Monthly Archives: Octubre 2016

2016.10.30. Extremadura

Problemas legales con las renovables extremeñas

Publicado el 30/10/2016 por WCFN

 

Los decretos extremeños para el desarrollo de las energías renovables no cumplen la Ley

Una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictaminó que no se puede evadir las obligaciones impuestas por la Directiva 2001/42/CE mediante el uso de varios decretos en vez de presentar un plan o programa. Es necesario hacer un plan (eólico, solar, biomasa etc.), someterlo a un estudio estratégico de impacto ambiental, y después a consultación pública. Al tener dudas frente a un caso llevado a los tribunales belgas por un ciudadano de Wallonia, el Señor Patrice d’Outremont, el Consejo de Estado de Bélgica ha pedido al Tribunal de Justicia de la Union Europea (TJUE) que interprete la Directiva 2001/42/CE. La semana pasada el TJUE publicó su sentencia, cuyo dictamen fue lo siguiente: “El artículo 2, letra a), y el artículo 3, apartado 2, letra a), de la Directiva 2001/42/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de junio de 2001, relativa a la evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente, deben interpretarse en el sentido de que una orden reglamentaria, como la que constituye el objeto del litigio principal, que contiene diversas disposiciones relativas a la instalación de aerogeneradores, que deben ser observadas en el marco de la expedición de autorizaciones administrativas relativas al establecimiento y a la explotación de tales instalaciones, encaja en el concepto de «planes y programas», en el sentido de esa Directiva.”

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE JUSTICIA (Sala Segunda) de 27 de octubre de 2016 Esto significa, por ejemplo, que los decretos que regulan los parques eólicos en Extremadura encajan en el concepto de «planes y programas», en el sentido de la Directiva 2001/42/CE. Por consecuencia, tienen que ser sometidos a una evaluación de impacto medioambiental. Significa también que esos decretos deben de ser sometidos a consultación del público y de las organizaciones interesadas (por ejemplo las que defienden el medio ambiente). Son dos cosas que no hizo la Junta de Extremadura, por lo cual sus decretos no conforman con la Ley. En el dictamen del TJUE, conviene también notar el párrafo nº 48:

48 Por otra parte, tal como señaló la Abogado General en el punto 55 de sus conclusiones, conviene atajar posibles estrategias para eludir las obligaciones establecidas por la Directiva 2001/42 que podrían concretarse en una fragmentación de las medidas, reduciendo de este modo el efecto útil de esta Directiva (véase, en este sentido, la sentencia de 22 de marzo de 2012, Inter-Environnement Bruxelles y otros, C‑567/10, EU:C:2012:159, apartado 30 y jurisprudencia citada).” En efecto, ha sido una táctica usual por parte de los gobiernos autónomos y nacional, la de eludir las obligaciones establecidas por la Directiva 2001/42 mediante la ausencia de un plan o programa, y de analizar los impactos de cada proyecto sin considerar los efectos cumulativos del conjunto de proyectos. Pero esto se acabó. Los gobiernos de España, Extremadura y las demás CCAA, tendrán que acatar la Directiva. Por eso, habrá que establecer (por ejemplo) un verdadero plan eólico, con estudio de impacto ambiental abarcando todas las instalaciones previstas, y someterlo a consultación pública.

https://salvarext.wordpress.com/2016/10/30/problemas-legales-con-las-renovables-extremenas/

Anuncis

2016.10.29. León

 

VILLAMANÍN

La Junta autoriza instalar un parque eólico en pleno corredor del oso

El proyecto incluye un aerogenerador de 120 metros de altura en un paraje protegido.

20/10/2016

 

  1. rabanillo | león

El Servicio Territorial de Industria de la Junta ha otorgado la autorización administrativa para la instalación en el paraje de la Candanosa, en Villamanín, del parque eólico experimental El Puerto I, promovido por la empresa Boreas Tecnología S.L, y que supone la instalación de un aerogenerador de 120 metros de altura —el doble de uno convencional— junto al puerto de Pajares, sobre una zapata de 400 metros cuadrados y con una proyección en superficie del vuelo de las palas de 14.500 m2.

En la declaración de impacto ambiental (DIA) del proyecto, aprobada el pasado mes de agosto, se recoge que la zona en la que se instalará el parque está catalogada como de sensibilidad ambiental alta, dentro de la ZEC Montaña Central de León, en un área con presencia de oso pardo y dentro del ámbito del corredor interpoblacional. Pese a todo, el documento especifica que «no existe coincidencia con ámbitos de conservación de especies protegidas», ya que la revisión del plan de recuperación del oso, que incluye el ámbito del corredor, «está pendiente de aprobación».

Sí reconoce la DIA la necesidad de adoptar condiciones para evaluar la afección a la especie. En concreto, se especifica la obligación de elaborar un plan de seguimiento para conocer la presencia de ejemplares en el paraje y evaluar la influencia que pueda tener el aerogenerador en el comportamiento y hábitos de desplazamiento de estos animales. Este seguimiento, que deberá ser realizado por personal cualificado para evitar molestias a la especie, se llevará a cabo de forma quincenal de marzo a octubre y mensual el resto del año. El documento obliga a la adopción, por parte de la empresa, de medidas compensatorias con la plantación de especies autóctonas en los montes de Villamanín, que sirvan de sustento y refugio para la especie.

La DIA también recoge la afección que la instalación provocará en aves y murciélagos ya desde la fase de construcción porque «supondrán una alteración de los hábitats faunísticos, obligando a muchas especies a desplazarse a zonas próximas», y obliga también a realizar un plan de seguimiento.

Respecto al impacto en el paisaje, el documento reconoce que la altura de la torre hace que sea visible a largas distancias «constituyéndose en un elemento perturbador del paisaje y de las vistas de la Cordillera Cantábrica».

http://www.diariodeleon.es/noticias/provincia/junta-autoriza-instalar-parque-eolico-pleno-corredor-oso_1107972.html

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

Leonoticias 10.09.2016

Villamanín recela del aerogenerador gigante que ‘ensombrecerá’ toda la zona con sus 188 metros

La Junta aprueba el impacto ambiental el parque eólico de Arbas del Puerto con un solo aerogenerador de 188 metros de altura | El alcalde de Villamanín asegura que el procedimiento viene de 2011 y recela del mismo

j.c.

10 septiembre 2016

Pese al parón en las nuevas subastas eólicas, la tramitación de los parques eólicos sigue su curso en Castilla y León. Mediante una resolución del pasado 1 de agosto, la Junta de Castilla y León ha otorgado la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable al parque experimental El Puerto que la empresa Boreas Tecnología S. promueve en la localidad leonesa de Villamanín, en la localidad de Arbas del Puerto.

La instalación tendrá una potencia total de 4,5 MW producidos por un único aerogenerador (prototipo G10X de Gamesa y modelo G136). Según informa Energía Castilla y León el aerogenerador contará con una zapata de 399 metros cuadrados de superficie, pero sus medidas son aún más espectaculares en la altura de buje, que alcanza los 120 metros y el rotor que tendrá un diámetro de 136 metros.

A todo ello, según consta en la documentación oficial, se suman tres palas de 66,5 metros de longitud, lo cual hace que el aerogenerador alcance una altura de 188 metros.

En su conjunto la aprobació inicial de la junta permitiría la puesta en marcha de un aerogenerador que ocupará una proyección en superficie de 14.526 metros cuadrados.

Zanja de conexión

Se prevé la ejecución de una zanja desde el centro de conexión del parque eólico hasta la subestación STR Arbás, con una longitud de 854 metros, que alojará una línea eléctrica subterránea de media tensión a 20 kV, que funcionará a 13,2 kV, para la evacuación de la energía eléctrica producida. El tendido será subterráneo.

El proyecto se ubica en terrenos pertenecientes al término municipal de Villamanín (León), situándose al norte de la carretera N-630, a la altura del puerto Pajares. El punto concreto donde irá ubicado el parque eólico está muy cerca, a unos 300 metros, del límite provincial con Asturias, dentro del paraje conocido como ‘La Candanosa’ o ‘El Puerto I’.

Según se detalla en la memoria del anteproyecto, los terrenos en los que se pretende instalar el citado parque eólico se corresponden con una zona catalogada como de sensibilidad ambiental alta, según el dictamen del Plan Eólico de la Provincia de León. Además, el proyecto está emplazado en zona Red Natura 2000, concretamente dentro de la ZEC ‘Montaña Central de León’.

Tramitación desde 2011

El promotor del parque inició su tramitación en el órgano ambiental competente en septiembre del 2011. Tras un largo proceso administrativo en el que se han consultado a unas quince instituciones y entidades, la Delegación territorial de la Junta de Castilla y León, en León, ha informado favorablemente sobre el estudio de impacto ambiental, siempre y cuando se cumplan las medidas preventivas y correctoras contempladas en el estudio.

El nuevo aerogenerador podría aportar electricidad para llevar a 8.000 casas y, según sentencia el alcalde de Villamanín, José Luis García, «se trata de un proyecto que viene de lejos y cuenta con todas las licencias».

Desde la corproación municipal leonesa se insiste en que lo único que se ha confirmado hoy es que «se va a colocar y realmente no se pueden presentar alegaciones hasta donde se ha visto ahora. Ya digo que este tema viene del 2011 y nos ha caído un poco por sorpresa. Tenemos que revisar todos los informes aún antes de poder hacer una valoración».

Según recuerda el socialista José Luis García «lo que sabemos es por el comunicado de la Junta que nos remitió en el mes de abril y realmente poco conocemos más». Eso sí advierte el edil que «visualmente no tiene ningún beneficio para la zona y por eso se van a mirar todos los detalles».

http://www.leonoticias.com/comarcas/201609/10/villamanin-recela-aerogenerador-gigante-20160909204825.html

 

2016.10.29.

La Junta aprueba el impacto ambiental del parque eólico de Villamanín en León, con un solo aerogenerador de 188 metros de altura

 

Pese al parón en las nuevas subastas eólicas, la tramitación de los parques eólicos sigue su curso en Castilla y León. Mediante una resolución del pasado 1 de agosto, la Junta de Castilla y León ha otorgado la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable al parque experimental El Puerto  que la empresa Boreas Tecnología S.L. promueve en la localidad leonesa de Villamanín.

La instalación tendrá una potencia total de 4,5 MW producidos por un único aerogenerador (prototipo G10X de Gamesa y modelo G136).El aerogenerador contará con una zapata de 399 m2 de superficie. La torre tendrá una altura de buje de 120 m y el rotor tendrá un diámetro de 136 metros, contando con tres palas de 66,5 m de longitud, lo cual hace que el aerogenerador alcance una altura de 188 metros. El vuelo de las palas del aerogenerador ocupará una proyección en superficie de 14.526 m2.

Se prevé la ejecución de una zanja desde el centro de conexión del parque eólico hasta la subestación STR Arbás, con una longitud de 854 m, que alojará una línea eléctrica subterránea de media tensión a 20 kV, que funcionará a 13,2 kV, para la evacuación de la energía eléctrica producida. El tendido será subterráneo.

El proyecto se ubica en terrenos pertenecientes al término municipal de Villamanín (León), situándose al norte de la carretera N-630, a la altura del puerto Pajares. El punto concreto donde irá ubicado el parque eólico está muy cerca, a unos 300 metros, del límite provincial con Asturias, dentro del paraje conocido como «La Candanosa» o «El Puerto I».

Según se detalla en la memoria del anteproyecto, los terrenos en los que se pretende instalar el citado parque eólico se corresponden con una zona catalogada como de sensibilidad ambiental alta, según el dictamen del Plan Eólico de la Provincia de León. Además, el proyecto está emplazado en zona Red Natura 2000, concretamente dentro de la ZEC «Montaña Central de León».

El promotor del parque inicio su tramitación en el órgano ambiental competente en septiembre del 2011. Tras un largo proceso administrativo en el que  se han consultado a unas quince instituciones y entidades, la Delegación territorial de la Junta de Castilla y León, en León, ha informado favorablemente sobre el estudio de impacto ambiental, siempre y cuando se cumplan las medidas preventivas y correctoras contempladas en el estudio.

https://energiacastillayleon.com/2016/08/29/la-junta-aprueba-el-impacto-ambiental-del-parque-eolico-de-villamanin-en-leon-con-un-solo-aerogenerador-de-188-metros-de-altura/

 

2016.10.28. Cantabria

La Vanguardia 27.10.2016.

Cantabria quiere retomar el plan eólico “con garantías legales”

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha reafirmado este jueves su apuesta “decidida” por las energías renovables, especialmente la eólica y la solar, que en su opinión son “el futuro”, y ha asegurado que su Gobierno quiere retomar el plan eólico “con garantías legales”.

27/10/2016 15:52

SANTANDER, 27 (EUROPA PRESS)

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha reafirmado este jueves su apuesta “decidida” por las energías renovables, especialmente la eólica y la solar, que en su opinión son “el futuro”, y ha asegurado que su Gobierno quiere retomar el plan eólico “con garantías legales”.

Durante la clausura de la jornada sobre las ‘Claves para el futuro de las energías renovables’, el jefe del Ejecutivo ha asegurado que el uso de las fuentes de energía no renovables, como el petróleo, debe “irse acabando”, no solo por imperativo legal, sino también porque -ha dicho- “si seguimos contaminando el planeta, está condenado a su desaparición”.

Se ha confesado por ello como un “firme defensor” de las renovables y ha recordado el Plan Energético de su anterior etapa al frente del Gobierno de Cantabria, con el que la oposición y los tribunales “dieron al traste”. Entonces, ha afirmado, Cantabria “perdió una etapa y una oportunidad clave” de potenciar las energías eólica y energía marina.

En este nuevo mandato, el Ejecutivo cántabro tiene entre sus objetivos “retomar con garantías legales” la puesta en marcha del Plan Eólico “frustrado en 2010”.

Revilla también ha señalado la necesidad de que en España se genere un debate sobre la vida de las centrales nucleares para combinar esta energía con las renovables, dada su aportación al suministro energético necesario en España.

La jornada sobre el futuro de las energías renovables se ha celebrado durante esta mañana en el Hotel Bahía de Santander.

Ha estado organizada por el Colegio de Economistas de Cantabria, la Dirección General de Economía y Asuntos Europeos del Gobierno de Cantabria y Liberbank.

http://www.lavanguardia.com/vida/20161027/411377429307/cantabria-quiere-retomar-el-plan-eolico-con-garantias-legales.html

 

El Diario Montañés 28.10.2016.

Revilla asegura que en 2017 agilizará el plan eólico, “con garantías legales”

González Moya, durante su ponencia en la jornada organizada por el Colegio de Economistas. / María Gil Lastra

El presidente, que afirma que su Gobierno apostará de forma «decidida» por las energías renovables, quiere apresurar la tramitación de los 14 proyectos de parques eólicos que  ya están en marcha

José María Gutiérrez

cantabria

28 octubre 2016

Fue una intervención rápida, de apenas diez minutos, marcada por las apreturas de la agenda, pero dejó una conclusión meridiana. El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, aseguró durante la clausura de la jornada sobre las ‘Claves para el futuro de las energías renovables’ que su Gobierno quiere «retomar» el próximo año el plan eólico «con garantías legales». Una forma de mostrar su apuesta «decidida» por las energías renovables, especialmente la eólica y la solar, que considera son «el futuro» y de las que se declaró «firme defensor» desde hace una década.

Pero la palabra ‘retomar’ generó más dudas que certidumbres entre los asistentes en el Hotel Bahía a las conferencias organizadas por el Colegio de Economistas de Cantabria, perfectos conocedores de lo que ha sucedido con este sector en la región durante la última década. ¿Se refería Revilla al plan eólico que el bipartito PRC-PSOE puso en marcha durante la legislatura 2007-2011, frustrado en 2009 por la Justicia y que fue tumbado definitivamente en los tribunales en 2012 tras la impugnación de la asociación ecologista ARCA, que denunció que carecía del correspondiente informe de impacto ambiental? ¿Y qué pasa con el actual Plan de Sostenibilidad Energética de Cantabria 2014-2020 que regula desde hace dos años el desarrollo eólico en la región? Las prisas de la intensa agenda de la mañana hicieron que el presidente abandonara el acto sin dar más explicaciones al respecto, que horas más tarde sí proporcionó a este periódico.

Así, el objetivo del Gobierno es «potenciar» el actual plan eólico y «agilizar» las tramitaciones de los proyectos que ya están en marcha, no aprobar ninguna normativa nueva.

Se deberían quitar los impuestos especiales a la electricidad; encarecen las tarifas y la impiden ser competitiva»

El Plan de Sostenibilidad Energética de Cantabria 2014-2020 fue aprobado por el Gobierno de Ignacio Diego (PP) y enmendado a continuación, casi de arriba a abajo, por el Consejo de Estado. El Ejecutivo de Revilla asumió este programa cuando regresó al poder y, hace exactamente un año, inició la tramitación de 14 parques eólicos –hay dos autorizaciones más ya concedidas que podrían construirse mañana mismo si la empresa quiere– a petición de tres empresas con una potencia de 600 megavatios, una inversión superior a los 720 millones de euros y que supondrá la implantación, cuando esté todo desarrollado, de unos 210 molinos.

Pero una cosa es la tramitación, otra la autorización y otra la decisión de poner en marcha los parques. Por eso el Ejecutivo se ha marcado entre sus objetivos de 2017 agilizar lo máximo posible los trámites, tal y como prometió el consejero de Industria, Francisco Martín, a los empresarios del sector eólico, que han sufrido en sus propias carnes la inseguridad jurídica derivada del anterior concurso eólico anulado por los jueces. Esta intención de Martín provocó hace unos meses uno de los primeros roces dentro del actual Gobierno bipartito, al chocar con el «celo» de la Consejería de Medio Ambiente que encabeza Eva Díaz Tezanos (PSOE), departamento al que Martín acusó de ser «excesivamente riguroso» a la hora de interpretar la legislación ambiental y el plan energético, una «inflexibilidad extrema» que provoca retrasos en los procedimientos y que teme que obligue a los promotores a «replantearse las inversiones».

Revilla mostró ayer la predisposición del Ejecutivo regional a agilizar las tramitaciones, pero se empeñó en remarcar esas «garantías legales». La frustrada experiencia que tumbaron los tribunales está aún muy presente en la memoria y se quiere tener todo bien atado. «Entonces Cantabria perdió una oportunidad clave de potenciar la energía eólica y la marina», expresó Revilla. Un tren que quiere volver a coger, aunque sea con años de retraso.

El futuro

Antes del paso del presidente cántabro, la jornada sobre las ‘Claves para el futuro de las energías renovables’, patrocinada por Liberbank y la Consejería de Economía, dejó las intervenciones de José María González Moya, director general de la Asociación de Productores de Energías Renovables; José Donoso, director general de Unión Española Fotovoltaica; José Folgado, presidente de Red Eléctrica de España; Pedro Mejía, presidente del Operador del Mercado Ibérico de la Energía; Agustín Valcarce, presidente de la Asociación Eólica de Cantabria; Manuel Navarro, director general de negocio de Energías Renovables de Viesgo; y los ecologistas Francisco Javier Ceruti, Felipe González y Juan Alberto Domínguez, que abordaron el impacto económico de las energías renovables en el sistema productivo español, el futuro de la energía solar fotovoltaica, el círculo virtuoso de la electrificación, el camino hacia un modelo energético sostenible y la situación de la energía eólica en Cantabria y España, entre otros ámbitos, lo que permitió hacer una detallada radiografía, desde diferentes ángulos, del presente y, sobre todo, futuro de las energías renovables, las llamadas a dominar el mercado por el agotamiento de las demás, su carácter económico y los compromisos internacionales de reducción de las emisiones de CO2.

 

http://www.eldiariomontanes.es/cantabria/201610/28/revilla-asegura-2017-agilizara-20161027223701.html

2016.10.20. El expresidente Olivas

El País 17.10.2016.

La Abogacía del Estado: Olivas cobró de Cotino por un “favor inconfesable”

Las acusaciones mantienen la petición de cárcel para el expresidente valenciano

Ignacio Zafra

Valencia 17 NOV 2016

La Fiscalía y la Abogacía del Estado han insistido este miércoles en que el empresario Vicente Cotino pagó medio millón de euros a José Luis Olivas, expresidente del Gobierno valenciano y en aquel momento máximo responsable de Bancaja, como contraprestación a un “favor inconfesable”.

Las acusaciones han mantenido su petición de tres años de prisión para Olivas y Cotino, dueño de Sedesa y sobrino del exvicepresidente de la Generalitat Juan Cotino, por fraude fiscal y falsedad documental.

Ambos han defendido en la última sesión del juicio que el pago respondió a la labor de Olivas por hacer de conseguidor en la compraventa de una participación accionarial. La que Sedesa tenía en Proyectos Eólicos Valencianos.

Las acusaciones han rechazado tal explicación, argumentando que nada acredita el servicio. Y han mantenido que Cotino pagó en realidad a Olivas por “algún favor que no han querido confesar porque es ilícito”. Y que la facturación entre Sedesa y la sociedad que Olivas compartía con su esposa fue falsa, y se utilizó simplemente como un medio para “justificar el pago” de los 500.000 euros.

Las acusaciones han destacado las contradicciones manifestadas por los acusados. La esposa de Olivas, que solo está acusada por la Abogacía del Estado, ha admitido que firmó a petición de su marido un informe para justificar el servicio cinco años después de cuando, teóricamente, fue redactado.

El informe lleva fecha de 2008, cuando se produjo la venta accionarial de Sedesa. Pero fue firmado cinco años después, cuando la Agencia Tributaria reclamó a Olivas la justificación del trabajo que alegaba haber realizado para Cotino.

El documento tiene tres páginas y no aporta, según las acusaciones, ningún dato relevante para la compraventa accionarial. Y va firmada como autora por la mujer de Olivas, a pesar de que es farmacéutica y ha admitido ante el tribunal no tener conocimientos sobre energías renovables.

Las defensas han insistido en que las acusaciones no han aportado pruebas suficientes para destruir la presunción de inocencia de sus clientes. Y han alegado el amplio campo de las funciones de un conseguidor, basadas en contactos y en influencias, aunque estos no hayan dejado huellas de que el trabajo realmente se prestó.

Olivas, para defenderse, ha mantenido que realizó una labor en todo caso poco clara desde el punto de vista ético. Su relato señala que aceptó asesorar a Cotino para vender a Iberdrola su participación en Proyectos Eólicos Valencianos, una empresa de molinos de viento en la Comunidad Valenciana. Y ello a pesar de que Olivas era consejero de Iberdrola, en su condición de presidente de Bancaja. Y de que la propia Bancaja era socia de Proyectos Eólicos Valencianos; la venta de las acciones de Cotino incluía también la participación de Bancaja.

Iberdrola no llegó a materializar la compra, porque Endesa, la tercera socia de Proyectos Eólicos Valencianos, hizo efectivo su derecho de tanteo sobre las acciones de Cotino y Bancaja.

Las eléctricas no han avalado en el juicio que Olivas interviniera en la venta. Los acusados han sostenido que la operación reportó a Cotino un 15% más de lo que las acciones valían entonces en el mercado.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/11/16/valencia/1479293089_992752.html

 

xxxxxxxxxxxxxxx

El País 18.10.2016

Cotino: “Pacté verbalmente con Olivas darle una comisión de 500.000 euros”

El expresidente valenciano y el constructor se escudan en un ambiguo trabajo de conseguidor para defenderse en juicio de una petición de tres años de cárcel

Valencia 18 OCT 2016

El supervisor vio en Bancaja compras sospechosas al grupo de los Cotino

El expresidente de la Generalitat valenciana con el PP José Luis Olivas y el constructor Vicente Cotino, sobrino del exvicepresidente autonómico Juan Cotino, han recurrido este martes ante la juez a un ambiguo trabajo de conseguidor para defenderse de una petición de tres años de cárcel. La Abogacía del Estado y la Fiscalía acusan a Olivas, que también fue presidente de Bancaja y del Banco de Valencia, y a Cotino de fraude fiscal y falsedad documental. El juicio se celebra en el Juzgado de lo Penal número 6 de Valencia.

La operación bajo sospecha es un pago de 500.000 euros de Cotino a Olivas. El abono se justificó ante Hacienda con un trabajo de asesoramiento para la venta de las acciones en Proyectos Eólicos Valencianos Sociedad Anónima. La Fiscalía lo considera falso porque el informe de tres páginas firmado por la esposa del expresidente de la Generalitat presentado por Olivas para justificar su labor “no respondía a ninguna gestión llevada a cabo para dicha venta ni contenía ninguna información útil para ella”. La mujer, farmacéutica, no tenía ningún conocimiento en la materia, y ha admitido que la fecha que lleva es falsa porque no lo firmó en 2008, sino cinco años más tarde. El pago fue presentado como gasto deducible ante Hacienda, lo que implicó según la Agencia Tributaria un fraude de 150.000 euros. El exdirigente popular y el constructor han justificado este martes el pago en un trabajo de conseguidor.

Protagonistas de la burbuja

En la vista oral que ha arrancado este martes en el Juzgado de lo Penal número 6 de Valencia se sientan en el banquillo dos de los grandes protagonistas de la burbuja inmobiliaria de la Comunidad Valenciana, y por extensión española.

José Luis Olivas fue presidente de la Generalitat valenciana un año, entre 2002 y 2003. Previamente fue el consejero de Economía que cambió la regulación de las cajas de ahorro de la Comunidad Valenciana, ampliando la representación política en el consejo de las mismas. Tras abandonar la presidencia de la Generalitat, fue nombrado con el apoyo de su sucesor, Francisco Camps, presidente de Bancaja, entonces la tercera caja de ahorros de España y cabeza de un grupo propietario, entre otros negocios, del Banco de Valencia, que también presidió.

Olivas, que inició su despegue en el PP valenciano como concejal de Valencia con la exalcaldesa Rita Barberá, está imputado en los procesos abiertos tras las quiebras de ambas entidades financieras. La de Bancaja se produjo tras haberse integrado en Bankia, de la que Olivas fue vicepresidente.

Vicente Cotino, dueño de Sedesa, uno de los mayores grupos constructores de la Comunidad Valenciana durante el boom, es sobrino de Juan Cotino, exvicepresidente de la Generalitat. Ambos están procesados en el caso Gürtel. El primero por financiar irregularmente al PP y el segundo por la visita del Papa.

“Pacté verbalmente con Olivas que si me ayudaba a conseguir un buen precio le pagaría medio millón de euros”, ha declarado Cotino.

El empresario ha dicho que buscó a Olivas porque era presidente de Bancaja, que también tenía una participación en Proyectos Eólicos Valencianos. Y porque era consejero de Iberdrola, una de las dos empresas que Cotino veía como posible compradoras. Olivas también ha mantenido que su doble posición en Bancaja e Iberdrola fueron los motivos de que el constructor lo contratara.

El abogado del Estado ha expresado las dudas éticas que planteaba el supuesto encargo alegado por Cotino: “Olivas no era un agente externo, formaba parte de Iberdrola, ¿y usted le ofreció 500.000 euros por facilitar la venta?”.

Cotino ha dicho que sí y ha mantenido también que la operación accionarial incluyó igualmente la venta de la participación de Bancaja en el proyecto. Esto es, Olivas cobró medio millón de euros de Cotino por facilitar la operación siendo presidente de una de las sociedades que vendían (Bancaja) y consejero de la que iba a comprar (Iberdrola).

Olivas facturó a Cotino a través de una sociedad, inactiva durante años, que compartía con su mujer, la cual también se sienta en el banquillo. El expresidente valenciano se ha desdicho de la explicación que en su día ofreció a Hacienda, según la cual Cotino le pagó por un informe firmado por su mujer. Esta, que se sienta en el banquillo acusada solo por la Abogacía del Estado, ha admitido que no sabía nada de energías renovables, y que firmó porque su marido se lo pidió cinco años después de la fecha que consta en el informe, cuando estaba siendo investigado por la Agencia Tributaria.

Olivas ha justificado ahora el cobro en su tarea de mediación entre las partes de la operación, para “desatascarla”. La fiscal le ha preguntado a Olivas: “Está diciendo que su única intervención para que le pagasen 500.000 euros fue hablar con el presidente de Iberdrola, porque desconocía las características técnicas. ¿Es eso?”. “En un momento dado se atascaron las negociaciones. Y eso solo podíamos resolverlo los presidentes, el de Iberdrola y yo, de Bancaja. Me dijeron: o intervienes, o esto no va a ningún lado. Y yo intervine. No cobré solo por mediar, sino por conseguir un precio”, ha respondido Olivas.

“¿Pero usted defendía los derechos de Bancaja o de quién?”, le ha preguntado la fiscal. “Yo defendía los intereses de Bancaja, y de Cotino, y también de Iberdrola, porque quería comprar”, ha respondido el expresidente valenciano.

Finalmente, las acciones de Cotino y Bancaja no las compró Iberdrola, sino Endesa, que ejerció el derecho de tanteo en su condición de tercer socio de Proyectos Eólicos Valencianos ante la oferta presentada por la primera. La operación, realizada en 2008, reportó un beneficio de 40 millones a Sedesa. Un precio que, según Cotino, representó cerca de “un 10% más que el precio de mercado”. La plusvalía para Bancaja fue de 33 millones.

El abogado del Estado ha revelado en el juicio que Olivas ha sido condenado en otro procedimiento administrativo por fraude fiscal en un caso similar al que ahora se juzga por lo Penal. También en aquel procedimiento, ha indicado la Abogacía del Estado, Olivas cobró de una empresa por un trabajo que la Agencia Tributaria considera falsa. Esto es, que cobró por motivos oscuros cuya realidad ha sido ocultada a Hacienda. Olivas se ha negado a responder a preguntas relacionadas con esa condena argumentando que la sentencia no es firme y está recurrida ante el Tribunal Superior valenciano.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/10/18/valencia/1476768668_517579.html

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

El Mundo 18.10.2016

Olivas generó a los Cotino unos beneficios de 39 millones de euros desde Bancaja

El propietario del grupo Sedesa, Vicente Cotino, reconoce en el juzgado que pagó 500.000 euros más IVA al ex presidente de la Generalitat y de Bancaja

Cotino ha subrayado que pagó a Olivas porque la operación fue un éxito, un chollo para los intereses de la familia Cotino

Juan Nieto

18/10/2016 15:20

El propietario del grupo Sedesa, Vicente Cotino, ha reconocido este martes en el juzgado que pagó 500.000 euros más IVA el ex presidente de la Generalitat y de Bancaja, José Luis Olivas, por labores de asesoramiento en la oferta de sus acciones en la empresa Proyectos Eólicos Valencianos a Iberdrola, empresa en la que figuraba como consejero el propio Olivas. Según Cotino, se comprometió a pagar dicha cantidad a Olivas si conseguía que Iberdrola pagara el “máximo precio posible” por sus acciones.

“Me tenía que poner en contacto con Olivas porque era presidente de Bancaja y consejero de Iberdrola” ha insistido Cotino, quien ha subrayado que la labor de asesoramiento se realizó y que pagó a Olivas porque la operación fue un éxito, un chollo para los intereses de la familia Cotino. La intervención del ex presidente de Bancaja en la oferta de las acciones a Iberdrola le reportó una plusvalías de más de 39 millones al grupo Cotino, según ha reconocido su administrador en el juzgado. Finalmente fue Endesa la que adquirió las acciones.

Cotino pagó la factura de 500.000 euros a Olivas a través de la sociedad Imarol, una empresa que el banquero creó poco después de dejar la presidencia de la Generalitat. Cotino ha reconocido que no conoce esta empresa ni que nunca estuvo en sus instalaciones. Entre los acusados también figura la mujer de Olivas, Mercedes Álvarez, quien se ha desvinculado de la labor de asesoramiento de su marido.

José Luis Olivas también ha declarado y ha subrayado, a respuestas de la Fiscalía, que “yo defendía los intereses de Bancaja y Cotino, también los intereses de Iberdrola porque quería tener un parque eólico en la Comunidad. No tenía ninguna incompatibilidad”.

Actuaba como presidente de Bancaja pero le hice un favor por mi situación. Estaba trabajando para el señor Cotino y haciendo una operación buena para Bancaja” ha remarcado.

Según Olivas, la empresa que usó para cobrar la comisión la constituyó “cuando dejé la política. Era para asesorar en materia jurídica, asesoramiento amplio”. “Mi mujer era administradora y hacía lo que yo le decía”, ha apuntado. Imarol sólo emitió un par de facturas desde que se constituyó y Olivas ha matizado que “podría haber emitido las que quisiera pero por razones éticas no quise abrir un despacho”. En cambio, su mujer sí ha admitido en el juzgado que firmó uno de los documentos de la operación cinco años después de que se cerrara. Mercedes Álvarez ha dicho que pese a que la comisión de 500.000 euros se cobró entre los meses de agosto y septiermbre de 2008, el documento de la empresa se firmó en 2013. Finalmente, Iberdrola no adquirió estas participaciones porque Endesa ejerció su derecho a adquisición preferente, pues ya formaba parte de la sociedad.

La fiscalía ve un fraude a Hacienda

En cambio, la fiscalía cree que, “con ánimo de defraudar a la Hacienda Pública, decidieron que una transferencia por importe de 500.000 euros” fuera “contabilizada y consignada en la declaración del Impuesto de Sociedades de 2008 del Grupo Fiscal Asedes Capital SL como gasto deducible”.

“Los acusados crearon un documento que aparentaba ser una factura firmada por José Luis Olivas Martínez”, en la que se documentaba que el cobro “se debía a unas supuestas actividades de gestión y asesoramiento”. Pero “dicha actividad de gestión y asesoramiento no existió”.

 

http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2016/10/18/5805e7e522601dd3368b4628.html

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Confidencial 18.10.2016.

Olivas (Bancaja), el hombre que pasaba por allí… para cobrar comisiones a los Cotino

Bancaja reestructuró 100 millones en créditos a Sedesa el mismo año en que Olivas cobró 580.000 de comisión de los Cotino. El primer juicio al ‘expresident’ revela la connivencia de intereses

18.10.2016

Es la segunda vez en la historia de la democracia española que un presidente autonómico valenciano se sienta en el banquillo de los acusados. Primero fue Francisco Camps, que resultó absuelto de cohecho impropio en la causa de los trajes, la punta de iceberg del cCaso Gürtel. Ahora lo ha hecho su breve antecesor, José Luis Olivas, en una de las causas que tiene abiertas por hechos ocurridos durante su etapa al frente de la presidencia de Bancaja, que devino después en la vicepresidencia de Bankia. En este juicio, que se celebra entre este martes y miércoles en la Ciudad de la Justicia de Valencia, se resuelve una denuncia interpuesta por la Fiscalía y la Agencia Tributaria por fraude fiscal y falsificación de documento mercantil.

La acusación pide tres años de cárcel para Olivas y el empresario Vicente Cotino (sobrino del expresidente de las Cortes valencianas Juan Cotino), porque considera que la empresa Asedes Capital (antiguo Grupo Sedesa) consignó como gasto deducible una factura de 580.000 euros en favor de Imarol, una sociedad propiedad al 50% del expresidente de Bancaja y su mujer, Mercedes Álvarez, por trabajos de asesoramiento que no se realizaron. Estos son los hechos jurídicos que sustentan la acusación.

La Fiscalía pide tres años de prisión para Olivas y Cotino por fraude fiscal y falsedad documental. (EFE)

La realidad, como ha quedado demostrado desde esta mañana en el tribunal y han admitido los acusados, es que Olivas ejerció de comisionista para los Cotino por favorecer sus intereses empresariales mientras compatibilizaba la presidencia de Bancaja, una entidad con la que Sedesa mantenía créditos millonarios.

No en balde, algunas de las operaciones están siendo investigadas judicialmente después de que el equipo de José Ignacio Goirigolzarri en Bankia llevase a la Fiscalía préstamos y avales sospechosos de la etapa anterior a la nacionalización. La documentación aportada por Bankia en otra causa paralela lleva a la conclusión de que el mismo año en que Olivas cobraba la comisión de 580.000 euros de los Cotino, la filial inmobiliaria de Bancaja, Cisa, efectuó varias operaciones de reestructuración, dación en pago y cancelación de deudas por más de 100 millones de euros. 

Olivas se embolsó del Asedes (Grupo Sedesa) 580.000 euros por ejercer de “asesor”. El mismo año, Bancaja canceló créditos millonarios a los Cotino

En su defensa para convencer al tribunal de que realmente la factura de más de medio millón de los Cotino estaba justificada, Olivas ha señalado que mantuvo encuentros con el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, y el consejero delegado de Endesa, Rafael Miranda, para negociar la venta del 45% de Proyectos Eólicos Valencianos, una firma concesionaria de parques eólicos en la Comunidad Valenciana, de la que Bancaja poseía el 20% y Sedesa (Asedes) otro 25%.

Olivas medió para que Cotino vendiese a Endesa una participación en proyectos eólicos. (EFE)

Finalmente, fue Endesa la que ejercitó su derecho de adquisición preferente de acciones e igualó una oferta de Iberdrola (de la que Olivas era consejero). La operación se cerró en 2008 y generó a los Cotino una plusvalía de 39 millones de euros. “Pacté verbalmente con Olivas que si me ayudaba a conseguir un buen precio le pagaría medio millón de euros”, ha declarado Vicente Cotino en la primera jornada del juicio. El empresario ha confesado que recurrió a Olivas para desprenderse de su participación precisamente porque era consejero de la eléctrica y a la vez presidente de Bancaja.

 

Ese triple papel de financiero, consejero de eléctrica (gracias al paquete de Iberdrola que Bancaja poseía entonces) y comisionista de los Cotino no generaba ningún tipo de dilema ético al expresidente de la Generalitat, ha señalado él mismo. ¿Alguna incompatibilidad por el hecho de ejercer de conseguidor de uno de los clientes de la caja que él presidía? Según ha explicado, él apenas pasaba por allí: “No he tenido nunca ningún poder ejecutivo en Bancaja. No he tenido contrato de alta dirección ni nada. El presidente de Bancaja no tenía facultades ejecutivas. Ningún presidente de Bancaja ha sido ejecutivo, han ejercido su profesión habitual”, la de abogado, en su caso.

Olivas pasaba por allí: “No he tenido nunca ningún poder ejecutivo en Bancaja. No he tenido contrato de alta direccion ni nada”

Olivas ha llegado a manifestar que apenas cobraba 16.000 euros al año en dietas de la caja, cuando es sabido que sus emolumentos por presidir sociedades filiales, como el Banco de Valencia, superaban los 100.000 euros anuales, a los que habría que sumar otros 120.000 más por su presencia en Iberdrola como participada.

Uno de los momentos más sorprendentes del juicio ha sido cuando la mujer de Olivas ha admitido que no fue hasta 2013, cuando la Agencia Tributaria ya había iniciado la inspección de la sociedad de ambos, Imarol, cuando su marido le ofreció firmar un documento de apenas tres folios que sirviera de justificación de los trabajos de asesoramiento que había realizado para los Cotino cinco años antes. El fiscal se ha relamido: “No hay más preguntas, señoría”, convencido de que era la prueba del nueve de que, a excepción de un buen uso de sus influencias y contactos, no hubo más faena en su relación laboral con Asedes (Sedesa).

http://www.elconfidencial.com/espana/comunidad-valenciana/2016-10-18/olivas-vicente-cotino-sedesa-comisiones-parques-eolicos-endesa-iberdrola_1276561/

 

xxxxxxxxxxxx

EuropaPress 18.10.2016.

La mujer de Olivas admite ante el juez que firmó un informe para Hacienda con fecha falsa

Mercedes Álvarez confiesa que lo hizo a instancias de su marido, el expresidente de Bancaja

EUROPA PRESS | VALENCIA 18 octubre 2016

  • FAVORITO

Mercedes Álvarez, la mujer de José Luis Olivas, expresidente de Bancaja y expresidente de la Generalitat Valenciana, ha admitido ante el juez, en una causa en la que está acusada junto a su marido y el empresario Vicente Cotino, que firmó, a instancias de su pareja, un informe para la Agencia Tributaria con fecha falsa, en concreto cinco años después de la fecha que constaba en el documento.

Así, pese a que en el documento constaba la fecha del año 2008, ella lo firmó en 2013, según ha declarado en el Juzgado de lo Penal número 6 de Valencia, donde se ha sentado en el banquillo de los acusados junto a su marido y a Vicente Cotino, sobrino del expresidente de las Corts Juan Cotino. Para estos dos la fiscal pide una pena de tres años de prisión por un delito fiscal y otro de falsedad documental. Sin embargo, el ministerio público, quien inicialmente también acusó a la mujer de Olivas, al final la dejó fuera del procedimiento, en el que está al haber sido acusada por la Abogacía del Estado.

El caso que se juzga se remonta al año 2008, cuando Vicente Cotino pagó 580.000 euros (IVA incluido) a la sociedad Imarsol –de la que eran propietarios a medias Olivas y su mujer– por la venta de unos activos de una empresa eólica, ‘Proyectos Eólicos Valencianos S.A.’, y por los que Cotino se desgravó la factura, causando así un perjuicio a Hacienda de 150.000 euros, según Fiscalía.

La acusación sostiene que estos trabajos de asesoramiento de Olivas a Cotino no existieron y que el dinero abonado se trataba de una “liberalidad” que en ningún caso podía ser considerado un gasto deducible en el Impuesto de Sociedades. Olivas justificó estos trabajos ante Hacienda, entre otros documentos, con un informe de tres páginas firmado por su esposa, con fecha 23 de abril de 2008.

El informe llevaba por título ‘Operación Parques Eólicos Valencianos’. Sobre este texto, Olivas, quien está imputado en Madrid por la quiebra de Banco de Valencia, ha explicado que era una especie de “guión” que utilizó para llevar sus negociaciones con el presidente de Iberdrola en la venta de activos, que finalmente adquirió Endesa.

“Me ayudaron para hacer ese informe. Yo no soy especialista en energía eólica y necesitaba un guión para saber regirme”, ha puntualizado. Luego, le pidió a su mujer que lo firmara porque “ella era administradora –de Imarsol– igual que yo. Se lo pedí porque lo consideré oportuno, pero no porque yo tuviera alguna incompatibilidad en lo que estaba haciendo”, ha declarado.

La mujer, quien ha indicado que es farmacéutica y que no sabía nada de energías renovables, ha señalado que rubricó este documento porque se lo pidió su marido y lo hizo en enero o febrero de 2013. En ese momento, el abogado del Estado le ha insistido en si firmó el documento –con fecha de 2008– en plena investigación fiscal, a lo que ha respondido: “A mí me dijo mi marido que lo hiciera entonces”.

Trabajos «compatibles»

Previamente a la declaración de su mujer, tanto Olivas como Vicente Cotino han negado cualquier tipo de fraude. En concreto, Olivas ha defendido que cobró por hacer un trabajo de asesoramiento que era compatible con su cargo de presidente en Bancaja y como consejero de Iberdrola. Esta operación, ha dicho, era “beneficiosa” tanto para el propio Cotino como para Bancaja e Iberdrola.

La operación se centraba en la venta de participaciones de Proyectos Eólicos Valencianos S.A. –accionarada por Endesa (55%), Sedesa (25%) y Bancaja (20%)– a Iberdrola, aunque finalmente las adquirió Endesa. En concreto, Cotino, dueño de Grupo Fiscal Asedes Capital S.L., al que pertenecía Sedesa, le pidió a Olivas que le ayudara a vender el 25% de activos a la compañía eléctrica. A cambio, y si se obtenía una plusvalía de 39 o 40 millones, le ofreció pagarle 500.000 euros más IVA.

Al respecto, Olivas ha defendido que realizó este asesoramiento a Cotino, fructificó la venta y, por este motivo, cobró esos 500.000 euros a través de Imarsol. Aprovechó su trabajo para intentar vender también a Iberdrola el 20% de acciones de Bancaja: “Yo defendía los intereses de Bancaja y de Cotino, porque hablábamos de un total del 45% del accionariado. Y para ser sinceros, también los intereses de Iberdrola, porque Iberdrola quería tener un parque eólico en la Comunidad”.

http://www.elconfidencial.com/espana/comunidad-valenciana/2016-10-18/olivas-vicente-cotino-sedesa-comisiones-parques-eolicos-endesa-iberdrola_1276561/

 

xxxxxxxxxxxxxx

 

El Periódico 19.10.2016.

Olivas cobró como intermediario al tiempo que presidía Bancaja

Está acusado, con el empresario Vicente Cotino, de fraude y falsedad documental. Recibió medio millón de euros por la venta de un parque eólico que se quedó Endesa

NACHO HERRERO 19/10/2016

Cuatro correos electrónicos y un informe técnico firmado por orden suya por su mujer cinco años más tarde de su realización. Esos fueron los argumentos con los que José Luis Olivas, ex presidente de Bancaja y ex consejero de Iberdrola, defendió ayer desde el banquillo de los acusados del Juzgado de lo Penal número 6 de Valencia su inocencia en la causa abierta contra él y el empresario Vicente Cotino por fraude fiscal y falsedad documental en una operación en la que participaron la caja de ahorros, la eléctrica y por la que cobró una comisión de medio millón.

Los hechos se remontan al año 2008 y culminaron con la ejecución por parte de Endesa de su derecho de adquisición preferente ante una oferta de Iberdrola para comprar el 45% de la sociedad Parques Eólicos Valencianos, de la que ya era accionista mayoritario. Se trató de una venta conjunta de Bancaja, que tenía el 20% y de Cotino, que tenía el otro 25% y fue quien pagó a Olivas por sus cuestionadas gestiones para sacar adelante la operación.

Según el fiscal, que pide provisionalmente para ellos tres años de prisión y más de 200.000 euros de multa, Olivas, expresidente también de la Generalitat Valenciana con el Partido Popular, y Cotino, sobrino de Juan Cotino, expresidente de Las Cortes Valencianas, se inventaron esa intermediación y el empresario, además, se desgravó la factura. Según ambos acusados, Cotino pidió a Olivas que le ayudara a vender su parte y le prometió verbalmente una comisión de medio millón si su plusvalía era de al menos de 39 millones. Así fue y por eso le pagó, coincidieron.

Olivas accedió al encargo, según dijo, porque, además, podía ayudar a Bancaja, de la que era presidente, que también quería vender su parte, y a Iberdrola, de la que era consejero y que estaba interesada en tener un parque eólico en la Comunidad Valenciana. De hecho, cifró en algo más de un millón de euros el ahorro que tuvo Bancaja por no tener que contratar a un intermediario para ayudarle en la operación. «Defendía los intereses de Bancaja y del señor Cotino y también los de Iberdrola que quería tener un parque eólico», señaló Olivas, que insistió en que no existía ninguna incompatibilidad por no tener relación laboral ni con la caja de ahorros ni con la empresa energética.

UN INFORME CUESTIONADO

Olivas y su defensa sostuvieron, apoyados en cuatro correos electrónicos entre algunos de los participantes en la operación que, además de poner en contacto a todas las partes, su intervención fue decisiva para fijar el precio final. «No es un correo en el que me reportan, en él me dicen que es un punto de no retorno y que o intervengo o ya no da más de sí y gracias a mi intervención se cierra la operación», explicó ayer en el juicio.

Más problemas le trajo el informe técnico que entregó en su día a Hacienda para justificar su trabajo. Preguntado por el hecho de que lo firmara su mujer, que comparte con él la empresa de asesoría, pero es farmacéutica, se limitó a decir que fue «porque se lo ordené» y que lo hizo porque lo consideró «apropiado». Todo quedó aún más confuso cuando ella dijo que lo firmó en el 2013, cinco años después de su supuesta confección.

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/economia/olivas-cobro-intermediario-tiempo-presidia-bancaja_1151192.html

 

xxxxxxxxxxxxx

 

Levante 20.10 2016.

Los peritos y directivos de Iberdrola desmienten el asesoramiento de Olivas

Un técnico de Hacienda califica de «intento a la desesperada» el informe que envió con la firma falsificada

laura ballester laura ballester/e. press | valencia 20.10.2016 | 13:29

Varios peritos de la acusación declararon ayer en el Juzgado de lo Penal número 6 de Valencia que el expresidente de Bancaja y de la Generalitat José Luis Olivas no realizó los trabajos de asesoramiento al empresario Vicente Cotino, para la venta de acciones de una empresa eólica y por las que Olivas cobró 580.000 euros a través de la empresa Imarol SL, que compartía con su mujer. También comparecieron varios directivos de Iberdrola, donde Olivas era consejero, y a quien intentó vender inicialmente las acciones. Los responsables de la empresa eléctrica confirmaron el interés que tenían por entrar en el negocio eólico valenciano, aunque aseguraron desconocer la mediación de Olivas en las negociaciones, que no fructificaron, ya que las acciones de Proyectos Eólicos Valencianos SA (Pevsa) fueron adquiridos por Endesa, que era la accionista mayoritaria.

Los peritos de Hacienda insistieron, por su parte, en la falsedad de los trabajos y de la factura emitida por lo que hubo un perjuicio económico para Hacienda de 150.000 ?. «Olivas no realizó las gestiones por las que cobró. La gestión de verdad la hacen otras personas. A Olivas solo le informaban por ser presidente de Bancaja», dijo un perito. En las comprobaciones que hicieron en Hacienda para contrastar la veracidad de la supuesta mediación del expresidente del Consell, se percataron de que «en ningún momento» aparecían Olivas, su mujer o Imarol en las negociaciones sobre la venta de Pevsa -participada por Endesa (55%), Sedesa (25%) y Bancaja (20%)-.

Según el perito, el informe remitido por Imarol SL a Hacienda, con la fecha falsificada tal como admitió la mujer de Olivas, fue «un intento desesperado de justificar un servicio, pero no justifica nada». Desde Hacienda se requirió a Vicente Cotino justificantes de los trabajos de mediación o que acudiera a explicarlos pero «jamás» se personó. Sólo remitió una factura y, a través de su asesor fiscal alegó que, como eran servicios verbales, no se podía aportar ninguna otra documentación. Olivas sí que envió unos «correos y un informe que no justificaban nada», cuando en un gasto de 580.000 ? (la cifra que cobró Olivas) «siempre» hay documentación que justifique el trabajo.

También declaró como testigo el exdirector general de Bancaja, Aurelio Izquierdo, también imputado junto a Olivas en varias causas en la Audiencia Nacional y protagonista de sonrojantes conversaciones en el Caso Brugal. Izquierdo declaró desconocer el contrato verbal de Olivas con Cotino y la existencia de Imarol pero admitió su intervención y mantuvo que «sin Olivas, se hubiese podido hacer [la venta de las acciones] pero en condiciones diferentes».

http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2016/10/20/peritos-directivos-iberdrola-desmienten/1481644.html

 

xxxxxxxxxxxxxxxxx

 

Laredcomarcal 20.10.2016.

Olivas, quien fuese ‘molt honorable’ President valenciano en el banquillo de los acusados por fraude fiscal

El expresidente de Bancaja y expresidente de la Generalitat Valenciana, José Luis Olivas, ha negado ante el juez que cometiera algún tipo de fraude fiscal en una operación con el empresario Vicente Cotino, sobrino del expresidente de las Corts Juan Cotino, y ha defendido que le cobró 500.000 euros por asesorarle y mediar en la venta de unas acciones de su empresa eólica en una operación que fue “beneficiosa” tanto para el propio Cotino como para Bancaja -entidad que presidía– e Iberdrola -donde era consejero–.

Sin embargo, y según mantiene la fiscal, supuestamente el empresario pagó 580.000 euros a una sociedad de José Luis Olivas por unos trabajos que no existieron y por los que Vicente Cotino se desgravó la factura, causando así un perjuicio a Hacienda. Esta acusación ha sido negada tanto por Olivas como por el propio Cotino. La operación se centraba en la venta de participaciones de Proyectos Eólicos Valencianos S.A. –accionarada por Endesa (55%), Sedesa (25%) y Bancaja (20%)– a Iberdrola. En concreto, Cotino, dueño de Grupo Fiscal Asedes Capital S.L., al que pertenecía Sedesa, le pidió a Olivas que le ayudara a vender el 25% de activos a la compañía eléctrica. A cambio, y si se obtenía una plusvalía de 39 o 40 millones, le ofreció pagarle 500.000 euros más IVA.

Olivas, por su parte, ha defendido que realizó este asesoramiento a Cotino, fructificó la venta y, por este motivo, cobró esos 500.000 euros a través de una sociedad que compartía con su mujer, Imarsol. Aprovechó su trabajo para intentar vender también a Iberdrola el 20% de acciones de Bancaja: “Yo defendía los intereses de Bancaja y de Cotino, porque hablábamos de un total del 45% del accionarado. Y para ser sinceros, también los intereses de Iberdrola, porque Iberdrola quería tener un parque eólico en la Comunidad”, ha argumentado.

http://laredcomarcal.com/not/25340/olivas-quien-fuese-molt-honorable-president-valenciano-en-el-banquillo-de-los-acusados-por-fraude-fiscal/

 

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

José Luis Olivas, un sinvergüenza incompetente al servicio del PP

 

José Luis Olivas Martínez (Motilla de Palancar, Cuenca, 1952) ha sido uno de los próceres del PP valenciano durante casi 30 años. Conseller de Economía, presidente de la Generalitat y luego presidente de Bancaja, el exvicepresidente de Bankia puede -y debería en justicia- cerrar su existencia con años de miseria tras otros de gloria a costa de robar, estafar y saquear al pueblo. Este miércoles ha quedado visto para sentencia el primer proceso de su karma judicial: La Fiscalía pide contra él tres años de prisión por fraude fiscal. Olivas, cuando era presidente de Bancaja, la caja de ahorros que quebró durante su mandato por su nefasta y corrupta gestión, cobró 580.000 euros por intermediar en la venta de unas acciones de una empresa de energías renovables. Las participaciones eran de Sedesa, compañía de Vicente Cotino, sobrino de Juan Cotino, expresidente de las Corts Valencianes del Opus Dei y también procesado por la estafa de la visita del fascista y pederasta Ratzinger a Valencia. Y el potencial comprador era Iberdrola, empresa participada por Bancaja. Olivas era miembro del consejo de administración de la compañía eléctrica en el momento de la operación, 2008. Su remuneración era un porcentaje del beneficio generado: una plusvalía de 39,3 millones de euros, un premio del PP por sinvergüenza, ladrón e incompetente.

“Defendía los intereses de Bancaja y Cotino, también los de Iberdrola, que quería tener un parque eólico en la Comunidad Valenciana. No tenía ninguna incompatibilidad”, declaró durante el juicio, sin ningún empacho, Olivas. Ni hacienda ni la Fiscalïa le creen. Dado su desconocimiento del negocio de la energía, las conversaciones iniciadas por ejecutivos de las compañías implicadas y sus cargos en Bancaja e Iberdrola, Olivas, sostienen, no pudo tener un papel relevante o remunerable en la operación. Es más, creen que el asesoramiento pagado con medio millón de euros “no existió” y se hizo únicamente para ayudar a Cotino a pagar menos dinero al fisco. Y van más lejos: Olivas recibió la contraprestación en pago por un “favor inconfesable”. La abogacía del estado, que también acusa al expresidente de la Generalitat, tampoco se corta: “Merece un reproche ético por representar a todas las partes, a compradores y vendedores en la misma operación. Su posición queda bastante en entredicho”.

Olivas no ha ocultado su indignacion con esa acusación, pero la operación con Cotino se revela ahora -aunque los hechos se remontan a 2008 la investigación arrancó en 2013- como el inicio de su descrédito. Antes lo había sido todo. Licenciado en derecho en la Universidad Complutense, Olivas tuvo una larga carrera política en Valencia. Comenzó en la UCD, de la que fue concejal, pero con la desaparición del partido de Adolfo Suárez se enroló en las filas del PP. En 1987 ya era concejal en la oposición y, cuatro años después, en 1991, responsable de hacienda en el gobierno de Rita Barberá.

En 1995, fue elegido por Eduardo Zaplana, que aquel año inauguraba cuatro lustros de gobiernos valencianos del PP, como conseller de Hacienda. Tenaz y de gran instinto de supervivencia, según un conocido del partido, ya estaba en el núcleo duro del poder. En 1999 fue vicepresidente en el segundo gobierno Zaplana. Cuando éste abandonó la Generalitat para ser ministro de Trabajo con José María Aznar, fue elegido como presidente, de transición, de la Generalitat. Zaplana ungió a Francisco Camps como sucesor –con el que luego rompió relaciones- pero necesitaba un diputado autonómico que ocupara el Palau desde julio de 2002 hasta las elecciones autonómicas de mayo de 2003.

Olivas aceptó ser comparsa. A cambio pidió la presidencia de una caja de ahorros valenciana, algo al alcance de la mayoría absoluta del PP autonómico, que ya había cambiado la ley para que Bancaja y CAM (sólo menos grandes que La Caixa y Caja Madrid) estuvieran al albur del poder político. Con su nombramiento como mandamás de Bancaja, aunque en ese momento nadie, ni él mismo, lo vislumbrara, comenzó su declive. Ahora, con poca vida social y menos aún profesional, intenta defender su honor en los juzgados. “Ha habido permanentemente insinuaciones sobre mi comportamiento, sobre qué escondía esa factura, cuando queda clarísimamente, es evidente, que esa factura se debe a una operación en la que yo intervine y en la que Bancaja ganó 33 millones de euros, y Cotino, que tenía mayor participación en la sociedad, 39 millones de euros”, ha dicho Olivas, informa Europa Press.

A la espera del fallo, la peculiar relación de Olivas con Vicente Cotino puede ser el menor de los problemas para el fugaz expresidente de la Generalitat. Por su participación en el pufo de Bankia -la fusión forzada entre dos cajas quebradas, Bancaja y Caja Madrid, está imputado por falsedad, administración desleal o fraudulenta, maquinación para alterar el precio de las cosas, y apropiación indebida y administración desleal. El banco le ha costado al contribuyente más de 20.000 millones de euros. Olivas también está investigado en otros asuntos: la gestión en Bancaja y Banco de Valencia y la ampliación de capital del Valencia Club de Fútbol. El que recibiera tratamiento de Molt Honorable es repudiado ahora por la sociedad valenciana, informa eldiario.es.

Las cuentas del Banco de Valencia eran falsas

Los dos miembros de la Intervención General del Estado que analizaron las cuentas del Banco de Valencia de 2009 y 2010 por encargo de la Fiscalía Anticorrupción han ratificado ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz que los balances no ofrecían «una imagen fiel». Con estas comperecencias se inicia la ronda de declaraciones de los peritos de este organismo y del Banco de España por la causa que investiga por presunta falsedad contable a más de veinte exdirectivos y exconsejeros de Banco de Valencia, entre ellos el expresidente de esta entidad, de Bancaja y también del Consell, José Luis Olivas; el también expresidente del banco, Aurelio Izquierdo; el ex consejero delegado Domingo Parra; los exvicepresidentes Antonio José Tirado y Celestino Aznar, además del resto de consejeros y el auditor de Deloitte, Miguel Monferrer.

Olivas defiende su negocio con Vicente Cotino

El expresidente de Bancaja y expresidente de la Generalitat Valenciana, José Luis Olivas (izda. de la foto), ha negado ante el juez que cometiera algún tipo de fraude fiscal en una operación con el empresario Vicente Cotino (der. foto), sobrino del expresidente de las Corts Juan Cotino, y ha defendido que le cobró 500.000 euros por asesorarle y mediar en la venta de unas acciones de su empresa eólica en una operación que fue “beneficiosa” tanto para el propio Cotino como para Bancaja -entidad que presidía- e Iberdrola -donde era consejero-. Según mantiene la fiscal, supuestamente el empresario pagó 580.000 euros a una sociedad de José Luis Olivas por unos trabajos que no existieron y por los que Vicente Cotino se desgravó la factura, causando así un perjuicio a Hacienda.

 

http://noticies.sirius.cat/2016/11/jose-luis-olivas-un-sinverguenza.html

 

2016.10.15. Aplec de la Mariola

2016.10.09.

El País 9.10.2016

El ‘shock’ de las renovables

El problema es que las renovables es que requieren tecnologías caras que se pagan con dinero público

El mercado de la energía en Europa presenta un evidente retraso respecto a otros mercados, como, por ejemplo, el financiero, en lo que se refiere a integración y modelos de oferta y demanda. Las razones pueden entenderse con facilidad. La energía se transmite a través de redes que, con mucha frecuencia, han sido financiadas con recursos públicos y, con más frecuencia aún, por los propios consumidores; los gobiernos necesitan (tienen entre sus prioridades) garantizar el suministro energético a sus ciudadanos y prefieren minimizar los riesgos asociados a depender de otros países, por más integrados que estén en una estructura común; y los modelos regulatorios son heterogéneos incluso, en algún caso, contradictorios. Los gobiernos se resisten a prescindir de las barreras de entrada precisamente porque, en parte, permiten un margen de operación política para garantizar el abastecimiento energético.

Pero el factor que está introduciendo un cambio drástico en el mercado energético es la explosión de las energías renovables. Como suele suceder, las almas bellas, convencidas de la ecología cueste lo que cueste y a quien cueste, resaltan que la energía eólica o la solar son más baratas y, en teoría, infinitas. No están sometidas a limitaciones físicas como el petróleo ni de confianza como la nuclear; hay aire y sol para siempre. El problema es que las renovables, cuya materia prima es inagotable y limpia (bueno, son marginalmente sucias) requieren tecnologías caras que han sido financiadas parcialmente con dinero público no reembolsable. De hecho, como se recordará, la preocupación de Rodríguez Zapatero por apostar en energías limpias y con gran valor añadido, una apuesta correcta pero pésimamente instrumentada, provocó una burbuja energética en España que hubo que pinchar violentamente suprimiendo las primas públicas. No todos los países tienen capacidad para financiar la innovación tecnológica en las primeras fases de desarrollo, cuando es más costosa.

En fechas próximas, Bruselas quiere orear el mercado energético europeo. Están en ciernes tres directivas (renovables, eficiencia energética y mercados) que prometen decir mucho sobre nada y nada sobre mucho. Desde el convencimiento de que la financiación pública de las nuevas tecnologías, como se ha dicho, no será reembolsable, la aparición de energías con coste variable cero (viento, sol) implica que los precios de la electricidad tienden a desplomarse cuando están en operación; pero cuando no lo están (porque no hay viento o no hay sol), es necesario recurrir a la producción convencional. Y ésta, como efecto de la depresión de los precios de las renovables, resulta desplazada por su baja competitividad relativa. Bruselas quizá se proponga considerar que incentivos debe emitir el mercado para atraer inversiones a los ciclos combinados si acaso fueran necesarios (que ahora no lo son).

Lo que no hay que perder de vista es que hay un ajuste de la estructura de producción en marcha, debido a la obligación establecida de aumentar progresivamente la generación por renovables hasta el 20% del total en 2020. Tampoco hay que olvidar que, a pesar de lo que propagan algunos teóricos fervientes, el eléctrico no es un mercado. Primero porque exige una financiación pública considerable en las primeras fases de la innovación tecnológica, como ya se ha dicho; segundo porque en algunos países (como España) el cliente vive en un universo de libertad legal de elección de suministradora, pero de cautividad real; tercero, porque a pesar de que las inversiones en generación están sujetas al principio del riesgo, en cuanto se producen pérdidas se reclaman compensaciones vía tarifa. Las directivas de Bruselas seguramente serán instructivas, pero no pasarán de la categoría de liturgias vacías si previamente no se toman decisiones en cada país para reestructurar los mercados.

 

http://economia.elpais.com/economia/2016/10/07/actualidad/1475836365_377470.html

2016.11.08. Cantabria

Eldiario.es 8.11. 2016.

 CORE cree que Cantabria puede alcanzar su objetivo de energías renovables sin afectar al patrimonio natural

La plataforma Cántabros por la Ordenación de la Energía Eólica (CORE) considera que la comunidad autónoma puede alcanzar su objetivo de desarrollo de energías renovables sin afectar a su patrimonio natural y cultural.

EUROPA PRESS – SANTANDER 8.11.2016

 

Según el colectivo, con las tecnologías actuales se podrían instalar 700 megavatios en las áreas establecidas en el Plenercan del 2005, un plan que establecía zonas de exclusión y que contó “con un amplio consenso”.

En un comunicado enviado hoy, CORE ha explicado que en el foro celebrado la semana pasada por el Colegio de Economistas de Cantabria sobre ‘Claves para el futuro de las energías renovables’, expertos ha subrayado “la obligada necesidad de descarbonizar” las economías.

En esta tarea no sólo juegan un papel importante el desarrollo de las energías renovables, sino también el aumento de la eficiencia energética, la mejora de las interconexiones eléctricas y el autoconsumo, es decir la incorporación de los usuarios a la generación eléctrica fundamentalmente a través de la energía solar.

CORE –constituida por varias organizaciones dedicadas a la defensa del patrimonio natural y cultural– quiere que Cantabria alcance los objetivos europeos de lucha contra el cambio climático y que la eficiencia energética y opina que la energía eólica es parte de este proceso, aunque debido a las características de su territorio y a los “enormes valores naturales y paisajísticos”, resulta “muy sensible” a esta energía.

Por tanto, según CORE, el desarrollo eólico debe realizarse con especial cuidado ya que se pueden dañar otros valores muy importantes para la región.

Desde su constitución en 2009, CORE ha defendido que los planteamientos del anterior Plan Energético de Cantabria 2005-2011 en cuanto al desarrollo eólico siguen siendo “los más adecuados” en términos de impacto ambiental y paisajístico ya que en ese plan se consideraron áreas de exclusión que en el siguiente plan fueron eliminadas (concretamente las comarcas de Liébana, Valles Pasiegos y Románico del Sur) y que desencadenaron una reacción en contra del desarrollo eólico.

Además el Gobierno de Cantabria “podría perfectamente cumplir” con los objetivos vigentes de alcanzar 700 MW de energía eólica instalándolos en estas áreas. El Plenercan 2005-2011 planteaba el desarrollo de 300 MW considerando aerogeneradores de 850Kw, que eran los existentes entonces. Actualmente la industria trabaja con aerogeneradores de entre 2 y 3 MW, lo que supone que instalando el mismo número de aerogeneradores, aproximadamente 350, pero con mayor potencia (2-3MW) se alcanzarían los 700 MW considerados como objetivo por el PSEC.

Por último CORE ha propuesto que, en el caso de considerarse esta opción, debería realizarse en el marco del Plan Regional de Ordenación del Territorio, que tramita en estos momentos el gobierno de Cantabria para que incorpore estas zonas como aptas para el desarrollo eólico. También resultaría “imprescindible” a su juicio evaluar ambientalmente el plan eólico que saliera de esta propuesta de manera conjunta y contando con información ambiental actualizada.

http://www.eldiario.es/norte/cantabria/ultima-hora/CORE-Cantabria-energias-renovables-patrimonio_0_578142798.html

2016.10.05. Cataluña

La Vanguardia 5.10.2016

EolicCat cree que Cataluña debería alcanzar 6.000 MW de eólica en 2030

05/10/2016 17:32

Barcelona, 5 oct (EFE).- EolicCat, la asociación que reúne a las empresas relacionadas con el sector eólico en Cataluña, considera que Cataluña necesitaría alcanzar los 6.000 megavatios de capacidad de generación eólica en Cataluña en el año 2030 si el Govern quiere cumplir sus objetivos en generación de energía renovable.

En un comunicado, esta entidad ha aplaudido los objetivos en materia de política energética expuestos hoy por el presidente catalán, Carles Puigdemont, en el debate de política general del Parlament.

Sin embargo, EolicCat ha recordado que en más de 30 años de historia de la energía eólica en Cataluña solo se ha alcanzado una capacidad de producción de 1.272 megavatios, y por ello ve “prioritario” establecer un calendario con hitos intermedios para alcanzar los objetivos marcados para 2030.

Por ello, EolicCat ha urgido al Govern a “iniciar una modificación de la legislación catalana que permita desarrollar nuevos proyectos de parques eólicos de más de 10 megavatios”, a facilitar la repotenciación de los parques actuales o bien a estudiar “nuevas áreas hábiles para la generación eólica”. EFE

http://www.lavanguardia.com/vida/20161005/41801102731/eoliccat-cree-que-cataluna-deberia-alcanzar-6000-mw-de-eolica-en-2030.html

%d bloggers like this: