Category Archives: Altres

Publicaciones anteriores de la web www.zona14.org

 

Publicaciones anteriores de la web http://www.zona14.org

http://web.archive.org/web/20080510141916fw_/http://www.benillup.com/zona14/index.htm

Anuncis

2017.08.01. El nuevo Plan eólico valenciano

2017.07.28. Acuerdo

http://www.dogv.gva.es/resultat-dogv?signatura=2017/7107&L=0

2017.07.19. Alegaciones Galicia

2017.07.19. Alegaciones Galicia

2017.05.07.

El Mundo 7.05.2017

Nuestra subasta: las renovables

MARCOS J. LACRUZ. 7 may. 2017

Por fin tenemos subasta de renovables en España. Y no una subasta cualquiera, no, una subasta de hasta tres mil megavatios que, perdonen mis colegas ecologistas por la comparación, vienen a ser como tres centrales nucleares de tamaño medio. Tres Garoñas para ti.

Dos mil megavatios en primera tanda y mil más que el Ministerio se queda en la reserva para ver si los aplica a esta subasta o se los guarda para luego, cuando sepa de verdad cuál es el afán desarrollador de energías renovables en la piel de toro, después de que suene la campana final el próximo día 17. Y si de testar el afán se trata, ya hubo una experiencia previa.

En enero del año pasado se celebró una subasta de quinientos megavatios eólicos y doscientos de biomasa que se cerró a cero. Los promotores que ganaron esa subasta eligieron pedir cero euros de subvención, dejando al propio Ministerio sorprendido por este resultado. Quizá esa sea una de las razones que ha llevado al Ministerio a multiplicar por seis los avales requeridos para presentarse a esta nueva subasta, así como a establecer criterios de presentación de ofertas más restrictivos que en la anterior ocasión, no vaya a ser que se cierre a cero otra vez y la gente empiece a preguntarse si va a ser verdad eso de que las renovables están listas para competir en nuestro país si se les da una oportunidad.

Lo cierto es que España necesita esa energía, en primer lugar porque nos obligan nuestros compromisos internacionales. Somos de los primeros países en ratificar los tratados medioambientales, ya sea Horizonte2020, Cop21 o lo que nos pongan por delante, pero vamos en el furgón de cola en incremento de cuota de renovables en los últimos años, con un crecimiento de prácticamente cero en el último lustro.

Necesitamos esa energía porque tenemos una economía propia de un país desarrollado, lo que implica una alta dependencia de los costes energéticos en general y eléctricos en particular que lastran la competitividad de nuestras empresas en un mercado global. Que las renovables contribuyen a que disminuya el coste eléctrico es algo que afortunadamente hoy está fuera de toda duda, pues ya estamos acostumbrados a escuchar la falta de lluvia o viento como justificación del Ministerio de Energía cuando se dispara el precio del pool eléctrico. ¡Quién lo iba a decir hace unos años!

Y desde luego necesitamos esa energía para hacer resurgir un sector capaz de crear empleos cualificados de larga duración, que nos ayuden a combatir la falta de oportunidades en entornos rurales con la creación y fijación de industria en áreas de población donde la especialización en este tipo de energías puede contribuir a mejorar los indicadores de calidad de vida mejor que ningún otro tipo de actividad, siendo demás compatible con las actividades típicas de esos entornos.

Esta última razón, la capacidad de atracción de prosperidad de las renovables, está generando un clima de competencia sana entre regiones en España por captar la mayor cantidad de inversión sostenible posible. Y es que en esto de las renovables, son tres las capacidades a tener en cuenta: el recurso (capacidad del viento, sol para generar energía), la evacuación (capacidad de la red eléctrica) y la tramitación (capacidad de la autonomía para complicar las cosas). Y, aunque hay diferencias notables en las dos primeras en función de dónde te encuentres, es la tercera la que marca el destino de los proyectos.

Es por esto que nuestra Comunitat no puede dejar pasar esta oportunidad, aprovechando al máximo las posibilidades que posee. Desde luego en eólica hay poco que hacer, pues el Plan Eólico Valenciano de 2001 impide cualquier iniciativa hasta que se resuelva, cosa que parece ser que empezará a suceder en breve.

Nos queda pues la fotovoltaica, y ahí tenemos mucho que decir, pues lo cierto es que somos un territorio de altas capacidades (sí, en las tres). Nuestra tierra combina un gran recurso solar con unas adecuadas infraestructuras de evacuación, teniendo además empresas líderes a nivel mundial tanto en fabricación de componentes fotovoltaicos como en promoción de plantas solares. Teniendo los dos primeros factores claros, cabe trabajar en agilizar las tramitaciones técnicas, urbanísticas y medioambientales para atraer la mayor cantidad de inversión a nuestros pueblos. Pues otros lo están haciendo.

La subasta anterior, ésta y con total probabilidad la próxima (que la habrá) marcan un plazo determinado para la tramitación y ejecución de los proyectos, por lo que sólo aquellas regiones que sean capaces de garantizar una tramitación ágil y clara serán las que las empresas promotoras elijan para desarrollar su actividad.

La Comunitat Valenciana debe estar en el lugar que le corresponde en esta nueva revolución energética. Preparase para obtener lo máximo de ésta y futuras oportunidades, que seguro criticaremos porque estarán muy mal diseñadas como lo está esta subasta.

Pero tenemos que hacerla nuestra…

Marcos J. Lacruz es presidente de AVAESEN (Asociación Valenciana de Empresas del Sector de la Energía).

http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2017/05/07/590eb0c9468aeb09318b4595.HTML

 

 

2017.03.06. Extremadura. Sin normativa regional específica, menos obstáculos para estas instalaciones

Hoy. 6 de marzo de 2017

Cinco proyectos eólicos de los veinte tramitados en la región no siguen adelante

Han recibido informe ambiental desfavorable de la Junta; las obras del parque de Plasencia pueden comenzar a lo largo de 2018

CELESTINO J. VINAGRE

Definitivamente no soplan buenos vientos en Extremadura para los proyectos de energía renovable basados en el viento. La región es junto a la Comunidad de Madrid la única que no tiene ni un solo megavatio producido a través de energía eólica. Ahora ve cómo se quedan en el camino una quinta parte de los proyectos planteados ante la Administración regional. Si en la década pasada llegaron a presentarse hasta 100 parques eólicos en la comunidad extremeña, ahora solo habían comenzado el camino administrativo una veintena. De ese número se caen ahora cinco proyectos. Lo ha confirmado a HOY la Consejería de Economía e Infraestructuras.

En el lado positivo está lo que parece una evidencia. A lo largo del próximo año, en 2018, debería empezar a ser una realidad el primer proyecto eólico ubicado en la región, el de la sierra del Merengue, en el término municipal de Plasencia. Se entiende que para entonces ya estarán todos los permisos disponibles y se podrían iniciar las obras de construcción del parque.

Los cinco proyectos que no siguen no cuentan siquiera con el informe ambiental favorable por parte de la Junta para poder continuar. Considera que no reúnen unos requisitos medioambientales mínimos para contar con su aprobación. Por tanto, su tramitación final positiva es ya imposible.

Municipios y promotores

En Barcarrota (sierra de Santa María) se presentó uno de 36 megavatios (MW), el tercero de más potencia de la veintena registrados. El que se ideó entre Trasierra y Casas de Reina aparecía con 32 MW y dos de 28 megavatios se habían empezado a tramitar para ubicarse en Montemolín (sierra de San Roque) y Fuente del Arco (sierra del Viento).

El que se encuentra más cerca de hacerse realidad porque es el que está más avanzado administrativamente hablando es el parque eólico en la sierra del Merengue, en el término de Plasencia.

No obstante, aún tiene pendiente de obtener la obligada declaración de impacto ambiental y la también imprescindible autorización administrativa que emiten el Gobierno regional, algo que Vicente Sánchez, presidente del Clúster de la Energía de Extremadura, da por hecho que se concederá sin más problemas.

Ese proyecto contempla la instalación de 15 aerogeneradores y nace con una potencia máxima instalada de 39,9 megavatios. Lo promueve Gas Natural Fenosa Renovables, que indicó en su día una inversión estimada de 37,8 millones de euros.

«En 2018 va a ser una realidad. No tengo dudas. Una buena noticia para el sector de las renovables en general y para Extremadura en particular», agrega Sánchez.

El segundo proyecto más consolidado para tener visos de ejecutarse es el que se pretende poner en marcha en los parajes denominados El Peral y Cuartillos del Peral, ocupando parte de los términos municipales de Brozas y Navas del Madroño, en el noreste cacereño. Su expediente está iniciando la tramitación administrativa.

Es el segundo con más potencia presentado en la región, con 48,3 megavatios generados a través de 23 molinillos. Lo promueve Magtel Renovables Extremadura, que tuvo sede en Mérida aunque su domicilio social está fijado en Córdoba. Magtel tiene experiencia de diez años en el sector de las renovables en España. «La eólica debe ocupar un lugar importante en el mapa energético de nuestro país y de Extremadura», indican desde la empresa. Magtel promueve proyectos de energía eólica con más de 100 MW de potencia asignados entre Andalucía y Extremadura.

Los catorce proyectos restantes de la veintena que habían entrado por ventanilla se encuentran casi en punto muerto. Sus expedientes apenas han avanzado. Se tratan de posibles parques eólicos en Holguera, Valverde del Fresno, Monesterio, Fuente del Maestre, Burguillos del Cerro, Ibahernando, Peraleda del Zaucejo, Monterrubio de la Serena, La Haba, Pinofranqueado, Montánchez y Robledillo de Trujillo.

El de mayor potencia es el ideado entre los términos de Peraleda y Monterrubio. El proyecto se llama Valle de Peraleda y tiene una potencia instalada de 50 megavatios. Su promotor es una empresa con domicilio social en Madrid.

Es muy posible que buena parte de ellos no vean finalmente la luz. «No sólo por la rentabilidad final sino porque a veces no pueden conseguir puntos de conexión, de evacuación de la electricidad producida», señala el presidente del Clúster de la Energía.

Con todo, Vicente Sánchez es ahora más optimista respecto a la instalación de aerogeneradores en Extremadura que hace unos años. «Ya no hay que hacer frente a un impuesto del 8% por producir esa energía aquí ni tampoco está la exigencia desmesurada de crear obligatoriamente determinados puestos de trabajo», finaliza.

http://www.hoy.es/extremadura/201703/06/cinco-proyectos-eolicos-veinte-20170306001358-v.html

Hoy , 6 de marzo de 2017

Sin normativa regional específica, menos obstáculos para estas instalaciones

  1. J. V. |  MÉRIDA.

6 marzo 201700:17

Desde hace dos años no existe una norma sobre instalación de parques eólicos en la región. «No hay concurso ni nada que se le parezca. Eso es positivo. Lo malo es que el Gobierno central sigue penalizando con impuestos a las renovables», reseña Vicente Sánchez.

En los últimos meses del Gobierno de Monago se aprobó un decreto por el que se derogaba una norma autonómica de 2010 que a su vez modificaba otro decreto anterior de 2005. En ambos casos se establecían compensaciones económicas para los ayuntamientos que acogieran parques eólicos ante la previsible proliferación de estas instalaciones en Extremadura.

En concreto, se obligaba a los promotores a optar entre crear tres puestos de trabajo por cada megavatio instalado o comprometerse a entregar a los municipios donde se coloquen los aerogeneradores el 8% de la facturación eléctrica obtenida.

Pero la crisis, la supresión de las primas a las energías renovables y la creación de nuevos impuestos a la producción por parte del Gobierno supusieron un freno para estos parques. Con la derogación de los decretos de 2005 y 2010 la Junta ha eliminado los requisitos económicos, con lo que pretende facilitar el desarrollo de estos proyectos.

Con la derogación de estos decretos, los promotores con parques ya autorizados o pendientes de autorización tras las convocatorias de 2005 y 2010 podían optar entre seguir adelante con la normativa en vigor en su momento o abandonar el proyecto, para lo que debían comunicar esta decisión en un plazo de tres meses. La ventaja de suspender el procedimiento dentro de ese plazo es que permitía a las promotoras recuperar los avales que se exigían para optar a la explotación de los parques eólicos.

«Lo que han hecho muchas empresas es seguir adelante con sus proyectos en Extremadura pero saliéndose de la regulación de anteriores decretos e iniciando la tramitación fuera de esas normas», relata el presidente del Clúster de la Energía.

http://www.hoy.es/extremadura/201703/06/normativa-regional-especifica-menos-20170306001338-v.html

 

 

2016.10.30. Extremadura

Problemas legales con las renovables extremeñas

Publicado el 30/10/2016 por WCFN

 

Los decretos extremeños para el desarrollo de las energías renovables no cumplen la Ley

Una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictaminó que no se puede evadir las obligaciones impuestas por la Directiva 2001/42/CE mediante el uso de varios decretos en vez de presentar un plan o programa. Es necesario hacer un plan (eólico, solar, biomasa etc.), someterlo a un estudio estratégico de impacto ambiental, y después a consultación pública. Al tener dudas frente a un caso llevado a los tribunales belgas por un ciudadano de Wallonia, el Señor Patrice d’Outremont, el Consejo de Estado de Bélgica ha pedido al Tribunal de Justicia de la Union Europea (TJUE) que interprete la Directiva 2001/42/CE. La semana pasada el TJUE publicó su sentencia, cuyo dictamen fue lo siguiente: “El artículo 2, letra a), y el artículo 3, apartado 2, letra a), de la Directiva 2001/42/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de junio de 2001, relativa a la evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente, deben interpretarse en el sentido de que una orden reglamentaria, como la que constituye el objeto del litigio principal, que contiene diversas disposiciones relativas a la instalación de aerogeneradores, que deben ser observadas en el marco de la expedición de autorizaciones administrativas relativas al establecimiento y a la explotación de tales instalaciones, encaja en el concepto de «planes y programas», en el sentido de esa Directiva.”

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE JUSTICIA (Sala Segunda) de 27 de octubre de 2016 Esto significa, por ejemplo, que los decretos que regulan los parques eólicos en Extremadura encajan en el concepto de «planes y programas», en el sentido de la Directiva 2001/42/CE. Por consecuencia, tienen que ser sometidos a una evaluación de impacto medioambiental. Significa también que esos decretos deben de ser sometidos a consultación del público y de las organizaciones interesadas (por ejemplo las que defienden el medio ambiente). Son dos cosas que no hizo la Junta de Extremadura, por lo cual sus decretos no conforman con la Ley. En el dictamen del TJUE, conviene también notar el párrafo nº 48:

48 Por otra parte, tal como señaló la Abogado General en el punto 55 de sus conclusiones, conviene atajar posibles estrategias para eludir las obligaciones establecidas por la Directiva 2001/42 que podrían concretarse en una fragmentación de las medidas, reduciendo de este modo el efecto útil de esta Directiva (véase, en este sentido, la sentencia de 22 de marzo de 2012, Inter-Environnement Bruxelles y otros, C‑567/10, EU:C:2012:159, apartado 30 y jurisprudencia citada).” En efecto, ha sido una táctica usual por parte de los gobiernos autónomos y nacional, la de eludir las obligaciones establecidas por la Directiva 2001/42 mediante la ausencia de un plan o programa, y de analizar los impactos de cada proyecto sin considerar los efectos cumulativos del conjunto de proyectos. Pero esto se acabó. Los gobiernos de España, Extremadura y las demás CCAA, tendrán que acatar la Directiva. Por eso, habrá que establecer (por ejemplo) un verdadero plan eólico, con estudio de impacto ambiental abarcando todas las instalaciones previstas, y someterlo a consultación pública.

https://salvarext.wordpress.com/2016/10/30/problemas-legales-con-las-renovables-extremenas/

2016.09.15. Corts Valencianes

Propuesta de la Bonig

Resolución 631/IX, sobre la revisión y reactivación del Plan eólico, aprobada por el Pleno de Les Corts en la sesión del día 15 de septiembre de 2016

 

PRESIDENCIA DE LES CORTS

De acuerdo con el artículo 95.1 del Reglamento de Les Corts, se ordena publicar en el Butlletí Oficial de les Corts la Resolución 631/IX, sobre la revisión y reactivación del Plan eólico, aprobada por el Pleno de Les Corts en la sesión del día 15 de septiembre de 2016.

Palau de les Corts Valencia, 15 de septiembre de 2016

El presidente

Enric Morera i Català

PLENO DE LES CORTS

El Pleno de Les Corts, en la sesión del día 15 de septiembre de 2016, ha debatido la propuesta de resolución subsiguiente al debate de política general previsto en la Ley 5/1983, de 30 de diciembre, del Consell, sobre la revisión y reactivación del Plan eólico, presentada por el Grupo Parlamentario Popular.

Finalmente, de acuerdo con lo dispuesto en el apartado 4 del artículo 76 del Reglamento de Les Corts, ha aprobado la siguiente resolución:

 

RESOLUCIÓN

Les Corts instan al Consell a revisar y reactivar el Plan eólico de la Comunitat, para dar un nuevo impulso a la producción autóctona y sostenible de energía eléctrica.

Asimismo, el Consell desbloqueará de los expedientes en curso, clarificando los aspectos ambientales que puedan estar pendientes y reevaluando las previsiones de potencia eléctrica instalable en las zonas pendientes de desarrollar, abriendo nuevos concursos para promover de nuevo su viabilidad técnica y económica.

 

Palau de les Corts

Valencia, 15 de septiembre de 2016

El presidente

Enric Morera i Català

2015.12.11. Intervención del Conseller sobre el Plan eólico

http://www.cortsvalencianes.es/DSCCVCGI/BASIS/DSCCV/WEB/DSCCV_PDF_V/DDD/IX%20%20000040%20%20%20%20CINT.pdf

 

El Sr. Conseller de Economía, D. Rafael Climent,

en la Comisión de Industria, el 11 de diciembre de 2015 dijo:

 

A continuació passe a exposar-los l’estat del pla eòlic a la Comunitat Valenciana, però primer vaig a contextualitzar com va nàixer i els seus objectius.

Els antecedents de la situació del pla eòlic a la Comunitat Valenciana. Per a optimitzar els recursos eòlics del nostre territori es va dissenyar i va aprovar l’any 2001 el pla eòlic de la Comunitat Valenciana. Fins a eixe moment les actuacions eòliques estaven regulades per les disposicions normatives d’ordenament del territori.

El pla eòlic de la Comunitat Valenciana és un pla d’acció territorial sectorial, que va ser aprovat per acord del Consell el 26 de juliol de 2001. El seu àmbit d’actuació geogràfica és tota la Comunitat Valenciana i hui, com a instrument d’ordenació, encara està vigent. Una altra qüestió és la vigència dels drets adjudicats als promotors en les dues convocatòries que fins a hui La Generalitat ha realitzat.

Com a resultat de l’existència o no de vent, els condicionants territorials i urbanístics, l’avaluació d’impacte ambiental a què es va sotmetre el pla en el seu conjunt, les infraestructures elèctriques existents i les necessàries per evacuar la generació elèctrica planificada, es va definir atenent criteris d’homogeneïtat i coherència en totes aquestes limitacions i van traçar un total de quinze zones eòliques. Per a cadascuna d’elles es va establir una potencia elèctrica mínima a instal·lar de referència i un nombre màxim d’aerogeneradors.

Aquest pla tenia com a objectiu aprofitar el recurs eòlic disponible en el nostre territori, promoure un major grau de diversificació energètica i un nivell superior d’autoabastiment, mitjançant la utilització de recursos energètics propis i introduir efectes de reequilibri territorial a partir de l’actuació en les zones socioeconòmicament més desfavorides del nostre territori.

A més, preveia el desenvolupament d’activitats industrials, tecnològiques i econòmiques vinculades a l’energia eòlica i l’establiment d’un procediment que permetera la tramitació àgil i eficaç de la implantació d’instal·lacions eòliques al nostre territori.

Com a dades rellevants al pla eòlic inicial cal indicar que estava prevista la instal·lació de 67 parcs eòlics repartits en les quinze zones abans esmentades, que en total sumarien una potència instal·lada entorn a dos mil tres-cents megawatts. Aquests parcs eòlics produirien de l’ordre de 5.500 gigawatts/hora a l’any i suposarien una inversió directa en parcs de 2.000 milions d’euros.

Gràcies a la seua implantació s’evitaria cada any l’emissió a l’atmosfera de 2,1 milions de tones de CO2 i un efecte depurador similar al propiciat per 140 milions d’arbres. A més s’evitaria el consum equivalent a 10 milions de barrils de petroli.

Així mateix, el pla eòlic portava associades una sèrie d’actuacions de caràcter industrial per part dels promotors amb una forta inversió i la generació d’entorn 2.000 nous llocs de treball. Aquestes eren les previsions abans de dur a terme el pla eòlic. Però he de dir-los que la realitat ha sigut molt diferent.

El desenvolupament del pla eòlic de la Comunitat Valenciana es va realitzar, com ja he dit, a través de dues convocatòries públiques formulades una en 2001 i l’altra en 2008, que van ser resoltes respectivament en 2003 i 2009 pel conseller competent en matèria d’energia.

La primera convocatòria va adjudicar una potència total de 2.357, 45 megawatts a un total de cinc promotors. Estan actualment en marxa 1.172,75 megawatts. Mentre que la segona convocatòria va atorgar, si bé solament es va limitar a les zones 1, 2 i 3, situades en el nord interior de la província de Castelló, a dos promotors, una potència total de 340 megawatts, dels quals no hi ha cap engegat, és a dir, eixe és el resultat per exemple de com ha anat, és a dir, el que es va licitar, el que es va adjudicar en 2001 i en 2008. És a dir, en 2008 res, val?

És a dir, després de catorze anys des que es va produir la primera convocatòria, hui solament hi ha en funcionament un 44% de la potència adjudicada. I de les quinze zones aptes per a albergar parcs eòlics en què es va dividir el territori de la Comunitat Valenciana, únicament en nou d’elles, les zones 1, 2, 3, 6, 7, 8, 10, 11 i 12, s’ha aconseguit explotar en general, parcialment, el recurs energètic disponible, quedant pendents, per tant, les zones 4, 5, 9, 13, 14 i 15.

D’acord amb la resolució de 25 de febrer de 2003, del conseller d’Indústria, Comerç i Energia, sobre convocatòria per al desenvolupament i execució del pla eòlic de la Comunitat Valenciana, el termini màxim per a l’acabament de l’execució de la totalitat dels parcs eòlics i actuacions industrials i tecnològiques associades i de generació d’ocupació, disposades en els plans energètics, era de 31 de desembre de 2007. Aquesta previsió, com ja poden suposar, no s’ha complit.

I ara vaig a intentar incidir en aquelles zones on no s’ha finalitzat el pla, el pla eòlic, que són la zona 4, 5, 9, 13, 14 i 15.

En la zona 4, i vaig a dir-los més o menys els termes a què correspon, que són: Albocàsser, Alcalà de Xivert, Benassal, Canet lo Roig, Catí, Cervera del Maestrat, les Coves de Vinromà, Morella, Salzadella, Sant Mateu, Santa Magdalena de Polpís, Tírig i Xert. Es van adjudicar 166 megawatts per a construir quatre parcs eòlics. El pla va ser aprovat provisionalment en 2006; però la posterior -i hem de dir que molt posterior, concretament en 2012- declaració d’impacte ambiental desfavorable, emesa per la Conselleria d’Infraestructures, Territori i Medi Ambient, és l’últim tràmit que s’ha realitzat. Com vostés ja poden saber, al no tenir la declaració d’impacte ambiental aprovada, no era viable tirar endavant el parc eòlic en aquella zona.

En la zona 5: Aranyel, Atzeneta del Maestrat, Benafigos, Borriol, Cirat, Culla, la Pobla Tornesa, Montant, Montanejos, Sant Joan de Moró, la Serra d’en Galceran, Serratella, la Torre d’en Besora, Torre-Xiva, les Useres, la Vall d’Alba, Vilafamés, Vilar de Canes, Vistabella del Maestrat i Xodos. Es van adjudicar 182,4 megawatts per a construir sis parcs eòlics. El pla va ser aprovat provisionalment en 2006. Però, dels sis parcs inclosos en aquesta zona, tres encara estan pendents de la declaració d’impacte ambiental, per part de la Conselleria d’Agricultura, Medi Ambient, Canvi Climàtic i Desenvolupament Rural; i tres estan pendents de resolució. S’han de dictar les sol·licituds de desistiment per part de la nostra conselleria. He de dir que el desistiment va ser a proposta del mateix promotor.

Zona 9: Benaixeve, Bunyol, Camporrobles, Caudete de las Fuentes, Xelva, Xera, Xiva, Domenyo, Fuenterrobles, Xestalgar, Loriguilla, Requena, Setaigües, Sinarques, Sot de Xera i Utiel. Es van adjudicar 302,75 megawatts en una primera fase. Però, després, es va autoritzar la transmissió de 284,75 megawatts. Dels onze parcs previstos en aquesta zona, les sol·licituds d’autorització administrativa…, quatre d’ells no varen ser aprovades i cal resoldre-les; mentre que la resta de parcs eòlics van ser caducades a sol·licitud del mateix promotor en 2013. A més a més, cap dels expedients administratius de línies i subestacions associats a l’evacuació estan resolts, si bé s’entén han perdut el seu objecte, després dels pronunciaments esmentats per als parcs.

En la zona 13: Banyeres, Beneixama, Bocairent, Camp de Mirra, Canyada, Fontanars, Moixent, Ontinyent, Vallada i Villena. Es van adjudicar 157,5 megawatts per a construir cinc parcs eòlics, un dels quals, el del Morrón, va obtenir autorització administrativa prèvia pel, aleshores, director general d’energia; però el promotor no ha dut a terme cap acció.

Quant a la resta d’expedients administratius, no han sigut executats en el termini de díhuit mesos que va establir l’aprovació del pla energètic, per la qual cosa es podrien caducar els expedients per iniciativa de l’interessat.

Per tant, seguim amb expedients pendents de tramitació. En aquest cas, pot procedir-se ja a resoldre’s, prèvia audiència de l’interessat, per caducitat o desistiment del promotor, que és Eòlica de Llevant, SL.

Zona 14: Almudaina, Balones, Benillup, Benimassot, Castalla, Castell de Castells, Fageca, Famorca, Gorga, Millena, Onil, Penàguila, Planes, Relleu, Tibi, Tollos, Torre de les Maçanes, Vall d’Alcalà, la Vall de Laguar, Vall d’Ebo i Xixona. Es van adjudicar 96 megawatts per a construir tres parcs eòlics.

Quant als expedients administratius, està pendent de resoldre’s el primer pas, que és preceptiu, segons el pla eòlic, que és l’aprovació provisional del pla especial de la zona, competència del conseller competent en matèria d’energia, ni tampoc que el promotor haja presentat recurs contra el silenci administratiu que opera en aquest tipus de sol·licituds. Per tant, atenent l’obligació que aquesta conselleria ha de dictar l’aprovació provisional del pla especial de la zona 14…, llevat que el promotor sol·licitara el desistiment d’estos.

I, per últim, la zona 15: Agost, Alcoi, Banyeres, Biar, Hondón de las Nieves, Hondón de los Frailes, Monforte, Monòver, Novelda, Onil, Oriola, Petrer, el Pinós, la Romana i Sax. Es van adjudicar 218 megawatts per a construir sis parcs eòlics.

Quant als expedients administratius, està pendent de resoldre’s el primer pas, que és preceptiu, segons el pla eòlic, que és l’aprovació provisional. És a dir, és idèntic a allò que passa en la zona 14; per tant, podem dir el mateix d’esta zona, la 15.

Per tant, resumint, d’una banda, molts expedients han estat afectats per declaracions d’impacte ambiental desfavorables, com és el cas de la zona 4. D’altra banda, alguns expedients tenen pendents alguns tràmits, com en la zona 5, que no s’ha emés declaració d’impacte ambiental; la zona 9, en què no s’ha resolt l’expedient de línies i subestacions associades a l’evacuació de l’energia; la zona 13, que està encara, des de 2011 i posteriors pròrrogues, esperant que el promotor presente el projecte; i, per finalitzar, les zones 14 i 15, en les quals, després de la informació pública, està pendent de resolució.

Quant a la segona convocatòria, no s’ha dut a terme res en les zones afectades, les zones 1, 2 i 3, ja que cap dels dos promotors que van guanyar el concurs va arribar a presentar sol·licituds perquè la direcció general d’avaluació ambiental, de la Conselleria d’Infraestructures, Territori i Medi Ambient, va emetre un informe en el qual, bàsicament, es va concloure que aquesta zona no admet potència addicional.

Com es veu, tenim diversitat de causes per les quals aquestos expedients s’han estancat. Però, sobretot, crida l’atenció la criticable planificació, quant a la situació en les zones previstes, ja que algunes han tingut la declaració d’impacte ambiental desfavorable per voler instal·lar-se en zones protegides.

Una altra qüestió a assenyalar, en relació a la planificació del pla, és la limitació de potències per a cada parc. Les comunitats autònomes no poden autoritzar instal·lacions de producció d’energia elèctrica d’una potència superior als 50 megawatts. En aquest cas, l’autorització administrativa es materialitza per l’administració de l’estat, a través de la direcció general de política energètica.

Es posa de manifest la fragmentació d’un parc gran en uns altres més xicotets, amb l’objectiu de no superar els 50 megawatts de potència, perquè les empreses que els gestionen pogueren cobrar per ells primes de règim especial de producció d’energies renovables.

 

 

El fin de los molinos en youtube

2015.07.31. Diario información. (El Consell se plantea anular el plan eólico del Comtat)

2015-07-31-comtat

%d bloggers like this: