Monthly Archives: Març 2014

2014.03.28.El diario. (Aquí se apostó por el incremento de la capacidad eólica instalada, al precio que fuese)

El diario.es 28 de marzo de 2014

“Aquí se apostó por el incremento de la capacidad eólica instalada, al precio que fuese”

Xavier Simón y Damián Copena (Universidade de Vigo) coordinan el libro Enerxía Eólica en Galicia: o seu impacto no medio rural

Xavier Simón y Damián Copena, investigadores del Grupo de Investigación en Economía Ecológica y Agroecología de la Universidade de Vigo (GIEEA), coordinan el libro Enerxía Eólica en Galicia: o seu impacto no medio rural. En los 16 capítulos de la obra, que recoge los puntos de vista de expertos universitarios, movimientos sociales, asociaciones de propietarios y juristas de prestigio, se analizan las consecuencias de la instalación en el medio rural de aerogeneradores, un proceso que el GIEEA lleva una década estudiando.

De hecho, uno de los principales objetivos de esta publicación era poner en valor el trabajo realizado por el GIEEA en los últimos años, además de “ser útil tanto a las comunidades de propietarios de en medio rural como a los ciudadanos en general en su posicionamiento político ante estas nuevas inversiones en el medio rural”, como se destaca en la introducción de la obra. El desarrollo de la energía eólica en Galicia fue exponencial y pionero en el contexto del Estado español. En este proceso, unos de los grandes olvidados fueron los propietarios de los terrenos, que “contribuyeron a generar electricidad verde y a hacer más sostenible el modelo económico global” pero, como concluye esta obra, “casi nunca recibieron contraprestaciones justas” y “nunca fueron considerados un agente relevante a la hora de decidir dónde, cuánta y cómo se instala la energía eólica en el medio rural”.

A la producción eólica en Galicia se le criticó el escaso rendimiento económico que de ella obtenían los propietarios y también el escaso papel de estos en la toma de decisiones. ¿Sigue siendo así? ¿Sucedió lo mismo en el resto de España y de Europa?

El desarrollo eólico fue una oportunidad perdida para fortalecer el medio rural, sus comunidades y a sus gentes. Fue una especie de “colonización”: capital ajeno –territorial y socialmente hablando– llegó a los montes gallegos para instalar, sí o sí, los aerogeneradores sin ningún tipo de contraprestación relevante para los habitantes del medio rural. Y lo hicieron mediante un marco jurídico diseñado por la Xunta de Galicia que se lo permitía. No solo se lo permitía, sino que incentiva este proceso de ocupación, de colonización. En el resto del Estado el procedimiento fue similar, pero con matices. Y en el resto de Europa encontramos ejemplos muy interesantes en los que el medio rural salió verdaderamente fortalecido por su participación en el capital de las empresas eólicas, en los beneficios derivados de esas inversiones.

El marco regulatorio y la inseguridad jurídica (por ejemplo con la reciente modificación normativa decidida por el Gobierno central), ¿sigue siendo el mayor obstáculo para el desarrollo de la energía eólica en Galicia?

La energía eólica en Galicia está muy desarrollada ya en lo que se refiere al proceso generador. No así en el ámbito de los componentes, de la tecnología. Lo más chocante es que la Xunta de Galicia, en su momento, consideró que las inversiones en tecnología eólica debían ser realizadas en o con empresas gallegas. Era una condición expresa de las resoluciones de autorización de la mayor parte de los parques eólicos. Pero la Xunta de Galicia no activó, como debía, los necesarios mecanismos fiscalizadores para comprobar el nivel de ejecución de esas inversiones en o con empresas gallegas. Fue esta, también, otra oportunidad perdida.

En relación al cambio normativo que comentas, yo no tengo muy claro que el gobierno de España se equivoque en este aspecto, en relación con la eólica. Quiero decir que las primas, las subvenciones a la producción de MWh fueron un instrumento muy útil para impulsar la energía eólica cuando esta no era competitiva con las energías convencionales. ¿Lo es hoy? Yo creo que la situación ha cambiado radicalmente: en 1996, cuando se instalaron los primeros aerogeneradores en O Barbanza o en O Xistral, estos eran de una potencia unitaria de 0,33 MW. Y aquello era revolucionario. Hoy, 15 años después, se instalan aerogeneradores de 3 MW, 10 veces mayores. Esto nos muestra la amplia madurez tecnológica que ha tenido lugar en el sector, lo que ha provocado una considerable reducción de los costes de generación. ¿Dirigir más renta de todos los contribuyentes al apoyo a la eólica? Tengo mis dudas, como digo. Otro caso son las otras renovables, como la biomasa o la fotovoltaica.

¿Sería positiva una mayor implicación de las administraciones públicas para garantizar un desarrollo más adecuado de la energía eólica en Galicia, con mayores beneficios para los propietarios?

Para el propietario industrial, pienso que la respuesta anterior responde a esta cuestión. ¿Para el propietario de los terrenos eólicos? Por supuesto que sí. Como dije antes, se perdió una grand oportunidad de fortalecer el medio rural, de hacerlo más autosuficiente, menos dependiente de las transferencias vía renta, porque muchos propietarios son gestores de cabañas ganaderas, de explotaciones forestales, aunque otros son absentistas, lo sé. Pero los que tienen un claro rol productivo están presentes y lo único que obtienen en la actualidad son más perjuicios que beneficios.

¿La información que reciben o manejan los propietarios de tierras y montes respecto a la instalación de eólicos sigue siendo deficiente?

Hoy en día, ya no tanto. En las fases iniciales del boom eólico, sin duda. Fueron engañados cómo niños desinformados e inocentes. Es la realidad, una triste realidad. Hoy hay más información. Desde los sindicatos, desde las organizaciones ecologistas, desde la Universidad. El trabajo que nosotros hacemos, con el apoyo de la Fundación Juana de Vega, ha ido en esa dirección. Hemos recorrido Galicia hablando con los propietarios. Y muchos decían “es la primera vez que alguien viene hasta aquí para darnos esta información”, y también decían “¿dónde estábais hace 5 años cuando instalaron los aerogeneradores?”. Fue una desgracia que los propietarios, sus comunidades, habían sido unos convidados de una piedra en el desarrollo eólico. Fue el modelo que eligió la Xunta.

¿Es posible un desarrollo de la producción de energía eólica en el rural gallego que respete el medio ambiente y el paisaje?

Por supuesto. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que el impacto paisajístico es el mayor impacto negativo que causan los aerogeneradores, y resulta difícil de corregir. Mucho del daño ambiental ya está hecho. La sierra de O Xistral, por sus valores ambientales, no debía tener ni el primer aerogenerador, pero tiene cientos de ellos. Fue el modelo que eligió la Xunta, nuevamente: prioridad a la oferta, a la producción, preferencia a los intereses de las empresas ajenas –muchas veces multinacionales– y poca atención a los valores ambientales. Desde el bipartito la norma cambió y por lo menos los espacios incluidos en Red Natura ya están libres de eólicos, pero los que están instalados ya lo están y seguirán allí toda la vida. Hay modelos de desarrollo de las energías renovables muy diferentes. En el caso gallego se apostó por el incremento de la capacidad instalada, al precio que fuese: era como una carrera y los gobernantes gallegos querían ser los primeros en términos de MW instalados. Eso fue un error.

http://www.eldiario.es/galicia/aposto-incremento-capacidad-instalada-precio_0_243576272.html

Anuncis

2014.03.03.El comercio. (La patronal advierte de que el recorte de la retribución obligará a cerrar parques eólicos)

El Comercio, 3 de marzo de 2014

La patronal advierte de que el recorte de la retribución obligará a cerrar parques eólicos

Las seis instalaciones construidas en Asturias antes de 2005 dejarán de recibir primas con la nueva normativa y el resto verán reducidos sus pagos en un 50%

03.03.14 – 01:59 –

D. DE MIGUEL / E. ARENAS | GIJÓN.

Los nuevos parámetros que quiere imponer el Gobierno en la concesión de subvenciones a las renovables han puesto al sector en pie de guerra. En especial a las empresas eólicas, entre las que se encuentran Acciona, Iberdrola, EdP, Enel y Gas Natural Fenosa, todas ellas con instalaciones en el Principado. La nueva ola de recortes a las subvenciones verdes afecta con especial intensidad a esta tecnología, sobre la que el Gobierno carga cerca del 67% del recorte al régimen especial realizado y, según advierten desde la Asociación Eólica del Principado de Asturias (AEPA), de salir adelante, podría obligar a cerrar parques. En todo caso, estiman que parará «temporal o definitivamente» la producción de algunas de las instalaciones asturianas.

En la actualidad, la región cuenta con un total de 19 parques que suman una potencia global de 518,45 MW y la nueva normativa les afecta a todas. Las seis anteriores a 2005, 144,35 MW que representan el 27,84% del total de la potencia instalada, se quedarán sin subvenciones a contar desde el pasado 14 de julio de 2013 si la normativa entra finalmente en vigor. Es decir, que percibirán únicamente el precio del mercado de producción dando al traste con la regulación anterior en base a la cual se instalaron y que les otorgaba el derecho a percibir una tarifa fija para las instalaciones eólicas durante veinte años. El resto de los parques verán recortada su retribución en un 50% con respecto a los pagos regulados del año pasado. Un marco que deja al sector sumido en una situación de incertidumbre y que compromete seriamente la viabilidad de las instalaciones.

Recuerdan desde la patronal eólica que a la hora de calcular la rentabilidad razonable de las diferentes instalaciones el Gobierno no ha tenido en cuenta factores tan relevantes como los costes derivados de los convenios firmados con los ayuntamientos en los que se instalan aerogeneradores, que pueden alcanzar los 7.500 euros por MW instalado. Tampoco el precio abonado por la compra de los terrenos, ni los costes financieros, que pueden disminuir hasta tres puntos la rentabilidad razonable calculada por la administración, amén de otros gastos derivados de gestiones o impuestos propios que gestiona el Principado y que, aseguran los empresarios, incrementan la inversión inicial de instalación de un parque y, por ende, disminuyen significativamente la rentabilidad razonable que el Gobierno ha fijado en un 7%.

El vasto compendio de normas con el que el Gobierno quiere reducir las subvenciones verdes como parte de la reforma eléctrica supone el mayor cambio emprendido hasta ahora en este sector que en los últimos cuatro años ha tenido que hacer frente a varios cambios normativos. Industria ya había amenazado meses atrás con recortar las subvenciones fijando una rentabilidad tope del 7,5% para las instalaciones a la hora de cobrar subvenciones. Solo faltaba por determinar sobre qué fase se realizaría el recorte.

La nueva orden ministerial terminó estableciendo más de 1.600 parámetros distintos de valoración, dando lugar a otros tantos tipos de instalaciones de renovables, y por lo tanto, de subvención. Se establecen, por ejemplo, 806 tipologías de instalaciones de cogeneración a la hora de asignar subvenciones, 576 de fotovoltaicas y 23 de eólicas.

Y, aunque las primas se reducen casi de forma generalizada, algunas plantas cobrarán más de lo que cobrarían con el sistema vigente, sobre todo las termosolares. Industria trata de recortar, en conjunto, 1.750 millones al año en subvenciones a las renovables y otras instalaciones del régimen especial, que en 2013 alcanzaron un récord de unos 9.000 millones. Entre 1998 y 2013, España destinó 50.000 millones de euros a subvenciones de energías de régimen especial. Un dinero que, en todo caso, sale de la factura de la luz que pagan 27 millones de usuarios.

http://www.elcomercio.es/v/20140303/economia/patronal-advierte-recorte-retribucion-20140303.html

El 45% de las licencias del Plan Eólico de Asturias se perderán en diciembre

03.03.14 – 01:47 –

D. DE MIGUEL / E. ARENAS | GIJÓN.

El Plan Eólico de Asturias preveía inicialmente la instalación de 1.150 megavatios (MW), rebajados posteriormente hasta los 975 MW, pero solo se pusieron en marcha 19 parques, con 518,45 MW de potencia total. El resto, una docena de proyectos aproximadamente, se encuentran «en tierra de nadie», sin desarrollar y la espera de que se aclaren las nuevas normas del Gobierno. Sus promotores ya han dado la voz de alarma porque la normativa asturiana de 2008 señala que si estos proyectos no están funcionando antes del próximo mes de diciembre, lo que se considera «prácticamente imposible», perderán su autorización administrativa.

Los empresarios eólicos consideran que la reforma energética aprobada por el Gobierno hace inviable la instalación de nuevos parques eólicos en Asturias. Además de acabar con el sistema de primas a los generadores, que deberán vender su producción en el mercado mayorista sin el complemento de una subvención con cargo a la tarifa, los cambios y la indefinición legislativa están impidiendo, de hecho, que se pongan en marcha las inversiones. Ante este panorama, que los proyectos pendientes del Plan Eólico de Asturias puedan empezar a generar energía antes de diciembre resulta «prácticamente imposible». Por ello, el sector pide a los responsables del Principado que reformen la normativa regional para evitar perjuicios. El sector alude, además, a que los proyectos que corren el riesgo de perder las autorizaciones administrativas ya han pagado el punto de conexión, unos 45 millones de euros en conjunto de todos los parques y correrían el riesgo de perder su parte proporcional de esta aportación.

En un comunicado, la Asociación Eólica del Principado de Asturias (AEPA) alertó sobre estos perjuicios que traerá la nueva normativa para las empresas afectadas. Según esta asociación, «la normativa autonómica indica que los parques con autorización administrativa perderán ésta, así como el punto de conexión o los derechos que de ella se derivan, con fecha 31 de diciembre de 2014, siempre y cuando no se hayan puesto en servicio con anterioridad».

Según la asociación «a estas alturas no ha sido posible iniciar la construcción de algunos de los parques pendientes de ejecución debido a la situación de inseguridad tanto jurídica como económica en la que nos encontramos y al desconocimiento de las reglas del juego impuestas desde la Administración estatal, competente en la materia».

También denuncian los eólicos que «los parques incluidos en el pre registro de asignación del año 2009 tampoco se han podido acometer, ante la falta de un marco retributivo definido y estable. Estas instalaciones tienen unos plazos de puesta en marcha fijados, plazos que no deberían empezar a contar con la entrada en vigor del real Decreto 9/2013 en tanto y cuanto no se disponga de la nueva normativa en materia de renovables».

http://www.elcomercio.es/v/20140303/economia/licencias-plan-eolico-asturias-20140303.html

2014.03.02. Hoy. (Diez proyectos eólicos cuentan con los permisos para ser construidos)

Hoy, 2 de marzo de 2014

Diez proyectos eólicos cuentan con los permisos para ser construidos

El sector cree que no se ejecutarán a corto y medio plazo por las dificultades de las renovables y la crisis general del país

02.03.14 – 00:09 –

CELESTINO J. VINAGRE | MÉRIDA.

No soplan buenos aires para la energía eólica, la hermana pobre de las otras renovables que en cambio sí han triunfado en nuestra región como la termosolar o la fotovoltaica. En tiempos de bonanza, cuando las primas para la generación eléctrica abundaban y la economía española era una balsa de aceite, en Extremadura apenas se prestó interés a la instalación de aerogeneradores en nuestros cerros y sierras. Además, hubo problemas normativos con dos decretos que obstaculizaron proyectos eólicos incipientes. Ahora, cuando las renovables y la economía española están en crisis, se da la paradoja que al fin se abre la puerta legal a que los proyectos eólicos pudieran desarrollarse en nuestra región.

Diez de ellos tienen todos los permisos de la Administración autonómica para empezar a construirse. Sin embargo parece que no lo harán. Al menos a corto plazo, según fuentes del sector, aunque las empresas promotoras ni lo afirman ni lo desmienten. El último recorte a las renovables decretado por el Ministerio de Industria, el quitar las primas a los parques eólicos erigidos antes de 2005, no afecta de forma práctica a Extremadura porque antes de esa fecha no hay ninguno construido. En realidad, ni antes, ni después. Extremadura, junto a Madrid, son las únicas comunidades autónomas en la que no hay instalado un solo megavatio producido por lo que comúnmente se les llama molinillos, que tienen una vida útil de unos veinte años. Cada aerogenerador suele costar 1,3 millones de media.

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) asegura que el que no afecte a nuestra región de forma directa no quiere decir que no incida de forma general en futuras iniciativas. «Es difícil saber qué va a pasar con los parques ya autorizados. Pero lo que sí es cierto es que va a ser difícil que a partir de ahora las empresas se animen a invertir o los bancos a financiar proyectos. Con la reforma energética, el Gobierno ha dejado claro que la seguridad jurídica ha desaparecido de España», subrayan desde el colectivo.

De cien a diez

La energía eólica tuvo su explosión en España a partir de 1998 y ya genera el 18% de la electricidad que se produce en el país. En Extremadura, sin embargo, la reciente historia de planes eólicos se remonta legalmente hablando al 25 de agosto de 2005. De esa fecha y año es el primer decreto que sacó la Junta para proyectos eólicos con autorización del Consejo de Gobierno. El 16 de julio de 2010, el Ejecutivo autonómico promulgó otro decreto para la autorización previa de proyectos. Al calor de una u otra normativa, las ventanillas del Gobierno regional tuvieron movimiento porque se agolparon hipotéticos promotores eólicos.

Según la Consejería de Agricultura y Energía, se presentaron cien iniciativas de parques eólicos, con una potencia de 1.747,7 megavatios. Sin embargo, solo continuaron con la tramitación administrativa 67, con una potencia de 1.347,7 megavatios. Pero la criba ha continuado.

De esos 67, han obtenido la autorización administrativa y la aprobación del proyecto de ejecución solo diez, con una potencia de 226 megavatios. Muchos de ellos, además, se han reestructurado a la baja. Sus promotores han presentado previsiones de inversión bastante más reducidas respecto a los originales.

La aprobación del proyecto de ejecución es la que habilita a su titular a construir el parque eólico, sin perjuicio de la necesidad de obtener otros permisos y licencias que compete otorgar a otros organismos que no son la Dirección General de Industria y Energía.

Enclaves

Esas diez iniciativas eólicas que ya podrían empezar a levantarse, si sus dueños lo quisieran, son los parques eólicos de San Nicolás, que se sitúa en los municipios de Valle de la Serena, Higuera de la Serena y Zalamea de la Serena; Santa Inés (Peraleda del Zaucejo); Cabrera (Calzadilla de los Barros); Valle de Peraleda (Peraleda del Zaucejo y Monterrubio de la Serena); La Traviesa (Peraleda del Zaucejo); El Quebrajo (Peraleda del Zaucejo y Monterrubio de la Serena); Santa Bárbara (Malpartida de Plasencia); Campillo (Perales del Puerto y Hoyos); y el de Campete (Cilleros y Villamiel).

Energías Especiales de Extremadura, controlada por Gas Natural Fenosa y una de las principales promotoras eólicas, no concreta si piensa continuar con los proyectos aprobados y en qué plazos. Desde su gabinete de prensa se indica a HOY que «aún quedan otros permisos que conseguir y el proceso administrativo sigue abierto» antes de hablar sobre el desarrollo de los parques ya autorizados.

Tampoco asegura que no vaya a ejecutarlos, para lo que se necesita una apreciable inversión. El de La Traviesa, por ejemplo, está presupuestado en 10,9 millones y el de El Quebrajo en 17,3. Presupuestos más bajos que los primitivos, por mejoras tecnológicas según la empresa.

La AAE tiene una postura más clara. «Va a ser difícil poner en marcha nuevos parques. A día de hoy, con los actuales precios del mercado eléctrico y con las contraprestaciones que exigen determinadas regiones (cánones eólicos y otros impuestos), no sería rentable hacer nuevos parques. Pero lo fundamental que va a frenar a las empresas es la falta de seguridad jurídica», concluye esa asociación empresarial.

http://www.hoy.es/v/20140302/regional/diez-proyectos-eolicos-cuentan-20140302.html

2014.03.02. El mundo. (Don Quijote de Barracas)

El Mundo, 2 de marzo de 2014

Don Quijote de Barracas

En un lugar de Barracas… vive Luis Murria. Y en la casa de al lado, Nieves Algué. Y justo enfrente, a unos 400 metros, en lo alto de una montaña, habitan decenas de molinos enormes, con su ruido y con sus sombras. No son molinos, son gigantes.

Luis sufre (o sufría) alteraciones del sueño desde hace siete años y su vecina Nieves padece un trastorno ansioso depresivo, acreditado por peritos. Los dos han vivido desde 2007 bajo la sombra de al menos cinco enormes molinos eólicos.

Son dos vecinos de la Partida de la Cerrada del pequeño municipio castellonense de Barracas. Ellos y sus familias han comprobado que la energía ecológica, considerada limpia, renovable y amigable con el medio ambiente, puede ser nociva para la salud si no respeta una distancia prudencial con el ser humano. Para evitarlo, supuestamente se exigen los informes de impacto ambiental. Pero en este caso, no.

Todo empezó en 2008, cuando en la Partida de la Cerrada, en la que siete viviendas forman toda la población -sólo en dos de ellas se habita como residencia habitual- se elevó el Parque Eólico de Cerro de la Rajola. En una de las humildes casas habitadas -que el Ayuntamiento no contempla como parte de su jurisdicción- vive largo tiempo Luis, que pronto cumplirá los 63 años, con su hijo; en la otra, Nieves, que acaba de celebrar los 55.

‘Me quería morir, ya no aguantaba a nadie, estaba enfadada, irritable, los molinos eran una obsesión’

Antes de que se instalaran los molinos eólicos, Luis carecía de antecedentes médicos o psiquiátricos pero «con las aspas», como le gusta llamar a sus antagonistas eólicos, «lleva cinco años de sufrimiento». Desde entonces le ha «cambiado el carácter» y asegura que se muestra más «irritable» con su mujer y con sus hijos. Una situación que le impone tomar antidepresivos (Seroxat) y benzodiacepinas (Loracepam), tal y como acreditan los informes que presentaron cuando decidieron iniciar un quijotesco combate contra la empresa que los instaló y la administración autonómica que los autorizó.

«Ya no cantan los grillos por un ruido constante durante la mañana y la noche que no te deja descansar. Y la sombra intermitente de las aspas te vuelve loco». Luis dice que lo más duro ha sido «soportar comentarios que son dolorosos, porque (a los vecinos de Barracas) parece que les voy a quitar el pan de la boca, porque piensan que voy en contra del pueblo». También admite que las discusiones con su mujer se han multiplicado.

La instalación de parques eólicos ha sido un auténtico maná para muchos ayuntamientos, que reciben ingresos directos a través de impuestos -pagan IBI e IAE- y compensaciones «extra» de las eólicas que habitualmente se usan para financiar actividades sociales, culturales y deportivas. El recorte que planea el Gobierno a las subvenciones a las eléctricas por este tipo de instalaciones tiene además inquietos a los alcaldes. Es la otra cara de lo eólico.

Desde que desmontaron los molinos por orden judicial, Luis ha vuelto a dormir. «Ya no me duele nada. Por primera vez en siete años no me duele nada». Es la recompensa a su batalla judicial, en la que ha invertido gran parte de sus ahorros. La salud por encima de todo.

Nieves está casada, tiene dos hijos y reside mucho tiempo sola en la Partida la Cerrada porque su marido trabaja durante cinco meses en Francia. Ella también ha trabajado temporalmente en este país, pero con el tiempo decidió instalar un bar (Los Molinetes), adherido a su vivienda habitual, donde empezaron sus problemas.

‘El ruido de los molinos te enloquece; es un zumbido que se mete en la cabeza y no se va’

En 2007, después de resolver un asunto relacionado con «el conflicto de los molinos», sufrió la primera crisis de ansiedad y se le aplicó un tratamiento con psicofármacos. Su salud psíquica se vio afectada, al desarrollar un cuadro depresivo que precisó en abril del 2008 aumentar el tratamiento con antidepresivos (Cipralex) y benzodiacepinas (Alprazolam) que empeoró en octubre al sumarse trastornos del sueño. «Me quería morir, ya no aguantaba a nadie, estaba irritable, me enfadaba por todo, todo me molestaba, estaba obsesionada, solo hablaba de este tema, las relaciones con mi marido se deterioraron», confiesa Nieves, que fue enviada a una Unidad de Salud Mental en mayo de 2010, donde continúa su tratamiento.

La afectada insiste en que «con los cinco molinos delante de mi casa yo no puedo vivir; te enloquecen viva; es un zumbido que se te mete en la cabeza y no se quita. También se siente «acosada y amenazada» por los comentarios que se hacen relativos a su persona por la gente del pueblo, tales como «tu casa no es tuya» y «te la vamos a quitar», «tú te vas a ir a la puta calle». Aunque se ha llenado de valentía y los obvia porque piensa que lo hacen «para que coja miedo y me marche».

Ante esta situación, los dos vecinos de Barracas fueron a los tribunales y ganaron dos sentencias en las que se les dio la razón, aunque sólo lograron que la Generalitat y la compañía eólica desmontaran parte (las aspas y los rotores) de los cinco molinos más próximos.

Ahora, tanto Luis como Nieves deben presentar antes del día 9 de marzo una demanda para que las secuelas psíquicas que padecen sean también reconocidas por los tribunales.

Luis no entiende porque si los partes mentales y médicos, realizados por la psiquiatra Mayte Lázaro, en los que se basan los fallos judiciales favorables «dicen que mantenemos secuelas psíquicas que debemos tratar, la Administración nos ha dejado de lado». Nieves es más optimista y está convenida que volverán a ganar en los tribunales, de que tumbarán los molinos.

http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2014/03/02/53121957268e3e4a298b4572.html

Ver el vídeo: http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2014/03/02/53121957268e3e4a298b4572.html

2014.03.02. El diario montañés. (La Fiscalía archiva la denuncia contra Diego y Arasti por la ley eólica y el Plan Energético)

La Fiscalía archiva la denuncia contra Diego y Arasti por la ley eólica y el Plan Energético

El colectivo acusaba al presidente regional y al consejero de Industria de haber cometido prevaricación administrativa al impulsar ambos proyectos

02.03.14

EFE | Santander

La Fiscalía ha archivado la denuncia de la Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria, que acusaba al presidente regional, Ignacio Diego, y al consejero de Industria, Eduardo Arasti, de haber cometido prevaricación administrativa al impulsar la ley de aprovechamiento eólico y el Plan Energético.

En su denuncia, la plataforma consideraba que el presidente regional y el consejero (ambos del PP) tramitaron y aprobaron esas normas a sabiendas de que actuaban de forma injusta.

La Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria se quejaba de la “absoluta ausencia de participación pública” en el tramite del Plan Energético y de la ley de aprovechamiento eólico.

Según afirmaban los denunciantes, Diego y Arasti “incurrieron en ilicitud notoria, grosera y evidente”, y actuaron “al margen del derecho”.

Fuentes de la Fiscalía han señalado a Efe que, en el caso de la ley, el archivo se debe a que “no tiene carácter de resolución administrativa”, sino que se trata de una norma legal aprobada por el Parlamento.

El Ministerio Público entiende que la elaboración y aprobación de una ley “no puede constituir nunca prevaricación administrativa”, al no tratarse de una función ejecutiva o administrativa -pues la prevaricación requiere que se ejerza ese tipo de función, y no la legislativa-.

La Fiscalía indica a este respecto a los denunciantes que en el Estado de Derecho existen vías “para hacer valer la nulidad de una norma legislativa”, pero no a través del delito de prevaricación.

La plataforma también censuraba en su denuncia el Plan Energético 2011-2020 que ha presentado ya el Gobierno pues, a su entender, la única modificación “sustancial” que introdujo respecto al concurso eólico del anterior Ejecutivo del PRC y del PSOE -que fue anulado por el Tribunal Superior de Justicia- es la sustitución de 1.400 megavatios eólicos por 707,3.

En el caso del Plan Energético, la Fiscalía apunta que aún se encuentra en fase de tramitación, ya que, aunque se ha presentado públicamente, no se ha aprobado.

El Ministerio Público entiende que “no se aprecia la omisión de trámite esencial alguno”, y añade que ha comprobado, con los documentos aportados junto a la denuncia, “que los denunciantes sí han presentado escrito de alegaciones” al Plan Energético durante su tramitación.

Por todo ello, la Fiscalía sostiene que “no resulta acreditada la perpetración de infracción penal”.

http://www.eldiariomontanes.es/20140302/local/cantabria-general/fiscalia-archiva-denuncia-contra-201403021240.html

2014.03.02.Hoy. («No tienen sentido en la región con menos vientos de España»)

Hoy, 2 de marzode 2014

«No tienen sentido en la región con menos vientos de España»

02.03.14 – 00:05 –

C. J. V. | MÉRIDA.

Los proyectos de parques eólicos han tenido una contestación social que, sin embargo, apenas se ha visualizado en otros de otro tipo de energía renovable. Ni el ser una energía limpia ni el generar riqueza y empleo en zonas rurales les ha librado de un rechazo que, ocasiones, ha hecho fracasar varias iniciativas en territorio extremeño. Uno de los ejemplos más palpables del conflicto se ha vivido en Plasencia.

«No sabemos si se va a hacer o no. No tenemos conocimiento directo, pero me da la sensación de que por la situación financiera actual y del recorte a las primas no se va a hacer al menos a corto plazo, si antes no lo rechaza la Junta», dice Javier Prieta, presidente de la plataforma creada en Plasencia en 2012 contra la instalación de aerogeneradores en la sierra de Santa Bárbara. Los molinillos se asentarían en el término municipal de Malpartida de Plasencia aunque «el impacto y el daño lo sufriría Plasencia».

El proyecto, según su impulsora, Energías Especiales de Extremadura, tiene una inversión que ronda los 20 millones. El alcalde chinato, Marcelo Barrado, sigue convencido de que finalmente el parque se hará.

Cuenta con la autorización, aunque ahora se ha abierto un periodo de alegaciones al sufrir una variación. Se plantean menos aerogeneradores, pero más altos. En el caso de que la Junta de Extremadura no le diese el visto bueno a estos cambios, la promotora podría erigir el proyecto original, para el que conservan la autorización.

Prieta admite que, de forma general, no está en contra de los parques eólicos sino del de Santa Bárbara en particular. En todo caso, señala que no los entiende para una región como la extremeña, «la que menos vientos tiene de toda España». También el portavoz de la plataforma solicita un plan estratégico de energía eólica en la comunidad autónoma.

http://www.hoy.es/v/20140302/regional/tienen-sentido-region-menos-20140302.html

2014.03.01.Mediterráneo. (Los pueblos ya temen la pérdida de ingresos que conllevará la reforma)

Mediterráneo, 1 de marzo de 2014

Para muchos municipios es el grueso de sus ingresos

Los pueblos ya temen la pérdida de ingresos que conllevará la reforma

Las firmas pagarán menos impuesto de actividades si paran los parques eólicos. Renomar prevé recurrir el fondo de compensación, que reparte 1,42 millones

Los municipios ubicados en las zonas eólicas castellonenses temen ya el impacto que la reforma eléctrica que ultima el Gobierno tendrá en sus arcas. De hecho, algunos ya tienen constancia de que esto va a repercutir.

El presidente de la Mancomunitat de Els Ports (que reparte fondos de los parques eólicos entre los municipios), Santi Pérez, indica que en la última reunión con dirigentes de Renomar (que gestiona los parques de toda la comarca: las zonas I, II y III), estos ya le transmitieron su intención de recurrir la aportación de la empresa al Fondo de compensación del plan eólico. Este es el instrumento con el que la Agencia Valenciana de la Energía (Aven) compensa a los municipios por la instalación de los aerogeneradores, las subestaciones y las líneas de alta tensión. El fondo, obligatorio por ley, establece un canon de 2,65 euros por cada kilovatio instalado (cada molino tiene una potencia de entre 850 y 2.000 Kw y los parques provinciales tienen entre 10 y 33 molinos cada uno).

Dado que la reforma eléctrica reducirá la rentabilidad de las instalaciones, los dirigentes de Renomar transmitieron a Pérez que piensan recurrir la ley “porque ha cambiado la situación y las primas no tienen razón de ser”, transmite el también alcalde de Forcall. Al sur de la provincia, su homólogo de Barracas (municipio de la zona eólica VI), Antonio Salvador, está “pendiente” de las empresas (Acciona y Enel Green Power), de las que espera noticias “por la reforma”.

Ingresos clave // No es para menos puesto que, como señala Pérez, “para la mayoría de los pueblos del interior, el fondo de compensación es un ingreso importante”. Y es que, en virtud del año pasado, el fondo repartirá 1,42 millones entre los municipios castellonenses para inversiones de diversos ámbitos. Cuando esto se materialice (este año tienen que solicitar todavía las ayudas del 2012, denuncian los alcaldes), la Aven habrá repartido 5,5 millones de euros.

También son importantes los impuestos que las firmas pagan a los ayuntamientos en virtud de los parques eólicos: el IBI de características especiales y el IAE. El primero no cambiará, pero el segundo sí, porque se paga en función de la producción eléctrica. Y si se producen paralizaciones en los parques, algo que ya prevén las empresas, los ingresos municipales se reducirán.

Y estas paralizaciones irán a más. El presidente de Avaesen, Marcos Lacruz, prevé que, cuando se revise la reforma eléctrica dentro de tres años (como esta misma ley prevé), los parques que se inauguraron en el 2006 dejarán de percibir primas. No en vano, con su entrada en vigor “ya no las cobrarán los que comenzaron a funcionar en el 2004” (no hay en la provincia) porque el Gobierno estima que ya han alcanzado su cuota de rentabilidad. “La cuenta es fácil”, concluye.

http://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/temadia/pueblos-ya-temen-perdida-ingresos-conllevara-reforma_863711.html

%d bloggers like this: