 las autorizaciones de Curueña I y Salce. Se publican ahora para evitar su anulabilidad El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) ha publicado dos semanas consecutivas las resoluciones que autorizan dos parques eólicos en Omaña, uno de ellos, el de Salce, suspendido cautelarmente por el TSJ. Según Fernández, tras la sentencia del citado tribunal, se están revisando los expedientes de todos los proyectos en tramitación y es cuando los técnicos de Industria y de Medio Ambiente se han dado cuenta que las resoluciones de Curueña I y Salce, autorizadas ya en el 2006, no habían sido publicadas en el Bocyl, paso obligatorio para evitar la nulidad del expediente. «Me cuentan que esto obedece a una cierta controversia entre la Dirección General de Minas y el Servicio Territorial de Industria, entre los servicios centrales y los periféricos». Diario de León 23.08.2009 EDUARDO FERNÁNDEZDELEGADO DE LA JUNTA EN LEÓN Rectificarán todas las evaluaciones de impacto irregulares 23/08/2009 m. romero | león El delegado territorial ha encargado un informe para que «se revisen con lupa» todos los expedientes sobre proyectos de nuevos parques eólicos en tramitación y si las resoluciones judiciales afectan a alguno de los procesos administrativos ya concluidos o a los que tendrán que realizarse en el futuro. Según sus datos, actualmente hay 17 proyectos en marcha, unos con el trámite administrativo sin concluir y otras que están siendo recurridas en vía administrativa o contenciosa. «La idea es saber cómo afecta la sentencia hacia atrás y cómo afecta hacia adelante», manifestó Eduardo Fernández. Ante esta situación de incertidumbre y para evitar llevar a la Comisión de Prevención Ambiental proyectos que pueden ser tirados, la Junta no va a seguir realizando evaluaciones ambientales como se venía haciendo «hasta saber si el tenor literal de la sentencia hace que tengamos que variarlo». «En este momento -”dijo rotundo-” no nos planteamos llevar a la comisión ningún expediente más para aprobar hasta que esta cuestión jurídica se haya aclarado». Dispuestos a todo. Fernández está dispuesto a rectificar las evaluaciones de impacto ambiental que ya se han realizado de forma simplificada y hacerlo de forma ordinaria, uno de los asuntos más cuestionado por parte de los jueces. Recordó que actualmente hay ocho parques en funcionamiento, uno de ellos, el de Lucillo, recurrido. También que hay siete en construcción, de los que uno (San Feliz) ha sido anulado. Asimismo, de los que están en tramitación administrativa ha sido anulado el parque Murias II y suspendidos cautelarmente Curueña I, Salce y Villabandín II. «Los temas formales, si hay que corregirlos, se corrigen. No hay problema en hacer una nueva evaluación. El problema es si hay que hacer diez o quince distintas o agruparlas todas en una». Ésa es la pregunta que se hacen una y otra vez en la Junta: ¿Cómo se obliga a los promotores a que concurran todos en un único expediente para evitar la fragmentación?» Respecto a las evaluaciones que ha realizado la Junta, el TSJ es determinante. Según los magistrados «no cabe duda», en contra del criterio de Medio Ambiente, de que la zona en litigio es «un área de sensibilidad ecológica» y que el proyecto presentado, similar a todos los que se están tramitando, «no es un parque, sino una parte de un parque porque en sí mismo no es autosuficiente». Además se dice que las evaluaciones deben tener en cuenta elementos que no tuvieron, como las líneas eléctricas de evacuación o las subestaciones colectoras. «Los funcionarios desobedecieron» 23/08/2009 Desobedecieron, no prevaricaron. Uno de los asuntos que más preocupa en la Delegación Territorial es la denuncia presentada ante el Juzgado Decano de Instrucciónde León por parte de la Fiscalía de Medio Ambiente en relación a posibles irregularidades en los procesos de evaluación de impacto ambiental de nuevos parques eólicos en la provicia de León. El fiscal, una vez conocido el dosier entregado por varios colectivos ecologistas, formuló la denuncia por si los hechos denunciados pudieran ser constitutivos de un delito descrito en el artículo 329 del Código Penal, relativo a la prevaricación medioambiental. El informe jurídico que maneja el delegado de la Junta en León, Eduardo Fernández, más que a un acto de prevaricación apunta a un posible delito de desobediencia por no presentar ante el fiscal los expedientes sobre parques eólicos que solicitó a funcionarios de la Administración autonómica, concretamente del departamento de Industria, según Fernández. Los expedientes serán entregados a la Fiscalía, aunque, al menos hace una semana, el proceso seguía en manos del titular del Juzgado número 3 de León, a quien fue repartido el caso. Según la denuncia, se silenció la presencia de urogallo para evitar el impacto de los parques y existe una «falta de rigor» en la vigilancia de la Junta hacia estos proyectos. Al delegado no le llegan los papeles 23/08/2009 Muchos funcionarios de la Junta se niegan a firmar expedientes por miedo a posibles consecuencias penales, como ha ocurrido en asuntos sonados como la trama solar. Así lo asegura el delegado territorial, que ha pedido un informe escrito sobre el negocio eólico. Se da la circunstancia de que la denuncia presentada por la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo viene motivada porque funcionarios, probablemente de Industria, no remitieron los papeles solicitados por el fiscal en relación a la tramitación de varios parques eólicos proyectados en la montaña leonesa. En mayo se reunió con el fiscal y le pidió que, a partir de ese momento, además de al funcionario le enviase una copia a él personalmente para hacer un seguimiento «porque si no yo tampoco me entero de que piden los papeles», lamentó. «Di que por otra parte, allá ellos porque la responsabilidad penal es personal. La gente sabrá en qué barullo se mete si pide algo la fiscalía y no le contesta. Yo desde luego, lo mandaría al día siguiente». Gistredo, en pos del equilibrio entre las palas y el urogallo En plena controversia sobre la ubicación del parques eólicos y la crisis de empresas de componentes para un sector que emplean a cientos de obreros, la plataforma por la Defensa de Gistredo, hiperactiva para evitar la explotación de esta sierra berciana, terció en la disputa. Sobre todo para desmentir al pedáneo de Tremor de Arriba (Igüeña) -”pro parques-” que insinúa que grupos ecologistas han «colocado» colonias de urogallos en zonas inéditas para esta especie con el fin de bloquear ciertos proyectos. La plataforma considera que el pedáneo emplea una acusación tan «burda» para confundir a la opinión pública en un asunto social tan delicado. Por eso le exigieron una rectificación en voz alta. El colectivo no siente que el conservacionismo sea el «verdugo» de la industria eólica. Y responsabiliza a los políticos, a todas las escalas, como los culpables del declive de muchos pequeños pueblos. Al «defender el turismo rural y la naturaleza como fuente primaria de desarrollo y luego dedicándose a conceder licencias para parques eólicos o minas a cielo abierto», opone la plataforma. Para la organización preservadora de la sierra, no se puede apelar ahora a la captación de recursos por el uso eólico de los montes cuando se han gestionado tan mal otros, que no han mejorado nada la calidad de vida rural. La asociación apuesta genéricamente por conjugar medio ambiente y desarrollo sostenible y por el diálogo con los políticos, pero no por entregarles un cheque en blanco. Conservacionismo y «ruina eólica» 22/08/2009 Tribuna | Gedemol, URZ, A Morteira, Ecologistas en Acción de León, Filón Verde, Plataforma para Defensa de la Cordillera Cantábrica, Plataforma para la Defensa de Gistreo y Tyto Alba Este verano, y en contra de todo tópico periodístico sobre la falta de noticias, ha resultado abundante en informaciones, en diversas direcciones, sobre el futuro de las montañas de la provincia de León. Gran parte de esto es debido a la importante, y no recurrible, sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que dictó que la administración regional ha otorgado autorizaciones administrativas contrarias a la ley en materia eólica. Una sentencia de la que se deberán buscar las correspondientes responsabilidades políticas y funcionariales, y que a día de hoy no se han producido. A estos colectivos siempre se nos acusa de decir que no, por sistema, e ir en contra del progreso. Pero lo cierto es que los únicos que desde los años setenta han hablado de energías renovables, cambio climático y desarrollo sostenible han sido precisamente los colectivos conservacionistas y ecologistas; a ver quién es el que va retrasado en estas cosas. Energías renovables por supuesto, pero siempre que no afecten a espacios naturales protegidos y de interés y, por supuesto, no contravengan la legalidad. Esa es nuestra posición inequívoca: el empleo y el dinero no puede estar por encima de la legalidad y el porvenir de nuestros pueblos. Debido a este precedente surge a continuación la necesidad por parte de los promotores eólicos de justificar ante la sociedad el incumplimiento de la legalidad por su parte, copando grandes titulares con cifras económicas y de empleo con intención de manipular a la opinión pública. Se trata por tanto de la más reciente versión del cuento de la lechera, mientras la población sigue sin disponer de datos reales y fehacientes de empleo e impacto económico directo. El dinero que se supone que los pueblos van a percibir por dar cobijo en sus montes a torres eólicas (según datos publicados unos 3.000 euros anuales por torre, en el mejor de los casos) y suponiendo una media de 10 torres por junta vecinal nos dan 30.000 euros anuales. Esto supone 0,086% anual de ingreso directo sobre una estimación media de inversión de 35 millones de euros (Ej: inversión estimada Parque Eólico Quintana con 27 aerogeneradores). Esto hace que en los 20 años de vida de media de un proyecto el pueblo recibiría ingresos del 1,71% de total de la inversión. Estos datos, de ejemplo, dan cuenta del suculento negocio eólico para los promotores y la ruina para nuestros pueblos. En los actuales costes de la administración pública para cuánto dan 30.000 euros: ¿Para contratar medio funcionario? ¿Cuántos metros de calle podemos construir? ¿Cuántos muros de edificio y tejados podemos levantar? Hablamos de cantidades que no van a cambiar la calidad de vida de nuestros vecinos, a cambio de una explotación masiva y exclusiva de nuestros montes, que provocarán la destrucción del atractivo natural de nuestros pueblos, ocasionando una pérdida de una fuente de empleo real como es el turismo rural, la explotación cinegética y el aprovechamiento forestal. ¿Qué intereses albergan los políticos y promotores eólicos que defienden estos proyectos en contra de la legalidad? ¿Por qué si hay más de 100 proyectos de parque eólico en nuestras montañas de León apenas hay información sobre los mismos? ¿Por qué han actuado hasta ahora los promotores casi a escondidas (ejemplo: Espina y Valdesamario) y ahora aparecen en los grandes titulares como salvadores de nuestros pueblos e industriales ejemplares, clamando contra la ruina de sus empresas? Lo cierto es que las empresas industriales del negocio eólico arrastran desde hace muchos meses su crisis, sin necesidad de sentencias contrarias a sus parques en la provincia de León, en línea con la situación económica actual y del sector energético en particular. Los eres que dichas empresas han presentado, hace ya varios meses, no obedecen a una falta de demanda interna, sino más bien a una desastrosa política de implantación, basada en subvenciones que alguien debería explicar, y a una falta de planificación empresarial que quizás se ha aprovechado de la crisis para reducir plantilla, como están haciendo otros sectores afines al estilo del pelotazo. ¿Para conseguir fijar ese empleo del sector eólico tendremos que estar eternamente instalando parque eólicos en la provincia? Va a ser que para tanto tiempo nos salimos. Por lo tanto pretender hacer responsables a estos colectivos de la “ruina” del sector es precisamente una acción ruin y una manipulación indigna en una sociedad democrática. Pese a la falta de información y oscurantismo de las diversas administraciones y del sector empresarial nuestra prioridad sigue siendo la defensa de las montañas de León, de su desarrollo y explotación económica sostenible, de la población que habita en estos espacios y, por supuesto, de todas las especies que en ella habitan. Mantenemos nuestro compromiso con la sociedad de defensa del medio ambiente y la posibilidad de dejar una Tierra, y un pequeño cacho de la misma como es la provincia de León, como una herencia digna y habitable para las futuras generaciones. Si para ello tenemos que acudir a la Justicia, acudiremos; si para ello tenemos que manifestarnos, nos manifestaremos; tengamos lo que tengamos que hacer, aquí estaremos.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.