2010.08.28. Diario de Mallorca. (En Alemania los aerogeneradores han devaluado un 30% el valor de las casas)

 DIARIO DE MALLORCA

2010.08.28 

Tomàs Martínez. Miembro del Grupo para la defensa del Puig des Coll, s´Esquerda y el Puig Colomer

´En Alemania los aerogeneradores han devaluado un 30% el valor de las casas´

“Soy más partidario de las placas solares en polígonos industriales o en edificios públicos”

 

S. SANSÓ. SANT LLORENÇ. Tomàs Martínez (Porreres, 1954), hace ya unos años que vive en una casa de campo junto a las montañas de Calicant, donde varias empresas de energía eólica todavía mantienen aparatos para conocer la intensidad y frecuencia del viento en la zona. El objetivo es proyectar, al menos, un parque eólico dentro del municipio. Desde 2007, Martínez es el altavoz del grupo de defensa paisajística de las principales zonas elevadas de Sant Llorenç. Hace dos años, recabaron en pocos meses hasta 1.500 firmas en contra del parque programado entonces en s´Esquerda. Miembro del consejo político del PSM, es crítico con la visión de Francesca Vives en este sentido.

–¿Por que no quieren ni oír hablar de parques eólicos?
–Porque no todo es tan bonito como nos quieren hacer creer, y porque es muy dudoso que se trate una energía efectivamente renovable. Muchas de las empresas interesadas en ellos lo están por la rentabilidad de la subvención y no de la inversión. La energía eólica no es constante.

–¿En qué sentido?
–De la energía que es capaz de producir un molino, sólo un 20% es aprovechable. El viento no sopla siempre igual ni con la misma eficacia. A veces lo hace con tanta intensidad que debe pararse el aerogenerador para evitar problemas; otras simplemente no hay viento. Esto provoca picos en el suministro que no dan la estabilidad necesaria, que sí en cambio proporciona una central térmica. Lo que quiero decir con ello, es que es Murterar no podría cerrarse pese a que no necesitáramos de ella ni un solo kilovatio.

–¿Está a favor de la central térmica?
–No, yo querría verla cerrada; pero lo cierto es que necesitamos abrir un debate urgente para llegar a una solución consensuada al respecto del modelo alternativo. Yo creo en las placas solares, por ejemplo, pero definidas a partir de la iniciativa particular. Actualmente existen demasiadas trabas burocráticas para que una persona pueda vender con comodidad su propia electricidad a Endesa.

–¿Qué propondría usted entonces?
–Una campaña desde el Govern para limitar el consumo, la instalación de placas solares ´disimulables´ en cubiertas de naves industriales, en edificios municipales, aumentar el cupo en las de nueva construcción…

–Pero en la Península y en otros países de Europa los parques eólicos son una estampa común
–En la Península existen grandes extensiones de territorio sin casas a su alrededor. El territorio limitado de la isla hace que eso sea un gran problema paisajístico, de ruido y de seguridad; además de producir otras molestias como el llamado efecto discoteca, producido cuando el sol se sitúa detrás de las aspas del molino y éstas lo dejan pasar de forma intermitente. Por lo que respecta a otros países, los vecinos alemanes de la zona de Sant Llorenç discrepan ya de las bonanzas iniciales de la energía eólica: Allí, las casas situadas en las zonas donde hay o se ven este tipo de molinos se han devaluado en un 30%.

–¿Y aerogeneradores en el mar?
–No son viables, pero sí posibles. En febrero de 2008, el ministerio de Medio Ambiente señalizó las zonas de Mallorca más adecuadas para instalar este tipo de parques. Constató que la línea de costa de Porto Cristo a Portocolom, 500 metros mar adentro, era la mejor. Acto seguido el Govern presentó alegaciones. Fueron desestimadas.

–¿Ha hablado usted últimamente con la consellera Vives?
–Lo hice a principios de legislatura. Algo esperanzador es que se prevé derogar la ley de acompañamiento de 2006, la cual permitía en pro del interés general, que el Govern no tuviera que escuchar ni a Consell ni a los ayuntamientos para instalar un parque eólico. Así se evitaba por ejemplo, que las empresas tuvieran que pagar una compensación anual a los consistorios de entre 500.000 y 700.000 euros aproximadamente.

–¿Estaría en contra de un parque en cualquier otro sitio de Mallorca?
–Sí. Es un destrozo brutal del entorno.

http://www.diariodemallorca.es/part-forana/2010/08/28/alemania-aerogeneradores-han-devaluado-30-casas/598449.html

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.