2012.01.12.El Economista. (Los aerogeneradores matan cada año en España a más de seis millones de aves y murciélagos)

El economista 12 de enero de 2012

Los aerogeneradores matan cada año en España a más de seis millones de aves y murciélagos, según seo/birdlife

12/01/2012

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

Los más de 18.000 aerogeneradores que existen en España podrían estar causando una mortalidad anual de aves y murciélagos comprendida entre los 6 y los 18 millones de ejemplares, según estimaciones de la organización ecologista SEO/Birdlife.

La organización presentará en el transcurso del primer congreso científico sobre energía eólica y conservación de la fauna, que se celebra entre hoy y mañana en Jerez de la Frontera, una versión actualizada de las directrices para la evaluación del impacto de los parques eólicos en aves y murciélagos.

A lo largo de más de 100 páginas, SEO/BirdLife destaca la importancia de realizar una adecuada planificación, evaluación y seguimiento de los proyectos eólicos, ya que se ha estimado que la actual industria eólica española, formada por más de 18.000 aerogeneradores, podría estar causando una mortalidad anual de aves y murciélagos comprendida entre los 6 y 18 millones de individuos.

Según la organización, la magnitud de las mortalidades debe ser interpretada en función de los tamaños poblacionales y el estado de conservación de la especie en cuestión, resultando que tasas de mortalidad muy pequeñas pueden ser condenatorias para especies amenazadas, como es el caso del águila imperial ibérica o el buitre negro.

Uno de los principales problemas detectados por la organización radica en la inadecuada realización de los estudios de impacto ambiental, que se traduce luego en la autorización de parques eólicos en zonas incompatibles con la conservación de especies amenazadas.

http://ecodiario.eleconomista.es/sociedad/noticias/3664466/01/12/los-aerogeneradores-matan-cada-ano-en-espana-a-mas-de-seis-millones-de-aves-y-murcielagos-segun-seo-birdlife.html

——————————————————————————————————————————

Público 12 de enero de 2012

Un tercio de los parques eólicos, en zonas protegidas

Los molinos matan cada año a más de seis millones de aves, según cálculos de SEO/Birdlife

J. S.MADRID12/01/2012

Unos doscientos científicos, gestores, investigadores y empresarios asisten al congreso.

Los 18.000 molinos que España tiene desperdigados por su territorio para generar energía eléctrica provocan cada año la muerte de más de seis millones de aves y murciélagos. Una cifra que podría incluso elevarse hasta los 18 millones según el cálculo que ha realizado la organización conservacionista SEO/Birdlife y que fue presentado ayer durante el primer Congreso Ibérico sobre Energía Eólica y Conservación de la Fauna que tuvo lugar en Jerez de la Frontera (Cádiz).

De hecho, y esa es una de las principales críticas de SEO/Birdlife, un tercio de los 900 parques eólicos españoles se sitúa en áreas protegidas por las administraciones por su singular relevancia para la conservación de la fauna. En concreto, el 15% está en zona de especial protección para las aves (ZEPA) y el 17% en lugares de importancia comunitaria (LIC). A estos dos tipos de zonas se podría añadir el 20% de parques españoles ubicados en áreas importantes para las aves, que sirven de base para la designación posterior como ZEPA.

La extraordinaria capacidad mortífera de los aerogeneradores, que según el cálculo máximo equivaldría a 1.000 muertes anuales por cada molino, se debe fundamentalmente a las “graves carencias” de los estudios de impacto ambiental, que implica la “autorización de parques eólicos en zonas incompatibles con la conservación de especies amenazadas”, según explica SEO/Birdlife. Es más, un examen que realizaron en esta organización sobre 116 estudios de impacto ambiental de parques eólicos muestra que el 80% de ellos no tuvo en cuenta aspectos clave sobre el uso del territorio por las aves.

“El mayor problema sería que se viera este estudio como un ataque a la energía eólica”, aclara Juan Carlos Atienza, , coordinador de Conservación de SEO/BirdLife y uno de los redactores del informe. “Nuestro objetivo es dar a conocer que los parques también tienen efectos negativos si no se ubican teniendo en cuenta su peligrosidad para las aves. Porque matar, matan”, explica Atienza. Como ejemplo, el experto en conservación de aves cita el LIC de Serra do Mistral, en Galicia, en el que se sitúan 28 parques eólicos.

Para Atienza, se podría reducir “hasta en un 90%” la mortalidad de animales voladores de aplicarse algunas medidas para que este efecto mortífero se pudiera mitigar, como detectores instalados en los molinos. “No es lo mismo gorriones que águilas imperiales, con lo que se podría evitar que murieran los animales más protegidos”, asegura Atienza.

http://www.publico.es/espana/416586/un-tercio-de-los-parques-eolicos-en-zonas-protegidas

——————————————————————————————————————————

ABC 12 de enero de 2012

Los parques eólicos matan hasta 18 millones de aves y murciélagos cada año

SEO/BirdLife ha presentado los datos, recogidos en una versión actualizada de las directrices para la evaluación del impacto de los parques eólicos en la fauna, durante el I Congreso Científico sobre la materia que se celebra en Cádiz

EP 12/01/2012 –

ABC

La inadecuada realización de los estudios de impacto ambiental se traduce en la autorización de parques eólicos en zonas incompatibles con la conservación de especies amenazadas

SEO/BirdLife ha presentado en el I Congreso Ibérico sobre Energía Eólica y Conservación de la Fauna, que se celebra hasta el 14 de enero en Jerez de la Frontera (Cádiz), una versión actualizada de las directrices para la evaluación del impacto de los parques eólicos en aves y murciélagos.

La organización, a lo largo de 100 páginas, destaca la importancia de realizar una adecuada planificación, evaluación y seguimiento de los proyectos eólicos.

La actual industria eólica española, formada por más de 18.000 aerogeneradores, podría estar causando una mortalidad anual de aves y murciélagos comprendida entre los 6 y 18 millones de individuos, estima SEO/BirdLife.

«Las mortalidades debe ser interpretadas en función del tamaño poblacional y del estado de conservación de la especie en cuestión. Tasas de mortalidad muy pequeñas pueden ser condenatorias para especies amenazadas, como es el caso del águila imperial ibérica o el buitre negro», subrayan.

Estandarización protocolos

Uno de los principales problemas detectados por la ONG radica en la inadecuada realización de los estudios de impacto ambiental (EsIA), que se traduce en la autorización de parques eólicos en zonas incompatibles con la conservación de especies amenazadas.

SEO/BirdLife pone como ejemplo un análisis realizado sobre 116 estudios de impacto ambiental de proyectos eólicos presentados a información pública: el 80% de los mismos no habían considerado la distribución, la abundancia, el uso del territorio y del espacio aéreo o la selección del hábitat de ninguna de las especies de aves y murciélagos presentes en el área de observación.

Otro factor clave que permite aumentar el conocimiento sobre los impactos de la energía eólica es la vigilancia ambiental que se realiza una vez que los proyectos se ponen en marcha. SEO/BirdLife reclama una estandarización de los protocolos de seguimiento con el objeto de poder analizar y comparar los resultados obtenidos. Para ello, la nueva versión de las directrices que se presentan en este congreso científico, propone una metodología para llevar a cabo dicha monitorización.

http://www.abc.es/20120112/natural-biodiversidad/abci-parques-eolicos-aves-201201121310.html

————————————————————————————————————————-

ABC 21 de septiembre de 2011

Los informes de impacto ambiental no revelan la mortalidad real de las aves

Durante los últimos años se han autorizado parques eólicos que según los estudios previos eran seguros cuando, en realidad, su mortalidad ha resultado ser muy elevada una vez operativos, asegura el CSIC

21/09/2011 –

El impacto estimado en los informes ambientales previos a la concesión de licencias de parques eólicos no se corresponde con las cifras reales de mortalidad de aves, concluye un estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) publicado en Journal of Applied Ecology. El documento sugiere que las administraciones públicas podrían haber estado concediendo permisos de construcción de parques de aerogeneradores basándose en criterios erróneos.

«El trabajo demuestra por primera vez que la metodología para estimar el impacto de los parques eólicos empleada en España, que es similar a la de Europa y Estados Unidos, es inadecuada», explica Miguel Ferrer, de la Estación Biológica de Doñana. La investigación compara los datos recopilados durante tres años en 20 parques eólicos con las cifras estimadas para estas instalaciones en el estudio de impacto ambiental previo a su construcción, así como con otros 33 proyectos de campos eólicos que no obtuvieron la aprobación por parte de la Administración. Todos los emplazamientos estudiados se situaban en la región andaluza de Tarifa.

«Los resultados indican que durante los últimos años se han autorizado parques eólicos que según los estudios previos eran seguros cuando, en realidad, su mortalidad ha resultado ser muy elevada una vez operativos. Del mismo modo, es muy posible que siguiendo esos criterios erróneos se haya denegado la autorización a parques eólicos que hubiesen sido seguros para las aves», asegura Ferrer.

Distribución de las turbinas

En la actualidad, los estudios de impacto previos a la construcción se hacen midiendo los parámetros del parque eólico, que suele tener más de 20 turbinas, como conjunto. Sin embargo, los resultados de la investigación demuestran que la cifra de mortalidad de aves y su distribución varía mucho entre turbinas contiguas, ya que las corrientes de viento y la orografía de la zona determinan el comportamiento de las aves.

Por ello, los investigadores proponen que la evaluación y la autorización para el emplazamiento de los futuros parques eólicos se base en el análisis de los parámetros de cada aerogenerador de forma individual y no en el conjunto del parque. El uso de tecnologías, como las simulaciones previas en túneles de viento, además, incrementarían la calidad de las estimaciones de riesgo, y podrían compatibilizar la generación de energía no contaminante y la conservación de la biodiversidad.

Mortalidad real

Los parques eólicos generan poca o ninguna contaminación. Sin embargo, uno de sus principales impactos adversos es la mortalidad de aves por colisiones con los rotores de las turbinas. El trabajo compara los datos que constan en los estudios de impacto ambiental con los choques de pájaros por turbina y año en cada uno de los 20 parques construidos: «Comprobamos que apenas había correlación entre unas cifras y otras», comenta Ferrer.

La mortalidad de las aves varía mucho de un parque a otro y algunas especies se ven más afectadas que otras, subraya el estudio. En concreto, la tasa de rapaces estrelladas contra las turbinas fue la más alta de las registradas hasta el momento para este tipo de aves. La especie que más víctimas reportó fue el buitre leonado, con un 23% de las muertes.

http://www.abc.es/20110921/canal-natural-econoticias/abci-parques-eolicos-afectan-aves-201109211025.html

Anuncis

About CEEC

Coordinadora d'Estudis Eòlics del Comtat. http://www.zona14.org

Posted on 12 gener 2012, in Recull de premsa. Bookmark the permalink. Deixa un comentari.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: