Monthly Archives: febrer 2012

2012.02.27. La Nueva España. (Un campo arqueológico de alta tensión)

La Nueva España 27 de febrero de 2012

Un campo arqueológico de alta tensión

El Ayuntamiento denuncia la instalación de una subestación eléctrica en medio de un campo de enterramientos neolíticos

Los monumentos prehistóricos fueron erigidos por ganaderos que aprovechaban los pastos de altura, según un inform

La Reigada, E. CAMPO

Un aire que sabe frío y limpio mueve suavemente los matorrales del cordal que separa los concejos de Illas y Candamo, en el límite suroccidental de la comarca avilesina. Sobre la vista de los picos nevados, al sur de la región, se alzan los aerogeneradores del parque del Cogollo, en la sierra de La Degollada. El Ayuntamiento de Illas tenía previsto instalar un área recreativa, para poner en valor la riqueza natural y patrimonial del área. Porque además de unas vistas sobre toda la comarca, el enclave acoge uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del concejo: un campo de túmulos (o enterramientos) prehistóricos que están incluidos en la carta arqueológica del Principado. Pero el proyecto ya no fructificará, ya que en medio del campo tumular Hidroeléctrica instaló una subestación eléctrica para dar servicio al parque eólico. El alcalde de Illas, Alberto Tirador, inició una lucha administrativa contra la compañía eléctrica, ya que parte de la excavación se realizó en terreno del concejo, sin permiso.

«Todo empezó con el plan para instalar los molinos, y la necesidad de proyectar una subestación para canalizar la energía», explica Tirador. El Ayuntamiento se negó a tener ningún aerogenerador instalado en el término municipal, y también rechazó ceder suelo para la subestación teniendo en cuenta que el área propuesta era de especial protección. La compañía se ciñó entonces a los suelos de Candamo, en el límite con Illas, tanto en la que a instalación de aerogeneradores se refiere como a la subestación y tendidos de alta tensión, con sus torres correspondientes. Y todo ello en pleno campo tumular. Además se da la circunstancia de que Hidroeléctrica invadió suelos de Illas para realizar la excavación de la subestación sin pedir permiso al Ayuntamiento, según el Alcalde.

«Nos sorprende la pasividad de Candamo. Cuando comenzó la obra, la normativa de suelo de Candamo no lo permitía, pero se modificó a posteriori», explica Tirador. Illas, en cambio, no se quedó de brazos cruzados. Por el momento tiene planteado ante la Consejería de Economía una alegación al proyecto de los enlaces de la subestación a las redes eléctricas, que es lo único que falta por construir. En el informe de alegaciones se concluye que la afección patrimonial no es asumible, que la actuación pudiera ser reconsiderada para su implantación al sur y que no se legalizó la «ocupación ilegítima» del territorio de Illas en las actuaciones precedentes. Tirador no descarta acciones judiciales futuras. «Lo que nos preocupa es que las otras administraciones hayan sido tan permisivas. Cultura informó favorablemente, pese a que la subestación rompe la estructura del campo tumular. Y Medio Ambiente tampoco puso ningún reparo».

La arqueóloga Paula Bartolomé, de la empresa L’Azagaya, elaboró un informe sobre el campo tumular cuya estructura ahora está rota, según destaca Tirador. «No son sólo importantes cada una de las piezas, sino todo el conjunto». A simple vista, los túmulos son montículos acompañados en ocasiones de una zona de excavación correspondiente a intentos de excavar los restos: son los «pozos de saqueo». En total son cuatro los túmulos localizados junto a la subestación, si bien el área de enterramientos es mucho más amplia. Según Bartolomé, estos monumentos los levantaron ganaderos itinerantes que aprovechaban los pastos de altura para su ganado.

http://www.lne.es/aviles/2012/02/27/campo-arqueologico-alta-tension/1205164.html

Anuncis

2012.02.27. EuropaPress. (Acciona “paraliza” toda inversión en renovables en España ante la moratoria)

Europa Press 27 de febrero de 2012

Acciona “paraliza” toda inversión en renovables en España ante la moratoria

Entrecanales advierte de que esta medida puede afectar a la credibilidad y estabilidad jurídica del país ante inversores

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) –

Acciona ha “paralizado” su inversión en instalaciones de energías renovables en España ante la moratoria aprobada por el Gobierno para este sector, con lo que focalizará hacia el exterior la inversión de unos 500 millones de euros prevista para esta línea de negocio sólo en 2012, que se destinará a promover instalaciones que sumen entre 300 y 350 megavatios (MW).

Así lo indicó el presidente del grupo, José Manuel Entrecanales, quien en este sentido apuntó que la compañía actualmente está analizando el plan eólico de Marruecos.

Además, considera que la actual coyuntura de escasez de recursos y restricción en el mercado financiero “obliga a ser estricto y disciplinado con las inversiones”.

En cuanto al impacto de la moratoria de renovables en las cuentas de Acciona, Entrecanales detalló que se limita a los gastos de “decenas de miles de euros” que había realizado en las fases previas (medición de viento, tasas de reserva, entre otros) de determinados proyectos, y que ahora no tendrán retorno alguno.

No obstante, destacó que la medida de suprimir las primas al sector tendrá un efecto más relevante en Acciona Windpower, su filial de fabricación de aerogeneradores, dado que “tenía muchos potenciales clientes en España”.

Pese a todo ello, en la rueda de prensa de presentación de resultados, Entrecanales señaló a la “seguridad jurídica” que ofrece el país para invertir como “un factor más importante que un coste concreto” a la hora de evaluar los efectos de la moratoria.

“Cuando un inversor intenta evaluar un mercado, lo primero que mira es la previsibilidad jurídica del país. La credibilidad y estabilidad jurídica es clave y esencial, y es un factor que hay que vigilar, sin olvidar además que el desarrollo tecnológico de cualquier sector pasa por un proceso de protección”, argumentó. “A un niño, o lo proteges, o te sale mal”, ejemplificó.

NO SON PRINCIPAL MOTOR DEL DÉFICIT.

Durante la presentación de 2011, Acciona defendió que el sector de las renovables “no son el principal motor de la generación del déficit de tarifa”, al asegurar que sólo representan el 8% de los costes totales del sistema.

Según sus datos, mientras que las renovables contribuyeron al sistema con un ahorro de 3.800 millones de euros desde 2009, las eléctricas convencionales sumaron un coste de 4.900 millones.

“Pretender que el problema de nuestro sistema eléctrico y energético está basado en este 8% de los costes es absurdo”, declaró Entrecanales. “Hay otro 92% que es preciso analizar y ver cómo se ajusta el déficit”, añadió.

Además, Acciona considera que la ‘energía verde’ contribuye a reducir el precio del ‘pool’, pues según sus datos, en 2010 supuso un ahorro de 10 euros por megavatio a la hora (MWh), esto es, 2.700 millones de euros.

El grupo estima además que las energías renovables son “clave” para reducir la dependencia energética y mejorar la balanza comercial del país y, “esenciales para contribuir a un objetivo ahora menos considerado como es atajar el calentamiento global”.

Las renovables constituyen actualmente la primera fuente de beneficio bruto de explotación (Ebitda) de Acciona, al generar el 72,6% del total, y la segunda por ingresos (un 25%). El grupo cerró el ejercicio 2011 con un total de 8.221 MW de potencia renovable instalada, de los que 6.921 MW corresponden a parques eólicos.

http://www.europapress.es/economia/noticia-economia-empresas-ampl-acciona-paraliza-toda-inversion-renovables-espana-moratoria-20120227160936.html

Cinco Días 27 de febrero de 2012

Reclama ayudas para un negocio aún en crecimiento

Entrecanales tacha de “escasa” la rentabilidad de la inversión en renovables

El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, ha demandado al Gobierno que mantenga el apoyo a las renovables, donde señala una rentabilidad sobre la inversión del 3%: “Escasa si se compara con los hidrocarburos o las utilities“.

Javier F. Magariño – Madrid – 27/02/2012 – 16:32

La presentación de resultados de Acciona ha sido utilizada por el presidente del grupo, José Manuel Entrecanales, para mandar varios mensajes tanto al Gobierno como al sector energético. El de mayor calado puede ser el de la mínima rentabilidad de la inversión en energías limpias, que Acciona calcula en un 3%, frente al 11% de las inversiones en hidrocarburos o cerca del 10% que recogen las utilities. “Eso de que operamos en un sector altamente rentable (por el de las energías renovables) no se sostiene”, declara el primer ejecutivo de Acciona.

Entrecanales se ha referido a la moratoria del Gobierno sobre las renovables como uno de los giros regulatorios imprevistos y asegura que tiene paralizada la inversión en materia energética en España mientras se mantenga el actual escenario. “Lo que precisa España de cara a los inversores extranjeros es dar una imagen de previsibilidad jurídica”, ha afirmado en su presentación.

Desde el punto de vista de Acciona, España corre el riesgo de perder el liderazgo en la industria renovable si no se cuida a su industria: “Las renovables están en su infancia y cuando un niño no recibe cuidados, se complica el crecimiento”, cita el empresario. En este sentido, recuerda que España tiene un problema de dependencia exterior respecto a las fuentes energéticas, con un 80% de volumen importado, frente al 61% de Alemania o el 51% de Francia.

La compañía ha cerrado 2011 con una inversión de 989 millones (802 millones en energía), cifra que espera repetir en 2012. En cuanto a la deuda financiera neta, de 6.991 millones, supone multiplicar por 5,3 veces el Ebitda. Un ratio que se pretende rebajar. Para este 2012 Acciona tiene vencimientos por 541 millones que serán afrontados con los flujos de caja de los propios proyectos. “No tenemos refinanciaciones a la vista y disponemos de líneas de crédito no dispuestas por 1.571 millones”, ha aclarado el responsable del departamento financiero, Juan Gallardo.

En cuanto al resto de divisiones, Acciona ha acometido una profunda reestructuración en Trasmediterránea para acercar sus costes a los de la competencia; ha dotado provisiones millonarias en previsión de una caída generalizada de precios en la vivienda y el suelo, por el afloramiento de los activos en manos de la banca, y sigue reportando caídas en el mercado local de la construcción. En este último sentido, y dentro del contexto de estrechez de crédito, Entrecanales ha puesto a disposición del ministerio de Fomento la capacidad inversora de Acciona para participar en proyectos de colaboración público-privada.

http://www.cincodias.com/articulo/empresas/entrecanales-tacha-escasa-rentabilidad-inversion-renovables/20120227cdscdsemp_12/

La información 27 de febrero de 2012

Acciona pide una distribución más justa del esfuerzo para atajar el déficit

15:35h | lainformacion.com

El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, ha rechazado hoy que las culpables del déficit de tarifa sean las renovables y ha pedido que las medidas para atajar este problema supongan una distribución “más justa” del esfuerzo.

Madrid, 27 feb.- El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, ha rechazado hoy que las culpables del déficit de tarifa sean las renovables y ha pedido que las medidas para atajar este problema supongan una distribución “más justa” del esfuerzo.

Según ha destacado hoy Entrecanales ante los analistas, las renovables ya han contribuido “con enorme esfuerzo” en los últimos años y ha incidido en que la moratoria aprobada recientemente implica asumir unos costes adicionales y paralizar temporalmente las inversiones.

Asimismo, ha advertido de los peligros que puede conllevar aprobar cualquier medida retroactiva, en referencia a las peticiones de las eléctricas de paralizar instalaciones en proyecto, y ha señalado que la intención del Gobierno es actuar de forma legal en lo que afecta a estas energías.

Entrecanales ha defendido que las renovables han reducido los precios del mercado mayorista y ha lamentado que los “intereses sesgados” simplifiquen el coste del sistema eléctrico en las primas olvidándose del incremento de otros costes y de factores exógenos como la volatilidad del crudo.

“Asumir que son los costes de las renovables los que producen el déficit es una simplificación gruesa del problema”, ha apuntado, para agregar que, excluida la fotovoltaica, el coste de las primas a las renovables durante el pasado año fue del 8 %, por lo que “hay otro 92 % que hay que analizar”.

El presidente de Acciona también ha rechazado que otras empresas del sector, más allá de las eléctricas, tengan que contribuir a la financiación de este desfase, tal y como han planteado Gas Natural o o Iberdrola.

“El sector de la energía convencional genera más ingresos y nuestras rentabilidades son más bajas (…). Las dimensiones de nuestras cuentas de resultados no dan más de si y estamos en niveles de retorno de inversión marginales”, ha resumido.

Para atajar el déficit, Acciona ha propuesto diversas medidas como que todo el sector energético colabore en los compromisos ambientales, que se revise la remuneración de actividades de red, o que se eliminen los pagos por interrumpibilidad, que cobran algunas empresas para poder cortar la luz.

Asimismo, ha apuntado a que el Gobierno “tome en consideración” que el consumidor no recibe la señal de precio de la energía final, ha subrayado que la estabilidad jurídica es “esencial y clave” y lo que más hay que vigilar y ha destacado el alto potencial de la termosolar, una tecnología cuyo desarrollo pasa por la protección.

(Agencia EFE)

http://noticias.lainformacion.com/economia-negocios-y-finanzas/energia-alternativa/acciona-pide-una-distribucion-mas-justa-del-esfuerzo-para-atajar-el-deficit_5kHbrkS1nYEEuv4VwoxHo7/

2012.02.27. ABC. (Ferrer (CISC) dice que retraso de Extremadura en eólicas supone una ventaja)

ABC 27 de febrero de 2012  

Ferrer (CISC) dice que retraso de Extremadura en eólicas supone una ventaja

(Extremadura) SECTORES-EMPRESAS | > AREA: Economia, negocios y finanzas

27-06-2012 / 12:30 h EFE

El investigador de la Estación Biológica de Doñana (CSIC) y presidente de la Fundación Migres, Miguel Ferrer, ha dicho hoy que el hecho de que Extremadura sea la región que más ha tardado en instalar parques eólicos supone “una ventaja” pues le permitirá no cometer “los errores del pasado” en la implantación de esta energía.

Así lo ha declarado Ferrer a los medios de comunicación antes de comenzar la primera Jornada Científico-técnica sobre Energía Eólica y Conservación de la Biodiversidad en Extremadura que se ha celebrado hoy en Mérida, y que ha inaugurado el jefe de servicio de Protección Ambiental del Gobierno regional, José Alberto Domínguez.

La jornada ha tratado sobre el daño que puede causar la instalación de los molinos de viento en la fauna silvestre, y cuáles son las metodologías a seguir para evitar el impacto ambiental de una manera eficiente.

El investigador del CSIC ha explicado que Extremadura tiene ventaja en la demora de instalación de energía eólica, ya que ahora hay mayor conocimiento para saber donde colocar los parques y que “no afecte a la biodiversidad”.

El principal problema que conllevan estas plantas de energía es el impacto con aves y murciélagos y la destrucción de hábitats naturales de la fauna, pero “ahora conocemos mejor estos contratiempos que hace 20 años”, y “podemos suministrar a las administraciones y empresarios las herramientas” para combatirlo, ha añadido Ferrer.

A preguntas de los periodistas, el investigador del CSIC ha señalado que estas herramientas consisten en estudios mediante túneles de viento e instrumentos informáticos, que “además disminuirán los costes de producción de los parques eólicos”.

“Anteriormente, se exigían muchas personas en el campo para observar los ciclos de vuelos de las aves y ahora sabemos que no lo hacíamos correctamente”, ha agregado.

En cuanto a los errores, Ferrer ha destacado que estos han sido a escala mundial, aunque en España con mayor impacto porque es una de las mayores potencias mundiales en energía eólica.

Por su parte, el jefe de servicio de Protección Ambiental, a preguntas de los medios sobre si la región podrá cumplir los objetivos que marca Europa de conseguir en 2020 una cuota del 20 por ciento en energías renovables, ha contestado que “la gran cantidad de solicitudes para centrales renovables, demuestra que Extremadura ha apostado muy fuerte”.

Domínguez también ha repasado los proyectos en marcha de parques eólicos en la región, donde existen 26 aprobados por el Consejo de Gobierno, de los cuales seis “ya han desarrollado totalmente la tramitación medioambiental”.

Con respecto a la cuestión planteada por los periodistas sobre la rentabilidad de los parques eólicos en Extremadura, Domínguez ha señalado que “hay zonas en la región con un viento con suficiente intensidad en torno al que pueden surgir proyectos sin necesidad de recurrir a primas”.

http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=1199362

2012.02.24. El País. (Las cuentas pendientes de la energía)

Las cuentas pendientes de la energía

El Gobierno prepara la reforma de un sector estratégico atenazado por la deuda

Es un asunto delicado en un país con un sistema solo nominalmente liberalizado

Hay una dependencia exterior brutal y un consumo de energía superior a la media europea

Santiago Carcar Madrid24 FEB 2012 – 21:49 CET98

La cirugía sin anestesia, de combate, que está practicando el Gobierno en la economía ha tocado hueso y se acerca al nervio. Tras la reforma financiera y la del mercado de trabajo, toca reformar el sistema energético. Es un asunto delicado en un país con un sistema solo nominalmente liberalizado, con una dependencia exterior brutal (80%) y un consumo de energía que es un 20% superior a la media europea por unidad de PIB.

La reforma es crucial. No solo porque afecta a uno de los núcleos de poder e influencia más importantes del país, sino por la delicada situación que atraviesa, con una fuerte caída de la demanda de electricidad (2,1% en 2011, hasta el mismo nivel que 2006), un exceso evidente de potencia instalada (100.576 MW) y una fuerte competencia —forzada, según las empresas tradicionales— de las energías renovables, que el pasado año cubrieron el 33% de la demanda.

Con todo, el gran problema a resolver se llama déficit tarifario, una deuda contraída —por todos— con las grandes compañías eléctricas, que supera los 24.000 millones de euros acumulados en poco más de una década y que nadie sabe muy bien cómo resolver sin conflictos. Esa deuda convierte a España en una excepción. Es “el único país del mundo en el que los clientes mantienen una deuda con el conjunto del sector eléctrico, que se acumula creciendo de forma crónica año a año”. La descripción es de la consultora PwC en su informe Diez temas candentes del sector eléctrico español para 2012.

La deuda contraída y reconocida a las eléctricas es la mitad del saneamiento impuesto a la banca (52.000 millones de euros)

Pero hay que aclarar qué es el déficit tarifario. Y nadie mejor para contestar que la Comisión Nacional de la Energía (CNE): “Es la diferencia entre el coste real de la electricidad y el precio que los usuarios están pagando por ella”. Bien. Y ¿por qué se produce? “Hasta 2007”, explican los expertos de PwC, “porque la tarifa eléctrica vigente en esos años no recogía adecuadamente el coste de adquisición de la energía”. A partir de julio de 2008, por la diferencia entre los ingresos que se obtienen de los peajes que pagan los clientes y los costes reconocidos a las actividades reguladas del sector eléctrico (transporte, distribución y primas a las renovables, fundamentalmente).

La dimensión del nudo que debe desatar el nuevo ministro de Industria, José Manuel Soria, se comprende mejor si se comparan los números. La deuda contraída y reconocida a las eléctricas es la mitad del saneamiento impuesto a la banca (52.000 millones de euros) y casi el doble de la deuda del sistema sanitario público (15.000 millones). En números redondos, casi un 3% del producto interior bruto español.

Más como manifestación de voluntad que como medida efectiva, Soria aprobó a las pocas semanas de hacerse cargo del ministerio una moratoria temporal de las primas que reciben y que este año se situarán en 7.200 millones de euros. Pero la moratoria, que no afecta a los proyectos termosolares ya registrados, apenas supondrá un ahorro anual de 160 millones de euros. Una gota en el mar. Aunque sí lanza un mensaje claro: las cosas van a cambiar, y mientras cambian, la cartera estará más cerrada.

Soria repite la misma idea: la solución a los problemas no recaerá solo sobre los consumidores

Así pues, son dos los problemas inmediatos a resolver: el déficit de tarifa —que no deja de ser una factura aplazada a 15 años— y el desarrollo de las energías renovables. Los dos problemas están relacionados. Para las grandes compañías energéticas agrupadas en la asociación patronal Unesa, las renovables son la causa principal de la deuda que oprime el sector por una doble vía: reciben primas en una cuantía que no está justificada y se benefician de una regulación que expulsa del mercado a unas tecnologías tradicionales que, en cualquier caso, son necesarias para respaldar el funcionamiento de sistemas todavía inmaduros.

Hasta el momento, Soria y su equipo para el área energética, dirigido por el exvicepresidente de la CNE, Fernando Martí, han encarado los problemas sin concretar medidas. “No nos ha recibido”, se quejaba esta misma semana el consejero delegado de una de las grandes compañías. Por parte de Soria, silencio y una idea repetida de varias formas y maneras allí donde ha habido ocasión: la solución a los problemas no recaerá solo sobre los consumidores. La idea no es original de Soria; el primero que la manejó fue el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su discurso de investidura.

El ministro ha deslizado que reformará el mercado gasista para evitar que se reproduzca la situación creada en el sector eléctrico

Mientras Soria y Martí estudian cómo tratar la delicada y cara vajilla energética sin romper piezas, el ministro ha deslizado algunas líneas de lo que piensa aplicar: reformar el mercado gasista para evitar que se reproduzca la situación creada en el sector eléctrico; mantener las ayudas al carbón —un asunto que cuesta más de 500 millones al año y con evidente impacto político en las zonas mineras del país— y aprovechar al máximo todas las tecnologías de generación disponibles, lo que incluye las centrales nucleares y la anunciada renovación del permiso de funcionamiento de Garoña.

Son pinceladas gruesas, aún por afinar, pero que han bastado para inquietar a las grandes compañías energéticas, que temen, con fundamento, que tras la moratoria “temporal” a las renovables, les haya llegado la hora del sacrificio. Si Economía (Luis de Guindos) logró imponer el gesto de recortar el salario de los banqueros apoyados con fondos públicos, no hay razón, admiten en el sector, para que el Ejecutivo no tenga otro gesto con fácil rédito de imagen al imponer supuestos sacrificios a las grandes empresas.

Una puerta abierta a la quita

El ministro Soria, sin despejar la incógnita, ha dejado la puerta abierta a lo que más temen los grandes empresarios del sector eléctrico: alguna forma de quita en la deuda reconocida a las empresas. Lo hizo, sin ir más lejos, la pasada semana en el transcurso de un almuerzo en el Foro Nueva Economía: “No se puede admitir que el déficit tarifario se convierta en un problema de déficit público”, argumentó. De alguna forma, sostiene el exconsejero de la CNE Jorge Fabra, ya lo es. Porque en su opinión, “el déficit tarifario a través de la titulización [colocación en los mercados con aval del Estado], compite con el Tesoro en la colocación de la deuda soberana”. Fabra considera que no puede haber quita en la deuda reconocida “porque ese dinero, incorporado al balance de las empresas, ya se ha repartido, entre otras cosas, en forma de dividendo”. Sí se puede actuar, asegura, en el proceso de colocación de la deuda, que debería, en su opinión, correr a cuenta de las empresas.

En un sector tan especializado los números se examinan al céntimo para armar las críticas. Sobre el termosolar, los números caen de punta

Fabra, como otras voces (Asociación de Grandes Consumidores, AEG; Protermosolar, de empresas con proyectos termosolares, o Unef), consideran necesario revisar la situación de las centrales nucleares e hidroeléctricas, bien para rebajar los precios a los que son retribuidas por generar electricidad, bien para soportar una tasa que contribuya a aliviar el déficit. Lógicamente, las empresas propietarias se oponen ferozmente con todo tipo de argumentos: niegan que las instalaciones estén amortizadas y destacan que son indispensables para garantizar el suministro.

La cuestión es que, con el ajuste a la vista, cada cual defiende sus intereses lo mejor que puede y sabe. Iberdrola, Gas Natural Fenosa y Endesa, los grandes, apuntan sin disimulo a una tecnología, la termosolar (centrales que utilizan espejos durante el día para calentar fluidos, generar vapor y producir electricidad) como la principal responsable de los desequilibrios que amenazan al sistema en el futuro. El hecho de que en la moratoria para las renovables recién aprobada se haya respetado el plan de instalación de plantas termosolares preregistradas (2.525 megavatios) no ha hecho más que aumentar las críticas. “Nueva burbuja”; “una locura”; “un agujero imposible de financiar”. Las descalificaciones vuelan como cuchillos.

Los destinatarios de tanta crítica son un puñado de empresas que acumulan 2.525 megavatios autorizados en preregistro. Se trata de Abengoa, ACS, Acciona, Grupo Solar Milenium, Samca, Elecnor y Torresol. Los tres primeros grupos controlan más del 50% de los megavatios autorizados.

En el modelo ideal, con sobrecapacidad de generación y demanda a la baja, los precios deberían tender también al descenso. Y sin embargo, no es así

En un sector tan especializado como el eléctrico, los números, para bien y para mal, se examinan al céntimo para armar las críticas. Y sobre el sector termosolar, los números caen de punta. Como chuzos. Según las cuentas que circulan por las grandes empresas, la termosolar es la más cara de las renovables (320 euros MWh) y tendrá un coste para el sistema de 2.000 millones de euros al año si se cumplen las previsiones y se instalan los 2,5 GW autorizados. Un coste que se extendería durante al menos 25 años. En 2011 las empresas cobraron en torno a 400 millones de euros y en 2012 la previsión apunta a 553 millones.

Por supuesto, las empresas agrupadas en la asociación Protermosolar también manejan números. Favorables, faltaría más. Según las cuentas elaboradas por la consultora Deloitte, en 2020 los proyectos termosolares contribuirán al PIB con 3.516 millones al año, ahorrarán la importación de 140.692 toneladas equivalentes de petróleo (tep) y en 2015 su actividad habrá ahorrado la emisión a la atmósfera de 3,1 millones de toneladas de gases.

Visiones absolutamente divergentes en un sector, el energético, que ha registrado un importante proceso especulativo con los huertos solares y que tiene poco que ver con lo que, en numerosas ocasiones, se ha publicitado para el sector eléctrico: una actividad teóricamente en competencia, liberalizada y moderna.

Escasa competencia y fiscalidad elevada

Aunque la teoría se quiebra. En el modelo ideal, con sobrecapacidad de generación —las centrales de ciclo combinado, que suman más de 25.000 megavatios, solo funcionan una cuarta parte de las horas posibles— y demanda a la baja, los precios deberían tender también al descenso. Y sin embargo, no es así. Las razones son múltiples. La escasa competencia y la fiscalidad de la electricidad explican en parte el problema. Hasta un 28% de la factura son impuestos. Y de los costes totales del sistema (en torno a 31.000 millones), más de un tercio tienen que ver con decisiones de política energética o lo que es lo mismo, con decisiones que toma el Gobierno de turno. Un error, como sucedió con la estimación del negocio solar fotovoltaico, o una decisión política arriesgada —contener artificialmente las tarifas eléctricas, como se hizo en 1998— puede hipotecar el futuro.

Y luego toca enmendar errores. El consejero delegado de Gas Natural Fenosa, Rafael Villaseca, es uno de los representantes del sector eléctrico y gasista que ha solicitado “limpiar” la tarifa eléctrica de todo aquello que, estrictamente, no es electricidad. Desde el coste de mantener el sistema en Baleares y Canarias, los llamados extrapeninsulares, hasta las subvenciones al carbón, pasando por la llamada interrumpibilidad (descuentos a las grandes industrias por admitir restricciones de suministro en caso necesario), que suman, según sus números, 600 millones por año.

En el descontrol de los huertos solares, que en 2010 ya sobrepasaban en un 800% el objetivo fijado, tuvo que ver la duplicidad de competencias

Pero en un contexto de crisis, el responsable de Industria lo tiene difícil para taponar agujeros sin soliviantar ánimos. Y no se trata solo de empresas. En el descontrol de los huertos solares, que en 2010 ya sobrepasaban en un 800% el objetivo fijado en 2005 para su desarrollo, además de la favorable retribución, tuvo mucho que ver la duplicidad de competencias entre el Estado central y las comunidades autónomas. Es algo a solucionar. Pendiente.

Como pendiente está una apuesta decidida por el ahorro energético. Es una cuestión económica fundamental, mal resuelta hasta ahora y que ha hecho perder competitividad al conjunto de la economía.

Y aunque con las dificultades económicas las cuestiones medioambientales parecen haber pasado a un segundo plano, no conviene perderlas de vista. Lo recuerda en sus documentos la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que, para frenar el cambio climático, considera que el 60% de las medidas a adoptar deberían ser acciones relacionadas con la eficiencia energética; el 20% relacionadas con las energías renovables; en un 10%, con la energía nuclear, y en otro 10%, con el secuestro de carbono.

http://economia.elpais.com/economia/2012/02/24/actualidad/1330116585_726292.html

2012.02.21. Mediterráneo. (Els Ports reclama las primas eólicas para garantizar el futuro del interior)

Mediterráneo 21 de febrero de 2012

Reacciones al anuncio del ejecutivo central

Els Ports reclama las primas eólicas para garantizar el futuro del interior

Puig exige al Gobierno central que incluya partidas que sirvan para garantizar la continuidad de los parques. Los alcaldes piden no aplicar ajustes a las ampliaciones de las infraestructuras que se adjudicaron en el 2009

ÀNGELA AGULLEIRO 21/02/2012

La mayoría de los municipios eólicos de Els Ports coincide en que la supresión de las primas por nuevas instalaciones de molinos de viento anunciada recientemente por el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, frenará en seco las posibilidades de desarrollo del interior provincial. Por ello, exigen que no se lleve a cabo y que, de hacerse efectiva, incluya una moratoria para los proyectos ya adjudicados, como la ampliación de los parques eólicos 1, 2 y 3.

El presidente de la Mancomunidad de Els Ports, Santiago Pérez, manifestó que “en el aspecto económico, las localidades de la comarca sufrirán la bajada de ingresos en sus arcas municipales y la destrucción de puestos de trabajo, ya que este tipo de mercantiles suponen la primera fuente de generación de empleo y una salida para los jóvenes titulados”. Unas conclusiones que también comparte el alcalde de Vilafranca, Óscar Tena, quien alertó de que “más de 50 personas tienen empleo directo gracias a este tipo de infraestructuras”, lo que se verá mermado si las empresas no deciden continuar con los proyectos como consecuencia de la eliminación de las primas por la puesta en marcha de molinos.

Por su parte, el alcalde de Morella y diputado por Castellón en el Congreso, Ximo Puig, exigió al ministro de Industria que rectifique y no lleve adelante “su amenaza” de suprimir las bonificaciones, lo que afectaría, en el caso de la provincia, a los 340 megavatios que se concedieron el año pasado y que todavía no se han ubicado.

Por este motivo, y teniendo en cuenta que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, está preparando los presupuestos, Puig aprovechó para pedirle que incluya partidas que garanticen la continuidad de un sector “del que dependen muchos empleos”.

No obstante, en el caso de Portell y la Todolella, sus alcaldes (del PP), Álvaro Ferrer y Alfredo Querol, respectivamente, aseguraron entender los recortes del Ministerio, aunque Ferrer afirmó que el nuevo panorama “no tiene por qué afectar a la implantación de eólicos”, mientras que Querol añadió que “si no se llevan a cabo será por la situación económica que atraviesan las mercantiles en general, ya que no iban a impulsarse a corto o medio plazo”.

En el cómputo general, la previsión de la ubicación de nuevos aerogeneradores suponía crear 360 empleos e invertir 340 millones de euros. A pesar de ello, el sector ya advirtió de una ralentización de los proyectos debido a la falta de licencia ambiental para poder materializar las instalaciones.

http://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/comarcas/els-ports-reclama-las-primas-eolicas-para-garantizar-futuro-del-interior_719298.html

 

Los municipios siguen sin cobrar el IBI eólico

À. A. 21/02/2012

Los municipios del interior de la provincia mantienen otra cruzada con la mercantil Renomar que gestiona los parques eólicos de la zona. Y es que todavía no han cobrado todas las anualidades del IBI especial por este tipo de instalaciones debido a que la mercantil recurrió el pago de este tributo ante los tribunales.

“Una reciente sentencia que daba la razón a Forcall sentó jurisprudencia, por lo que las localidades restantes estamos a la espera de que salgan las resoluciones”, manifestó el alcalde de Vilafranca, Óscar Tena, quien detalló que todavía le faltan las anualidades del 2009 y el 2010.

En el caso de Portell, su alcalde, Álvaro Ferrer, detalló que el cobro pendiente pertenece al 2011, mientras que en la Todolella falta el recibo del 2010.

Por su parte, en Forcall, su primer edil, Santiago Pérez, afirmó que “estamos esperando la sentencia correspondiente al IBI del 2010, aunque todos los munícipes coincidimos en que, más tarde o más temprano, cobraremos las cantidades”.

De hecho, hace unos meses Forcall y Ares del Maestre ganaron el recurso que la firma interpuso para no abonar la cantidad de más que significa el IBI de características especiales del 2009. En este caso, los abogados de la Diputación provincial fueron los encargados de defender a los dos municipios en el juicio celebrado en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat (TSJCV) y en el que les dieron la razón a los municipios.

http://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/comarcas/los-municipios-siguen-sin-cobrar-ibi-eolico_719297.html

2012.02.21.Energías renovables. (Aves y parques, una mirada realista)

http://www.energias-renovables.com

Aves y parques, una mirada realista

Martes, 21 de febrero de 2012

El Congreso Ibérico sobre interacciones de Fauna y Energía Eólica celebrado el pasado enero en Jerez dejó sobre la mesa las elevadas estimaciones de siniestralidad de algunas organizaciones conservacionistas. Alvaro Camiña, consultor medioambiental independiente para administraciones públicas y empresas nacionales e internacionales, considera poco realistas esas cifras y, sin negar que el problema exista, aporta en este artículo otros datos que ayudan a no caer en conclusiones erróneas o alarmistas.

Según los datos que se presentaron en el Congreso, el parque nacional de casi 19.000 aerogeneradores en toda España, causaría alrededor de 1 y 3 aves colisionadas por aerogenerador y día. Para los que desarrollamos Planes de Vigilancia Ambiental se nos hacen excesivos estos números, y podemos comprobarlo a diario cuando acudimos a trabajar en los parques; se puede encontrar como mucho hasta una o dos por día en un parque medio de 15 a 30 aerogeneradores. Sin embargo,  la siniestralidad existe y con los conocimientos actuales, debemos y sobre todo podemos minimizarla. Para ello hay que ir primero a la raíz del problema, un círculo vicioso que es preciso romper de una vez por todas.

Al mismo Congreso acudió una representación de empresas consultoras, y entre las presentaciones, la nuestra revisó alrededor de 1000 estudios de seguimiento en distintos períodos entre 2000 y 2011 en el norte de España, desde La Rioja a Castellón pasando por Aragón, Soria y Guadalajara; una muestra del 35% aproximadamente de los parques eólicos y aerogeneradores en funcionamiento, además de comparar información del Estrecho de Gibraltar. Todos esos datos fueron suministrados por los organismos competentes de las Comunidades Autónomas y pueden arrojar claramente información y algunas reflexiones sobre este problema.

El resultado de la revisión no fue el óptimo esperado; demostró la presencia de importantes carencias por parte de muchas de las consultoras: metodologías incompletas o mal planificadas, escaso e insuficiente análisis de los resultados, simples listados de siniestralidad sin entrar a valorar las causas que la producen, su variación espacial o temporal o la falta de una estimación adecuada de las posibles tasas de predación o de la eficiencia de búsqueda de las personas encargadas. Cuando un animal muere, por el motivo que sea, existe una fauna asociada que suele descomponer el cadáver hasta hacerlo desaparecer, desde pequeños insectos a carnívoros. Cuanto más pequeño sea, antes suele ocurrir por lo que entre dos visitas consecutivas existe una probabilidad y posibilidad de no encontrarlo. Si no ha desaparecido, y en función del tamaño y del paisaje –más o menos vegetación- el observador lo puede pasar por alto durante la búsqueda. Otro de los motivos es su propio cansancio, al ir acumulando más y más aerogeneradores a lo largo de la jornada. Estos errores, son la base de las estimas de siniestralidad, aspecto que casi el cien por cien de los trabajos apenas investigó debidamente y de donde vienen los valores apuntados en el título de este artículo.

Escasa calidad de muchos estudios.

En general, el conocimiento de las consultoras fue  inadecuado para una calidad mínima requerida. El promotor contrata a la que considera más conveniente, ésta hace su trabajo, reporta al promotor que a su vez informa a la Administración; el informe se almacena junto a otros similares y luego las organizaciones conservacionistas los consultan, analizan y extraen sus conclusiones basadas en estos datos incompletos. Por su parte, las Administraciones encargadas de la supervisión y adecuación de los estudios, no exigieron la corrección de las mencionadas carencias, limitándose a una somera revisión de los mismos. No se debe olvidar que son precisamente las Administraciones las que se deben encargar del cumplimiento de las Declaraciones de Impacto Ambiental. El promotor por su parte, como cualquier empresa, lo que busca es el máximo beneficio por su actividad. El no es el que debe aportar el conocimiento a los Planes de Vigilancia, debe ser la consultora, pero sí debe velar por elegir a los mejor preparados y con mayores conocimientos.

Lamentablemente, y aún más en tiempos de crisis como los que nos encontramos, el criterio principal de selección y casi exclusivo en los Planes de vigilancia es el de la oferta económica. Entre los argumentos esgrimidos sobre la profundidad de los estudios está el “es que es lo que me piden” o por parte del consultor “es que me deben decir cómo debo hacerlo”. Pero debe ser éste último el que realmente conozca el “know-how” del Medio Ambiente, debe ser el que proponga a Administración y promotor con sus conocimientos y el que debe garantizar un seguimiento ambiental riguroso y aportar valor añadido al producto que comercializa y no limitarse cubrir un expediente de la mejor manera posible. A todo esto habría que añadir que el sector de consultoría se encuentra enormemente atomizado y muchos trabajos son subcontratados sucesivamente con la consiguiente pérdida de la cadena de valor. El consultor debe tener capacidad y argumentos para sostener las afirmaciones de sus informes ante cualquier estamento, incluido el judicial. Los informes consultados demuestran que solamente con los mismos datos que constan en los informes, tomados y analizados debidamente, se podría haber hecho mucho más. La consecuencia de estas carencias se manifiesta por un lado en los mencionados errores de estimación, en que las conclusiones generales de los seguimientos, cuando las hay, puedan ser erróneas, decidiéndose medidas que pueden provocar el efecto contrario para el que se han diseñado.

Entrando de lleno en los datos de siniestralidad analizados, unas 6000 aves colisionadas de más de cien especies y asumiendo que serán menos de las reales, destacan aquellas de gran tamaño con tasas de reproducciones muy bajas que tienen por lo general uno o dos pollos por año. La muerte de pocos ejemplares puede provocar un efecto importante en las poblaciones a largo plazo; es el caso de los buitres. En segundo lugar en cuanto a siniestralidad están el cernícalo común, el águila calzada y la culebrera. En general, salvo el cernícalo, se trata de aves planeadoras con escasa capacidad de maniobra que dependen mucho de corrientes de aire, las mismas que mueven las palas de los aerogeneradores. Por detrás, otro gran grupo de rapaces muestra resultados que dependen de las condiciones de la zona donde se encuentre el parque y de sus áreas de campeo. Es el caso del águila real, capaz de hacer auténticas piruetas esquivando los aerogeneradores.

Recientemente se ha puesto en tela de juicio la validez de los estudios previos de avifauna. Y es aquí donde tampoco se analiza convenientemente los cambios en el medio o entorno de los parques eólicos.  Porque las circunstancias existentes en el momento de las concesiones no son las mismas unos años después. Claro ejemplo es la paralización de parte los aerogeneradores del norte de Castellón entre 2008 y 2010 por decisión judicial debido a la alta mortalidad ocurrida. Los buitres antes, durante y después de que se cerraran y reabrieran los muladares por el mal de las vacas locas, cambiaron su comportamiento de búsqueda de alimento, lo que provocó a su vez cambios en la siniestralidad espacial y temporal, incrementándose el número de aerogeneradores donde se produjeron colisiones.

Sobre el efecto barrera.

Otro de los problemas aducidos en contra de la energía eólica ha sido el del efecto barrera frente a los bandos migratorios y del que apenas existen estudios publicados. Aunque efectivamente las líneas de aerogeneradores aparentan líneas continuas en el paisaje,  la realidad es que el efecto en bandos de grullas, ánsares o palomas torcaces apenas se ha visto reflejado de manera anecdótica en la mortalidad de estas especies. En el Estrecho de Gibraltar, donde la migración es aún muchísimo más notoria, las bajas por colisiones con respecto a las aves que migran son muy pequeñas. En términos generales y en todos los casos, las colisiones eran mucho más marcadas en la migración otoñal, debido sin duda a un mayor agrupamiento de los bandos en sus desplazamientos.

Finalmente, en las aves de menor tamaño, los paseriformes, la mortalidad aparece en casi todas las familias, salvo las especies típicamente forestales. Dependiendo de su biología, los patrones de siniestralidad marcan picos en unas u otras épocas del año, o de dependiendo del piso climático donde se encuentre el parque estudiado. Es el grupo donde más errores de muestreo se pueden producir. En un trabajo que realizamos con carroñas controladas, a las veinticuatro horas habían desaparecido el 20% de ellas sin dejar rastro alguno y en quince días el 98%. Si los muestreos se hacen en dichos intervalos de tiempo, el observador será incapaz de detectar aquellas que han desaparecido. Es entonces donde hay que estimar y que las fórmulas de esa estimación sean ajustadas a la realidad. Al igual que con las aves ocurre con los murciélagos, más difíciles de localizar y estudiar pues precisan de equipos más sofisticados que no se pueden por la falta de presupuestos adecuados.

Como conclusión, debemos decir que el estudio de la siniestralidad en parques eólicos debe de considerarse en su justa medida, evitando comparaciones que lleven a conclusiones erróneas o alarmistas como las planteadas al principio de este texto. Incluso con otras posibles causas de mortalidad en aves. Esto no aporta nada convirtiéndose en un debate estéril. En algunas especies, los “puntos negros” de los parques pueden identificarse (un 10% de los aerogeneradores por ejemplo causaban entre el 40 y 50% de las bajas de buitre leonado) y es ahí donde debemos centrarnos. Los promotores sin miedo a decir lo que pasa, las Administraciones facilitando la información, y los profesionales del Medio Ambiente aportando el valor y conocimiento. El tabú a hablar abiertamente ha de ser superado y como pasó con las electrocuciones o colisiones en tendidos eléctricos, aportando soluciones, compatibilizar desarrollo y conservación de la biodiversidad.

2012.02.20.Mediterráneo. (El sector eólico alerta de que peligran 2.400 empleos si no percibe ayudas)

recorte estatal

El sector eólico alerta de que peligran 2.400 empleos si no percibe ayudas

Los parques adjudicados en el norte de la provincia, en el aire, así como la inversión prevista de 340 millones. Los empresarios, en vilo por la supresión de las primas por parte del Estado y que afecta de lleno a Castellón

NOELIA MARTÍNEZ // YOLANDA CLARES 20/02/2012

El sector de energías renovables de la provincia está en vilo ante el anuncio del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, por el que se suspenden las primas por nuevas instalaciones. Esto afectaría a los 340 megavatios que se concedieron el año pasado y que todavía no se han ubicado y que, precisamente, corresponden a la ampliación de los parques eólicos de Castellón, en las zonas 1, 2 y 3.

En este sentido, los empresarios ya han mostrado su recelo ante esta acción, que supondrá “un parón” de nuevos proyectos presupuestados, un freno a los inversores y la paralización de muchas empresas “que tendrán que cerrar”, aseguró el presidente de la Asociación Valenciana de Empresas del Sector de la Energía, (Avaesen), José Antonio Soler.

Y es que tildó la medida de “demasiado dura” y que afectará al empleo, ya que, según sus cálculos, entre puestos directos e indirectos, “se sacrificarían unos 8.000 en la Comunitat y el 30% afectaría a Castellón, con 2.400”.

En España se dejan en el aire la instalación de 11.000 megavatios, y la moratoria aprobada por el Gobierno en cuanto a las ayudas genera un vacío, ya que todavía no se ha redactado un marco regulatorio sobre el que actuar, por lo que los promotores aún no tienen indicaciones acerca de lo que sucederá en el futuro, según apuntan fuentes del sector. El representante de Avaesen también aseguró que la “paralización” de los cupos de preasignación (el registro por el que se acceden a las subvenciones) supone un ahorro de 160 millones de euros de aquí al final de año “cuando los despidos y cierres de mercantiles van a generar un coste mayor”.

Estas cifras iban a debatirse en una reunión que iba a congregar a los consejeros de Industria de las comunidades autónomas, incluida la valenciana, y el ministro, aunque el encuentro se pospuso. En este se tratará de negociar la revocación de la medida. “Nos avala la plataforma de empresas nacionales y unificamos la misma línea de estrategia para convencer al ministro que ese decreto va a implicar la destrucción de empresas”, afirmó Soler.

ADJUDICACIÓN // La última adjudicación de parques eólicos se produjo en junio del 2009, aunque todavía no han arrancado. De los 340 megavatios a concurso, la mayoría (298 megavatios), fueron concedidos a Iberdrola Renovables y Bancaja (hoy Iberdrola y Bankia), mientras que los 42 restantes los consiguió Med Win, con participación de Renomar.

La ampliación supone la implantación de 94 aerogeneradores en la zona 1, 153 en la 2, y 110 en 3. Estas áreas incluyen la práctica totalidad de Els Ports.

La previsión con la colocación de los molinos era crear 360 empleos e invertir 340 millones de euros, pero ya el año pasado, el sector advirtió de la ralentización de los proyectos, debido a la falta de la licencia ambiental necesaria que le permitiera arrancar.

Para Soler, “la única manera de avanzar en el sector eran las ayudas y eso que las eólicas han invertido en I+D+i, pero ahora nos obligan a marcharnos fuera”. H

http://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/comarcas/el-sector-eolico-alerta-de-que-peligran-2-400-empleos-si-no-percibe-ayudas_719075.html

2012.02.18.Levante. (La declaración de impacto da vía libre a 10 parques eólicos en Chera y Requena-Utiel)

Levante 18 de febrero de 2012

La declaración de impacto da vía libre a 10 parques eólicos en Chera y Requena-Utiel

JOSÉ FERRER REQUENA

 
La Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente ha publicado la declaración de impacto ambiental así como la resolución complementaria correspondiente al proyecto de instalaciones de la zona 9 del Plan Eólico de la Comunitat Valenciana.

El promotor de la iniciativa es Renomar y contempla la instalación de un total de 235 aerogeneradores, que producirán una potencia de 352,3 MW, agrupados en 10 parques eólicos. Las obras incluidas en la declaración de impacto ambiental afectan a los términos de Requena, Utiel, Chera, Fuenterrobles, Camporrobles y Villargordo del Cabriel. La ubicación de los parque eólicos fue muy contestada en su día por varias asociaciones comarcales que se constituyeron en una plataforma que llegó a denunciar la fragmentación en instalaciones más pequeñas el proyecto para favorecer su aprobación.

http://www.levante-emv.com/comarcas/2012/02/18/declaracion-impacto-da-via-libre-10-parques-eolicos-chera-requena-utiel/882421.html

2012.02.12. El faro de Vigo. (El eólico gallego se merece mucho más)

Faro de Vigo 12 de febrero de 2012 El eólico gallego se merece mucho más

EDITORIAL Tanto buscar sectores industriales con futuro, tanto indagar en pro de nuevos nichos de negocio y, sorprendentemente, Galicia está a punto de ver cómo se cercenan buena parte de las esperanzas puestas en el más descollante de cuantos han brotado en sus tierras en las últimas dos décadas: la energía eólica. La decisión del nuevo Gobierno de mantener la suspensión de las primas a las explotaciones de energías renovables deja en el aire, nunca mejor dicho, el plan eólico de Galicia, una de las apuestas políticas y empresariales que más ríos de tinta a hecho correr en las dos últimas legislaturas y un sector al cual la Xunta actual erigió como uno de los pilares básicos, sino el principal, de su política industrial. La suspensión de las ayudas afecta a proyectos para instalar 4.500 megavatios en toda España. A Galicia le corresponden 2.700, es decir, más de la mitad. Es prueba suficiente de la trascendencia que tiene para la comunidad. Pero hay más. Estaba previsto que el plan eólico gallego generase una inversión de 6.000 millones de euros: 3.500 millones para desarrollar los 91 parques estipulados y 3.000 más para los planes industriales asociados, es decir, aquellos que los concurrentes al concurso se comprometían a ejecutar si recibían la concesión. Hasta 13.000 puestos de trabajo directos e indirectos se calculó que generaría. La inversión en los concellos con instalaciones en su territorio rondaría los 650 millones y los propietarios de los terrenos percibirían en total unos ingresos de casi 300 millones. Esas son ni más ni menos las cifras que la propia Xunta esgrimió en su día para poner en valor un concurso que no dudó en calificar de histórico. Todo eso es lo que está en el aire. Por la sencilla razón de que los megavatios gallegos están fuera del registro –la llamada preasignación– que permite acceder a las subvenciones. Sin ellas, la rentabilidad de los molinos resulta menos segura y holgada, sobre manera a la hora de afrontar las inversiones de los planes complementarios comprometidos. Mucho dinero a invertir y garantías de retorno menores y más lejanas. Con la que está cayendo, el riesgo de un parón en seco es mucho más que una posibilidad. La deriva del sector eólico gallego tiene aires casi de vodevil, si no fuese porque es algo para tomárselo de cualquier manera menos a broma. Fraga adjudicó los primeros parques eólicos sin concurso, o sea, a dedo, por decirlo coloquialmente. El bipartito se vanaglorió de acabar con tal práctica y convocó para ello un concurso, una puja. Pero lo gestionó con enorme torpeza. Lo falló con las urnas ya calientes y lo hizo, además, en medio de una trifulca nada gratificante entre el BNG, responsable de la consellería de Industria, y sus socios del PSdeG, celosos y temerosos, entre otras cosas, de lo que temían acabase siendo un granero de votos. Y por si todo eso fuese poco, en los criterios aplicados para elegir ganadores podían tenerse en cuenta proyectos tanto para reflotar una cooperativa conservera como para cambiar de emplazamiento una papelera. Un disparate. Ya en campaña electoral, Feijóo prometía anular el concurso y convocar uno nuevo, regulado por ley, al tiempo que los tribunales de Justicia admitían los primeros recursos. Se anuló el viejo concurso, se falló uno nuevo, los tribunales validaron la legalidad del primero y, mientras, el ministro Sebastian cerró a finales de 2009 la ventanilla de preasignación que su sucesor, Soria, ha decidido mantener (cerrada). Esa es la historia, expuesta grosso modo. Y el caso es que, si realmente se piensa en futuro, en apuestas de estrategia industrial con desarrollo y viabilidad, pocas, por no decir ninguna, tiene Galicia tan claras como la del eólico. Figura a la cabeza de todas las autonomías en potencia instalada y, además, ha conseguido desarrollar una valiosa industria auxiliar paralela. Con ser importantes ésos dos, hay otro aspecto más relevante aún, como es que, sencillamente, Galicia es con diferencia la comunidad más eficiente y rentable en energía eólica, la que tiene mejor aire, como dicen en el sector. ¿Puede quedar excluida de las subvenciones la región que con mayor provecho puede aprovecharlas, valga la redundancia? ¿Acaso es mejor subvencionar molinos donde lo que no tienen es viento? Habrá quien diga que nos lo merecemos por la frivolidad con que actuamos, y no le falta razón, pero castíguese entonces a los políticos responsables, no a los gallegos. El eólico gallego es el más eficiente y rentable porque sus parques acumulan más de 2.500 horas de funcionamiento al año, un nivel que muy pocos alcanzan en España. La media está en torno a las 2.100 horas. Ésa es su gran fortaleza con respecto a los parques de otros territorios y ése debe ser su principal argumento a la hora de reivindicar un trato diferencial: que se prime, nunca mejor dicho, la eficiencia, y, en energía eólica, la más eficiente es Galicia. La Xunta pretende, en concreto, que, a cambio de la supresión de las primas, se garantice un precio mínimo al kilowatio durante los 20 años de vida útil de un parque. El ministerio de Industria, en cambio, quiere que los promotores de parques eólicos asuman la inversión con sus propios recursos y sin más ingresos que la venta directa de la electricidad que generen a precios de mercado, es decir, sin subvención alguna. En el trasfondo de todo el problema se encuentra, además de la brutal crisis económica, claro está, el llamado déficit tarifario, aquel que se genera por vender la electricidad a menor precio del que cuesta producirla y distribuirla, y cuya cuantía se estima que alcanza ya los 24.000 millones de euros. Un problema endémico que la alocada política energética del anterior Gobierno, desarrollada a golpe de talonario, ha elevado hasta insostenible. De ahí arranca la justificación para acabar con las subvenciones a las energías renovables. Pero si el Gobierno quiere en verdad apostar por un modelo energético sostenible, eficiente y con costes reales haría bien en diferenciar sectores y modelos. Porque el gran lastre de ése déficit tarifario no está precisamente en la eólica gallega, sino en los sobreprecios que se pagan por mantener fuentes energéticas deficitarias y agonizantes, como las minas de carbón asturianas, por poner solo un ejemplo. Tiene razón el Gobierno cuando reclama que se actúe en el mercado sin muletas, que los empresarios dejen de ver los molinos eólicos como un chollo exento de riesgos, pero más razón les asiste a esos mismos empresarios al reclamar unas reglas de juego claras y perdurables en el tiempo que les permitan tomar decisiones sobre bases, precisamente, del tal mercado, en vez de quedar al albur de los caprichos de éste o aquél político de turno. Son muchos, como se ven, los cabos pendientes de atar. Mientras tanto, bien haríamos en reparar en algunos ya suficientemente testados. Por ejemplo, en averiguar porque, quince años después de su eclosión, las parroquias más próximas a las aspas de los aerogeneradores siguen sin ver el desarrollo esperado, lo cual quizá exija analizar con rigor el verdadero recorrido del dinero del viento. O en cómo evitar más daños ecológicos, lo que pasa por respetar escrupulosamente las normas medioambientales y los espacios naturales. Todos los frentes son importantes y en todos hay que avanzar. Porque si en verdad queremos para Galicia bases económicas solidas, eficientes y perdurables, la del eólico no puede escaparse. http://www.farodevigo.es/opinion/2012/02/12/eolico-gallego-merece/623069.html

2012.02.10. Prensa. (Industria descarta excepciones y deja al eólico gallego sin primas)

La Voz de Galicia 10 de febrero de 2012

Industria descarta excepciones y deja al eólico gallego sin primas

 

Estudia rebajar las ayudas a los parques en servicio a partir de octubre

m. sío dopeso/ Gonzalo Bareño

redacción / la voz 10 de febrero de 2012 05:00GMT

El Ministerio de Industria estudiará la petición de «excepcionalidad» planteada por la Xunta de Galicia para que el plan eólico pueda disfrutar de algún tipo de ayuda, una vez suprimidas las primas a la producción de las energías renovables, pero las opciones de éxito son prácticamente nulas. La negativa todavía no es oficial, pero fuentes próximas al ministro José Manuel Soria adelantaron ayer que no habrá diferencias de trato entre comunidades. «Un real decreto ley es para que no haya excepciones. Si se hace para Galicia, habría que hacerlo también para Andalucía, para Extremadura y para todas las que lo han pedido, con lo que el decreto sería papel mojado», aseguraron, basándose en un argumento tan básico como la ruptura de la unidad de mercado o la competencia desleal.

«Se trata de una cuestión meramente económica. Es necesario aplicar un recorte y hay ayudas que no se pueden seguir manteniendo», explicaron las mismas fuentes. Esta estrategia ideada para ahorrar 7.500 millones de euros tendrá una segunda fase. Industria estaría estudiando ya hacer extensivo el recorte de apoyos a las instalaciones que están operativas. La medida se aplicaría rebajando las subvenciones actuales de forma gradual a partir de octubre. «La mayoría de las instalaciones pueden funcionar sin la necesidad de primas», explican fuentes próximas al ministro.

El propio Soria justificó ayer en el Congreso que se trata de una cuestión de números. «El Gobierno no se puede permitir ahora las ayudas. Será cada promotor quien asuma el riesgo de su inversión», afirmó.

Convalidación en el Congreso

El real decreto ley que suspende la prima de producción a las nuevas instalaciones de energía eléctrica a partir de cogeneración, fuentes de energía renovables y residuos quedó ayer definitivamente convalidado en el Congreso con los votos a favor del PP, el rechazo del PSOE y la abstención de CiU, PNV y UPyD. El ministro Soria defendió el frenazo al pago de las subvenciones para contribuir al objetivo de reducir el déficit y explicó que la medida no afecta a las instalaciones en marcha, a las primas ya autorizadas ni a las plantas ya inscritas en los registros de preasignación.

El portavoz socialista, José Segura, aseguró que también lo rechazan las comunidades del PP. Afirmó que en Galicia dirigentes de la Xunta han propuesto que se mantengan las ayudas a los parques eólicos en función de la eficacia en el rendimiento y la optimización de recursos.

El portavoz del BNG, Francisco Jorquera, afirmó que la norma no ha sido consensuada con las comunidades pese a las importantes competencias que tienen en la materia. Jorquera recordó que el PP criticó en su día el borrador del anterior decreto del Gobierno socialista, que pretendía rebajar la prima al 44 %, mientras ahora impulsa su total desaparición.

El portavoz del PP y diputado por A Coruña, Antonio Erias, justificó la medida en la necesidad de lanzar un «mensaje de responsabilidad» al sector y a los mercados tras el «caos» normativo heredado del anterior Ejecutivo y aseguró que el decreto «no supone traba alguna para el desarrollo de las energías renovables en España».

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/economia/2012/02/10/industria-descarta-excepciones-deja-eolico-gallego-primas/0003_201202G10P40991.htm

—————————————————————————————————–

El Faro de Vigo 10 de febrero de 2012

Soria duda de la “razonabilidad” de las primas a la eólica y descarta excepciones

“Si hacemos una excepción, ¿cuál es el fundamento que tenemos para no hacerla en otras comunidades?”, cuestiona

JULIO PÉREZ – VIGO

La moratoria en las primas a la producción eólica, a todas las renovables en general, es solo la primera de “un paquete” de medidas “de gran calado” en las que trabaja el Ministerio de Industria para “incidir directamente en la estructura de los costes e influir en la de los ingresos” del modelo energético español. Un primer paso que ayer convalidó el Congreso, con el voto favorable de los populares, la negativa de PSOE, BNG e IU, y la abstención de UPyD, PNV, CIU y CC. Ante el revuelo por la decisión, incluso en Ejecutivos autonómicos abanderados por su partido, el ministro José Manuel Soria lanzaba desde la tribuna su compromiso “claro, inequívoco e irreversible” con las fuentes limpias, pero también un mensaje muy rotundo sobre las posibles excepciones por “eficiencia” que la suspensión contempla y a las que Galicia y otras comunidades quieren engancharse. Sencillamente, que no las habrá. Ni para tecnologías, ni para territorios.

“Hay comunidades que me han planteado dejar fuera la cogeneración porque en esa comunidad es la fuente que más interesa. Otras han pedido dejar fuera la biomasa. Otras la eólica. Y otras la fotovoltaica o la termosolar”, admite Soria. “Si hacemos una excepción, ¿cuál es el fundamento que tenemos para no hacerla en el resto de comunidades? –añade– ¿Qué criterio seguimos? Y, en segundo lugar, si aceptamos todas las excepciones, ¿qué hacemos con el real decreto? Y si no tenemos real decreto, ¿qué hacemos con el déficit tarifario?”. El ministro duda de que sea “razonable” continuar con las primas a unas fuentes que suman 106.000 megavatios (MW) en potencia instalada, que “más que doblan” la demanda en horas punta, de 40.000 MW.

Con el recuerdo a que la moratoria es temporal y que las instalaciones que hoy figuran en preasignación se libran del freno –ninguno de los parques del concurso eólico, ni de los recintos pendientes de tramitaciones anteriores–, el ministro de Industria insta al sector a incorporarse igual al sistema eléctrico a cambio, eso sí, de recibir exclusivamente lo que le pague el mercado. “Que cada promotor sea quien asuma el riesgo de su inversión sin unas primas que, en este momento, ni el sistema ni la economía española pueden seguir permitiéndose”, defiende.
La reflexión choca con las dos alternativas al parón planteadas esta misma semana a Soria por el propio presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. La de un marco retributivo que aguante las primas en un 70% y un 50% para los parques de 2012 y 2013, respectivamente, o, al menos, un precio mínimo de mercado que ronde el actual durante las dos próximas décadas.

El Gobierno insiste en la necesidad de tomar las riendas de la situación para acabar con el déficit de tarifa –la diferencia entre lo que cuesta realmente la producción energética y lo que se recauda entre el consumidor–, más de 21.700 millones el pasado ejercicio, y evitar que éste se convierta “en un problema financiero similar al de otros ámbitos de la economía”.

“¿Cómo se les ocurre paralizar una de las joyas de la corona tecnológica, económica y de empleo? El problema del déficit de tarifa es el resultado de un sistema regulatorio inadecuado que no recoge los costes reales del sistema”, critica Julio José Segura, del grupo socialista. “Este decreto impide a Galicia poder desarrollar su economía y su sector energético a partir del aprovechamiento de recursos naturales endógenos”, reprochó en la sesión Francisco Jorquera, del BNG.

Desde Galicia también, el PSdeG da por hecho que la moratoria representa “la parálisis definitiva” del concurso eólico gallego. El diputado socialista José Luis Méndez Romeu anima a la Xunta a recurrir la moratoria ante el Tribunal Supremo.

Recurso ante el TC

Precisamente, para “recuperar las primas que se otorgaban a los productores y así lograr impulsar el desarrollo del sector”, el Gobierno popular de Murcia mantendrá el recurso de inconstitucional que presentó ya la pasada legislatura contra el real decreto de renovables. “Es necesaria la reordenación del sector energético, pero siempre garantizando los intereses de los empresarios murcianos”, asegura José Ballesta, portavoz del Ejecutivo regional. En Extremadura, la oposición se acaba de unir para pedir a la Junta que reclame el fin de la moratoria ante Moncloa. La Coordinadora de Apoyo a las Energías Renovables, con más de 50 empresas, sindicatos y grupos ecologistas, anunciaban ayer su intención de recurrir ante la UE.

http://www.farodevigo.es/galicia/2012/02/10/soria-duda-razonabilidad-primas-eolica-descarta-excepciones/622471.html

————————————————————————————————-

EL PAIS 10 de febrero de 2012

El Gobierno ignora la presión de Feijóo y anula las primas eólicas

José Manuel Soria apela a que “ni el sistema ni la economía” se lo pueden permitir

María Fernández Vigo9 FEB 2012 – 22:14 CET

Las dos alternativas que la Consellería de Economía se apresuró a enviar a Madrid días atrás para evitar el parón eólico en Galicia han caído en saco roto. El ministro de Industria, José Manuel Soria, defendió ayer en el Congreso la paralización de nuevos desarrollos por la eliminación de las subvenciones a nuevas instalaciones. Su razonamiento es el siguiente: mantiene que se trata de una medida temporal pero se pregunta si, con la que está cayendo, es “razonable” continuar subvencionando una energía cuya potencia instalada (106.000 megavatios) “más que dobla”, los 40.000 de demanda punta.

“El Gobierno sigue apoyando las instalaciones de esta naturaleza sin impedimento legal alguno y con la posibilidad de verter la energía que generan a la red con la remuneración resultante del mercado, y será cada promotor quien asuma el riesgo de su inversión sin unas primas que, en este momento, ni el sistema ni la economía española pueden seguir permitiéndose”, insistió Soria. Es decir, quien quiera sacar adelante los parques en Galicia deberá hacerlo al precio que marca el pool (mercado eléctrico), sin inyecciones adicionales. El PSdeG instó a la Xunta a que recurra el decreto.

El ministro de Industria ignora a Feijóo y ratifica el fin de las primas eólicas

El Congreso ratifica el decreto que pone fin a las ayudas para la explotación del viento

María Fernández Vigo9 FEB 2012 – 20:22 CET

El ministro de Industria, José Manuel Soria, defendió hoy en el Congreso la paralización de nuevos desarrollos eólicos por la congelación de las primas a esta energía. Su razonamiento es el siguiente: mantiene que se trata de una medida temporal pero se pregunta si, con la que está cayendo, es “razonable” continuar subvencionando una energía cuya potencia instalada (106.000 megavatios) “más que dobla”, los 40.000 de demanda punta.

“El Gobierno sigue apoyando las instalaciones de esta naturaleza sin impedimento legal alguno y con la posibilidad de verter la energía que generan a la red con la remuneración resultante del mercado, y será cada promotor quien asuma el riesgo de su inversión sin unas primas que, en este momento, ni el sistema ni la economía española pueden seguir permitiéndose”, insiste Soria. Es decir, quien quiera sacar adelante los parques deberá hacerlo al precio que marca el pool (mercado eléctrico), sin inyecciones adicionales.

Es, de nuevo, un jarro de agua fría para las aspiraciones de varias comunidades, entre las que destaca Galicia. Feijóo en persona se entrevistó con él el pasado lunes para intentar convencerlo de que la medida afectará directamente al proyecto de la Xunta, que adjudicó en diciembre de 2010 2.325 megavatios en un concurso no exento de polémica. Iba a generar, según el conselleiro de Industria, Javier Guerra, 13.000 puestos de trabajo y 6.000 millones de inversión.

El Congreso de los Diputados convalidó tras su intervención el real decreto que suspende las preasignaciones de retribuciones y de incentivos económicos para nuevas instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de la cogeneración, las renovables y los residuos.

Para el portavoz de Economía del PSdeG, José Luis Méndez Romeu, se trata de “la parálisis definitiva” del concurso eólico gallego. El diputad invitó a Javier Guerra, a “recurrir” ante el Tribunal Supremo el decreto publicado por el Gobierno central “tan lesivo para los intereses de Galicia”. Méndez Romeu quiere que Guerra explique en el parlamento su posición y que aclare si el ministro tomó la decisión antes de consultar con Galicia las necesidades del sector.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/02/09/galicia/1328814683_093921.html

%d bloggers like this: