2012.01.30. Expansión. (El ‘apagón’ de las renovables amenaza 8.000 empleos en la región)

Expansión 30 de enero de 2012

El ‘apagón’ de las renovables amenaza 8.000 empleos en la región

La patronal Avaesen considera la medida “una ley de punto final” que lleva al cierre a cerca del 80% de las empresas que no tienen presencia en el exterior. En la región hay al menos tres grandes proyectos pendientes que suman cerca de mil millones en inversión.

Si a muchas empresas de energías renovables valencianas les costaba ver la luz al final del túnel después de los cambios normativos en los últimos años, los recortes de tarifas y la imposición de cupos a las instalaciones, la decisión del Gobierno de Mariano Rajoy supone desconectar a la mayoría del sector. El presidente de la Asociación Valenciana de Empresas del Sector de la Energía (Avaesen), José Antonio Soler, definió la medida de suprimir las primas a las nuevas instalaciones de energías renovables como “una ley de punto final para el sector”.

Soler considera que paralizará a todo el sector y que para la mayoría de las empresas el futuro será el cierre, ya que apenas el 20% de las empresas valencianas tiene presencia en el exterior. Según Soler, la supresión amenaza ocho mil empleos en la región y considera difícil de explicar que se defienda como una medida para frenar el déficit público. Para Soler, el hecho de que la medida sea temporal pero no se haya fijado un plazo la convierte en indefinida y asustará a cualquier inversor interesado.

El promotor del mayor proyecto fotovoltaico en la región, la alemana Baywa, también considera que se debe aclarar la vigencia de la medida y cómo afecta a proyectos ya en desarrollo y a los que se ha aportado dinero para licencias y avales.

Sólo en este proyecto, el plan eólico valenciano y una termosolar la inversión prevista en la región ronda los mil millones. Según Avaesen, en España los proyectos renovables se cifraban en total en 100.000 millones de euros, de los que cerca de 10.000 millones pueden corresponder a la región. El nuevo decreto frena en seco a todas las tecnologías, no solo a la fotovoltaica, que concentra cinco fabricantes de paneles en la región. En su caso, ya dirigen la mayoría de la producción al exterior, pero la decisión puede reforzar la tendencia a que inviertan en nuevas plantas fuera, como ya hacen Siliken o Eurener.

La decisión también afecta a la cogeneración y a instalaciones de biogás y biomasa. En el caso de la primera, las empresas de industrias como el azulejo, el textil o incluso Ford fueron pioneras en su uso. Su renovación o mejora ahora se puede ver frenada.

Por su parte, el apagón del biogás y la biomasa deja en el aire muchos proyectos vinculados a empresas agroalimentarias, que habían visto en esta tecnología una fórmula para ahorrar costes y solucionar los problemas generados por sus residuos orgánicos.

El caso Iberdrola

Uno de los principales afectados en la región es también quién más ha reclamado el fin de las ayudas a las renovables, Iberdrola. La Generalitat adjudicó al grupo energético, junto con Bancaja, 298 megavatios de potencia eólica que suponen una inversión de más de 300 millones en pleno apogeo de su filial valenciana, Iberdrola Renovables. También barajaba biomasa.

El plan eólico valenciano previsto en 2001 aún está por concluir, con inversiones pendientes por otros 200 millones. Aunque en muchos casos los retrasos y litigios ya hacían difícil que se materializasen, la nueva medida puede ser la puntilla definitiva.

¿Recurrirá Fabra la medida de Rajoy como se hizo con ZP?

La decisión que anunció el ministro Soria el pasado viernes también plantea un dilema a la Generalitat Valenciana. El Gobierno regional no dudó en llevar al Tribunal Constitucional el recorte en las primas fotovoltaicas que aplicó el anterior Ejecutivo socialista. Según el Consell, las medidas con carácter retroactivo eran lesivas para las empresas e inversores en un sector con un gran peso económico en la región. Desde Avaesen, que celebrará hoy un consejo extraordinario, se considera que esta medida es aún mucho más lesiva. La postura de la Generalitat será un buen termómetro para conocer hasta qué punto está dispuesta a plantear reivindicaciones a Rajoy y un Gobierno central de su mismo color político.

Inversiones en el aire

-La alemana Baywa prevé invertir 150 millones en una planta fotovoltaica en Banyeres de Mariola (Alicante). Estudia cómo continuar o reconvertirlo.

-Enerstar, de FCC, ha iniciado la única termosolar regional, en Villena, con 300 millones de coste. Logró el permiso en 2009. por lo que no debería tener problemas.

-Iberdrola, Med Wind y otros aún deben invertir más de 500 millones en eólica.

http://www.expansion.com/2012/01/30/valencia/1327952805.html?a=8431a012e0f65dee08784f31d44d870f&t=1327991826

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s