2012.03.21. Nota de prensa. (La empresa promotora de los parques eólicos del Comtat y la Marina Alta busca comprador para completar su negocio)

Nota de premsa

21 de març del 2012

La empresa promotora de los parques eólicos del Comtat y la Marina Alta busca comprador para completar su negocio

Admite que sólo quería (quiere) montar los parques para cobrar las subvenciones y revender

Los parques eólicos del Comtat y la Marina Alta (englobados en la zona 14 del Plan eólico valenciano) aunque en un principio fueron adjudicados a la empresa Guadalaviar, fueron traspasados a diferentes filiales de la empresa de construcciones ACS. Actualmente, la titular de la concesión es EYRA (participada en su totalidad por ACS).

ACS, según el diario El economista, de 5 de marzo de 2011 ha reducido un 28% su inversión en renovables en 2011, y su objetivo final no pasa por explotar ningún parque eólico de los que construya: “La estrategia del grupo que preside Florentino Pérez en ‘energía verde’ es similar a la que sigue en concesiones de infraestructuras. Pasa por promover y construir instalaciones de generación con el fin último de venderlas una vez que se ponen en servicio”. Es decir, toda una declaración de “burbuja energética”, que, al igual que la burbuja inmobiliaria nos ha traído a una crisis galopante. Da vergüenza ver como los dirigentes de las empresas admiten que su único interés en el sector era y es el enriquecimiento a través de las subvenciones (muchas veces de forma fraudulenta).

Enlaces:

http://www.eleconomista.es/mercados-cotizaciones/noticias/3797341/03/12/Economia-Empresas-ACS-reduce-un-28-su-inversion-en-renovables-en-2011-hasta-617-millones.html

El 2 de marzo, Florentino Pérez, presidente de ACS, declaraba al diario Cinco Días: “No somos operadores de energías renovables, sino constructores de plantas”,

http://www.cincodias.com/articulo/empresas/florentino-perez-acs-tendra-ano-mucho-resultado-extraordinario/20120302cdscdiemp_9/

La Coordinadora d’Estudis Eòlics del Comtat (www.zona14.org) se sorprende del contenido de estas declaraciones, no porque no las crea (que las cree), sino por la inusual sinceridad de una empresa en reconocer abiertamente que está en un negocio como éste exclusivamente para obtener el mayor beneficio al mínimo coste. Sus intereses no pasan por defender el planeta a través de la producción de energía renovable, sino aprovecharse de la coyuntura de las subvenciones a la construcción de parques, para después venderlos al mejor postor.

ACS, a través de EYRA, no ha buscado en las sierras de Alfaro y de Almudaina, ni diversificar las fuentes de energía, ni reducir la contaminación atmosférica, ni dejar de depender del petróleo, ni equilibrar la balanza de pagos del Estado, ni la revitalización del medio rural, ni la generación de empleo, ni la reducción del agujero de la capa de ozono…, ha buscado el negocio, y así lo reconoce: no son operadores de energías renovables, no están ni por las energías limpias, ni por las energías sucias, están por construir parques eólicos para venderlos una vez que se pongan en servicio.

La Agencia Valenciana de Energía, podrá seguir haciendo sus campañas publicitarias, pero la realidad es ésta: los promotores eólicos están en el Plan eólico valenciano con el único objetivo de obtener unos pingües beneficios económicos, al precio que sea y con todas las irregularidades inimaginables, con la connivencia de la administración valenciana (medida del viento con una bufanda, estudio de impacto ambiental sin rigor, 40.000 a alegaciones de la ciudadanía pendientes de contestación, sin estudios de mortandad de aves o de afección al patrimonio arqueológico o, el más importante, de la nefasta repercusión económica sobre la comarca…)

Algún día, (ahora que están saliendo todos los trapos sucios de las adjudicaciones valencianas), alguien deberá asumir la responsabilidad de la adjudicación de los parques eólicos valencianos a empresas que nunca han estado dispuestas a explotarlos.

En el año  2003, cuando se anunció el resultado del concurso eólico, se señaló que la prioridad en la adjudicación se había otorgado por: “eficiencia energética, inversión en actuaciones de naturaleza energética, concentración eólica, producción energética, grado de preparación, grado de relación de las actuaciones de naturaleza industrial y tecnológica propuestas relativas al sector productivo eólico, grado de impulso de las energías renovables, grado de innovación tecnológica, etc.”.  http://www.aven.es/attachments/060_dogv4449_plan_eolico.pdf

En nuestras adjudicaciones no se hizo así, ninguno de estos criterios del concurso parece haberse cumplido en nuestro caso y cómo vemos, en el momento en que las subvenciones desaparecen, los promotores eólicos (que se llenaron la boca en campañas de publicidad sobre cuanto amor sentían por el medio ambiente ) desaparecen y cómo si nada, abandonan una comarca después de 8 años de incertidumbre e inseguridad.

La triste realidad es que detrás del Plan eólico valenciano no hay nada más que negocio ilícito e inmoral y lo más triste de todo es que, exclusivamente con objeto de hacer el mayor negocio posible, no les ha importado destrozar paisajes ni industrializar espacios naturales protegidos, ni hipotecar el futuro de los pueblos de la comarca. Y, para más vergüenza, la Agencia Valenciana de Energía y el Gobierno Valenciano han estado bendiciendo y defendiendo esta forma de colonización del territorio rural valenciano.

Coordinadora d’Estudis Eòlics del Comtat

Web: http://www.zona14.org

Email: info@zona14.org

Telèfon: 668 878 002

 

 

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.