2009.09.18. El diario montañés. (Malos vientos para Cantabria)

Malos vientos para Cantabria

18.09.09 –

Malos Vientos para Cantabria, manifiesto firmado por Paloma Álvarez de Lara Alonso, Javier Arce Bueno, Fernando Barriuso Bermejo, Paloma Botín O´Shea, Francisco Calvo Serraller, Begoña Calzada Aspiunza, Enrique Campuzano Ruiz, Mónica Carballas Campo, Victoria Civera Redondo, José Cobo Calderón, Inés Cobo Calleja, María Corral López-Dóriga, Fernando Francés García, José Luis Fuente Triana, José Gallego Cuenca, María José García Saiz, Concha García Sánchez, Lidia Calvo Gil, Pilar Gómez Cosío, María González-Camino Meade, Arancha Goyeneche Pérez, Eduardo Gruber Gamechogoicoechea, Daniel Gutiérrez Adán, Fernando Huici March, Enrique Juncosa Cirer, Carlos Limorti García, Soledad Lorenzo García, Simón Marchán Fiz, Joaquín Martínez Cano, Lorena Martínez de Corral, Fernando Mastretá Rodríguez, Consuelo Matesanz Pérez, Juan Martínez Moro, Juan Navarro Baldeweg, Oliva Pérez Arauna, Kevin Clark Power, María Dolores Quevedo Ibáñez, Josefa Ríos Ibars, Ramón Rodríguez Llera, Jorge Rojo Oves, Juan Carlos Román Redondo, Luis Salcines Pérez, Fernando Salmón Muñiz, Juan Silió Cervera, Emilia Trueba Solana, Juan Ugalde Díez, Juan Uslé Oceja, Xesus Vázquez Pérez, José Luis Vicario Merino y Fernando Zamanillo Peral.

 

Final del formulario

Los abajo firmantes, personas de distintos ámbitos de la cultura, queremos manifestar nuestra preocupación ante la inminente amenaza que supone para nuestro patrimonio natural, cultural y paisajístico la abusiva imposición a nuestra región del programa de implantación de 700 aerogeneradores de enormes dimensiones, cuyas consecuencias de muy diversos tipos serán dramáticas e irreversibles, como innumerables pistas, desmontes, hormigonados, urbanización, así como las consiguientes especulaciones.

 

El medioambiente, el paisaje y su historia son bienes que por generaciones hemos heredado y son de todos y a todos nos obliga ser conscientes de ello, además de tomar las acciones necesarias para cuidar y prevenir al máximo lo que sea después irreversible para nuestras futuras generaciones.

 

Por ello nos declaramos opositores al referido plan y exigimos, previa paralización del mismo, un profundo debate social, que incluya información pública, transparente y democrática, ya que entendemos que hasta ahora no ha sido así el proceder de nuestros gobernantes.

 

En proyectos tan importantes como este, previsto por el Gobierno de nuestra Comunidad Autónoma, cuyos impactos medioambiental y económico son de tal envergadura, debemos implicarnos todos y no valen las muchas descalificaciones que se han venido vertiendo contra nuestra identidad e intención. Somos ciudadanos en democracia y personas independientes de cualquier partido político del signo que sea, mayores de edad, y con criterio propio para expresar libremente nuestra opinión.

 

En consecuencia, en estas cuestiones tan profundas no deben haber colores políticos, sino diálogo y transparencia, ya que los proyectos no los avalan las entidades que los firman, sino la coherencia, la responsabilidad y el compromiso con la idoneidad para donde se proyectan y cómo se exponen, debatiéndolos tantas veces como sea necesario.

 

Queremos dejar claro que estamos a favor de las llamadas energías limpias y renovables, que preserven el medio ambiente. Que no manipulen nuestro punto de vista los políticos. Y en este sentido queremos afirmar también con contundencia que amamos nuestra tierra y por ello nos negamos a confundir progreso con destrucción.

 

Así pues, rechazamos que la instalación de los aerogeneradores en Cantabria sea a cualquier precio, sin un plan general, sin estudio medioambiental serio, sin información y a toda prisa.

 

Nuestra comunidad tiene unas características orográficas muy particulares y diferenciadas, una riqueza y variedad que nos confiere una identidad paisajística, de la que nos sentimos muy orgullosos y obligados a proteger. Y que además es el mayor reclamo para quienes nos visitan.

 

El relieve de Cantabria es lo más opuesto al de Dinamarca -ejemplo que nos citan como modelo- pues su terreno es llano, sin montañas, y además allí los aerogeneradores se han ubicado en grandes concentraciones, en espacios claramente delimitados. Y en este sentido, creemos que se está cometiendo un grave error evidente, pues no se puede industrializar las montañas a la fuerza como si del llano se tratase. Suiza, en cambio, es un país de perfil más parecido a nuestra región, y nos preguntamos, ¿cuántos aerogeneradores se han instalado en Suiza? ¿Por qué pasamos de los 250 aerogeneradores planteados en un principio, aprobados por el Parlamento de Cantabria, a los más de 700 que proponen ahora, es decir, de 350 Mw. a 1500 Mw. ? Y… ¿por qué no 7.000 ‘molinos’ y así exportamos energía a Europa?

En el País Vasco, en cambio, con una demanda industrial muy superior a la de Cantabria, la energía eólica prevista para sus tres provincias es de 624 Mw. Y en Asturias, cuya extensión territorial es más del doble de nuestra superficie, por no hablar también de su superior demanda industrial, se prevén 900 Mw.

 

Además, siendo Cantabria una de las Comunidades Autónomas de menor extensión territorial, ¿por qué en los escasos informes difundidos aparecen los aerogeneradores diseminados, esparcidos indiscriminadamente, haciéndose visibles por casi toda la región, afectando gravemente a muchas zonas de indudable valor natural, paisajístico y cultural?

 

Solamente se habla de aerogeneradores, pero.¿cómo se les va a hacer llegar a sus emplazamientos? Va a haber cientos de kilómetros de enormes pistas, desmontes, hormigonados y desagües que van a afectar incluso más al paisaje que los propios ‘molinos’, causando un destrozo enorme e irreversible a nuestra naturaleza, y no sólo al paisaje. Y por esta razón nos sorprende el director del equipo autor del informe de la Universidad de Cantabria, por el que se ha guiado este plan eólico, cuando afirma que, en el caso de tener que desmantelar los aerogeneradores, el daño sería mínimo, sin dejar huella. ¿Cuál es el significado de huella para este señor?

 

Por otro lado, uno de los argumentos que más se han utilizado para defender este proyecto es la creación de puestos de trabajo que conllevaría, pero. ¿se ha hecho una evaluación previa del número real de ellos, especificando cuáles pertenecen a la fase de construcción, es decir, temporales, y cuáles a la de mantenimiento, es decir, fijos?

Por último, queremos dejar claro, una vez más, que nos oponemos a este plan porque amamos a nuestra tierra y que lo único que nos motiva y preocupa es la defensa del patrimonio natural, cultural y paisajístico de Cantabria, que es nuestra mayor riqueza.

 

http://www.eldiariomontanes.es/20090918/cantabria/malos-vientos-para-cantabria-20090918.html

Anuncis

One Reply to “2009.09.18. El diario montañés. (Malos vientos para Cantabria)”

  1. Les remito a los estudio realizados por J.A.Halkama , técnico holandés quien tras un estudio fiable , con datos estadísticos y desarrollo ápropiado, demuestra como los aerogeneradores son una mala inversión,que entre otrs cosas, no soluciona ningún problema. Y se pregunta por intereses crecientes en su implantación , sospechando que sustanciosas subvenciones algo tienen que ver con los proyectos. Un saludo y a trabajar fuerte . Freno a LOS PODERES

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s