Monthly Archives: Desembre 2011

2011.12.22. El País. (¿Una sociedad corrupta?)

El País. 22 de diciembre de 2011

¿Una sociedad corrupta?

RICARD PÉREZ CASADO 22/12/2011

La culpa colectiva jamás proporcionó explicación de los hechos sociales. Ninguna sociedad, ninguna colectividad humana, puede ser calificada de corrupta. O de racista. Hay corruptos como hay racistas en todas ellas. Sucede, sin embargo, que una sociedad puede ser corrompida cuando muchos de sus integrantes piensan que es inevitable, cuando aceptan con resignación que la corrupción es un mal, si no menor, soportable, con el riesgo de sucumbir a la misma. Esto se traduce en vulnerabilidad ante las fechorías de los corruptos.

Políticos sin política, empresarios sin empresa y financieros sin finanzas han perpetrado el desastre

 

La sociedad valenciana no es corrupta, pero corre el riesgo de ser corrompida. Un riesgo cierto por la resignación con que se encoge ante el saqueo no solo del dinero público o la amenaza para los modestos ahorros privados, sino además ante valores más elementales del decoro ciudadano, de la convivencia y el respeto de una sociedad abierta y madura.

Este encogimiento se traduce en expresiones tan menguadas como “todos lo hacen”, “todos son iguales”, o peores aún, “¡qué listo!”, ya se refieran a políticos o banqueros, empresarios o bandoleros. Traducen una especie de fatalidad resignada que suele atribuirse a otras situaciones del pasado en nuestro caso y de proximidad mediterránea en otros.

La ajada proclamación de “ponernos en el mapa” -siempre lo estuvimos desde que existe la cartografía, por cierto- oculta ahora un baldón ominoso. Ahora, como me recordaba un ilustre italiano ya retirado de la escena pública y financiera, hemos alcanzado el paralelo de la delincuencia social sin las leyendas literarias de Palermo o Corleone. Con la correlativa indiferencia del paisanaje que confía en la vuelta a los años de visca el PAI que ens fa rics i dona treball (viva el PAI, Programa de Actuación Integral, de la Ley Reguladora de la Actuación Urbanística, de 1994, que nos hace ricos y nos da trabajo), una de las manifestaciones de la soberbia de quienes se empecinan en su bondad y vigencia y ejemplo de la codicia de unos pocos a la vez que manifestación del embeleco de muchos adoradores del becerro de oro.

El desapego de los dirigentes sociales por el país, su territorio, lengua o patrimonio ha sido letal para una ciudadanía que perdió todo espejo en el que contemplarse.

Años perdidos, una vez más y acaso de modo irreversible. Las cabezas pensantes sucumbieron ante la avalancha de nuevas riquezas, o más tarde cuando aquella se despeñó escondieron sus cabezas bajo el ala, rehuyendo responsabilidades. Desolador aunque asomen destellos en algunos periodistas, en algún profesor: brasas necesarias de un fuego mortecino.

El abandono de la economía productiva y de su renovación, la devaluación del esfuerzo y de la tenacidad, la deserción de la educación y la formación, el desprecio por la innovación, todo ello y más se sacrifica en aras del enriquecimiento inmediato, ostentoso hasta la obscenidad en una nueva cultura de lo efímero, eventual, de espectáculo y fanfarria.

Todos contribuyeron y contribuyen a perpetuar una senda de empobrecimiento cierto y no solo de los bienes materiales y lo que ello conlleva. Por el desagüe se van también años de reconstrucción del país, de su economía, de sus solidaridades con el territorio, entre generaciones, como si todo esto no fuera más que una herencia apestada, la única que debemos conservar en mejores condiciones para quienes nos sucedan.

El desmantelamiento ha sido ejecutado con saña por agentes sociales -eufemismo para calificar a políticos, financieros, empresarios y demás poco dignos de sus adjetivados sustantivos- con efectos devastadores como en el caso de ciudades y territorio y en otros con graves lesiones sobre la conciencia ciudadana o sobre la leve identidad colectiva fraguada en los años más negros de nuestra historia.

Una cuadrilla de políticos sin política se ha unido a empresarios sin empresas, a financieros sin finanzas, sin escrúpulo alguno para perpetrar el desastre. La seducción sobre una población inerme, ayuna de valores desde la larga agonía del franquismo, hizo el resto.

La metástasis de la codicia y su etiología: se les proveyó de la legalidad ya citada y de recursos financieros pródigos que avivaron los fuegos. El precio a pagar ya ha comenzado sus vencimientos: destrucción de paisaje y recursos naturales, desaparición de los restos de una posible estructura financiera del país.

El colmo resulta de tener que soportar que la causa es de Doña Crisis y su Prima en unos casos y en otros de la enemiga que nos tienen vecinos o Gobiernos. Entre tanto asistimos al saqueo de arcas públicas y ruina del trabajo y tesón de empresarios y ciudadanos, aliñadas con la sal gorda de bufones encaramados a sus poltronas, o la pasividad de silentes e irrisorios responsables de denunciar los hechos. Ni siquiera tienen, unos y otros, la gracia de los malandrines y pícaros: el despojo es salaz, la avidez, descarnada, rural, de mala novela de bajos fondos.

Lo malo es que en el naufragio han arrastrado a pymes, familias, empleo y servicios básicos. Poco consuelo es que en algunos casos se den situaciones parejas en otros lugares, o que el desprecio por la política se extienda incluso más allá de nuestras fronteras.

Sin embargo, nada está perdido. El retorno de la política y la centralidad de la ciudadanía es posible. Es más, se trata de una necesidad higiénica, de supervivencia de un modelo de libertades y solidaridades imprescindibles. En nuestro caso, además, la regeneración es factible si nos atenemos a que esta sociedad por primera vez en su historia reciente tiene las herramientas a su alcance: formación, conocimientos, capacidad demostrada de convivencia, de creatividad y de iniciativa.

Ricard Pérez Casado es doctor en Historia y fue alcalde socialista de Valencia.

http://www.elpais.com/articulo/Comunidad/Valenciana/sociedad/corrupta/elpepuespval/20111222elpval_8/Tes

Anuncis

2011.12.19.Levante. (El viento ´eléctrico´)

Levante 19 de diciembre de 2011

El viento ´eléctrico´

Enrique Moltó

A pesar de mi afición a las inclemencias del tiempo, siempre he odiado el viento porque, al contrario que la lluvia, la nieve o el frío por ejemplo, no parece tener ninguna función positiva en la agricultura o en la naturaleza. A pesar de los excesos de alguno de los fenómenos descritos, con sus respectivos perjuicios, a medio y largo plazo siempre acaban siendo beneficiosos. No obstante, el viento también cumple una función positiva en la polinización o en el saneamiento del ambiente y la cumplía a la hora de separar el grano de la paja, o de moler cereal en los molinos de viento. Recientemente, lo modernos molinos de viento, los aerogeneradores, pueden proporcionar energía limpia y eso explica la multiplicación de su instalación en todo el territorio español. Bueno, eso, y las subvenciones que han cobrado los instaladores merced a las concesiones de políticos amigos. En días de vendaval como el de ayer es frecuente que aparezcan noticias que resalten el hecho de que una buena parte de la energía eléctrica producida en España ha tenido un origen eólico, aunque olvidan apuntar que se trata de algo esporádico y que los aerogeneradores funcionan mucho mejor con vientos constantes y regulares y no tan fuertes y racheados. También olvidan que por cada central eólica instalada hay que colocar una potencia de reserva de energía convencional para regular los posibles altibajos de la misma y que, por esa misma razón, los parques eólicos sólo deben ser instalados donde mejor vayan a funcionar, y no sólo en función de que la subvención los haga rentables, o donde menos respuesta en contra vayan a tener.

http://www.levante-emv.com/opinion/2011/12/19/viento-electrico/866343.html

2011.12.15. Europa Press. (Naturaleza y Hombre y SEO/BirdLife advierten del peligro del desarrollo eólico para el buitre negro en la Sierra de Gata)

EUROPA PRESS 15 de diciembre de 2011

 

Naturaleza y Hombre y SEO/BirdLife advierten del peligro del desarrollo eólico para el buitre negro en la Sierra de Gata

VALLADOLID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) –

La Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH) y SEO/BirdLife han advertido del peligro de extinción del buitre negro en la Sierra de Gata, refugio europeo de este ave, ante el desarrollo eólico que afecta a todos los municipios de la provincia de Salamanca.

Ambas organizaciones, en un comunicado recogido por Europa Press, han advertido de que este desarrollo tendrá efectos adversos en la colonia de buitre negro en el caso de no tener en cuenta sus zonas de nidificación y de alimentación, ya que producirá un efecto de “barrera” a lo largo de 18 kilómetros de cuerda.

En este sentido, han recordado que los buitres emplean áreas de campeo muy extensas en busca de carroñas, llegando a abarcar 60 kilómetros en torno a los nidos y especialmente en las zonas de campeo se intensifica el peligro de colisión con los aerogeneradores, ya que las aves vuelan a baja altura en busca de comida.

Los encinares y alcornocales que pueblan la Sierra de Gata, a caballo entre las provincias de Salamanca y Cáceres, e incluida en la Red Natura 2000, albergan la segunda colonia de cría más importante del buitre negro, especie incluida como “vulnerable” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas y en el Libro Rojo de las Aves de España, han recordado las mismas fuentes.

Los últimos censos realizados por la Fundación Naturaleza y Hombre han registrado un importante número de nidos, muchos de ellos ocupados. En total, se han censado 109 parejas reproductoras, cinco de ellas en el sector oriental de El Rebollar/Sierra de Gata, en montes de Utilidad Pública de las cuerdas serranas; 52 en la vertiente sur, y 52 parejas más fuera de esta ladera. Junto a los pollos nacidos este año, el número de ejemplares asciende a 280.

Otras especies de aves que habitan El Rebollar-Sierra de Gata y, por lo tanto, expuestas a la problemática de la instalación de parques eólicos, son la cigüeña negra, el águila-azor perdicera, el milano real, el alimoche o el águila real, todas ellas con un elevado grado de protección tanto a escala nacional como internacional, como el milano real considerado como “En peligro de Extinción” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

RECOMENDACIONES DE CONSERVACIÓN

A este respecto, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) aprobó tres recomendaciones específicas en su último Congreso Mundial.

En concreto, una de ellas insta a la conservación del Oeste Ibérico y reconoce la riqueza en biodiversidad de esta zona a nivel mundial y otra insta a los gobiernos de España y Portugal a evitar el desarrollo de la producción de energía eólica en sistemas montañosos protegidos y a no autorizar el establecimiento de instalaciones conexas en el interior de áreas protegidas (incluyendo las de la Red Natura 2000 y las áreas consideradas pertinentes para especies en peligro potencialmente afectadas en los planos internacional, nacional y regional), y, en lo que respecta a las zonas circundantes, a evaluar las alternativas y aplicar estrictamente el artículo 6 de la Directiva Hábitats.

Por último, otra recomendación pide a los estados miembros y a la UE a que promuevan el establecimiento de zonas de amortiguamiento para los sitios de la Red Natura 2000 (en la que recordamos que está inmersa la Sierra de Gata), donde se puedan complementar las disposiciones vigentes contenidas en la Directiva Hábitats, y a potenciar la conectividad ecológica en dichas áreas.

El buitre negro es una de las especies de avifauna con categoría de protección que se refugia en el Oeste Ibérico, una de las áreas prioritarias de trabajo de la Fundación Naturaleza y Hombre.

En Castilla y León cría en las provincias de Segovia, Ávila y Salamanca, en laderas del Sistema Central. En concreto, se han identificado núcleos con reproducción en Valsaín, El Espinar y Navafría en la Sierra de Guadarrama; las estribaciones de la Sierra de Gredos en el Valle de Iruelas; la vertiente norte del Macizo Central de Gredos, y las Sierras de las Quilamas, Peña de Francia, Fosa del Alagón y el Rebollar.

Más al sur, en Extremadura, las poblaciones se distribuyen en la Sierra de San Pedro, Monfragüe, la Sierra de Gata, las Hurdes-Granadilla, la reserva de Cíjara, el Tajo Internacional-Salor, Ibores, Montánchez y La Siberia.

El Rebollar-Sierra de Gata no sólo es importante por la presencia de buitre negro. Es este espacio también coexisten especies vegetales Narcissus asturiensis, Narcissus triandrus, Adenocarpus argyrophyllus, Armeria salmantica o Veronica mirantha, todas ellas con un alto grado de protección nacional e internacional.

Por todo esto constituye una gran área de especial riqueza en biodiversidad que, según FNYH y SEO/BirdLife, “se debe conservar y valorar”.

http://www.europapress.es/castilla-y-leon/noticia-naturaleza-hombre-seo-birdlife-advierten-peligro-desarrollo-eolico-buitre-negro-sierra-gata-20111215145612.html

2011.12.06.Información. (La actividad del primer parque eólico de la provincia queda aplazada hasta 2014)

Diario Información

6 de diciembre de 2011

La actividad del primer parque eólico de la provincia queda aplazada hasta 2014

La planta energética que la empresa Eólica de Levante pretende construir en la sierra del Morrón tras obtener la autorización del Consell está a expensas del nuevo Real Decreto del Gobierno

 

PÉREZ GIL

El primer parque eólico autorizado por la Generalitat Valenciana en la provincia de Alicante, el de la sierra del Morrón de Villena, no entrará en funcionamiento en el mejor de los casos hasta el año 2014. La Conselleria de Infraestructuras otorgó el pasado 12 de abril, a través de su dirección general de Energía, autorización administrativa a la compañía Eólica de Levante para la construcción de este complejo de energía limpia y renovable, con capacidad para generar 50 megavatios con la instalación de 25 aerogeneradores, que podrían garantizar el suministro eléctrico de cerca de 80.000 personas.

Sin embargo, este proyecto incluido en la Zona 13 del Plan Eólico de la Comunidad Valenciana, que cuenta con 37,2 millones de euros de inversión privada, está en estos momentos a expensas de la promulgación, por parte del Gobierno de España, de un nuevo Real Decreto que dé luz verde a los más de cien parques eólicos, de 8.000 megavatios de potencia total, que están pendientes de obtener permiso para poder implantarse en todo el país.

El complejo villenense del Morrón ni siquiera figura en el registro del Ministerio de Industria que desplegará plenos efectos hasta finales de 2013. La conclusión es bien sencilla. El primer parque eólico de la provincia de Alicante tendrá que esperar un mínimo de dos años para empezar a transformar la fuerza del viento en energía eléctrica. Sólo podrá iniciar su actividad una vez que el Gobierno de Rajoy apruebe el nuevo Real Decreto encargado de regular esta materia de 2014 en adelante. A partir de ese momento la empresa promotora, Eólica de Levante, deberá solicitar a Red Elécrica Española la conexión a la red, algo para lo que la mercantil peticionaria también necesitaría estar inscrita previamente en el registro del Ministerio y disponer de la autorización gubernativa para desarrollar su plan energético. Así lo ha indicó ayer la propia empresa a este diario, que también ha confirmado su interés por seguir adelante con la actuación aunque la ejecución del proyecto tenga que esperar a la nueva remesa de permisos del Gobierno de España.

La Coordinadora de Estudios Eólicos del Comtat, colectivo que inició su actividad en 2004 para “evitar los abusos” del Plan Eólico Valenciano de 2001, está en contra de esta obra al considerar que la sierra del Morrón y su entorno natural más cercano sufrirán un impacto medioambiental de “daños irreversibles” si las excavadoras entran finalmente en la montaña para instalar los 25 molinos de viento previstos en el proyecto inicial. Además, para los responsables de la Coordinadora del Comtat la aprobación de este parque eólico es “completamente inútil” porque “a partir de 2014 sólo se podrán instalar 2.000 megavatios al año y ya hay 13.000 en espera, por lo tanto, como muy pronto la Zona 13 sólo podrá entrar en funcionamiento -según la actual normativa- en el año 2020”, puntualizaba ayer el portavoz Mariano Tomás.

El Ayuntamiento de Villena, por su parte, dice que no sabe nada.

Alegaciones que siguen sin respuesta

La Coordinadora de Estudios Eólicos del Comtat interpuso en mayo un recurso de alzada contra la resolución de la Conselleria de Infraestructuras que autorizaba la construcción del parque eólico del Morrón. Aludía para ello a irregularidades administrativas en el proceso de adjudicación de la planta y a la falta de un estudio sobre la afección de los espacios naturales limítrofes de “Els Alforins” que están protegidos por la Red Natura 2000. El recurso de la Coordinadora no ha obtenido ninguna respuesta del Consell al igual que el escrito que sus integrantes volvieron a enviar hace un mes para insistir en su rechazo a la obra.

http://www.diarioinformacion.com/elda/2011/12/06/actividad-primer-parque-eolico-provincia-queda-aplazada-2014/1198947.html

2011.12.02. La opinión de La Coruña

LA OPINIÓN DE LA CORUÑA  2 de diciembre de 2011

La ley eólica gallega es ´moderna y ambiciosa´, pero ´incompleta´

 

MANOLO RODRÍGUEZ | A CORUÑA

 

 La doctora en Economía por la Universidad de Santiago, Rosa María Regueiro, autora de El negocio eólico, reconoció ayer, durante la presentación del libro en la Facultad de Economía de A Coruña, que la nueva ley eólica gallega es” moderna y ambiciosa, pero notablemente incompleta”. La profesora estuvo acompañada por el catedrático de Economía, Fernando González Laxe; el decano de la Facultad de Economía, Anxo Calvo, y el director del departamento de Economía Aplicada, Luis Pedreira.

Rosa María Regueiro censuró que las grandes empresas que se dedican al negocio eólico “tienen información privilegiada con respecto a los dueños de los terrenos” donde se instalan los parques eólicos.

La profesora también destacó que la mayor parte de los parques eólicos que hay en la comunidad están en manos de grupos multinacionales en los que predomina el capital extranjero “por lo que los beneficios no se quedan en Galicia”. Regueiró recordó que España ocupa la cuarta posición en la clasificación mundial y la segunda en la europea de potencia eólica instalada y que Galicia ocupa la tercera plaza a nivel nacional.

Regueiro explicó que la construcción de un parque eólico genera un puesto de trabajo neto por cada megavatio (MW) que se instala, mientras que se genera un empleo por cada 7 MW una vez que el parque está ya en marcha. Para la profesora, que reconoció que está preparando un nuevo libro sobre el negocio eólico pero enfocado en Galicia, el futuro es la minieólica y el near-shore (parques eólicos cerca de la orilla del mar).

http://www.laopinioncoruna.es/economia/2011/12/02/ley-eolica-gallega-moderna-ambiciosa-incompleta/556806.html

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

IPS 2 de diciembre

España con viento a favor
Por Tito Drago

LA CORUÑA, España, dic (IPS) – España lidera, junto con Alemania, el desarrollo y uso de la energía eólica en la Unión Europea (UE), al cubrir el año pasado 16,4 por ciento de la demanda eléctrica del país. A pesar de ese avance, todavía hay carencias legales para valorar las tierras destinadas al parque generador.

La energía producida por el viento, que históricamente sirvió para mover los barcos a vela y hacer funcionar los molinos, en la actualidad se utiliza cada vez más en el mundo para generar electricidad sin contaminar el ambiente, en una lucha por ahora desigual con las fuentes de origen fósil.

España, donde cada año aumenta el parque eólico, produjo 42.976 gigavatios/hora de electricidad desde esta fuente alternativa en 2010, seguido de Alemania, con 36.500, según datos de la UE.

Sin embargo, Alemania mantiene el primer puesto de Europa en potencia instalada, con un total de 27.215 megavatios de energía eólicos al 31 de diciembre de 2010. España ocupa el segundo lugar, con 20.676.

La cobertura de la demanda con eólica en España fue de 16,4 por ciento el pasado año, frente al 6,2 por ciento de Alemania.

El ritmo de crecimiento del sector se ralentizó el pasado año en ambos países. Alemania instaló 1.551 megavatios y España 1.516.

Sobre este tema fue presentado el jueves 1 en La Coruña el libro “El negocio eólico”, escrito por Rosa María Regueiro Ferreira, doctora en economía de la gallega Universidad de Santiago de Compostela y profesora en la Universidad de La Coruña.

Regueiro Ferreira dijo a IPS que algo que deben hacer las autoridades es legislar para que se reconozca el valor incorporado a los terrenos que reciben potencia eólica, pues por lo general quienes los compran o alquilan para explotar esa fuente energética no declaran ese objetivo, con lo que pagan mucho menos que el valor real.

“La adquisición o concesión, que generalmente se hace por 20 años, debe incluir en su precio la representación que tiene el valor de la energía de esta fuente alternativa, que se determina a través de las mediciones e inspecciones que realizan las comunidades autónomas”, puntualizó la economista.

En su libro precisa que “representantes del ámbito rural gallego, como Unións Agrarias, reclaman un nivel de ingresos para los propietarios de 10 por ciento, según el referente de una iniciativa lanzada desde Dinamarca, en la que se alienta la participación de los propietarios como accionistas de las empresas que instalen molinos de viento”.

Pero también se explotan otras producciones de aire sin compartir la ganancia con los propietarios. “En muchos casos se trata de montes vecinales en mano común, una forma especial de comunidad, recogida por la legislación española en el artículo 1 de la ley 13/1989”, detalló Regueiro Ferreira.

Esa norma establece que los “Montes Vecinales, con independencia de su origen, sus posibilidades productivas, su aprovechamiento actual y su vocación agraria, pertenezcan a agrupaciones vecinales en su calidad de grupos sociales y no como entidades administrativas”.

Esos montes vecinales ocupan más de una tercera parte del total existente en la noroccidental Comunidad Autónoma de Galicia.

Cada generador eólico puede llegar a ocupar media hectárea y esa ocupación tiene cinco formas de realizarse. Una es de pleno dominio, que implica que esté destinada solo a esa actividad, impidiendo por lo tanto otros usos aunque estén relacionados, como aerogeneradores, edificio de control, centros de distribución, línea eléctrica de evacuación y accesos viarios exteriores.

Otra tiene limitado el uso de los terrenos, permitiendo el acceso peatonal y la conservación o la servidumbre de pasos subterráneos.

Una tercera incluye la servidumbre de vuelo de las palas de los aerogeneradores que no afecten físicamente al terreno.

La cuarta es una superficie de protección eólica afectada por la limitación de dominio, que es un terreno sin ocupación física y en el que se prohíbe la colocación de obstáculo a unas determinadas alturas y situación del molino.

Y la quinta permite una ocupación temporal de los terrenos en el plazo necesario para la construcción y puesta en marcha del parque eólico y nada más.

Cualquiera sea la forma de ocupación, lo que se demanda es que las grandes empresas, en su mayoría transnacionales, paguen el valor del funcionamiento eólico, y que se cumplan estrictamente las siguientes condiciones:

La primera es que en ese lugar se puedan registrar cada año 2.000 horas de producción eólica. Otra, que se respete la avifauna del entorno, estableciendo, incluso, un paso para aves migratorias entre grupos de aerogeneradores. Mientras que la tercera es que estén instalados a más de un kilómetro de núcleos urbanos, para evitar la contaminación acústica de los parques eólicos.

Por lo general, la energía eólica debe estar instalada en suelo no urbanizable y sin interferir con señales electromagnéticas del entorno, como las de televisión, radio o telefonía.(FIN/2011)

http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=99711

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

NOTICIAS DE REFERENCIA:

El correo gallego 15 de marzo de 2010

“Na normativa eólica hai aínda un baleiro legal ambiental considerable”

15.03.2010 Rosa Mª Regueiro es coautora de un estudio de los quince años de legislación del sector // Advierte de sus contradicciones entre el objetivo de protección y los resultados

Galicia ha sido pionera en España en la implantación de parques eólicos. Este tipo de instalaciones se justifica en la propia normativa como una apuesta necesaria por razones ambientales, pero la ley en su desarrollo no siempre cumple con esas intenciones. Así lo advierte el primer estudio de detalle de los 15 años de legislación sobre el sector en Galicia, realizado por investigadores de la Facultade de Ciencias Económicas de la USC y presentado hace unas semanas en las XII Jornadas de Economía Crítica, celebradas en Zaragoza.

“Aínda hai un baleiro legal ambiental considerable, no que se amparan as empresas enerxéticas para seguir adiante cos seus proxectos “, resume Rosa María Regueiro Ferreira, coautora del estudio, firmado también por Xoán Ramón Doldán y María Luisa Chas Amil.

El primer decreto gallego sobre la energía eólica, de 1995, ya reza que este tipo de fuente debe ser una apuesta como alternativa a las convencionales para proteger el medioambiente, pero no se especifica ninguna manera clara de garantizar esa protección en los parques eólicos. “Ademais, dáse autorización de instalación do parque antes de que se faga en detalle a análise de impacto ambiental”, explica Rosa María Regueiro.

El siguiente decreto, de 2001, añade que los parques deben ser “instalacións e empresas limpas sen consecuencias medioambientais negativas”, pero las hace compatibles con la Red Natura. “Dende que se publicou ata 2007 o que pasou foi que se autorizaron 50 parques, 15 dos cales están en Rede Natura. Outra vez a situación non é moi normal se falamos de protección ambiental. Unha das zonas que máis impacto sofreu foi a serra do Xistral, que concentra máis dunha vintena de parques nun lugar de gran valor ecolóxico”, recuerda la economista.

El siguiente paso fue el decreto de 2007, que tuvo muy corta vida. A su juicio, esta marco también es insuficiente a nivel ambiental. “Neste decreto seguía existindo, coma nos anteriores, a concesión de autorización sen realmente saber aínda cal era a lesión [no medio] que provocaría un parque”, apunta.

La ley autonómica actual, aprobada a finales de 2009, es también muy mejorable y contradictoria, considera el estudio. Crea el canon eólico, que penaliza el impacto ambiental de estas instalaciones, a pesar de que la eólica es una energía de régimen especial, bonificada por una normativa a nivel estatal.

“¿Bonificamos por un lado e penalizamos por outro? Non ten moito sentido”, reflexiona Rosa María Regueiro. “Ademais, esa especie de multa recoñece que a expansión dos parques non foi inocua, que provocan danos que deben ser reparados, pero a lei tampouco establece que deben facer os concellos para compensar as lesións que se sofren”, concluye la economista.

http://www.elcorreogallego.es/galicia/ecg/na-normativa-eolica-hai-ainda-un-baleiro-legal-ambiental-considerable/idEdicion-2010-03-15/idNoticia-526040/

EL CORREO GALLEGO 15 de enero de 2011

Expertos en energía eólica pujan por el modelo danés

17.01.2011 La resolución de la puja por el viento no es el final del camino. Galicia recuperará el liderato, pero aún queda trabajo pendiente

SANTI RIVEIRO SANTIAGO

El próximo 31 de enero conoceremos al fin si alguno de los 37 adjudicatarios de los 2.325 megavatios (MW) del concurso eólico gallego renuncia; también cuáles prefieren pagar a la Xunta por cada megavatio concedido, monetarizando su plan industrial. Un poco después, el 15 de febrero, sabremos la dimensión final, adaptada a la potencia concedida, de esos proyectos asociados. Se sientan así los cimientos para devolver a Galicia el liderazgo en esta energía renovable, aunque desde el sector y entre los expertos se siguen apreciando ambigüedades. La Asociación Eólica de G­alicia (EGA) así lo apuntaba la pasada semana, aunque también se felicitaba por la resolución de la puja. Desde el ámbito académico se pone de manifiesto que quedan muchos deberes por hacer. “España y Galicia, como referentes mundiales de la energía eólica, necesitan con urgencia un modelo integral de fomento del sector”. Así lo cree Rosa María Regueiro, experta en un sector para el que receta “la participación de todos los agentes implicados, como los propietarios de los terrenos”.

Otro punto a mejorar es la valoración del terreno apto para suelo eólico: si un monte produce tanto o más que una fábrica… ¿cómo se va a pagar el suelo como rústico o improductivo? Además “hay que mejorar el control del impacto ambiental”. Y desde el punto de vista legislativo, esta economista de la USC llama a tomar “como referencia las experiencias de otros países pioneros en el sector” y así “mejorar la pérdida de aceptación social por la ciudadanía”.

Sobre cuándo girarán por primera vez las aspas de la nueva potencia del concurso, Rosa María Regueiro apunta que “seguramente para la construcción y puesta en pleno funcionamiento de los nuevos parques eólicos habrá que esperar hasta el 2013 ó 2014”.

Antes habrá que cerrar en firme el camino hacia las autorizaciones administrativas. Un proceso que nace de la ley 8/2009 por la que se regula el aprovechamiento eólico en Galicia y se crean el canon eólico y el Fondo de Compensación Ambiental, y las posteriores disposiciones que dependen de ella. Según esta experta, son “un marco normativo moderno y ambicioso, pero incompleto, al no considerar la participación de todos los agentes ni de todas las variables implicadas en el sector”.

Regueiro destaca que “no existe una legislación única y ad hoc del sector eólico en España, a pesar de las distintas regulaciones, planes energéticos y planes de fomento de las energías renovables”. Al tiempo, recuerda que “las comunidades desarrollaron en el marco de sus competencias regulaciones propias que incrementan las discrepancias y dan lugar a situaciones muy diferentes”.

Modelo danés. Para Rosa María Regueiro uno de los modelos más completos “ha sido el desarrollado por Dinamarca desde finales de la década de los 70, como reacción al impacto de la crisis del petróleo. Definió un modelo pionero y líder a nivel mundial en el que la Administración competente, las empresas, las entidades financieras, los propietarios de los terrenos como accionistas, las universidades, los consumidores, el impacto ambiental o el consumo energético están representados”. Así, “se incrementa el beneficio empresarial y particular y se minimiza la pérdida de aceptación social”, sostiene. La economista de la USC alega que este modelo “es trasladable y adaptable a España y a las comunidades autónomas, de hecho ya hay actuaciones en este sentido en Cataluña, únicamente se precisa una ordenación global del sector”.

Que propietarios de montes participen. “Los propietarios de los terrenos son los grandes olvidados de la regulación eólica en Galicia y en España”. Así lo sostiene Rosa María Regueiro, que apunta que “en el anterior decreto 242/2007 se consideraban vías para su participación, en la inversión a realizar para instalar el parque eólico, y también en la orden de convocatoria de concurso eólico del 29 de marzo, estableciendo como uno de los elementos de mayor valoración el precio ofrecido a los propietarios”.

Hasta aquí, suena bien, pues “hablamos de un colectivo no representado y de un bien, el terreno apto para uso eólico, que tiene valor industrial”. Pero no han transcendido el baremo a este respecto. “No debe olvidarse que un terreno será apto para la instalación de un parque eólico si se han registrado en periodicidad e intensidad unas determinadas medidas de viento, elemento necesario para que la empresa promotora obtenga la pertinente licencia administrativa y proceda a su explotación”, detalla la economista de la USC.

Queda, por tanto, “un amplio camino por recorrer para poder incluir en la propia ley la participación de los propietarios de los terrenos, teniendo en cuenta la existencia en Galicia de una figura única, los montes vecinales en mano común. Sin duda el modelo danés sería deseable, pero por desgracia, no será factible a corto plazo”.

Otros expertos como Xavier Simón y Damián Copena, coautores de la Guía para os propietarios de terreos eólicos, comparten esta idea. Estos economistas de Uvigo elevan a 13 millones de euros el retorno anual a los propietarios si pudiesen acceder, como en Canarias, al 6% de la facturación de los parques.

Respeto ambiental. La nueva normativa galaica impide asentar parques en la Red Natura y de sus futuras ampliaciones, según destaca la Consellería de Economía e Industria. Sin embargo, “en estos momentos, el 40% de los parques eólicos están asentados en estas zonas protegidas, y supone el 39% de la potencia total instalada”.

Rosa Mª Regueiro valora que la nueva orden prohiba usar estos espacios, pero con un matiz: las áreas de Red Natura “quedan totalmente rodeadas por la ubicación de parques eólicos en zonas limítrofes, por lo que sufrirán un cierto impacto”. Alega que se deben fijar medidas concretas para prevenir el impacto ambiental en la fase de construcción del parque eólico, algo que se echa de menos en la Ley 8/2009.

AMBIGÜEDADES

Lagunas por resolver

•••Los expertos que siguen el proceso de resolución del concurso eólico consideran que “ha sido ágil y se han cumplido los plazos”, pero su transparencia “puede verse mermada por la existencia de determinadas lagunas sin resolver o sin concretar férreamente en la orden”. Rosa Mª Requeiro, desde la USC, nos señala entre ellas “las posibilidades reales de las empresas promotoras beneficiarias con menos MW que la potencia mínima de compromiso”; “la obligatoriedad de ejecución de los planes industriales y su seguimiento por parte de la Consellería competente”; “la publicación del baremo de valoración en cuanto a la remuneración a percibir los propietarios de los terrenos”; o el “cumplimiento de la capacidad técnica y/o económica por parte de las empresas promotoras”. Todos ellos son elementos clave “presentados de forma ambigua, que pueden restar transparencia y generar desconfianza, y una menor aceptación social”.

La resolución del 20 de diciembre no despejó todas las dudas, al abrir nuevos plazos hasta el 15 de febrero: solo “permitió ver, parcialmente, la valoración de cada proyecto presentado, así como la ubicación de los futuros parques eólicos. Pero no arrojó luz sobre las promotoras que no recibieron el mínimo de potencia solicitado”.

LO MEJOR

Las previsiones de la Consellería de Economía e Industria: del concurso saldrán más de doce mil empleos directos e indirectos, 5.900 millones de inversión y en 20 años, las arcas públicas ingresarán mil millones.

LO PEOR

Los economistas de la Universidade de Vigo Xavier Simón y Damián Copena denuncian que sólo el 1,5% de la facturación de los parques en Galicia repercute en el medio rural; en otras zonas es el triple o cuádruple.

LA POTENCIA

8.000

megavatios es la aspiración para el futuro eólico autonómico. Habrá que “realizar un estudio exhaustivo de las potencialidades del sector en Galicia y considerar limitaciones en función del Registro de Preasignaciones del Ministerio de Industria”.

http://www.elcorreogallego.es/galicia/ecg/expertos-energia-eolica-pujan-modelo-danes/idEdicion-2011-01-17/idNoticia-630450/

El País 13 de octubre de 2010

Vientos a precio de ganga

Una tesis denuncia las escasas tarifas que se pagan por ocupar terrenos eólicos

MARÍA RODIÑO – Santiago – 13/10/2010

En Lañas, en el municipio coruñés de A Baña, disfrutan de la calma propia de una pequeña parroquia rural. Un silencio por el que teme Cándido Iglesias, ganadero, cuando habla de las muchas preocupaciones que le despierta la posibilidad de que sus tierras pasen a estar ocupadas por aerogeneradores. Si se construye el parque eólico de Vilamartiño -proyectado por la gallega Galenova sobre seis parroquias de A Baña y Val do Dubra-, su ganado pastará bajo algunos de sus 19 molinos.

En algunos acuerdos de compraventa se abonan céntimos por metro cuadrado

Los contratos están repletos de desventajas para los propietarios

 

Él y sus vecinos supieron del parque cuando fue autorizado, en 2007. Y desde entonces hasta este verano, denuncian, no volvieron a tener noticias del proyecto. “Un día llegaron representantes de una consultoría con los contratos redactados y con la amenaza de la expropiación para urgirnos a firmar”, explica Iglesias. Una situación que provocó que las dudas, la desconfianza y la sensación de desamparo se extendiesen entre los afectados.

“Ese es el procedimiento habitual”, lamenta la economista Rosa María Regueiro, que acaba de presentar en la Universidad de Santiago de Compostela su tesis Xénese e desenvolvemento do sector eólico en Galicia (1995-2010): marco institucional, aspectos económicos e efectos ambientais. Regueiro ha estudiado a fondo los números que han dejado 15 años de presencia de aerogeneradores en el paisaje gallego -desde que un decreto regulase por primera vez, en 1995, la implantación de parques eólicos- para concluir que las carencias legislativas han modelado un sector en el que los grandes perdedores son los propietarios de los terrenos donde se asientan los parques, en los que han revertido muchos menos beneficios que en otros modelos de gestión.

La forma de compensación predominante en Galicia es el alquiler o compra de los terrenos sobre los que se proyectan estas instalaciones. Y de ahí surgen con frecuencia situaciones como la que denuncian en A Baña y Val do Dubra. “La primera perversión del sistema es la idea de que el suelo adquiere valor con la instalación del parque. Y no es así: un parque se instala sobre un terreno porque éste posee potencial eólico”, explica Regueiro. Pero estos terrenos -que normalmente son suelos rústicos o forestales de bajo rendimiento, ya que la exposición a fuertes vientos reduce la vegetación- son valorados de acuerdo a sus usos previos. Por eso, una de las propuestas que se derivan de la investigación es la de crear una categoría especial de suelo para catalogar estas tierras, dándole una valoración adecuada a su potencialidad económica.

Para dilucidar cuál es la retribución justa para los propietarios de las tierras -“y de su viento”, apostilla Cándido Iglesias- Regueiro propone en su investigación un método de cálculo que, teniendo en cuenta las horas anuales de viento que se registran en un terreno y la inversión necesaria para la puesta en funcionamiento del parque, establece la compensación mínima – dejando un amplio margen de beneficios para las eólicas- en seis euros por kilovatio instalado. Revisando contratos de los últimos 15 años, se ha encontrado con que las retribuciones en Galicia oscilan entre uno y tres euros. Hay que tener en cuenta que el valor de seis euros se obtiene en los niveles mínimos de viento para la instalación de aerogeneradores, establecido en torno a las 1.800 horas anuales. Y en algunos parques gallegos llegan a registrarse más de 3.000.

Los números tampoco son alentadores en el caso de la compraventa. En los contratos estudiados a lo largo de la investigación pueden encontrarse valoraciones de céntimos por metro cuadrado. El récord negativo lo tienen terrenos en Muros pagados en 1997 a 22 céntimos, y el precio más alto registrado en estos últimos 15 años se queda en los 2,24 euros alcanzados hace una década en As Pontes. Sobre la expropiación -una amenaza frecuente- explica Regueiro que, de llegar a ese proceso, los precios son muy bajos.

A la desinformación sobre los precios se suman otras pequeñas trampas, advierte Regueiro. “La letra pequeña de algunos contratos incluye una cláusula que responsabiliza a los propietarios del desmantelamiento del parque al final de su vida útil”, advierte. Las empresas se van y el terreno vuelve a sus dueños con aerogeneradores y líneas de evacuación incluidas.

No es la única atadura que firman los propietarios. La mayor parte de los contratos contempla la posibilidad de que la empresa renuncie al contrato antes de su vencimiento sin que los propietarios reciban ninguna compensación. No es un derecho recíproco. “E incluso llegaron a recogerse penalizaciones a los propietarios en caso de descenso de la producción”, añade Regueiro.

Entre los peores modelos del mundo

 

El diagnóstico de Regueiro ante las carencias del sector eólico gallego es claro: “Hace falta una concepción integral del sector, algo que aquí nunca ha tenido desarrollo legislativo”. Y al analizar otros modelos implantados en Europa y en todo el mundo concluye que Galicia es uno de los peores lugares para poseer un terreno ventoso. En Dinamarca, Holanda, Lituania, Japón o China se obtienen más beneficios.

“Dinamarca disfruta del modelo más beneficioso para los propietarios”, cuenta Regueiro, “porque ha desarrollado una ley estatal en la que contempla a todos los agentes: la administración legisla, los propietarios son accionistas con voz y voto a través de las cooperativas que gestionan los parques, la industria desarrolla los aerogeneradores y las entidades financieras ofrecen apoyo económico”.

El resultado: la eólica es hoy una energía vista con buenos ojos por la gran mayoría de la población danesa, no solo como alternativa a las energías fósiles sino también como un recurso económico que ha revertido en el conjunto de la sociedad.

Pero en Galicia la implantación de la energía eólica ha ido acompañada de un creciente desencanto. La sensación de expolio que genera el modelo de compensación, los constantes enfrentamientos partidistas, la opacidad alrededor de sus consecuencias medioambientales y una baja incidencia en el empleo han alimentado la desafección. “Nunca se ha legislado en favor de los propietarios. Y la última ley es incluso regresiva en este aspecto”, lamenta Regueiro.

http://www.elpais.com/articulo/Galicia/Vientos/precio/ganga/elpepuespgal/20101013elpgal_7/Tes

2011.12.01.Atlantico. (El Plan General prohíbe el primer parque eólico en los montes de Vigo)

Atlántico 1 de diciembre de 2011

El Plan General prohíbe el primer parque eólico en los montes de Vigo

Un informe técnico de la Gerencia municipal de Urbanismo dictamina negativamente el proyecto del Galiñeiro

 

jose teo andres – vigo – 01-12-2011

El primer parque eólico promovido para los montes de Vigo choca frontalmente con las disposiciones del Plan General de Ordenación Municipal (PGOM), que de forma expresa prohíbe una instalación eléctrica de este tipo en la Sierra del Galiñeiro, la que promueve la empresa Terra do Vento SRL mediante la solicitud de una concesión a la Xunta.

 

Por tanto, el Concello de Vigo emitirá un informe negativo ante la Consellería de Medio Ambiente.

Así lo indica el expediente realizado por los técnicos de la Gerencia de Urbanismo y que será sometido a la próxima reunión de este organismo municipal. Terra do Vento contempla construir 13 aerogeneradores en el Galiñeiro, de los que tres estarían situados en Vigo (Zamáns) y el resto repartidos entre Gondomar y Porriño, que comparten este espacio natural. Cada uno de ellos tendría una altura entre 105 y 135 metros, así que no pasarían desapercibidos, generando 39 megawatios de potencia total ‘verde’. Pese a ello, un total de 14 entidades ecologistas se han posicionado en contra, con marchas al Galiñeiro y alegaciones al procedimiento abierto.

¿Y el Concello de Vigo? En la misma dirección con la decisión política votada en el pleno -moción del PSOE de 7 de febrero instando ala Xunta a declarar la Sierra del Galiñeiro como zona de especial protección que aparece incorporada al documento técnico de la Gerencia, un hecho sorprendente- y el respaldo técnico del PGOM. El informe de la Gerencia indica sobre el parque eólico que el Plan señala de forma taxativa que la instalación eólica en el Galiñeiro es un uso prohibido en esta zona, clasificada como suelo rústico de protección de espacios naturales. Por tanto, el visto bueno sería contrario a los criterios del PGOM para dicho entorno. Este documento técnico negativo será trasladado a la Secretaría de Calidade e Avaliación Ambiental de la Consellería de Medio Ambiente para su incorporación al expediente en marcha.

Entre las indicaciones destacan que el Galiñeiro es un enclave situado a 705 metros de altura, la cota máxima de Vigo, con una gran riqueza paisajística y natural, desde cuya cumbre es posible divisar los valles del Fragoso, Miñor y Louro, así como la Ría de Vigo. En cuanto a hábitat, señala una notable riqueza y diversidad faunística que incluye especies de aves y anfibios, así como caballos salvajes, ovejas, vacas y otras de importante valor económico.

Las 14 asociaciones se presentan en el proceso legal

Un total de 14 asociaciones, entre las que se encuentran Adega, el Instituto de Estudios Miñoranos (IEM) o la Asociación de Veciños de Vincios, componen el movimiento Protección da Serra do Galiñeiro, que se ha presentado como parte interesada en el procedimiento administrativo de tramitación del proyecto sectorial del polígono eólico abierto por la Consellería de Medio Ambiente. Así, como anunciaron, podrán alegar en el futuro estudio de impacto ambiental que presentará la compañía Terra do Vento, si, como parece, continúa interesada en poner en marcha su propuesta.

La línea de actuación de este colectivo pasa por la ampliación del Parque Natural del Aloia o buscar el amparo de la Red Natura para así blindar la Sierra, que es también la línea seguida por el gobierno vigués con su moción dirigida a la Xunta.

“No estamos en contra de la energía eólica, sino de la instalación indiscriminada de molinos”, insisten los grupos en sus reiteradas protestas y marchas en el Galiñeiro, la última muy reciente.

El expediente de la Gerencia de Urbanismo de Vigo juega a su favor, ya que señala que además de ser un espacio natural, cuenta con un medio cultural y etnográfico a proteger que incluye petroglifos y castros

http://www.atlantico.net/noticia/169363/plan/general/parque/eolico/

2011.11.30.Ecoticias. (El emplazamiento de parques eólicos y comederos artificiales podría salvar cientos de buitres leonados)

Ecoticias 30 de noviembre de 2011

El emplazamiento de parques eólicos y comederos artificiales podría salvar cientos de buitres leonados

 

Utilizado los datos de captura-recaptura y la observación directa para controlar el impacto de los cambios en la población de buitres, un estudio concluye que tanto los parques eólicos como la alimentación suplementaria pueden tener consecuencias complejas si la colocación o el cierre de comederos altera los patrones espaciales de movimiento de esta especie.

 

Enviado por: ECOticias.com / Red / Agencias, 30/11/2011,

Un estudio de investigadores del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (CSIC-UIB), en colaboración con la Universidad de la Coruña, la Universidad de California-Riverside y la Generalitat Valenciana, analiza la rápida respuesta de los buitres leonados (Gyps fulvus) al paro de turbinas individuales en parques eólicos y al emplazamiento de comederos artificiales lejos de zonas problemáticas, para incrementar así la supervivencia y tasa de fecundidad de la especie tras la crisis alimentaria de las vacas locas (2006-2008).

El estudio se localizó en la zona este de España, entre Castellón y Teruel, dado que es una de las áreas que más población de buitres leonados concentra en nuestro país (aproximadamente un 21% de la población total de esta especie en España). Los resultados indican que la población de estas aves, que hasta ese momento se encontraba en rápido crecimiento, sufrió una reducción del 24% coincidiendo con la actuación sincrónica de las turbinas eólicas y la falta de suministro de carroñas a los muladares o puntos de alimentación de aves rapaces necrófagas, debido a las restricciones legales tras la epidemia de encefalopatía espongiforme bovina.

Concretamente, los buitres experimentaron una reducción en su probabilidad anual de supervivencia del 30% y una reducción en fecundidad del 35%. Sin embargo, la población de buitres recuperó su anterior tasa de crecimiento más rápidamente de lo esperado tras parar las turbinas más problemáticas y abrir comederos lejos de las zonas más conflictivas. La acción del parque eólico resultó ser la causa más profunda del descenso en la tasa de supervivencia y fecundidad y, tal y como aclara el Dr. Alejandro Martínez Abraín, autor del estudio, “la rápida recuperación se debió probablemente a la acción de dos mecanismos naturales de amortiguación: la inmigración desde grandes colonias cercanas y el retorno a la reproducción de adultos que habían abandonado la cría al comenzar los problemas”.

Escasez de comida y aerogeneradores

En España, los buitres y otras aves carroñeras llevan siglos recibiendo comida suplementaria por parte del hombre, pero estos comederos artificiales se cerraron en 2006/2007 como parte de las medidas de control de la enfermedad de la EEB. Estudios científicos previos resaltan la utilidad de estas estaciones alimentarias para incrementar la supervivencia de rapaces amenazadas, aunque inevitablemente lleva asociada una indeseable concentración de la especie en el espacio.

Por otro lado, el riesgo de muerte por colisión con turbinas de parques eólicos se ha incrementado considerablemente en los últimos años. Estos parques se ubican generalmente en áreas de viento de ladera, lo que suele coincidir con el área operativo de las colonias de especies carroñeras, que utilizan las mismas corrientes de aire para poder planear a bajo coste.

“Utilizado los datos de captura-recaptura y la observación directa para controlar el impacto de estos cambios en la población de buitres, hemos llegado a la conclusión de que tanto los parques eólicos como la alimentación suplementaria pueden tener consecuencias complejas si la colocación o el cierre de comederos altera los patrones espaciales de movimiento, de tal manera que los buitres, al tener que desviarse de su ruta habitual, son más vulnerables a las turbinas de viento”, precisa Martínez Abraín.

Eficiencia en la gestión, el punto clave

El cierre puntual de turbinas ha resultado una medida efectiva de gestión a corto plazo, junto con la disponibilidad a largo plazo de fuentes de alimento dispersas en el espacio, lejos de los parques eólicos. Así pues, el científico incide en la importancia de una óptima gestión medioambiental: “es fundamental y recomendable que los comederos de buitres imiten al máximo el escenario ecológico de alta impredecibilidad en la que los buitres han evolucionado, disponiendo de muchos comederos de pequeño tamaño repartidos por las áreas de campeo de los buitres, evitando de este modo los efectos negativos de concentración en torno a las colonias de cría”. Además, añade el investigador, “esta solución de gestión es más barata y más factible que el cierre de parques eólicos enteros o incluso que la paralización de turbinas de viento individuales, lo que puede incurrir en altos costes económicos”.

Este estudio ha sido financiado por el Servicio de Biodiversidad de la Generalitat Valenciana y el Ministerio de Ciencia e Innovación.

Referencia bibliográfica:

Alejandro Martínez-Abraín, Giacomo Tavecchia, Helen M. Regan, Juan Jiménez, Martín Surroca and Daniel Oro; “Effects of wind farms and food scarcity on a large scavenging bird species following an epidemic of bovine spongiform encephalopathy”. Journal of Applied Ecology doi: 10.1111/j.1365-2664.2011.02080.

http://www.ecoticias.com/naturaleza/57892/El-emplazamiento-de-parques-eolicos-y-comederos-artificiales-podria-salvar-cientos-de-buitres-leonados-

2011.12.14.Nota de premsa

Nota de prensa 14 de diciembre de 2011

L’administració valenciana intenta deslegitimar la Coordinadora com a única estratègia de defensa

En setembre d’enguany, l’administració (Conselleria d’Infraestructures de la Generalitat Valenciana) i l’empresa EYRA contestaren la demana del Recurs Contenciós Administratiu interposat per la Coordinadora d’Estudis Eòlics del Comtat segons la qual es sol·licitava la caducitat de l’expedient de la zona 14 per inactivitat. Curiosament, la seua defensa no té cap argument eòlic, ni de lluita per la viabilitat del projecte, ni de què realment hi ha vent suficient, o què la comarca augmentarà en riquesa econòmica si s’implanten els molins; l’única línia en què basen la seua defensa és dir que la Coordinadora no té legitimitat per a interposar la demanda. El gabinet d’advocats de la Coordinadora està intentant resoldre-ho, però considerem molt positiu el fet que no s’haja usat cap argument eòlic per a defensar les postures de l’empresa adjudicatària.

En abril de 2010, la Coordinadora d’Estudis Eòlics del Comtat, que pugna des de fa 8 anys per a que no s’implanten de manera irracional i sense demostrar-se existència de vent 50 aerogeneradors en les serres d’Almudaina i Alfaro (comarques del Comtat i la Mariana Alta), va presentar la sol·licitud de caducitat de l’expedient de l’anomenada zona 14 del Pla Eòlic Valencià per inactivitat ja que, pràcticament, des de les 40.000 al·legacions presentades en l’estiu del 2004 com a rebuig per la comarca, no s’ha avançat en el procés administratiu que a hores d’ara es troba en un limb legal (atès com era que el 31 de desembre de 2007 havia d’estar finalitzat tot el Pla Eòlic Valencià).

6 mesos després, el 19 d’octubre de 2010 i davant l’acostumat el silenci administratiu de la Conselleria d’Infraestructures la Coordinadora va interposar definitivament un recurs contenciós administratiu. Amb gran celeritat, el 12 de novembre de 2010, el Tribunal Superior de Justícia de la Comunitat Valenciana acceptà la interposició del recurs i per tant, implícitament s’acceptava la possibilitat de delicte i la legitimitat d’aquesta Coordinadora per a presentar-lo.

 A principis de febrer de 2011 es van enviar als advocats de la Coordinadora, un conjunt de 16 caixes que contenien l’expedient de la zona 14 per a què els lletrats pogueren analitzar-ho. És digne d’assenyalar que, en eixe expedient, el document més antic és de juliol de 2005 i no figura cap de les nombroses missives que aquesta Coordinadora ha enviat a l’administració. Potser fóra bo reconèixer que si la Coordinadora denuncia a l’administració per inactivitat, ¿quina major comprovació d’aquest fet que en l’expedient no s’ha avançat res des de juliol de 2005?.

Una volta analitzat l’expedient, els advocats de la Coordinadora van presentar el 21 de febrer de 2011 la Demanda corresponent al Recurs Contenciós Administratiu que ja havia sigut admés en novembre de l’any anterior.

I és en l’últim trimestre d’enguany quan s’han succeït els esdeveniments importants que no havien estat difosos als mitjans de comunicació per expressa recomanació dels advocats de la CEEC.

En setembre de 2011 van contestar a la nostra demanda l’empresa adjudicatària de la zona 14 (EYRA) i l’Administració (Conselleria d’Infraestructures) i les estratègies de la seua defensa són ben curioses:

·         D’una banda, confirmen les sospites de la Coordinadora de què estan plantejant-se transferir la potència de la zona 14 a la zona 7.

·         D’altra banda, consideren que l’associació Coordinadora d’Estudis Eòlics del Comtat, no està legitimada per a sol·licitar la caducitat de l’expedient.

Però cap dels arguments incideix sobre les tesis denunciades per la Coordinadora, l’únic que es pretén és, amb estratagema legals, adduir que la Coordinadora no és qui per a denunciar els fets. Cosa que encara confirma més encara les denúncies, car, amb l’equip d’advocats de què compta la Conselleria d’Infraestructures i l’empresa EYRA, sorprén molt que les úniques esperances que tenen de guanyar el judici es basen en intentar fer veure que la Coordinadora (que té tots els papers en regla i està constituïda com a associació legal enregistrada i amb estatuts des de febrer de 2005) no té base legal per a denunciar.

Recentment, en novembre de 2011, els advocats de la Coordinadora han presentat un escrit de proposició de prova per a continuar argumentant la inactivitat de l’administració en la zona 14. I, previsiblement, abans de l’estiu de 2012, començarà la vista i es dictarà sentència.

 

2011.12.17.Información. (El Consell plantea trasladar el parque eólico de El Comtat a otra zona de la Comunidad)

Diario Información 17 de diciembre de 2011

El Consell plantea trasladar el parque eólico de El Comtat a otra zona de la Comunidad

 

La declaración de la Sierra de Alfaro como de Especial Protección para las Aves complica la instalación de los aerogeneradores y obliga a buscar ubicaciones alternativas en esta comarca o lejos de ella

 

M. VILAPLANA

La Conselleria de Infraestructuras se está planteando la posibilidad de trasladar el parque eólico de El Comtat, al menos en parte, a otra zona de la Comunidad Valenciana. La declaración de la Sierra de Alfaro como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) complica la instalación de los aereogeneradores, circunstancia que obliga a buscar ubicaciones alternativas en esta comarca o lejos de ella. La propia Conselleria, en las alegaciones planteadas al contencioso de la Coordinadora d’Estudis Eòlics de El Comtat, reconoce un primer intento de traslado a la zona de Alpuente, que finalmente no prosperó debido a la declaración de impacto ambiental.

El proyecto de instalación de un parque de 50 aerogeneradores en las sierras de Almudaina y Alfaro, denominadas zona 14, podría dar un vuelco después de ocho años de conflictos, si prosperan las intenciones de la Conselleria de Infraestructuras de realizar un traspaso de potencia a otra zona eólica. Estas intenciones se han puesto de manifiesto en las alegaciones que la Generalitat ha planteado a la denuncia que la coordinadora planteó solicitando la caducidad del expediente del proyecto de El Comtat.
A la hora de responder a las acusaciones de inactividad, la Conselleria revela un intento de traslado de una parte de los aerogeneradores de El Comtat a la zona 7, ubicada en el área del municipio valenciano de Alpuente. La iniciativa partió de la propia empresa encargada de instalar los aerogeneradores, y finalmente no prosperó por los informes ambientales negativos.

Sin embargo, el Consell insiste en la iniciativa, y también en las alegaciones resalta que en noviembre de 2010 se redactó para su tramitación una modificación puntual del plan eólico, en la que, entre otras cuestiones, se plantea de forma explícita la posibilidad de traspaso de potencias entre zonas. Esta modificación, que daría un soporte jurídico a la iniciativa, abriría, en opinión de la Coordinadora d’Estudis Eòlics de El Comtat, la posibilidad de un traslado, al menos parcial, a otra ubicación de la Comunidad.
La declaración de la Sierra de Alfaro como ZEPA estaría reforzando las intenciones de la Conselleria, dado que imposibilita la instalación de los aerogeneradores en este enclave. Con todo, tampoco se descarta, como reconoce la propia Generalitat, que se busque una ubicación alternativa en el propio Comtat, o que se concentren los aerogeneradores en la Sierra de Almudaina. Es por ello que la coordinadora exige información.

La Generalitat intenta deslegitimar a la coordinadora

La Coordinadora d’Estudis Eòlics de El Comtat ha acusado a la Conselleria de Infraestructuras y a la empresa adjudicataria del proyecto de intentar deslegitimarla como única estrategia de defensa ante el recurso contencioso administrativo presentado pidiendo la caducidad del expediente de la zona 14.

La coordinadora, en un comunicado, destaca que la defensa “no tiene ningún argumento eólico, ni de lucha por la viabilidad del proyecto, ni de que realmente hay viento suficiente, o que la comarca aumentará en riqueza económica si se implantan los molinos. La única línea en que basan su defensa es decir que la coordinadora no tiene legitimidad para interponer la demanda”.

Efectivamente, en las alegaciones planteadas se argumenta que la coordinadora “no acredita que ostente un derecho o interés legítimo, que suponga una relación material entre el sujeto y el objeto de la pretensión”.

Respecto a estas aseveraciones, la coordinadora señala que sus abogados trabajan para resolver la cuestión, aunque añaden que “consideramos muy positivo el hecho que no se haya usado ningún argumento eólico para defender las posturas de la empresa adjudicataria”.

La coordinadora recuerda que pugna desde hace ocho años para que no se implanten de manera “irracional y sin demostrar la existencia de viento” 50 aerogerenadores en las sierras de Almudaina y Alfaro. En este sentido, destacan que desde que en 2004 se presentaron 40.000 alegaciones contra el proyecto, no se ha avanzado en el proceso adminitrativo. De ahí la presentación del contencioso pidiendo la nulidad del expediente por inactividad.

Respecto a las intenciones de la Conselleria de trasladar el parque o parte de él a otra zona, la coordinadora destaca que se trata de una estrategia de “divide y vencerás”, y que por eso han estado en contacto durante este tiempo con los opositores de Alpuente. M. V.

http://www.diarioinformacion.com/alcoy/2011/12/17/consell-plantea-trasladar-parque-eolico-comtat-zona-comunidad/1202908.html

 

2011.12.17.Información. (El Consell plantea trasladar el parque eólico de El Comtat a otra zona de la Comunidad)

Diario Información 17 de diciembre de 2011

El Consell plantea trasladar el parque eólico de El Comtat a otra zona de la Comunidad

 

La declaración de la Sierra de Alfaro como de Especial Protección para las Aves complica la instalación de los aerogeneradores y obliga a buscar ubicaciones alternativas en esta comarca o lejos de ella

 

M. VILAPLANA

La Conselleria de Infraestructuras se está planteando la posibilidad de trasladar el parque eólico de El Comtat, al menos en parte, a otra zona de la Comunidad Valenciana. La declaración de la Sierra de Alfaro como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) complica la instalación de los aereogeneradores, circunstancia que obliga a buscar ubicaciones alternativas en esta comarca o lejos de ella. La propia Conselleria, en las alegaciones planteadas al contencioso de la Coordinadora d’Estudis Eòlics de El Comtat, reconoce un primer intento de traslado a la zona de Alpuente, que finalmente no prosperó debido a la declaración de impacto ambiental.

El proyecto de instalación de un parque de 50 aerogeneradores en las sierras de Almudaina y Alfaro, denominadas zona 14, podría dar un vuelco después de ocho años de conflictos, si prosperan las intenciones de la Conselleria de Infraestructuras de realizar un traspaso de potencia a otra zona eólica. Estas intenciones se han puesto de manifiesto en las alegaciones que la Generalitat ha planteado a la denuncia que la coordinadora planteó solicitando la caducidad del expediente del proyecto de El Comtat.
A la hora de responder a las acusaciones de inactividad, la Conselleria revela un intento de traslado de una parte de los aerogeneradores de El Comtat a la zona 7, ubicada en el área del municipio valenciano de Alpuente. La iniciativa partió de la propia empresa encargada de instalar los aerogeneradores, y finalmente no prosperó por los informes ambientales negativos.

Sin embargo, el Consell insiste en la iniciativa, y también en las alegaciones resalta que en noviembre de 2010 se redactó para su tramitación una modificación puntual del plan eólico, en la que, entre otras cuestiones, se plantea de forma explícita la posibilidad de traspaso de potencias entre zonas. Esta modificación, que daría un soporte jurídico a la iniciativa, abriría, en opinión de la Coordinadora d’Estudis Eòlics de El Comtat, la posibilidad de un traslado, al menos parcial, a otra ubicación de la Comunidad.
La declaración de la Sierra de Alfaro como ZEPA estaría reforzando las intenciones de la Conselleria, dado que imposibilita la instalación de los aerogeneradores en este enclave. Con todo, tampoco se descarta, como reconoce la propia Generalitat, que se busque una ubicación alternativa en el propio Comtat, o que se concentren los aerogeneradores en la Sierra de Almudaina. Es por ello que la coordinadora exige información.

La Generalitat intenta deslegitimar a la coordinadora

La Coordinadora d’Estudis Eòlics de El Comtat ha acusado a la Conselleria de Infraestructuras y a la empresa adjudicataria del proyecto de intentar deslegitimarla como única estrategia de defensa ante el recurso contencioso administrativo presentado pidiendo la caducidad del expediente de la zona 14.

La coordinadora, en un comunicado, destaca que la defensa “no tiene ningún argumento eólico, ni de lucha por la viabilidad del proyecto, ni de que realmente hay viento suficiente, o que la comarca aumentará en riqueza económica si se implantan los molinos. La única línea en que basan su defensa es decir que la coordinadora no tiene legitimidad para interponer la demanda”.

Efectivamente, en las alegaciones planteadas se argumenta que la coordinadora “no acredita que ostente un derecho o interés legítimo, que suponga una relación material entre el sujeto y el objeto de la pretensión”.

Respecto a estas aseveraciones, la coordinadora señala que sus abogados trabajan para resolver la cuestión, aunque añaden que “consideramos muy positivo el hecho que no se haya usado ningún argumento eólico para defender las posturas de la empresa adjudicataria”.

La coordinadora recuerda que pugna desde hace ocho años para que no se implanten de manera “irracional y sin demostrar la existencia de viento” 50 aerogerenadores en las sierras de Almudaina y Alfaro. En este sentido, destacan que desde que en 2004 se presentaron 40.000 alegaciones contra el proyecto, no se ha avanzado en el proceso adminitrativo. De ahí la presentación del contencioso pidiendo la nulidad del expediente por inactividad.

Respecto a las intenciones de la Conselleria de trasladar el parque o parte de él a otra zona, la coordinadora destaca que se trata de una estrategia de “divide y vencerás”, y que por eso han estado en contacto durante este tiempo con los opositores de Alpuente. M. V.

http://www.diarioinformacion.com/alcoy/2011/12/17/consell-plantea-trasladar-parque-eolico-comtat-zona-comunidad/1202908.html

 

 

 

 

 

 

%d bloggers like this: