2012.06.28.El País. (El recibo de la luz sube más del 70% en seis años sin poner freno al déficit)

El País 28 de junio de 2012

El recibo de la luz sube más del 70% en seis años sin poner freno al déficit

El Gobierno aprobará en los próximos días otra subida del 5% en las tarifas

La reforma energética se retrasa y desata la inquietud en las empresas

Santiago Carcar Madrid28 JUN 2012 – 21:05 CET16

EL PAÍS

El consumidor doméstico de electricidad en España se ha convertido en un sujeto digno de estudio. No solo paga tarifas que se sitúan entre las más caras de Europa, según datos de la agencia estadística europea, Eurostat, sino que, caso único en el mundo —ahí es nada—, mantiene una deuda con el conjunto del sector eléctrico —las empresas— que supera los 24.000 millones y que crece de forma crónica año tras año. Más aún. Entre 2006 y 2011, el precio de la electricidad para los consumidores domésticos españoles, siempre según Eurostat y excluidos los impuestos, aumentó un 69,9% mientras en la UE (27 países) creció un 19,9% y en el área euro un 13,1%.

Cualquiera podría pensar que con una subida de precios del 70% en cinco años, muy por encima de la inflación acumulada en el mismo periodo (12,3%), se podrían haber ajustado ingresos y costes del sistema para sujetar el déficit. Pues no. Lejos de ello, la diferencia entre los ingresos de las empresas y los costes que se les reconocen no ha dejado de crecer. El déficit supera los 24.000 millones y este mismo año, con subidas de tarifas domésticas del 7% en abril y de en torno al 5% en julio, el agujero puede crecer en otros 5.000 millones más. La conclusión es obvia: el sistema de fijación de precios no funciona. Está bajo sospecha. Por dos razones: porque fue concebido en un sistema diseñado para crecer de forma continuada —la demanda eléctrica se ha desplomado desde 2008 y hay sobrecapacidad de producción— y porque nadie se fía de cómo funciona.

Para comprender lo delicado del momento bastan dos pinceladas. Las tarifas que paga el usuario acogido a la llamada tarifa de último recurso (TUR) son el resultado de sumar dos apartados: los precios de la energía que decide una subasta cada tres meses y los llamados “peajes de acceso” que aprueba el Gobierno y que retribuyen a las empresas por transportar, distribuir, producir sin contaminar (primas a las renovables) y atender las necesidades de las islas, Ceuta y Melilla. Pues bien: en el caso de la subasta trimestral, la Comisión Nacional de la Energía (CNE) investiga desde hace un año si, como sostienen algunas denuncias públicas, las empresas comercializadoras “calientan” los precios días antes de la subasta para ajustar los precios a sus necesidades; y en el caso de las tarifas de acceso —la parte regulada—, es el propio Gobierno el que analiza qué ha sucedido para que los costes hayan crecido de forma continuada en los últimos años pese a la caída de la demanda.

Aunque hasta ahora el acento se ha puesto en las primas que cobran las renovables —cuya cuantía, incluida la cogeneración se encamina hacia los 7.000 millones al año—, las empresas temen que el Ejecutivo haya decidido investigar, de forma decidida, qué costes se reconocen a las empresas y si todos ellos son razonables. En marzo, el Gobierno dio un mordisco de 940 millones a esos costes reconocidos a las compañías y congeló las primas a nuevos proyectos de renovables.

Pero las empresas temen que la reforma energética anunciada por Industria para la segunda quincena de junio y que se retrasa traiga nuevas malas noticias para sus balances. Los informes de la CNE y las mismas explicaciones del Gobierno en el real decreto que aprobó en marzo apuntan a ello. La CNE es clara: “La senda de precios finales alcanzada […] se explica, principalmente, por los costes de acceso […] planificados inicialmente en un contexto donde se esperaba un mayor crecimiento de la demanda”. Traducido: alguien hizo mal los cálculos y ha sido sorprendido por la crisis. En la misma línea, el preámbulo del decreto aprobado en marzo justifica la necesidad de actuar porque el déficit se ha convertido “en un problema estructural cuya resolucion deviene imprescindible […] por el riesgo que conlleva para la sostenibilidad económica del sistema y para la seguridad del suministro.

Mientras el Gobierno estudia y aguanta las presiones de las empresas, el consumidor se mantiene como el protagonista de una historia muy vieja: la del infeliz que cuanto más paga más debe.

http://economia.elpais.com/economia/2012/06/28/actualidad/1340910349_730091.html

————————————————————————————————-

LOS OJOS DE JULIA 21 DE JUNIO DE 2012

¿Por qué España tiene la electricidad más cara de Europa?

Posted on 21 junio, 2012 by admin

En realidad tenemos la tercera electricidad más cara de Europa, tras Chipre e Irlanda, que son dos islas. Pero había que darle dramatismo al título.

Fuente: Eurostat, precios de la electricidad en los hogares en el segundo semestre de 2011.

Este dato es muy perturbador. Tener una electricidad cara es nefasto para la competitividad de las empresas españolas. Es obligación del estado suministrar una electricidad fiable y barata que permita el desarrollo de la industria. Lamentablemente, en los últimos años la política se ha alejado de estos postulados.

Las causas de este despropósito son varias. Comenzaremos por descomponer el precio de la electricidad en sus componentes y así desmenuzaremos el problema:

Costes relativos de las partes de la electricidad

En azul he marcado los costes razonables, como la generación (lo que pagamos a las centrales eléctricas para que produzcan la electricidad), el transporte y otros gastos del sistema. Dentro de la carpeta de otros gastos hay costes como las compensaciones a las islas para que su electricidad no sea más cara allí, o cosas tan variopintas como el coste de desbrozar la vegetación bajo las líneas eléctricas. Se incluye aquí lo que nos cuesta la Comisión Nacional de la Energía, lo que me parece ridículo. Es como si al comprar gasolina, además del IVA pagásemos una tasa para el mantenimiento de la Guardia Civil. Estamos pagando dos veces por lo mismo.

Los problemas vienen con las barras en gris.

Ayudas al carbón:

El carbón no tiene futuro ni económica ni medioambientalmente. Debe ser retirado del sistema de generación lo antes posible.

Déficit de tarifa acumulado:

El gobierno de Aznar redirigió toda su política para entrar en el euro. En este contexto para reducir la inflación redujo (más bien congeló) la tarifa eléctrica durante casi dos años. Lamentablemente se creó un problema nuevo (el déficit de tarifa) intentando evitar otro (la elevada inflación). Lo chocante es que el déficit de tarifa siguió creciendo aunque estuviésemos dentro del euro, ya con el ejecutivo de Zapatero.

Impuestos:

Toda actividad económica está gravada con impuestos, con ellos se sufraga el funcionamiento del Estado. Sin embargo, la electricidad además de soportar el IVA tiene un impuesto especial (aproximadamente el 5% de la factura). Se debería eliminar el impuesto especial de la tarifa eléctrica y obtener ese dinero por otras vías. Al menos se debería eliminar el impuesto especial para las industrias.

Primas al régimen especial:

En este capítulo se incluyen las primas tanto a la cogeneración como a las renovables. Las primas a las energías renovables tienen sentido al promocionar una energía que contribuye a estabilizar el precio de la electricidad, potencian un sector industrial con vocación exportadora y contribuyen a reducir el cambio climático. Desgraciadamente, un mal diseño de las primas dispararon las instalaciones (fotovoltaicas y termosolares) provocando un gran incremento de las primas. Las primas están razonadas pero al gobierno anterior se le escaparon de las manos y ahora su coste es prohibitivo.

Resumen

Una economía competitiva necesita de una electricidad barata. No es el caso de España. Las causas de una electricidad tan cara son:

La gran cantidad de impuestos que soporta la factura eléctrica. Estos impuestos se deberían reducir, al menos para las industrias.

El déficit de tarifa, que se debería haber atajado hace años.

Las elevadas primas a las energías renovables. El alto coste de la electricidad es en gran parte por estas primas. Estas subvenciones a unas energías tan prometedoras podrían provenir de los presupuestos generales. Desgraciadamente no se puede disminuir sus altos costes debidos errores del pasado.

http://www.losojosdejulia.es/%C2%BFpor-que-espana-tiene-la-electricidad-mas-cara-de-europa/

Advertisements

About CEEC

Coordinadora d'Estudis Eòlics del Comtat. http://www.zona14.org

Posted on 28 Juny 2012, in Recull de premsa. Bookmark the permalink. Deixa un comentari.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: