2016.05.26. (El primer parque eólico de Extremadura podría estar en marcha en dos años)

El periódico de Extremadura 26 de mayo de 2016

Una energía renovable aún sin implantación en la comunidad autónoma

El primer parque eólico de Extremadura podría estar en marcha en dos años

Ubicado en Plasencia, tiene una potencia de 39,9 MW, y una inversión de más de 37,8 millones de euros. La Junta ha sometido este proyecto a información pública. Tiene otros 18 expedientes en tramitación

Eduardo Barajas 26/05/2016

La Junta de Extremadura ha sometido a información pública la solicitud de autorización administrativa y el estudio de impacto ambiental del parque eólico Merengue y de su infraestructura de evacuación, ubicados en el término municipal de Plasencia. Se trata de la primera instalación eólica en alcanzar este punto de la tramitación en Extremadura, la única comunidad autónoma española, junto a la de Madrid, en la que a día de hoy sigue sin haber un solo megavatio de potencia eólica instalado.

Desde la empresa promotora, Gas Natural Fenosa Renovables, se apuntó ayer que aún se está en una fase “muy incipiente del proyecto”, por lo que es pronto para adelantar posibles fechas tanto para el comienzo de las obras como para su entrada en funcionamiento, si bien fuentes del sector apuntaron un horizonte de alrededor de dos años como “razonable”, si no hay ningún gran contratiempo, para que esté funcionando.

La Consejería de Economía e Infraestructuras, por su parte, dio como “probable” un periodo de “menos de un año, si no surgen inconvenientes”, para que la iniciativa tenga todos los permisos y se pueda empezar a construir. La empresa sí que confirmó su intención de llevar a cabo la planta independientemente de que la energía que se produzca en ella pueda percibir o no primas en un futuro.

El proyecto de la Sierra del Merengue tiene una potencia nominal de 39,9 MW distribuida en 15 aerogeneradores, nueve con 2,3 MW y otros seis con 3,2 MW. La inversión sería de más de 37,8 millones de euros. Desde la compañía promotora se señaló que, entre directos e indirectos, el número de empleos que se crearían durante su fase de ejecución rondaría los 500.

El sometido a información pública ahora es uno de los 19 expedientes para producir energía eólica en la región que la Junta tiene encima de la mesa y que en conjunto suman 547 MW de potencia.

De los 18 restantes, una decena ya cuentan con autorización administrativa y uno de ellos tiene aprobado el proyecto de ejecución. Se trata del de Valle de Peraleda, con una potencia de 50 megavatios y situado entre los términos municipales de Peraleda del Zaucejo y Monterrubio de la Serena.

LA SITUACION DEL SECTOR

La energía eólica no atraviesa actualmente por su mejor momento en España. El 2015 acabó sin ningún nuevo megavatio instalado, algo que no sucedía desde los años ochenta, cuando esta tecnología daba sus primeros pasos en el país. La principal razón de esta parálisis son los cambios introducidos en el marco retributivo. Estos han modificado, por un lado, la prima que recibían los parques que ya estaban instalados. “A un 30% de ellos se les eliminó la retribución, y a los demás se les recortó, en muchos casos drásticamente, y están teniendo dificultades para hacer frente a sus costes”, detalla Sonia Franco, directora de Comunicación de la Asociación Empresarial Eólica (AEE).

En cuanto a los nuevos parques que quieran construirse a partir de ahora tendrán que participar en un proceso de subastas del que se obtendrá una determinada retribución. De momento solo se ha celebrado una, a mediados de enero pasado, en la que se adjudicaron 500 MW de eólica y otros 200 MW de biomasa, todos con un 100% de descuento sobre los incentivos –es decir, que venderán a precio de mercado–. “Estamos a la espera de que se convoquen nuevas subastas”, precisa Sonia Franco, porque, recuerda, “lo que sí dice la planificación energética es que son necesarios 6.400 megavatios de potencia eólica para cumplir con los objetivos europeos en materia de renovables para el año 2020”.

En cualquier caso, mientras que no se convoquen más, una empresa es libre de pedir una conexión a la red y las autorizaciones administrativas correspondientes con el fin de construir un parque eólico que, eso sí, no contaría con ningún tipo de incentivo adicional al mercado.

Según las estimaciones de la patronal eólica, en España hay alrededor de 10.000 MW de potencia que en su día se presentaron a los concursos autonómicos y que ahora están paralizados a causa de la moratoria verde. La opción de producir a precio de mercado podrá ser viable para ellos dependiendo de “muchos factores”. “Hay parques que les compensará ir a pool porque ya han invertido dinero y les sale más rentable hacerlo que no hacerlo”, detalla Sonia Franco. La potencia instalada, las horas de viento previstas y, sobre todo, la mayor o menor facilidad para conseguir financiación –se trata de un sector muy intensivo en capital y casi todos los proyectos necesitan de financiación bancaria– serán también aspectos determinantes.

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/extremadura/primer-parque-eolico-extremadura-podria-estar-marcha-dos-anos_940197.html

Región Digital 25 de mayo de 2016

Monago afirma que el interés en la energía eólica en Extremadura crece por la normativa aprobada por el gobierno del PP

El líder de los ‘populares’ extremeños ha señalado que en la región hubo proyectos que, en su día, “estuvieron planeando”, pero que finalmente no se materializaron porque los requerimientos “eran estrictos y hacían que las cuentas no cuadraran”.

25 mayo 2016

El presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago, ha valorado positivamente el anuncio de solicitud para la instalación de un parque eólico en Plasencia, y ha subrayado que ahora “hay mayor interés” por la implantación de esta energía renovable en la región desde la aprobación por parte de su anterior ejecutivo de una nueva normativa “contraria a las restricciones del pasado”.

Al este respecto, el líder de los ‘populares’ extremeños ha señalado que en la región hubo proyectos que, en su día, “estuvieron planeando”, pero que finalmente no se materializaron porque los requerimientos “eran estrictos y hacían que las cuentas no cuadraran”, según indica el PP en una nota de prensa.

Por ello, el anterior Ejecutivo regional realizó una modificación normativa que ha motivado que Extremadura resulte “más atractiva” para un tipo de energía que había sido una “asignatura pendiente” en Extremadura.

En concreto, esta normativa (Decreto 67/2015 del 14 de abril) “acabó con una etapa de regulaciones restrictivas que incluían condicionantes que hacían muy difícil que las empresas de producción de energía eólica aterrizaran en la región”.

“El gobierno del PP desarrolló una nueva norma para tratar de acompañar a estas empresas en un escenario complicado, con el objetivo de que se hiciera más atractivo invertir en energía eólica en Extremadura”, señala Monago, quien añade que se realizó “un trabajo serio y riguroso que ha permitido atraer esas inversiones y ahora se están recogiendo los frutos”, ha sentenciado.

http://www.regiondigital.com/noticias/extremadura/255340-monago-afirma-que-el-interes-en-la-energia-eolica-en-extremadura-crece-por-la-normativa-aprobada-por-el-gobierno-del-pp.html

 

EXPANSIÓN 25 de mayo de 2016

EXTREMADURA

Proyectan un parque eólico en Plasencia de 40 MW con una inversión de 37,8 millones de euros

EFE

POR EUROPA PRESS CÁCERES

Gas Natural Fenosa Renovables promueve la instalación de un parque eólico con una potencia nominal total de instalación de 39,9 MW en el término municipal de Plasencia (Cáceres), con una inversión de 37,8 millones de euros.

El parque, cuyo proyecto se encuentra en fase de exposición pública, contaría con un total de 15 aerogeneradores, nueve de ellos de 2,3 MW, seis de 3,2, según se desprende del anuncio de la Consejería de Economía e Infraestructuras de la Junta publicado este miércoles en el Diario Oficial de Extremadura.

De esta forma, se somete a información pública la solicitud de autorización administrativa, la solicitud de utilidad pública, el estudio de impacto ambiental y la calificación urbanística correspondiente al parque eólico ‘Merengue’, así como la infraestructura de evacuación de energía eléctrica asociada.

La documentación presentada puede consultarse durante un mes en las dependencias de la Consejería de Economía, en Mérida, y en la página www.industriaextremadura.gobex.es.

http://www.expansion.com/extremadura/2016/05/25/5745bf9246163f6c1e8b45de.html

FINANZAS.com 25.5.2016

Extremadura, más cerca de contar con energía eólica

25/05/2016 – 20:32 Agencia EFE

Extremadura está más cerca de contar con energía eólica después de años de demora a consecuencia de las trabas políticas y sociales a estos proyectos por su impacto en la zona -medioambiental y/o turístico- y por los distintos cambios de normativa.

Eso parece posible después de que en el día de hoy se haya conocido que la Junta de Extremadura ha sometido a información pública la solicitud de autorización administrativa y el estudio de impacto ambiental del parque “Merengue”, en el término municipal de Plasencia (Cáceres).

Con un presupuesto cercano a los 38 millones de euros, la mercantil Gas Natural Fenosa Renovables pretende instalar en la Sierra del Merengue quince aerogeneradores con una potencia total de 39,9 megavatios.

Además de éste, la Junta de Extremadura tiene encima de la mesa otros 18 expedientes de solicitud de proyectos de parques eólicos, cuya potencia conjunta rondaría los 547 megavatios.

En diciembre de 2011, el Ayuntamiento de Plasencia, que se ha opuesto frontalmente a la instalación de aerogeneradores en la Sierra de Santa Bárbara, anunció que no pondría obstáculos al proyecto de instalación de parques eólicos en la Sierra del Merengue.

Hace 16 años, el entonces presidente extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra fue el primero en oponerse a este tipo de energía.

“Si alguien quiere modificar el paisaje, que dé trabajo a 1.500 jóvenes”, planteó en mayo de 2000, año en el que, según desveló el propio Ibarra, muchas empresas eólicas habían pedido al Ejecutivo regional instalar 150 parques repartidos por toda la comunidad con 6.758 molinillos para producir diez millones de megavatios.

A su juicio, la energía eólica debía ser concebida “como alternativa a la otra”. Además, apuntó que, como las empresas interesadas “fabrican cosas”, éstas deberían implantar esas otras industrias en Extremadura.

No fue hasta agosto de 2005 cuando el Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura aprobó un decreto por el que se regula el procedimiento para la autorización de las instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de la energía eólica, a través de parques eólicos.

Dicho decreto recogía que las empresas tenían que comprometerse a crear tres puestos de trabajo estable por megavatio de potencia instalada, así como a impulsar la creación de infraestructuras industriales en las áreas de influencia socioeconómica de estas instalaciones.

Un año después, un total de 17 empresas presentaron proyectos para crear cerca de 129 parques eólicos en la región con una petición de potencia de 3.641 megavatios, lo que demostraba, según el entonces consejero de Economía, Manuel Amigo, que “no estábamos equivocados” al exigir la creación de tres empleos por cada megavatio instalado, una premisa que desde el primer día rechazó el PP.

En 2007, el Consejo de Gobierno de la Junta denegó autorización a todos los proyectos presentados para la instalación de parques eólicos en la región, un total de 116, aunque anunció que abriría un nuevo proceso para adjudicar estas plantas energéticas ya que está “decidida por las energías renovables”.

Según explicó Amigo, la totalidad de las iniciativas presentadas incumplían alguno de los requisitos establecidos en el Decreto 192/2001 debido mayoritariamente a “problemas administrativos” que deben ser subsanados, aunque son “cosas fácilmente subsanables”.

De hecho, días después el Diario Oficial de Extremadura (DOE) publicaba la orden por la que se convocaba la presentación de solicitudes de autorización de instalación de parques eólicos.

Ese mismo año (2007), y ya con Fernández Vara en la Junta, el Grupo Popular presentó en la Asamblea una iniciativa que instaba a la Junta a elaborar, en un plazo máximo de dos meses, un nuevo decreto sobre la energía eólica y a derogar el “desastroso proceso anterior”. Su propuesta fue rechazada.

La nueva convocatoria atrajo la presentación de 96 expedientes de parques eólicos. En agosto de 2008, el Consejo de Gobierno aprobó un total de 22 autorizaciones, con una potencia de 437,5 megavatios.

La denegación por parte del Gobierno central de la totalidad de proyectos de parques eólicos en la región como una “tomadura de pelo” para los extremeños y lo ha atribuido a la “docilidad” del presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara.

Sin embargo, en enero de 2010, el Gobierno central denegó la totalidad de los proyectos eólicos presentados (22), ya que ninguno entraba en la preasignación que garantiza las primas para hacer rentables las inversiones.

La respuesta extremeña fue dada al aprobar -octubre de 2010- un nuevo decreto de regulación en la región, que permitía sustituir la condición de crear tres empleos por megavatio generado por la posibilidad de otorgar a los ayuntamientos la cuantía mínima del 8 por ciento de su facturación anual con el fin de ajustarla al nuevo marco regulatorio.

A esta convocatoria se presentaron 248 solicitudes de parques eólicos, de 43 promotores diferentes y con una potencia total solicitada de 6.698 megavatios. Ya con el PP en la Junta, se anunció un retraso en la firma para autorizar las solicitudes -231 parques- para atender la idoneidad ambiental de los proyectos.

En noviembre de 2011, el Gobierno extremeño aprobó las autorizaciones previas para la instalación de 65 parques eólicos más, con lo que la cifra de los que “pueden entrar” en el registro de preasignaciones eran 97.

Cuatro años después, el número de expedientes para proyectos de parques eólicos se quedaba en 28. Según los últimos datos, con fecha de mayo de 2016, el número es de 19.

http://www.finanzas.com/noticias/empresas/20160525/extremadura-cerca-contar-energia-3416207.html

Hoy, 26 de mayo de 2016

Plasencia espera ingresar hasta un millón anual con el futuro parque eólico

Son 15 aerogeneradores en la sierra del Merengue con una inversión de 37,8 millones por parte de la multinacional catalana Gas Natural Fenosa

Claudio Mateos PLASENCIA

26 mayo 2016

El futuro parque eólico de la sierra del Merengue -situada al sur de Plasencia entre la A-66 y los municipios de Carcaboso y Aldehuela del Jerte- está un paso más cerca. El Diario Oficial de Extremadura (DOE) publicó ayer que durante el próximo mes quedarán sometidos a información pública varios documentos del proyecto, en concreto la solicitud de reconocimiento de utilidad pública, el estudio de impacto ambiental y la calificación urbanística. El Ayuntamiento confía en que, una vez en marcha, este parque eólico deje en la ciudad hasta un millón de euros anuales en concepto de canon.

La Junta somete a exposición pública el parque eólico de Sierra del Merengue en Plasencia

Se trata de un proyecto que presenta importantes modificaciones en relación al que recibió en el año 2007 la autorización medioambiental de la Junta para esa misma ubicación en la sierra del Merengue, o Berenguer. Aquel estaba promovido por 51 constructoras cacereñas con Unión Fenosa como socio tecnológico, y contemplaba la instalación en dos fases de 45 aerogeneradores para una potencia total de 76,5 megavatios (MW). Ahora la multinacional catalana Gas Natural Fenosa Renovables se ha quedado como única promotora y el proyecto se ha reducido a 15 generadores y 39,9 MW.

Según la documentación publicada ayer en el DOE, el parque eólico ‘Merengue’ requerirá de un presupuesto de ejecución de 37.823.982,35 euros, por lo que se trata de la mayor inversión privada en Plasencia. Tendrá nueve aerogeneradores de 2,3 MW y otros seis de 3,2 MW. La línea eléctrica será de 4,8 kilómetros en el tramo aéreo y 2,1 en el subterráneo.

El alcalde, Fernando Pizarro, recordó ayer que este ha sido siempre el proyecto de parque eólico que ha apoyado su gobierno local, puesto que apenas tiene impacto visual en la ciudad y además se encuentra dentro del término municipal de Plasencia, lo que permitirá al municipio recaudar el canon que deben pagar por ley este tipo de instalaciones. Pizarro dijo que aún no se ha calculado, pero que puede alcanzar un millón de euros anuales. Además, recordó que será el primer parque eólico que se construya en Extremadura, y que la normativa asigna a cada aerogenerador un número mínimo de puestos de trabajo, lo cual será bueno para el empleo, al margen de los puestos que se generen durante la ejecución material de las obras.

Por el contrario, el PP siempre se opuso al parque eólico que se iba a construir en la sierra de Santa Bárbara, ya que el impacto visual era para Plasencia y en cambio los aerogeneradores iban en el término municipal de Malpartida. Este fue uno de los muchos proyectos que se quedaron por el camino cuando en el año 2012 el gobierno central suprimió las primas a las renovables y la energía eólica dejó de ser un sector atractivo para los inversores. Lo mismo le ocurrió al que se iba a levantar en la finca ‘Fuente del Sapo’, y a otro en el Cerro Cabildo que afectaba a Plasencia, Cañaveral y Holguera. Todos ellos contaban ya en 2007 con la autorización medioambiental de la Junta de Extremadura y ninguno ha salido adelante.

El presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago, dijo ayer tras publicarse en el DOE la información pública del proyecto de la sierra del Merengue que ahora «hay mayor interés» por la implantación de esta energía renovable en la región desde la aprobación por parte de su anterior ejecutivo de una nueva normativa «contraria a las restricciones del pasado», lo que a su juicio ha motivado que Extremadura resulte «más atractiva» para un tipo de energía que había sido una «asignatura pendiente» en la región

http://www.hoy.es/plasencia/201605/26/plasencia-espera-ingresar-hasta-20160526001158-v.html

La Región 26 de mayo de 2016

La Junta colaborará “todo lo posible” con el promotor del parque eólico de Plasencia porque es un “reto” para la región

Así lo ha afirmado el consejero de Economía e Infraestructuras, José Luis Navarro, quien ha recalcado que Extremadura ha conseguido ser “una potencia mundial en energía fotovoltaica y en energía termosolar”, pero la región tiene “una asignatura pendiente con la energía eólica”.

26 mayo 2016

El consejero de Economía e Infraestructuras, José Luis Navarro, ha manifestado que la Junta de Extremadura va a intentar “colaborar todo lo posible con el promotor” y con el Ayuntamiento de Plasencia para tener las autorizaciones del parque eólico de la Sierra del Merengue “lo antes posible”.

Una vez que se tengan las autorizaciones, estará en mano del promotor tomar la decisión de iniciar las obras, por lo que “ojalá lo haga porque es un reto” que tiene la comunidad autónoma.

Además, Extremadura ha conseguido ser “una potencia mundial en energía fotovoltaica y en energía termosolar”, pero la región tiene “una asignatura pendiente con la energía eólica”, ha admitido Navarro.

De esta forma lo ha explicado el consejero de Economía e Infraestructuras, José Luis Navarro, a preguntas de los periodistas sobre la planta eólica que podría instalarse en Plasencia, antes de asistir al vigesimoséptimo Congreso Nacional de Enólogos y al primer Encuentro de Enólogos de Iberoamérica, est jueves en Mérida.

En su intervención, Navarro ha explicado que a partir de los anuncios publicados en el DOE, comienza el procedimiento administrativo, que si lo desarrolla el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente “dura tres o cuatro años”, pero que en la región quieren ser “mucho más rápidos y que en menos de un año esté solucionado”, ha señalado Navarro.

Cuando este procedimiento administrativo esté terminado, la empresa “ya podrá tomar la decisión de empezar las obras”, aunque José Luis Navarro ha abogado por ser “prudente”, ya que la región “ya ha tenido muchas solicitudes de proyectos eólicos, y ahora mismo en las mismas condiciones hay otras tres, que quizá han pasado un poco desapercibidas”.

El consejero de Economía e Infraestructuras ha señalado que la Junta de Extremadura durante el anterior gobierno del PP, derogó “el decreto de energía eólica del 2010”.

“Es importante recordar los antecedentes”, ha manifestado el consejero, quien ha añadido que con ese decreto de 2010 se presentaron unas 100 solicitudes, pero “sucedió un imprevisto”, porque el cambio de Gobierno en España produjo “una moratoria total de las energías renovables”, lo que tuvo un “efecto demoledor” en Extremadura.

Tras esta moratoria, los promotores “abandonaron” los proyectos, no sólo eólicos, sino también termosolares, fotovoltaicos o de biomasa, y los “paralizaron totalmente”.

Por lo tanto, estos cuatro años han sido “absolutamente perdidos” para las energías renovables tanto en España como en Extremadura, ha apostillado José Luis Navarro.

El titular de Economía e Infraestructuras ha explicado que entre 2007 y 2011 se instalaron “cientos de plantas fotovoltaicas, varias plantas de biomasa o 17 plantas termosolares, con una inversión superior a los 6.000 millones de euros”.

En cambio, en los primeros meses de 2012 se anunciaron por parte del Gobierno del PP en Extremadura una serie de plantas fotovoltaicas “que iban a ir al mercado libre sin primas” y de las cuales no se ha vuelto “a saber nada”, porque “no se ha iniciado ni la construcción”.

NUEVAS SOLICITUDES

Estas nuevas solicitudes para plantas eólicas “no están acogidas a ningún decreto autonómico”, sino que se tramitan por la legislación nacional, por lo que ya no existe “ningún compromiso ni de creación de puestos de trabajo ni de pago de ningún canon a los ayuntamientos”.

Aun así, esta tramitación de las solicitudes está sujeta a los impuestos de la actividad económica, como las licencias de obras o al IBI, ha manifestado José Luis Navarro.

OTROS TRES PROYECTOS

Además, a preguntas de los periodistas sobre los otros tres proyectos presentados, José Luis Navarro ha señalado que éstos se “empezaron a tramitar el año pasado”.

Estos tres proyectos marcan la ubicación del parque en las localidades pacenses de Burguillos del Cerro y Fuente del Maestre, y otro entre los municipios cacereños de Navas del Madroño y Brozas.

Por último, Navarro ha manifestado que no conoce “la situación exacta” en la que se encuentran en estos momentos estos proyectos, pero que se está “avanzando en su tramitación administrativa”.

Además, hay un total de 15 proyectos que estaban sujetos al decreto de 2005 que todavía “continúan con la tramitación, aunque tienen un plazo para construir” para no perder la autorización”.

http://www.regiondigital.com/noticias/caceres-y-provincia/255395-la-junta-colaborara-todo-lo-posible-con-el-promotor-del-parque-eolico-de-plasencia-porque-es-un-reto-para-la-region.html

http://www.elcorreoextremadura.com/noticias_region/2016-05-26/1/14985/la-junta-colaborara-todo-lo-posible-con-el-promotor-del-parque-eolico-de-plasencia.html

https://plasencialibre.wordpress.com/2016/05/27/un-proyecto-desastroso/

Proyecto Sierra Merengue 2016, Plasencia

Volviendo a la carga, los políticos extremeños están de nuevo dispuestos a destruir nuestra calidad de vida, y el recurso natural y turístico de Extremadura, por un puñado de euros y escasos puestos de trabajo. Unos se preguntan si hay gato encerrado – o sea corrupción.

Para empezar, el alcalde de Plasencia se equivoca cuando alega: “la normativa asigna a cada aerogenerador un número mínimo de puestos de trabajo, lo cual será bueno para el empleo“. ¿No sabe el Señor Pizarro que esa normativa ya no se aplica?

Asimismo, estará pensando en la vieja normativa cuando dice que el canon “puede alcanzar un millón de euros anuales.” ¿No sabe que esta exigencia también ha sido derogada para atraer a los especuladores eólicos a Extremadura?

Plasencia espera ingresar hasta un millón anual con el futuro parque eólico

En realidad, no hay canon, sino solamente el impuesto sobre licencia de obras. Lo dice el Señor Navarro “no existe ningún compromiso de creación de puestos de trabajo ni de pago de canon a los ayuntamientos“.

Habla el El consejero de Economía, José Luis Navarro

Especuladores eólicos, claro, porque esperan que volverán las primas del Estado (subvenciones) cuando cambie el gobierno nacional. En realidad, la eólica sigue siendo una energía demasiada cara, que no es víable sin subvenciones, sin addiciones a la red eléctrica de alta tensión, y sin centrales de respaldo para las horas y días de poco viento. Todo lo cual hace que suba el recibo de la luz, y que no se ahorre nada en emisiones de CO2 (1).

Cero impactos positivos, pues, pero muchos impactos negativos. Estos son los impactos potenciales que encontramos listados en el Documento de Síntesis del Estudio de Impacto Ambiental del promotor, Gas Natural Fenosa, página 14:

DURANTE LA FASE DE CONSTRUCCIÓN:

  • Incremento del ruido
  • Incremento de polvo y partículas
  • Incremento de las emisiones de gases de escape de la maquinaria
  • Alteración del relieve
  • Alteración de la estructura y calidad del suelo
  • Aumento del riesgo de erosión
  • Contaminación del suelo
  • Compactación de los terrenos
  • Contaminación de las aguas por inadecuadomanejo de materiales y residuos de las obras
  • Contaminación de las aguas superficiales por el vertido de las aguas sanitarias · Alteración de la red de drenaje e incremento de sólidos en suspensión en el agua
  • Eliminación directa de la vegetación
  • Dificultad en el desarrollo de la vegetación
  • Afecciones directas a la fauna terrestre
  • Molestias a la fauna por la presencia y desarrollo de las obras
  • Alteración y pérdida de hábitats
  • Eliminación de hábitats
  • Afección sobre Espacios Naturales Protegidos
  • Alteraciones del paisaje por la ocupación y el desarrollo de las obras
  • Creación de puestos de trabajo (POSITIVO, PERO DURARÁN… ¿UN AÑO?)
  • Molestias a la población por aumento del ruido, polvo y partículas y gases
  • Afecciones a los usos del suelo
  • Afección a comunicaciones e infraestructuras
  • Afección a vías pecuarias
  • Afecciones al Patrimonio Arqueológico

Documento de síntesis del Estudio de Impacto Ambiental

IMPACTOS DURANTE LA FASE DE EXPLOTACIÓN (misma tabla, p 14): · Incremento del ruido por el funcionamiento de los aerogeneradores

  • Reducción a escala global de los gases de efecto invernadero (POSITIVO SI FUESE CIERTO (1))
  • Contaminación del suelo por vertidos o fugas accidentales de residuos
  • Contaminación de las aguas por vertidos o fugas accidentales de residuos
  • Alteraciones de la escorrentía superficial y de las redes de drenaje
  • Ahorro de agua (¿A VER? ¿CÓMO?)
  • Colisiones de las aves y murciélagos contra los aerogeneradores
  • Molestias y desplazamiento
  • Efecto barrera
  • Impacto paisajístico por presencia del parque eólico y línea de evacuación.
  • Creación de puestos de trabajo (DOS O TRES GUARDAS, NADA MÁS)
  • Molestias a la población por ruidos
  • Ahorro de combustibles fósiles (POSITIVO SI FUESE CIERTO (1))
  • Interferencias con las señales de radio y televisión y otras señales de comunicaciones

Habría que añadir los puestos de trabajo destruidos o no creados por el alto precio de la luz, los puestos destruidos o no creados en la industria del turismo, y los efectos sanitarios sobre la población del infrasonido emitido por los molinos, especialmente los grandes de más de 2 MW (es el caso).

Mark Duchamp

Portavoz Colectivo Plasencia Libre

 

NOTAS (1) La energía eólica no es gestionable” – ASÍ LO DICE EL PRESIDENTE DE LA RED ELECTRICA ESPAÑOLA… Leer en particular las NOTAS EXPLICATIVAS DEL TEXTO al final, incluida la “lista de las actividades relativas a la eólica que producen gases invernaderos redundantes“.

http://www.iberica2000.org/es/Articulo.asp?Id=3302

Hoy digital 28.05.2016

El parque eólico no conlleva empleos obligatorios ni canon para el municipio

El decreto que obligaba a las empresas a dar esas contraprestaciones fue derogado en 2015 por el gobierno de Monago

Claudio Mateos

PLASENCIA

28 mayo 2016

Ni puestos de trabajos obligatorios ni canon anual para el municipio. El futuro parque eólico de la sierra del Merengue no generará en Plasencia más empleos que los que la empresa considere necesarios para explotarlo, ni otros ingresos distintos a las tasas e impuestos establecidos para cualquier negocio de ese tamaño.

Primero el consejero de Infraestructuras de la Junta, José Luis Navarro, y después del portavoz municipal del PSOE, David Núñez, han desmentido el anuncio que hizo el pasado miércoles el alcalde, Fernando Pizarro, cuando aseguró que el parque eólico dejaría obligatoriamente en la ciudad varios puestos de trabajo por cada uno de los 15 aerogeneradores proyectados, y también un canon anual que cifró en hasta un millón de euros. En efecto, ambas compensaciones venían recogidas en el decreto 160/2010 de la Junta, pero esa norma fue derogada en 2015 por el gobierno regional de José Antonio Monago, precisamente con el objetivo de eliminar trabas para las empresas que quisieran invertir en parques eólicos en Extremadura ante el parón que atraviesa el sector desde que se suprimieron las primas a las renovables.

La apertura de este parque eólico por parte de Gas Natural Fenosa Renovables -si supera todos los trámites administrativos y llega a ponerse en marcha- tendría por lo tanto para la ciudad los mismos beneficios que si se tratase de una empresa dedicada a cualquier otra actividad, aunque eso sí, con una inversión de una magnitud desconocida hasta ahora en Plasencia dentro del sector privado, que se cifra en 37,8 millones de euros.

El gobierno local reconoció ayer que Pizarro se equivocó al remitirse a un decreto derogado para hablar de puestos de trabajo fijos para cada aerogenerador, pero insistió en el rédito económico que el parque tendrá para Plasencia aunque no sea en concepto de canon anual. Desde el PP mencionaron en ese sentido la tasa municipal que tendrá que abonar la promotora por el expediente de calificación urbanística, y también el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), así como el pago anual en concepto de Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Según el gobierno local, todo eso sumado asciende a «bastante más» de un millón de euros, según las cifras que se están manejando para el proyecto. También se ingresaría algo por la expropiación de terrenos, ya que una parte del suelo donde está proyectado el parque es de propiedad municipal.

El portavoz del grupo socialista considera en todo caso que Fernando Pizarro se precipitó al lanzar las campanas al vuelo. «A alguno un día se le van a caer la solapas de todas las medallas que se cuelga», dijo ayer en referencia al alcalde. Criticó además la derogación del decreto 160/2010 por parte del gobierno regional del PP ya que, a su juicio, por ese motivo «la ciudad va a perder 30 o 40 puestos de trabajo».

También se han empezado ya a escuchar voces de colectivos conservacionistas que se oponen a este parque eólico. Es el caso de la plataforma Plasencia Libre, que en su página web ha publicado una larga lista con los perjuicios potenciales que la propia empresa Gas Natural Fenosa recoge en el Estudio de Impacto Ambiental. El Ayuntamiento, que se había opuesto con contundencia al proyecto ahora paralizado de un parque eólico en la sierra de Santa Bárbara, sí apoya el de la sierra del Merengue al considerar que su impacto visual sobre la ciudad será apenas perceptible.

http://www.hoy.es/plasencia/201605/28/parque-eolico-conlleva-empleos-20160528001542-v.HTML

El periódico de Extremadura, 28.05.2016

EL PSOE DICE QUE NO GARANTIZA EMPLEO PORQUE EL PP DEROGO SU DECRETO

Plasencia Libre ve el proyecto de parque eólico “desastroso”

El colectivo subraya los impactos negativos durante y tras la obra

REDACCION 28/05/2016

Tras publicarse esta semana la solicitud de autorización para el proyecto del parque eólico de la Sierra del Merengue, que está previsto en Plasencia y sería el primero de Extremadura, el colectivo social Plasencia Libre y el PSOE local han mostrado su opinión. El primero, lo califica de “desastroso”, mientras que los socialistas han contestado al alcalde, que destacó la garantía de puestos de trabajo por cada aerogenerador y la previsión del ingreso de un millón de euros anuales en concepto de canon.

Mark Duchamp, presidente de Plasencia Libre, señala que tendrá “muchos impactos negativos” y se basa en el Estudio de Impacto Ambiental del proyecto para destacar algunos. Durante la fase de construcción, enumera el aumento del ruido, polvo y partículas; alteraciones de la estructura y calidad del suelo; contaminación del suelo y de las aguas superficiales; eliminación directa de la vegetación y eliminación de hábitats, entre otras.

RUIDO Y CONTAMINACION A su vez, señala que durante la fase de explotación persistirá el aumento del ruido por el funcionamiento de sus 15 aerogeneradores; la contaminación del suelo por vertidos o fugas accidentales de residuos; contaminación de las aguas por vertidos o fugas accidentales de residuos; el impacto paisajístico y molestias a la población, entre otros.

Respecto a los impactos positivos que ha subrayado Fernando Pizarro, Duchamp señala que tanto la obligación de contratar un número de empleos por aerogenerador como la obligación de un canon anual forman parte de una normativa ya derogada y recuerda las palabras de esta semana del consejero de Economía en ese sentido: “Las solicitudes que se han presentado no están acogidas a ningún decreto autonómico sino que se tramitan en función de la legislación nacional, por lo que no existe ningún compromiso de creación de puestos de trabajo ni de pago de canon a los ayuntamientos”.

Esto es también lo que puntualizó ayer el secretario local del PSOE de Plasencia, David Núñez. Señaló, eso sí, que el PSOE “está encantado” con el proyecto, pero recordó que su partido aprobó en el año 2010 un decreto ley que primaba la instalación de este tipo de empresas “desde un punto de vista socioeconómico”, es decir, con la obligación de contrataciones y canon a los ayuntamientos, pero el PP “en el 2015 derogó ese decreto precisamente por las condiciones socioeconómicas y sacó otro” que, a su juicio, no tiene en cuenta a las personas.

Plasencia Libre cree que los empleos que se creen durarán poco más de un año y no cree que suponga una reducción de los gases de efecto invernadero ni ahorro de agua.

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/extremadura/plasencia-libre-ve-proyecto-parque-eolico-desastroso_940604.html

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

w

S'està connectant a %s