2017.05.29. Urogallo

La Crónica Verde. 25.05.2017

La muerte de un urogallo desvela la trama eólica de Castilla y León

César-Javier Palacios 25 de Mayo de 2017

La muerte a principios de año de una hembra de urogallo cantábrico en un parque eólico del norte de León está alimentando todas las dudas sobre la independencia de la Junta de Castilla y León.

Según sus técnicos, en esa zona no existe tan amenazada especie ni hay peligro por tanto de que los más de 100 aerogeneradores cuya instalación autorizó puedan afectar a sus maltrechas poblaciones.

Según los científicos expertos en el ave, la zona era una de las más importantes del mundo. Lo dicen en pasado, pues en muy poco tiempo se ha venido abajo por culpa, aventuran, de estas instalaciones.

La noticia de la muerte del urogallo se ha mantenido en secreto durante casi cinco meses, hasta que un periodista de iLeón ha logrado sacarla a la luz. En la Junta de Castilla y León niegan tal secretismo. Aseguran que la información no se ha divulgado porque nadie la había solicitado hasta entonces. Que el ave apareció muerta el pasado 27 de enero en un parque eólico de Folgoso de la Ribera pero no le dieron importancia a pesar de ser el urogallo cantábrico (Tetrao urogallus cantabricus) uno de los taxones más amenazados de extinción en Europa.

Si aparece un oso muerto, lo habitual es activar un complicado proceso de investigación que determine las causas de su muerte, por si pudiera ser un delito. Y rápidamente se da la noticia dado el interés mediático. La investigación oficial se ha hecho y la necropsia confirma la muerte de la urogallina por traumatismo. Todo apunta a una colisión contra el aerogenerador bajo el cual fue localizada, que de confirmarse sería la segunda muerte de un urogallo en Europa por culpa de un parque eólico, habiéndose registrado la primera en Suecia hace años. Toda esta información no se hizo pública.

Entre 230 y 260 osos pardos viven hoy en la cordillera Cantábrica, pero quedan menos de 150 machos de urogallo, cuando hace 30 años había casi 600.

“Los de la Junta silban y miran al cielo; se han hecho los idiotas”, critica sin tapujos uno de los que más saben sobre esta especie y que pide el anonimato por miedo a posibles represalias. En su opinión, “es obvia la ocultación de información respecto a una especie para la que se está gastando mucho dinero en su conservación y que se están cargando”. Un silencio que muchos relacionan directamente con la investigación sobre la trama eólica de Castilla y León, 21 investigados y presuntas comisiones de más de 80 millones de euros.

La única población mediterránea de una especie atlántica

“Los urogallos cantábricos son, de las doce subespecies, los más raros de todos los urogallos, y ahora sabemos que dentro de ellos los hay más raros aún”, señalaba hace años a DiCYT Manuel Antonio González, responsable de una investigación científica que describió una singular población en el noroeste de León. En lugar de ocupar zonas de montaña con vegetación y clima típicamente eurosiberiano, como es habitual en la especie, esta población se distribuye por el Bierzo Alto y el sur de las comarcas de Omaña y Cepeda; un corredor ecológico de transición entre la Cordillera Cantábrica y los Montes de León donde en lugar de hayedos y abedulares ocupa mediterráneos melojares de rebollo.

Es la población más sureña del planeta. Y lo que resultaba aún más sorprendente, en esos bosques sobrevivía la mejor población de toda la subespecie cantábrica, catorce machos y al menos nueve cantaderos, según el trabajo de González. Pero nuevamente hay que hablar en pasado.

La treintena de individuos censados hace una década y que representaban el diez por ciento de todos los urogallos que quedaban en la Cordillera Cantábrica se ha hundido. Fragmentación del hábitat, incendios forestales e infraestructuras humanas como los parques eólicos instalados masivamente han acabado con el animal.

Nuevamente faltan censos recientes y fiables, pero los datos parciales que manejan los expertos ratifican el batacazo. Según ha confirmado uno de estos especialistas a La Crónica Verde, este año no se ha podido detectar ni un solo nido en la zona. Y el número de cantaderos también se ha venido abajo. La situación es crítica.

Lo demuestra un reciente estudio publicado en la revista científica Bird Conservation International. En él sus autores confirman el desastre: la población más rara y amenazada del mundo de una de las especies más amenazadas está totalmente desprotegida. Ni es parque natural ni Red Natura 2000. En realidad es ahora mismo una gran zona industrial a cielo abierto dedicada a la explotación masiva de energías renovables. Este hecho lo ratifica otro importante trabajo científico. Apenas cinco años después de la llegada de los aerogeneradores los urogallos se han venido abajo. Dado el gran impacto ambiental de estas infraestructuras por culpa de una muy mala ubicación, la energía producida allí en lugar de verde es negra.

Un daño irreversible

El problema no es tan solo el impacto directo de los aerogeneradores para las aves, contra los que pueden chocar accidentalmente o cuyo ruido incesante espanta. Tampoco por los nuevos tendidos eléctricos contra los que chocan o se electrocutan.

El mayor impacto se produce en el hábitat por culpa sobre todo de las grandes pistas que se abren a través de los bosques para llegar a zonas prácticamente inaccesibles. Pistas que cuartean el territorio, fragmentándolo irremediablemente. Y que permiten la llegada fácil de depredadores generalistas que de otra forma nunca habrían podido alcanzar esos territorios donde el urogallo criaba con tranquilidad. Zorros y jabalíes pero también cazadores furtivos.

La prueba del delito

La aparición del cadáver confirma los estudios de los biólogos, que han demostrado reiteradamente la presencia de urogallos en esta zona, y contradice a los técnicos de la Junta de Castilla y León, quienes impidieron que las zonas donde se han proyectado hasta 27 parques eólicos en el denominado “nudo de Villameca” fueran protegidas como “áreas críticas” para la conservación de la especie.

Los estudios de impacto ambiental realizados como paso previo para autorizar esos parques eólicos obviaron su presencia o, según los ecologistas de la Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica, la ocultaron intencionadamente para favorecer la implantación de las infraestructuras eléctricas. El Plan de Recuperación del Urogallo Cantábrico de Castilla y León (Decreto 4/2009, de 15 de enero) también lo ignoró.

Sentencias definitivas exigen el desmantelamiento

Gracias al trabajo de los ecologistas, con datos científicos y luchando en los tribunales en desigual pelea contra las grandes empresas e incluso contra la Administración responsable de velar por la conservación de hábitats y especies, varias sentencias firmes han anulado varios parques eólicos ya construidos y en funcionamiento, como es el caso de La Espina o Peña del Gato.

Esta misma semana el Tribunal Supremo ha confirmado, en una sentencia, la ilegalidad del parque eólico de Valdesamario y anula definitivamente la autorización administrativa que permitía su funcionamiento. Al carecer de los permisos necesarios deberá dejar de funcionar y ser desmantelado.

El fallo del tribunal, aunque llega tarde, destaca el trabajo ejemplar de lucha ciudadana contra este desmadre capitaneado por SEO/BirdLife y en el que igualmente ha sido fundamental la lucha más silenciosa y continuada desarrollada por la asociación ecologista Urz y de la Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica.

Según informa el diario digital iLeón, estos tres parques vieron anuladas sus autorizaciones en el Tribunal Supremo y el TSJ por obviar la Junta de Castilla y León la afección de los mismos a una de las especies en mayor peligro de extinción de la península ibérica, el urogallo cantábrico.

Con su decisión, el Supremo cierra, después de trece años,  el ciclo de recursos presentados por SEO/BirdLife ante las irregularidades observadas en el nudo eólico Villameca, que planteaba la construcción de 22 parques eólicos más.  Solo seis fueron construidos y entraron en funcionamiento: los tres anulados por el Alto Tribunal y otros tres que la ONG ambiental no pudo recurrir ante la Justicia.

Un cadáver en el congelador ratifica ahora el desastre.

http://blogs.20minutos.es/cronicaverde/2017/05/25/la-muerte-de-un-urogallo-desvela-la-trama-eolica-de-castilla-y-leon/

 

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

 

(Noticia antigua)

El País 29.05.2011

Fianza millonaria para salvar al urogallo

Una juez lleva al banquillo a un jefe de la eléctrica Enel por abrir un parque eólico sin permiso en zona de cría del ave – Medida pionera a favor de la especie protegida

Rafael Méndez

Riello 29 MAY 2011

Una hembra de urogallo cantábrico, el ave emblemática en peligro de extinción, protagoniza un relevante enredo judicial. Una juez de León ha mandado al banquillo a un directivo de Enel-Endesa y le ha impuesto una fianza de un millón de euros para hacer frente a los daños a la especie si finalmente es condenado. El fiscal le acusa de haber ordenado abrir un parque eólico sin permiso a 500 metros de donde criaba la hembra, cuyos movimientos seguían por un transmisor científicos de la Universidad. La empresa ha depositado la fianza pero a la vez ha recurrido. Pero para entender el lío conviene ir primero al campo.

Manuel González conoce la comarca de Omaña, en León, como la palma de su mano. Este investigador del Departamento de Biodiversidad de la Universidad de León comenzó hace cinco años su tesis sobre el urogallo cantábrico (Tetrao urogallus cantabricus) en la zona. “Es la población de urogallo más al sur del mundo y única por estar en un bosque mediterráneo, de roble melojo”, cuenta.

Manuel pasea entre los robles y en solo unos minutos encuentra restos de urogallo: heces y una pluma. El animal es esquivo, pero no hay duda de que en la zona habitan unos 40 de los 400 que quedan en la Península.

La existencia de urogallos no impidió a la Junta de Castilla y León y a grupos eléctricos plantar allí sus aerogeneradores. O no vieron ningún animal o hicieron como que no lo veían. La estrategia de conservación del urogallo cantábrico del Gobierno y las comunidades dice que no se instalen molinos cerca de estos animales. Allí acudió Eufer (mixta de Unión Fenosa y Endesa), que en abril de 2008 -tras casi una década de cambios de titularidad, proyecto y dos declaraciones de impacto- logró la autorización del parque San Feliz, 23 aerogeneradores de 80 metros de alto que suman una potencia de 41,2 megavatios.

El representante de la filial que lo tramitó fue Rafael González Sánchez, exdirector general adjunto de Eufer y exmiembro de la junta directiva de la patronal eólica. En el sector es bien conocido y respetado. El parque es hoy propiedad de Enel Green Power España, que heredó activos de Eufer. Enel Green Power tiene un 60% de Enel y un 40% de Endesa, que a su vez son casi la misma empresa. A la firma pasó González como directivo.

No es el único parque en la zona. Aprovechando el viento de las cumbres, la Junta autorizó allí hasta 14 parques eólicos, de los que solo queda la mitad, después de que los tribunales y la propia Junta retiraran permisos a instalaciones tras recursos de organizaciones ecologistas como la Sociedad Española de Ornitología (SEO-Birdlife). Los molinos están fuera de la Zona de Protección para las Aves, bordeándola, pero los animales no siempre cumplen los límites administrativos. El parque de Valdesamario, por ejemplo, está ya construido y sus aerogeneradores ocupan una zona tan sensible que un vecino fotografió un urogallo macho en las pistas de la instalación.

En mayo de 2008, en plena época de cría, las máquinas comenzaron a abrir los caminos del Parque San Feliz. Las palas de los molinos, de 45 metros, requieren pistas de ocho metros de ancho para poder llegar a las cumbres. Como trabajar en invierno, entre la nieve a más de 1.000 metros es muy complicado, había prisa. El problema para la empresa es que, aunque el parque estaba autorizado por la Consejería de Industria, el proyecto de ejecución carecía de licencia. El trámite no estaba completo. Según la Guardia Civil hay más deficiencias: tampoco estaba autorizada la ocupación del monte, que es de utilidad pública, y la empresa abrió caminos en zonas no previstas.

Manuel recuerda que allí tenían una hembra de urogallo marcada con un emisor de radio para seguir su posición. “Llevaba una semana en el mismo sitio. Pensamos que estaba incubando. De repente se movió fuimos a ver qué pasaba. A solo 500 metros había un bulldozer”, cuenta el biólogo.

Alarmada, la SEO denunció el caso a través del catedrático de Derecho Administrativo de León Carlos González Antón y consiguió la paralización judicial inmediata de las obras. “No estamos en contra de la eólica, pero queremos que se haga bien. Hay sitio de sobra en España sin ir a zona de cría de urogallo”, explica el director de Conservación de la SEO, el biólogo Juan Carlos Atienza.

Tras la paralización cautelar, comenzó un proceso de dos años. La Guardia Civil certificó que en la zona vive la especie, los científicos de la Universidad presentaron un informe según el cual “las molestias originadas por la maquinaria pesada obligaron a una hembra radiomarcada a abandonar la zona de puesta para asentarse en otra más alejada y de menor calidad en la que no consiguió sacar adelante ningún pollo”. El año siguiente, ya sin obras, la hembra crió antes de ser comida por otro animal.

El informe, firmado por tres profesores y con Manuel como becario de investigación, resalta que esa población de urogallo presenta “un estado de conservación más favorable” que otras y la considera “de vital importancia para evitar la extinción del urogallo en la cordillera Cantábrica”.

La defensa de la eléctrica contrarrestó con otro informe pericial según el cual las obras no hicieron que la hembra perdiera los pollos, y que el movimiento fue normal. El informe es de Santiago Martín Barajas, histórico ecologista, lo que puede generar revuelo entre conservacionistas.

El pasado 11 de marzo, el fiscal de Medio Ambiente de León acusó al directivo de Enel Rafael González de “delito contra el medio ambiente” o, como mínimo, de “un delito contra la fauna”. En su escrito, pide hasta un año de cárcel (no conlleva ingresar en prisión pero sí tener antecedentes penales), multa e inhabilitación para el empleo durante dos años.

El caso dio un salto el 23 de marzo, cuando la juez Blanca Esther Díez García dictó apertura de juicio oral contra el directivo por delito contra el medio ambiente y le reclamó una fianza civil de 1.046.178 euros “para asegurar las responsabilidades pecuniarias que pudieran declararse”. La firma depositó la fianza y presentó un recurso. Una portavoz insiste en que el procedimiento no está concluido y que González no ha sido condenado.

El caso revela el creciente conflicto por la eólica entre los ecologistas. Los molinos generan ya el 16% de la electricidad y la suya es una historia muy exitosa, pero los tribunales comienzan a atajar los proyectos más polémicos. El de San Feliz no seguirá adelante. Castilla y León ha revocado el permiso que dio. Es la victoria póstuma de la hembra de urogallo.

El urogallo cantábrico es probablemente la especie emblemática más amenazada. Mientras que el lince y el oso pardo se recuperan, el urogallo cantábrico sigue un declive que parece inexorable (en los Pirineos hay otra subespecie que goza de mejor salud). En los últimos 30 años la población ha caído drásticamente y quedan solo unos 400 ejemplares adultos. Entre 1982 y 2000 se perdió la mitad de la población y quedó fragmentada. Está catalogado como “en peligro de extinción”.

El urogallo es un animal con poco gusto por las alturas. Aunque puede dejarse caer por una ladera y volar, come hierba y pasa la mayor parte del tiempo en tierra. Los machos cantan y se pavonean por el suelo durante la época de celo. Su principal amenaza es la fragmentación del hábitat, ya que necesita bosques frondosos y sin presencia humana.

El Gobierno, las comunidades autónomas y la UE han financiado multitud de programas para recuperar la especie, incluido un plan de cría en cautividad, a la vez que aprobaban carreteras e instalaciones como parques eólicos en su hábitat.

http://elpais.com/diario/2011/05/29/sociedad/1306620003_850215.html

Anuncis

About CEEC

Coordinadora d'Estudis Eòlics del Comtat. http://www.zona14.org

Posted on 29 Mai 2017, in Recull de premsa. Bookmark the permalink. Deixa un comentari.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: